TV Blog de Harguindey

TV Blog de Harguindey

La televisión es la reina de la casa. Lo que se pretende en este espacio es comentar la actualidad televisiva más inmediata, los programas del día, desde cualquiera de los que se definen como “telebasura” a las retransmisiones deportivas, los espacios informativos, documentales, las películas o las series. Son los comentarios y recomendaciones de un telespectador común.

Los tres problemas

Por: | 05 de diciembre de 2017

Mariano-rajoy-carles-puigdemont-moncloa-1461175171107

Si de algo ha servido, y sirve, la crisis catalana es para comprobar la ineptitud de la clase política en general, y la de los gobiernos responsables de la misma en particular. Pocas veces se ha visto una actitud más autodestructiva que la de los responsable del procés y pocas veces se ha visto a una ciudadanía más comulgante con las ruedas de molino de quienes les ofrecieron un paraíso inexistente, pero si algo se ha consolidado en estos últimos meses es la contradicción.
Contradictorio es que el votante soberanista mantenga su fe, es decir, creer en lo que no ha visto nunca, pese a los datos objetivables de la huída de las empresas, la bajada del turismo y el aumento del paro. Es una especie del síndrome del kamikaze, una apuesta en contra de la realidad y del sentido común. La encuesta realizada por el C.I.S en los primeros días del pasado mes de octubre reflejaba, una vez mas, que el paro era el principal problema de los españoles a juicio de un 66,2% de los encuestados, lo que al parecer resulta irrelevante para quienes aspiran a una Cataluña independiente pues con sus votos demuestran que desean mas que quienes hayan sido condenados por "participar en la construcción del Estado catalán" sean amnistiados, como se señala en la ley de ruptura, que mantener el hipotético puesto de trabajo. Es una opción, naturalmente, pero radicalmente contradictoria con el instinto de supervivencia y estimulante para todos aquellos que envueltos en la estelada se lo han llevado crudo.
El segundo problema que más agobia a los españoles, siempre según el barómetro del C.I.S, es la omnipresente cuestión catalana que ha pasado del 7,8% hace un mes al 29% de primeros de octubre. Y con ese dato se muestra la ineptitud del Gobierno central que con su inacción política ha permitido que un problema menor se convierta en el segundo más importante para la ciudadanía. Cierto es que la Generalitat y el Parlament han transgredido todas y cada una de las reglas del juego pero no menos cierto es que la cuestión catalana viene de lejos y que ha dado avisos suficientes de su potencial como para tomarla en consideración.
Por último, el tercer problema más importante a juicio de los consultados en la encuesta es el de la corrupción y el fraude, con un 28,3% de las respuestas. Y aquí asistimos a la fusión de las ideologías pues convergentes y populares son los campeones del problema. Unos han encontrado en las aspiraciones rupturistas la fuga hacia adelante de un partido que tiene embargadas sus sedes y que cambia el nombre de su formación cada vez que se presenta a unas elecciones porque se avergüenza de sus siglas originales, y el otro porque va dejando una ristra de cadáveres políticos en su marcha triunfal hasta el banquillo de los acusados.

Hay 156 Comentarios

Está claro.
De la confusión entre la necesidad y la utilidad de los Dodotis y las banderas, nacen gran parte de los males de la sociedad actual.

El ojo izquierdo
El dodotis del abuelo
Acérquense, que todos somos testigos directos de la locura a la que hemos llegado en el siglo XXI, a punto de acabar con el Estado del bienestar que tanto costó imponer
.
José María Izquierdo Madrid 13/12/2017 - 07:43 h. CET
.
Como todos los años, el frío nos enfrenta a un mundo duro, implacable, cruel hasta la desesperación.
Ahí están los campos de refugiados, por supuesto, tanto como las familias que duermen al raso, arrebujadas en mantas precarias, a la luz de los escaparates de las tiendas de moda. Pero acérquense, que todos somos testigos directos de la locura a la que hemos llegado en el siglo XXI, a punto de acabar con el Estado del bienestar que tanto costó imponer.
¡Ah, la austeridad!
.
Acostumbrados a pelearnos por cuestiones tan trascendentes como la identidad de nuestros pueblos, la salida al mercado de un nuevo smartphone y otras exquisiteces similares, llega el termómetro y nos hace llevar al abuelo a las urgencias del hospital que nos corresponde. Y ahí nos encontramos con el dolor, el sufrimiento y la indignidad.
Es entonces cuando entendemos que lo que nos interesa de verdad en esta vida es que haya suficientes camas para que el pobre, silencioso pero a punto de llorar, pueda tener un mínimo de confortabilidad. Daríamos lo que no tenemos porque hubiera suficiente personal -¿dónde van nuestros impuestos, por qué quieren destrozar la sanidad pública?- para que alguien le cambie el pantalón.
Hablamos de Madrid pero seguro que la situación se repite en otros lugares.
.
Cuando le pidan el voto, exija que lo utilicen para dodotis, y no para banderas.
.
http://cadenaser.com/programa/2017/12/13/hoy_por_hoy/1513146891_122966.html

Esos ataques de nervios.
Ese odio hacia los demás.
.
Todos tenemos problemas.
Alguna persona habló incluso en este blog de sus problemas de salud.
.
Pero, afortunadamente, poca gente vuelca sus miserias contra los demás.
.
Tanto insultar y tanto odio por culpa de la insatisfacción consigo mism@.
.
Arregla tus problemas.

Globo Loco | 06/12/2017 19:54:11
.
"Lo cierto es que, amen de mi dislexia y de escribir en un teléfono"

La quimera lastimera

Pero gusano burro

De gusano

Con G

Y burro, la quimera arrastrada y pollina

De gusano

Con G

Geronte

Eso si, burro tambien

De Hijoputa

Con H

Con H

Hierro

De Burro

Con B

Billones

Globo Loco | 06/12/2017 19:54:11
.
"Lo cierto es que, amen de mi dislexia y de escribir en un teléfono"

A ver si charranete consentid@ escribe algo con sentido.
¿Qué le dirán en el partido?

"Reconoce que tiene un problema", dice. Pues si, la dislexia xia. Lo dorprendente, creo yo, es det tan falso como para querer hacer creer que le sorprende, cuando lleva dos o tres días comentando de ese problema reconocido. Pero eso no es nada comparado con lo mierdecilla que hace falta ser para, después de todos esos comentarios, afirmar con esa solemnidad boba que le caracteriza, que nadie debería hacer ningún comentario sobre algo así. Lo del teléfono... vamos a tener piedad del idiota y hacer como que no no leímos.
Eso si, una vez demostrado que Elidió es el ser mas alienado, miserable, degenerado, bujarrón, hiena e hijo de puta que circula por las redes, una vez evidenciada su ignara y pedante bestialidad, me retiro de comentar sus comentarios. A partir de ahora, simplemente daré fe de sus cagadas. Trabajo ímprobo en si mismo, si consideramos que no para de meter la pata.
Espero que se reconcilie con Currante, que de portó muy mal dejándolo soñó en la negación Lerda de la realidad, tantas veces probada, de que siempre fue el el que inicio los insultos.
Hale, Elidió, ya puedes dedicarte en cuerpo y alma a espiar a las parejas.

Vaya, vaya.
Así que charranete ha confesado que tiene al menos un problema.
.
Y un teléfono móvil.
Lo cual se le convierte en otro problema.
.
Y ha descubierto un blog donde no se controlan los comentarios y se ha vuelto loc@ de felicidad escribiendo salvajadas con insuperable satisfacción.
.
Todo son problemas para charranete.

Globo Loco | 06/12/2017 19:54:11
.
"Lo cierto es que, amen de mi dislexia y de escribir en un teléfono"

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Ángel Sánchez Harguindey

Ángel Sánchez Harguindey perteneció a la plantilla de El País desde su fundación en 1976. Fue jefe de la sección de Cultura, responsable del suplemento cultural Babelia, redactor jefe de El País Semanal, redactor jefe de la sección de Opinión y Adjunto a la Dirección.
Ha publicado el libro "Memorias de sobremesa. Conversaciones con Rafael Azcona y Manuel Vicent" (Editorial Aguilar)

Archivo

septiembre 2021

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

Archivos

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal