TV Blog de Harguindey

TV Blog de Harguindey

La televisión es la reina de la casa. Lo que se pretende en este espacio es comentar la actualidad televisiva más inmediata, los programas del día, desde cualquiera de los que se definen como “telebasura” a las retransmisiones deportivas, los espacios informativos, documentales, las películas o las series. Son los comentarios y recomendaciones de un telespectador común.

Esos 10%

Por: | 24 de abril de 2017

Agentes-Guardia-Civil-Isabel-II_1018708555_7061701_1020x574

En la encuesta de Metroscopia sobre la corrupción que publicó EL PAÍS el pasado domingo hay datos de gran interés y, naturalmente, de una inevitable sensación de un cierto pesimismo, pero hay uno que, probablemente, define con precisión el momento actual: a la pregunta "¿Qué partido cree usted que combatiría mejor la corrupción política?", el PP y el PSOE, para desgracia de sus dirigentes, obtienen el mismo resultado: el 10%, es decir que el 90% de los encuestados consideran que socialistas y populares son los menos predispuestos a combatir la corrupción. Cierto es que en la misma respuesta el partido que se considera más capaz para tal empeño es Unidos Podemos con un 25% y que un 19% que confía en Ciudadanos, pero no menos cierto es que el 26% de los cerca de 2.000 encuestados consideran que no lo es ninguno de los cuatro partidos nacionales.
Los socialistas están enfrascados en unas primarias en las que, como no podía ser de otra forma, las alusiones a la corrupción se refieren exclusivamente a un Partido Popular que no renuncia a abrir los informativos y las primeras páginas de los diarios con unos escándalos tras otros. Lo que al parecer los socialistas no valoran suficientemente es que  de los algo más de las 176 tramas corruptas conocidas desde que comenzó la transición, el PP y el PSOE acaparan 127, y si se detalla algo más encontramos que Andalucía es la comunidad con más casos, 38 distintos, a los que le siguen Baleares y Madrid con 24 y Cataluña con la veintena. Fíjensen todo lo que quieran en la paja ajena pero no descuiden la viga propia sobre todo cuando el 82% de los encuestados consideran que seguirán produciéndose casos de corrupción en los próximos años. Quizá estos datos ayuden a entender la debacle de los partidos tradicionales en Francia.
La credibilidad del PP en la tarea de acabar con la corrupción es menos que cero porque a las declaraciones rimbombantes, con ese delirante "Yo fui la que destapó el caso Gürtel" de Esperanza Aguirre a la cabeza, hay que unir los hechos que indican el camino contrario, desde las modificaciones legislativas durante su prepotente mayoría parlamentaria, a los inexplicados casos de purgas en las fiscalías anticorrupción o las, al parecer, ya habituales reuniones de las distintas cúpulas de Interior con investigados como Rato o Pablo González -reuniones en las que, por supuesto, se hablaban de la mar y los peces, nunca de las investigaciines que les afectaban- y las frecuentes intromisiones del ministro Catalá siempre en la defensa de los intereses del partido en el Gobierno.
La reacción de los socialistas ante los casos de corrupción que les afecta no es muy diferente a la de los populares: en primer lugar, afirmar rotundamente que son casos aislados y que ya está todo controlado. Si los personajes involucrados son notables, primero se defiende su honor y, después, se corre un tupido velo. Y si el personaje imputado por subirse el sueldo de una Caja intervenida fue vicepresidente del Gobierno, el velo se corre desde un primer momento y hasta ahora.
A Ciudadanos y Unidos Podemos la corrupción les ha tocado tangencialmente, al menos de momento. También es cierto que todavía no han tocado demasiado poder salvo en los Ayuntamientos que controlan y en los que la corrupción, todo hay que decirlo, es inexistente, lo que no excluye el que ya utilicen la memoria selectiva desde la convicción de que la ciudadanía es manipulable. ¿Cómo si no explicar ese afán de Podemos de denunciar que Rajoy está en el poder por la ayuda del PSOE olvidando que hace algo más de un año impidieron que Pedro Sánchez desalojara a Rajoy de La Moncloa?

Hay 11 Comentarios

Lo que más me satisface es ver florecer las diferencias entre vosotros y yo. Ahí va otra: si Ciudadanos no apoya la moción de censura contra Cifuentes (en caso de que se proponga, que aún está por ver), tendré muy claro que se han puesto, desde la derecha, a la par de Podemos en incongruencia y tácticismo.

Esperanza Aguirre, la rubia tonta
Aguirre ha puesto la mano en la llama tantas veces por Ignacio González como otras tantas ha negado la evidencia de que ante sus narices se ha consumado el caso Correa, Púnica y Lezo. El 24 de abril anunció su dimisión
.
José Antonio Zarzalejos
22.04.2017 – 05:00 H. - Actualizado: 4 H.
.
Utilizo el adjetivo “tonto/a” en la acepción quinta del diccionario de la RAE: “persona de poco entendimiento o inteligencia” y también “hacerse el tonto” en la acepción 12.ª de mismo texto: “aparentar que no se da cuenta de nada”.
.
Cristina Cifuentes levantó la pasada semana una auténtica polvareda al confesar que en las reuniones con hombres “se hacía la rubia”. El feminismo de guardia asaltó a la presidenta de la Comunidad de Madrid interpretando que ese recurso resultaba un machismo a la inversa. En realidad, “hacerse la rubia” forma parte de las habilidades de persuasión de algunas mujeres que saben ganar por la mano a sus interlocutores que suelen suponer que su virilidad les proporciona una superioridad neta sobre las féminas.
.
Quizás recuerden ustedes el debate entre Elena Valenciano y Miguel Arias Cañete en la campaña de las elecciones europeas de mayo de 2014. El ahora comisario de Energía de la UE explicó que “debatir con una mujer es complicado porque mostrar superioridad intelectual parece machista”. El resultado no pudo ser peor para el exministro de Agricultura: la “rubia” Elena Valenciano le ganó el debate por goleada.
.
En estas últimas horas se ha venido aduciendo que Esperanza Aguirre se “hacía la rubia” o que “se hacía la tonta” respecto del conocimiento de la corrupción de Ignacio González, antes de Francisco Granados, antes de Alberto López Viejo y antes aún de Salvador Victoria, entre otros de los muchos comportamientos ilícitos de cargos de estricta confianza que ella designó o inspiró. La que fuera presidenta de la Comunidad de Madrid de 2003 a 2015 y del PP en la Comunidad, más tarde líder del partido y ahora jefe de filas del grupo municipal popular en el consistorio de la capital, es, y ya puede escribirse sin paliativos, una rubia tonta. Tanto como pueda haber en política rubios tontos, que haberlos los hay. El grave problema de Aguirre no consiste, seguramente, en que ella sea corrupta o haya permitido la corrupción de sus cargos de confianza, sino en que es una política incompetente que ha suplido sus muchas carencias en la capacidad de gestión y control por un populismo de corte supuestamente liberal y que ha exigido a sus colaboradores más próximos -y a los que no lo eran- una fidelidad perruna al tiempo que recibía complacida una sistemática adulación. En la medida en que practicaban esa actitud sumisa, ella ponía por ellos la mano en el fuego. Por eso la tiene abrasada.
.
A la tontuna -como falta de entendimiento y de competencia- Aguirre ha añadido siempre la ambición desmedida. Ha querido serlo todo porque le susurraban al oído que era una política a lo anglosajón (su comportamiento no puede ser más opuesto a ese modelo), una gran liberal, una mujer valiente y decidida. En realidad ni se ha estilado al modo británico, ni ha sido arrojada sino temeraria y nunca fue decidida sino parlanchina e indiscreta. Ha puesto la mano en la llama tantas veces por Ignacio González como otras tantas ha negado la evidencia de que ante sus narices se ha consumado el caso Correa, el caso Púnica y ahora el caso Lezo. Fue ella y solo ella la que nombró a González su vicepresidente en Madrid (y a Granados, consejero y secretario general del partido) asignándole hasta 2015 la presidencia del Canal de Isabel II, fue ella la que reclamó para su amigo y colaborador la presidencia de Bankia en competición con Rodrigo Rato, y fue ella la que pujó por González hasta el final para que fuese el candidato a la presidencia de Madrid en las elecciones de mayo de 2015. Rajoy le resistió el pulso, aunque a la postre haya descargado sobre el presidente un golpe brutal a su reputación como máximo dirigente del PP que queda concernido políticamente por todas estas vilezas corruptas.
.
Su época -de 2003 (que comenzó con el “tamayazo”) hasta 2017- ha sido demoledora para el PP. A lo largo de su trayecto cogobernó la Comunidad una corte de empresarios, periodistas y otras instancias que, además, se mantuvieron a la contra de Mariano Rajoy desde que este perdiese por segunda vez las elecciones frente a Zapatero en marzo de 2008. Convencida de disponer de un carisma popular, de verbena goyesca, de chulapa matritense, no ha parado de aparecer, declarar, denunciar, poner la mano en la brasa por este o por aquel… en definitiva, no ha dejado de comportarse como una política imprudente, desavisada y torpe, incapaz de detectar -¿no ha querido o no ha podido?- la rapiña que se estaba produciendo ante sus mismísimas narices. No, Aguirre nunca se ha “hecho la rubia”. Aguirre, por desgracia para el PP y para la derecha española, ha sido una rubia ignorante que por incompetencia y por ambición ha sido –“in vigilando” e “in eligendo”- la dirigente popular que más daño ha hecho a su partido.
.
Conviene, por fin, deshacer entuertos. Antes de las mayorías absolutas de Aguirre en Madrid se produjeron las de Alberto Ruiz-Gallardón en la Comunidad (en las legislaturas de 1995 y 1999) y las que protagonizaron José Luis Alvarez del Manzano en las municipales (alcalde de Madrid entre 1991 y 2003) y el propio Ruiz-Gallardón que ostentó también la alcaldía de la capital de España -con tres mayorías absolutas sucesivas- de 2003 a 2011. En los comicios autonómicos y municipales de mayo de 2015, Cristina Cifuentes superó en más de 5.000 votos a Aguirre en la ciudad de la que aspiraba a ser alcaldesa. La expresidenta se encontró con el camino asfaltado ya por Álvarez del Manzano y Ruiz-Gallardón. Ella, pese a los ditirámbicos elogios de sus adulantes, no hizo sino seguir la senda y, al final, perder la ruta. Y, aun perdida -nunca la tozudez fue muestra de inteligencia- ahí sigue, aferrada a una concejalía que los hechos están demostrando que no merece.
.
http://blogs.elconfidencial.com/espana/notebook/2017-04-22/esperanza-aguirre-rubia-tonta-operacion-lezo-ignacio-gonzalez_1370894/

Cómo estará el patio que han desaparecido misteriosamente incluso los charranetes desplumados.
Una concepción completamente corrupta de la sociedad en su punto más crítico.
De momento.

Va a dar igual, pero.............................repetirán y repetirán
InfoLibre
La consulta abierta por Mélenchon no plantea el voto para Le Pen en segunda vuelta.
Con un "Cada uno sabe cuál es su deber" ,desde el momento uno.

¿Hasta en esto?
El Gobierno de Aguirre pagó tres veces más a Gürtel por las coronas del 11M, según un testigo

El exjefe de Área de Régimen Interior Alfonso Peña Izquierdo asegura que se facturaron servicios inflados a empresas de la trama Gürtel
Afirma que las coronas de flores del homenaje tras los atentados del 11 de marzo eran "tres veces más caras" que otras
Eldiario.es

Dimite Esperanza Aguirre.
Elegancia total. Toda vestida de blanco. Por eso ha dicho: "Siento mucho lo que ha pasado, les pido perdón por todo lo que hemos hecho y mis disculpas por haber sido engañados"
Pues eso................................soltando perdigonazos y yo no he sio´

VOTE PARTIDO POPULACHERO
.
Por Inteligencia, educación, cultura, conocimiento, seriedad.
Y cualquier otra pose que se le ocurra adoptar para engañar al personal.
*************
Menudo hijo de puta, contigo si que procede el termino FASCISTA con todas sus consecuencias. Señala alguna, hombre, y deja de degradarte y degradar a los que se callan por el miedo a dejar de ser parte del grupo.
.
"La ristra de mentiras e INSULTOS para llamar la atención o emborronar el blog seguramente no cederá."
.
Hojo de puta e hipocrita como una hiena. Tu crees que no te calaron todavia, payaso?
.
Bis/Globo Loco | 04/11/2016 10:59:58

Siempre pense que lo correcto seria hablar de "manipuladores de opiniones", pero ahora, no se por que, me acabo de dar cuenta de que, en ciertos casos, se trata de "manipuladores de opinion". Unica, petrea, obcecada, sectaria.... y manipulada.

Esto empieza a parecerse a la globalización inflada del intenné ese.
Entra uno en la web, y se encuentra montones de páginas, publicidad deseada, no deseada e indeseable.
Paises, culturas, religiones. Todo de los más variado.
Y así va un@ picoteando aquí y allá entre unos asuntos y otros, sin acabar a veces de centrarse en nada.
O descentrándose en muchas cosas.
Así, la oferta política se entremezcla con otras de todo tipo o incluso opinadores del más variado pelaje o canal de comunicación (nosotros mismos).
Añadamos lo tremendamente útil que resulta todo esto a los manipuladores habituales de opinión.
Enredados andamos, pues.

Preguntar al amor es cosa rara/es preguntar sus cerezas al cerezo:
¿Cómo si no explicar ese afán de Podemos de denunciar que Rajoy está en el poder por la ayuda del PSOE olvidando que hace algo más de un año impidieron que Pedro Sánchez desalojara a Rajoy de La Moncloa?

El Ojo Izquierdo
Ganará Macron. Bien, mal y regular
La fascista Marine Le Pen no será presidenta de Francia, afortunadamente. Inmenso cargo que ocupará un joven etéreo y sin ideología, que ha robado votos a la izquierda y a la derecha.
.
José María Izquierdo
24/04/2017 - 07:45 h. CEST
.
Un punto de optimismo y otro de pesimismo en esta mañana tan afrancesada. La fascista Marine Le Pen -¿acaso es otra cosa?- no será presidenta de Francia, afortunadamente. Inmenso cargo que ocupará un joven etéreo y sin ideología, que ha robado votos a la izquierda y a la derecha. Una izquierda dividida y atormentada, a caballo entre un aspirante socialista al que odiaba su propio aparato y que ha sido estrepitosamente derrotado, y un revolucionario más atento a la propaganda populista que a la elaboración de programas creíbles.
.
Es indudable que tienen razón los analistas que a lo largo de la noche han contado el gran fracaso de los dos partidos tradicionales que durante décadas se han repartido el poder en Francia. Socialistas y gaullistas han perdido ese papel patrimonial, fenómeno repetido en otros países. Les ha ganado un autodenominado centrista –signifique tal cosa lo que signifique- que se ha definido más por decir no a la izquierda y no a la derecha, y que se hará con el poder –segunda vuelta mediante- por ocupar un espacio que los demás han dejado vacío.
.
¿Enseñanzas para España? Pocas y confusas. Aquí no hay una Le Pen, desde luego, ¿pero acaso vislumbran ustedes un Emmanuel Macron?
.
Tal y como pasó recientemente en Holanda, la izquierda resoplará aliviada porque ha triunfado el mal menor. ¿Será que ha renunciado a ganar?
.
http://cadenaser.com/programa/2017/04/24/hoy_por_hoy/1492986229_283018.html

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el autor

Ángel Sánchez Harguindey

Ángel Sánchez Harguindey perteneció a la plantilla de El País desde su fundación en 1976. Fue jefe de la sección de Cultura, responsable del suplemento cultural Babelia, redactor jefe de El País Semanal, redactor jefe de la sección de Opinión y Adjunto a la Dirección.
Ha publicado el libro "Memorias de sobremesa. Conversaciones con Rafael Azcona y Manuel Vicent" (Editorial Aguilar)

Archivo

septiembre 2021

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

Archivos

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal