TV Blog de Harguindey

TV Blog de Harguindey

La televisión es la reina de la casa. Lo que se pretende en este espacio es comentar la actualidad televisiva más inmediata, los programas del día, desde cualquiera de los que se definen como “telebasura” a las retransmisiones deportivas, los espacios informativos, documentales, las películas o las series. Son los comentarios y recomendaciones de un telespectador común.

El dinosaurio

Por: | 08 de octubre de 2018


Todos los medios han dado la noticia del mítin de Vox el domingo en Madrid. 9.000 personas, mucha bandera rojigualda, muchas propuestas reaccionarias y un solo objetivo: salvar a España. Es la extrema derecha, la misma que gobierna en algunos países de la UE, la que previsiblemente puede gobernar en Brasil, la que nombre para el Tribunal Supremo a un acosador..., en definitiva la que se sabe poseedora de la verdad absoluta por mas que la verdad absoluta siempre es relativa.
Los expertos suelen concluir que el auge de la extrema derecha está directamente relacionado con la crisis económica: más paro, más empobrecimiento, más intolerancia...es el huevo de la serpiente. Pero quizá habrá que preguntarse si no habrá otros motivos. Desde luego en España sí los hay. Es evidente que el radicalismo independentista abanderado por el huído Puigdemont es uno de ellos. Su táctica de "cuanto peor, mejor" fomenta la reacción de los salvapatrias de la unidad de España pero si se profundiza un poco mas se comprueba que el origen de estos males tiene dos pilares fundamentales: la codicia y la corrupción, dos que en realidad se complementan.
Un dato: hace menos de dos años, en diciembre de 2016 se publicaba que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia cifra en 90.000 millones de euros al año el coste de la corrupción en España. Más de la mitad, 47.500 millones de euros, el 4,5% del PIB, corresponde a sobrecostes administrativos por las deficiencias en el control de las contrataciones públicas. Los otros 40.000 millones son absorbidos, directa o indirectamente, por las muchas formas de corrupción existentes.  Dicho de otra manera, si el correspondiente Gobierno de turno dispusiera de 90.000 millones adicionales al año, no habrían hecho falta los reortes en sanidad, educación, depedencia, justicia, etcétera por lo que la indignación ciudadana rebajaría en mucho su nivel de irritación. También se sabe que la deriva independentista catalana está relacionada con la corrupción: solo hace falta comprobar quienes fueron sus adalides: Pujol y Mas, los padres de la patria y del 3%, un porcentaje que, al parecer, aún colea, por ejemplo en Lleida.
La corrupción fue la que permitió que el PP dejara las poltronas y su actual giro hacia la extrema derecha. También fue la que originó el cambio de nombre de Convergencia y ya veremos si supuso también un cambio de rumbo en la Andalucía de los socialistas. Y siendo esto así, resulta que el principal problema para la clase política y, consecuentemente, para los medios informativos, han sido unas tesinas y/o doctorados y unos lazos amarillos. Parafraseando a Monterroso: "Cuado despertaron, la corrupción todavía seguía allí".

Hay 0 Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Ángel Sánchez Harguindey

Ángel Sánchez Harguindey perteneció a la plantilla de El País desde su fundación en 1976. Fue jefe de la sección de Cultura, responsable del suplemento cultural Babelia, redactor jefe de El País Semanal, redactor jefe de la sección de Opinión y Adjunto a la Dirección.
Ha publicado el libro "Memorias de sobremesa. Conversaciones con Rafael Azcona y Manuel Vicent" (Editorial Aguilar)

Archivo

septiembre 2021

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

Archivos

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal