TV Blog de Harguindey

TV Blog de Harguindey

La televisión es la reina de la casa. Lo que se pretende en este espacio es comentar la actualidad televisiva más inmediata, los programas del día, desde cualquiera de los que se definen como “telebasura” a las retransmisiones deportivas, los espacios informativos, documentales, las películas o las series. Son los comentarios y recomendaciones de un telespectador común.

Sobre el autor

Ángel Sánchez Harguindey

Ángel Sánchez Harguindey perteneció a la plantilla de El País desde su fundación en 1976. Fue jefe de la sección de Cultura, responsable del suplemento cultural Babelia, redactor jefe de El País Semanal, redactor jefe de la sección de Opinión y Adjunto a la Dirección.
Ha publicado el libro "Memorias de sobremesa. Conversaciones con Rafael Azcona y Manuel Vicent" (Editorial Aguilar)

Así fue el debate

Por: | 22 de abril de 2019

Candidatos a la Presidencia del Gobierno
Cuatro candidatos. Cuatro atriles. Un moderador. una programación extraordinaria: dos horas antes dale que dale. Luego 100 minutos rigurosamente subdividios con cronometradores profesionales de baloncesto (un privilegio mas para Pedro Sánchez pues sabido es su afición a la canasta, que dirían Pablo Casado y Albert Rivera, o viceversa). Tras los 100 minutos, los agudos análisis de los correspondientes politólogos. La Sexta y La 3 ofrecerán su mejor alternativa posible para contraprogramar puesto que al día siguiente ofrecerán su debate que, naturalmente, será mucho más importante que el de la pública: "¡Hasta ahí podríamos llegar"!, confesó un anónimo responsable del mismo: 120 minutos de dale que dale de cuatro líderes ante cuatro atriles y con dos moderadores: "Si ellos tienen uno, nosotros tenemos dos", confesó el mismo anónimo responsable.
Hasta aquí la descripción de los escenarios y tiempos, el continente. Ahora el contenido siguiendo las pautas de Hermann Tertsch y su inolvidable crónica sobre el fracaso de una huelga en Telemadrid escrita la víspera de la misma. Al César lo que es del César y a Tertsch lo que es de Tertsch: fue pionero en ese dificíl arte de narrar lo no ocurrido, lo que, probablemente, le ha sido recompensado con un puesto de honor en la candidatura de Vox a las elecciones europeas. Al grano:
Pedro Sánchez, educado y amable, insistirá una y otra vez en la necesidad de diálogo además de mostrarse satisfecho con las gestión de su Gobierno en los meses que ocupó la Presidencia del mismo. Negará cualquier pacto o acuerdo fuera de los límites de la Constitución y señalará los riesgos de un Gobierno tripartito de la derecha.
Pablo Casado, por su parte, insistirá en denunciar los acuerdos secretos de Pedro Sánchez con los independentistas, le preguntará insistentemente sobre los previstos indultos a los del procés y no reivindicará esa subida de -50 euros en el salario mínimo que anunció en un calentón mitinero.
Albert Rivera no mencionará a Vox, es mas, correrá un tupido velo sobre algunas de las decisiones de la Junta de Andalucía que tanto parecen satisfacer a los que más tienen, como esa práctica desaparición del impuesto de sucesiones o esa subida de 14 euros mensuales en las guarderías subvencionadas, dos medidas claramente en favor de los más desfavorecidos, la primera porque el transistor o el bolígrafo que legue el trabajador a sus descendientes no pagará impuestos y la segunda porque ayudará a un cierto control demográfico. En lo que se mostrará inflexible es en anunciar un 155 Ad eternum para Cataluña.
Pablo Iglesias ha pasado de asaltar los cielos y tomar el Palacio de Invierno, a compartir algún buen despacho en La Moncloa con Pedro Sánchez. Si a ello se le añade el traslado desde Vallecas a un chalet en Galapagar está claro que su devenir político parece estrechamente ligado a la cuestión inmobiliaria. Denunciará, con razón, las cloacas del Estado mientras el resto de los candidatos mirarán para otro lado y revelará la buena nueva de que no habrá un Gobierno de progreso sin Unidas Podemos.
Y así fue si así os parece.


El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal