TV Blog de Harguindey

TV Blog de Harguindey

La televisión es la reina de la casa. Lo que se pretende en este espacio es comentar la actualidad televisiva más inmediata, los programas del día, desde cualquiera de los que se definen como “telebasura” a las retransmisiones deportivas, los espacios informativos, documentales, las películas o las series. Son los comentarios y recomendaciones de un telespectador común.

Quirófanos

Por: | 28 de enero de 2018

356595

The Good Doctor (AXN) es una de las últimas aportaciones de las televisiones en ese afán por convertirnos a los espectadores en especialistas de medicina en todo su amplio abanico gremial, desde cirujanos a enfermeros y celadores. Naturalmente tal profusión de series hospitalarias exige una nueva vuelta de tuerca en cada propuesta. En el caso de The Good Doctor el protagonista, el excelente joven Freddie Highmore, padece el síndrome de Savant, un tipo de anomalía cerebral que les dota de una memoria fotográfica y otras competencias extraordinariamente desarrolladas al mismo tiempo que muestran una cierta dificultad para las relaciones personales, de ahí que se les asemeje con frecuencia a los autistas. Y si en el perfil del protagonista se busca lo excepcional, en lo formal la serie apuesta por no eludir ningún detalle de las numerosas operaciones. La formación médico-quirúrgica del espectador entra en un nivel superior.
Las series de médicos siempre tuvieron una gran aceptación popular. Urgencias, la que catapultó a George Clooney por mas que el talento creador era Michael Crichton, irrumpió en 1994 con un éxito inusitado. Fue el pistoletazo de salida para ese subgénero en los 90. Con House, creada por David Shore, el mismo que ideó The Good Doctor, todo eran reconciliaciones: el espectador se reconciliaba con quienes odiaban a los médicos y los que odiaban al género humano se reconciliaban con Hugh Laurie. Con un toque demoledor nos introdujeron en las enfermedades raras. Anatomía de Grey recuperó el sentimentalismo: menos operaciones y más enamoramientos en plan montaña rusa. Menos mal que también llegó Nurse Jackie con una espléndida Edie Falco para contener las sobredosis de almíbar de la cuadrilla del Seattle Grace Hospital.
Médico de familia y Hospital Central fueron las aportaciones autóctonas más importantes a nuestra formación sanitaria si bien con algunas características que, al parecer, nos son propias: la superpoblación familiar en la primera y un lento declinar en sus 19 temporadas de la segunda que pese al éxito popular, o quizá por eso mismo, mantuvieron un nivel científico divulgativo menor.

Hay 1 Comentarios

Habrá que echarle un vistazo a la serie, no? ;)

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Ángel Sánchez Harguindey

Ángel Sánchez Harguindey perteneció a la plantilla de El País desde su fundación en 1976. Fue jefe de la sección de Cultura, responsable del suplemento cultural Babelia, redactor jefe de El País Semanal, redactor jefe de la sección de Opinión y Adjunto a la Dirección.
Ha publicado el libro "Memorias de sobremesa. Conversaciones con Rafael Azcona y Manuel Vicent" (Editorial Aguilar)

Archivo

septiembre 2021

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

Archivos

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal