TV Blog de Harguindey

TV Blog de Harguindey

La televisión es la reina de la casa. Lo que se pretende en este espacio es comentar la actualidad televisiva más inmediata, los programas del día, desde cualquiera de los que se definen como “telebasura” a las retransmisiones deportivas, los espacios informativos, documentales, las películas o las series. Son los comentarios y recomendaciones de un telespectador común.

Avaricia

Por: | 27 de agosto de 2017

1503766528_042236_1503766612_noticia_normal_recorte1

Paranoid
(Netflix) es una entretenida serie británica de ocho capítulos, una medida infrecuente en España y que estimula una cierta síntisis que el espectador agradece. La trama arranca con el asesinato de una médico en un parque infantil y a pleno día. El equipo de detectives de Woodmere, una localidad ficticia de la Inglaterra rural, con Indira Varma de protagonista (Ellaria Arena, en ‘Juego de tronos’), comienza las pesquisas para encontrar al asesino. Poco después comprobarán que el asunto es más complejo de lo previsto.
El grupo tiene un "garganta profunda" que resultará esencial para resolver el caso. Achaca a una multinacional farmacéutica el que su mujer esté postrada en una silla de ruedas con una parálisis total. Cada vez son más las series y largometrajes que critican duramente a dichas empresas. Sólo hay que recordar El jardinero fiel, el film de Mireilles basado en la novela de Le Carré sobre unos ensayos ilegales realizados en niños nigerianos. El mal tiene muchas caras pero una de las más frecuentes es la avaricia.
La serie conjuga hábilmente las investigaciones policíacas con el desarrollo de los problemas personales de sus protagonistas: frustraciones sentimentales, madres egoistas o frecuentes ataques de ansiedad. Los detectives de Woodmere no son superhéroes, un estilo que ya habíamos comprobado en la estupenda Happy Valley, de la misma productora independiente que Paranoid.
La única pega que se le puede atribuir quizá sea la de unas escenas finales en un psiquiático abandonado en el que uno de los detectives recorrerá linterna en mano las numerosas estancias. Siempre habían trabajado en equipo salvo en ese final que, sin duda, es un recurso fácil de un suspense facilón e impropio de una buena serie. Es como en esas películas de terror que optan por el susto al encontrarse la protagonista de sopetón con el asesino enmascarado. El terror debe ser algo más sutil, más inquietante, como el suspense no debe ser un caserón en tinieblas por el que deambula un policía. Es la diferencia que hay entre cualquier Viernes 13 o El resplandor.

Hay 2 Comentarios

Perdon, Hafida

Tambien hay diferencia entre un discurso condenatorio del terrorismo islamista y lo que hizo doña Halifa ayer. Menudo enjuague victimista y culpabilizador. Ni una palabra sobre las victimas, todas sobre el problema que "tenemos" por no tratarlos suficientemente bien y provocar su inevitable respuesta asesina. Da igual que lo unico que no estuviera integrado en este caso fuera su psicopatia, porque socialmente no faltaba de nada.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Ángel Sánchez Harguindey

Ángel Sánchez Harguindey perteneció a la plantilla de El País desde su fundación en 1976. Fue jefe de la sección de Cultura, responsable del suplemento cultural Babelia, redactor jefe de El País Semanal, redactor jefe de la sección de Opinión y Adjunto a la Dirección.
Ha publicado el libro "Memorias de sobremesa. Conversaciones con Rafael Azcona y Manuel Vicent" (Editorial Aguilar)

Archivo

septiembre 2021

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

Archivos

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal