TV Blog de Harguindey

TV Blog de Harguindey

La televisión es la reina de la casa. Lo que se pretende en este espacio es comentar la actualidad televisiva más inmediata, los programas del día, desde cualquiera de los que se definen como “telebasura” a las retransmisiones deportivas, los espacios informativos, documentales, las películas o las series. Son los comentarios y recomendaciones de un telespectador común.

Sobre el autor

Ángel Sánchez Harguindey

Ángel Sánchez Harguindey perteneció a la plantilla de El País desde su fundación en 1976. Fue jefe de la sección de Cultura, responsable del suplemento cultural Babelia, redactor jefe de El País Semanal, redactor jefe de la sección de Opinión y Adjunto a la Dirección.
Ha publicado el libro "Memorias de sobremesa. Conversaciones con Rafael Azcona y Manuel Vicent" (Editorial Aguilar)

Queremos ser similares

Por: | 27 de junio de 2019

5cd5c2cdcde2c

Algunos detalles de la actividad política española que confirma aquel slogan franquista, y más específicamente fraguiano, de que "España es diferente":
El compañero Albert Rivera hace tiempo que no da la cara para explicar las numerosas contradicciones del partido que preside. Debe de estar dedicado full-time a responder a las numerosas felicitaciones que sin duda está recibiendo por su política de pactos desde todos los centros de poder del mundo mundial. Si los independentistas catalanes son Gandhi, Luther King y Nelson Mandela, los de Rivera han recibido ramos de Flores de Macron, Winston Churchill, Abraham Lincoln y el Cid Campeador, por lo menos. Menos mal que aún le queda Inés Arrimadas para explicar lo inexplicable: de ser la primera fuerza política en Cataluña a perder un millón de votos y no conseguir un solo municipio autonómico en un plis-plas.
El compañero Pablo Iglesias, por su parte, está dando una inolvidable lección de pragmatismo político: si no me dan un coche oficial, con cartera incluida, una vez mas le pondremos una alfombra a la derecha. Ya lo hicimos en el 2016 cuando en una hábil maniobra política conseguimos con el apoyo del PP que Mariano Rajoy disfrutara una temporada mas del palacete de La Moncloa. Es lo que tiene el ser de la izquierda fetén: si no consigo parar la sangría de votos, que se joda el personal.
El PP, eufórico por obtener los peores resultados de su historia en la Comunidad de Madrid esta dejando la ciudad como Atila dejaba los campos. En un abrir y cerrar de ojos ya ha censurado los carteles de la Fiesta del Orgullo. Esa obsesión que tienen los conservadores con el Orgullo empieza a ser de diván. Como la que tiene ese juez Serrano de Vox que ha pedido la baja a ver si en ese mes se aclara conceptualmente entre violación, gatillazo y prostitución porque lo tiene todo algo confuso: han venido a salvar a España y aún no sabemos de qué. Quieren acabar con las medidas que disminuyen la contaminación, añoran los atascos y ya han dicho que van a cerrar la Oficina de Derechos Humanos y Memoria que abrió Carmena. Ya se sabe que la Memoria siempre va en su contra y que los pobres ya tienen el derecho de incrementar las estadísticas de exclusión social o de morir ahogados en el Estrecho.
¿Y los socialistas? Pues tampoco estaría mal -como señala el editorial de El País de hoy- que los socialistas navarros explicaran con la anhelada transparencia las conversaciones que, vía Geroa Bai, podrían estar manteniendo con EH Bildu, una organización integrada legítimamente el juego democrático pero que, como sucede con Vox, defiende un proyecto político que a día de hoy es incompatible con los presupuestos de nuestra Constitución.
"España es diferente" pero no estaría mal que empezáramos a ser similares.

La isla

Por: | 12 de junio de 2019

Hierro-serie--kKOC-U80465712271EBI-624x385@RC

"Hierro" (Movistar) es una de las mejores series españolas de la temporada y lo es por varios motivos: por un guión funcional, un escenario natural extraordinario y unas interpretaciones acordes con el escenario. En pocas ocasiones el impresionante paisaje en el que se desarrolla una trama policíaca, la isla canaria de El Hierro, se ha incorporado con mayor poderío al resultado final del proyecto creado por Pepe Coira y Alfonso Blanco y dirigido por Jorge Coira.
Y si el paisaje tiene una enorme fuerza, la interpretación de sus protagonistas, Candela Peña y Darío Grandinetti, son también extraordinarias y bien arropadas por un mayoritario elenco de intérpretes canarios. Una trama relativamente tradicional: un asesinato, un sospechoso en la figura de un turbio empresario y una jueza recién llegada a la isla dispuesta a encontrar al asesino sin renunciar a su fuerte carácter ni dejarse llevar por las apariencias de culpabilidad del principal sospechoso.
La historia se va complicando al involucrarse una codiciosa narcotraficante, otro asesinato y los problemas sentimentales habituales en la vida y en las ficciones. Pero lo que confiere una calidad especial a "Hierro" es la isla y sus intérpretes, una isla magistralmente mostrada, con una sabia utilización de una fiesta, "La bajada", que se produce cada cuatro años y que se convierte en una protagonista mas.
La serie comenzó su andadura en 2015 cuando Atresmedia aceptó el proyecto que luego abandonaría. Estuvo un par de años paralizado hasta que Movistar decidió asumir la propuesta producida por Portocabo, ARTE France y Atlantique Produtions y que desde el pasado 7 de junio ha iniciado la programación de sus ocho capítulos. Una excelente decisión y un regalo para la audiencia.

1.000

Por: | 11 de junio de 2019

Madrid-2019-protesta-contra-violencia-machista-1556129674872

1.000 es el número de mujeres víctimas mortales de la violencia machista desde 2003, año en el que comenzaron las estadísticas de los asesinatos, un dato aterrador y mas si tenemos en cuenta que la cifra solo recoge las asesinadas por sus parejas o exparejas, otra anomalía que no se entiende el que no se haya corregido ya. Añádanle que la banda terrorista ETA en sus 40 años de historia asesinó a 864 personas, por mas que como decía Malraux "una vida humana no vale nada pero nada vale una vida humana", es decir, que todo muerto, un solo muerto asesinado, representa toda la maldad humana, y tendrán una idea de la gravedad del problema lo que, al parecer, poco o nada importa a quienes tienen la obligación de tratar de resolver, o paliar, la cuestión: los diputados.
Los partidos políticos de la derecha muestran constantemente su preocupación por el hipotético apoyo de los independentistas al candidato socialista pero no les inquieta la violencia machista, es mas, no solo no les inquieta sino que algunos, como Vox,  proclaman que "siempre ha estado contra las leyes ideológicas que, basadas en conceptos falsos como el género, vulneran los derechos fundamentales a parte de la población y generan grupos de ciudadanos privilegiados. Igualmente, se opone a las medidas discriminatorias que se imponen en este sentido y a la utilización de incontables fondos públicos para resolver problemas inexistentes, crear redes clientelares y fortalecer los lobbies del género que viven de ello", en un farragoso "Comunicado de Vox sobre la mal llamada violencia de género".
Pues bien, es a estos individuos a quienes los responsables de Ciudadanos y del PP les están abriendo las puertas de las instituciones democráticas guiados exclusivamente por sus ansias de poder. Pocos ejemplos de hipocresía política más evidentes que ver participar a Albert Rivera en una carrera contra la violencia de género el pasado domingo al mismo tiempo que su candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid se reunía clandestinamente para satisfacer su ambición personal con la representante de Vox, Rocío Monasterio, la que afirmó que en las escuelas se obligan a los niños a hablar de zoofilia.
¿Y qué vamos a decir del PP? Pues lo que dijo hace dos días Esperanza Aguirre, la inolvidable: "No creo que Vox sea la ultraderecha; es nuestra derecha. Sus votantes estaban en el PP". Y si se quiere una opinión de alguien más contemporáneo basta recordar lo que dijo hace cinco meses Isabel Díaz Ayuso, también candidata a la presidencia de la Comunidad de Madrid: "Vox no propone nada que yo no haya visto antes dentro del PP". Y en esas estamos.

Ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja...

Por: | 08 de junio de 2019

Unnamed

El secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha destacado que este preacuerdo es "un primer punto de partida interesante para conformar 'los gobiernos de la libertad'. Se refería ayer el susodicho al primero de los pactos a los que han llegado el PP y Vox para gobernar en los municipios en los que no necesitan el apoyo de Ciudadanos (ver foto). Entre los ayuntamientos donde PP y Vox suman mayoría absoluta sin Ciudadanos figuran la ciudad autónoma de Ceuta, Almería capital y otros municipios de la provincia (Roquetas de Mar, El Ejido y Adra, entre otros), Algeciras (Cádiz) y los municipios madrileños de Pozuelo de Alarcón, las Rozas y Majadahonda.
La desfachatez de los Populares, al parecer, no tiene límites. Veamos un par de ejemplos de "los gobiernos en libertad": el alcalde de Roquetas, Gabriel Amat, que también es el Presidente del PP de Almería y Presidente de la Diputación, es, probablemente uno de los personajes con mayor número de imputaciones judiciales de España. Veamos algunos titulares de sus procesamientos: "La fiscalía pide investigar 25 empresas vinculadas al lider del PP de Almería". "El líder del PP de Almería se dio una licencia de urbanismo a sí mismo". "El líder del PP de Almería dio licencias a familiares para construir 845 viviendas". "El líder del PP de Almería dio a su yerno 950.000 euros en contratos". "La juez imputa a Gabriel Amat y a seis ediles por prevaricación", y podría seguir hasta aburrir incluso al que escribe.
Otro de los ejemplos fastuosos de "los gobiernos de la libertad" de los que hablaba García Egea al alcanzar el acuerdo con Vox es el de Pozuelo de Alarcón, la localidad con la renta más alta de España y que tuvo a un alcalde inolvidable, que estuvo a su vez casado con una exministra de Sanidad también inolvidable. Hablamos de Jesús Sepúlveda y Ana Mato, dos fieles escuderos de esa gran estadista que fue José María Aznar, el único político europeo que puso los pies sobre una mesita del rancho texano de ese otro gran estadista que fue George Bush Jr. Pues bien, los diarios publicaban hace un año que "La Audiencia Nacional ha condenado al ex alcalde de Pozuelo de Alarcón, Jesús Sepúlveda, a una pena de 14 años de prisión por su implicación en la trama Gúrtel. Por otro lado, la sentencia también ha condenado a Ana Mato, ex ministra y ex mujer de Jesús Sepúlveda, como partícipe a título lucrativo de la trama, a pagar 27.857 euros por beneficiarse de los regalos que su entonces esposo, Jesús Sepúlveda, obtuvo de la trama Gürtel. Una pareja fuera de los común que ha entrado en el Libro de los Récords por ser el primer caso en el que floreció espontáneamente un Jaguar en su garaje sin que nadie se percatara de tal fenómeno. Con "gobiernos de la libertad" como estos no necesitamos prisiones.

De la exquisita política española

Por: | 06 de junio de 2019

Actualidad_364224701_111042238_1024x576

Tiempo de pactos, de tiras y aflojas entre los partidos para alcanzar el poder o, por lo menos, algunas parcelas del mismo. De lo que gobierne la lista más votada, como defendieron no hace mucho todas las cabezas pensantes del PP, si es que hay o hubo cabezas pensantes en ese partido, hemos pasado al "pero nuestro apoyo no será gratis", del líder de Izquierda Unida, Alberto Garzón, si es que en Izquierda Unida hay un líder o incluso si hay una Izquierda Unida.
Tampoco se puede olvidar la actitud de Ciudadanos que en nombre de la regeneración democrática solo acepta pactar con el partido más corrupto de Europa apoyándose, sin mirarle a la cara, en otro partido, Vox, cuyo concepto de regeneración consiste en reivindicar de nuevo que España es una unidad de destino en lo universal, si es que esa rimbombante frase significa algo salvo para algún preclaro magistrado del Tribunal Supremo, los que decidieron manipular la Historia del siglo XX, nombrando Jefe de Estado a un general golpista frente a un Gobierno legítimado en las urnas, golpe que desencadenó tres años de guerra civil y cientos de miles de muertos.
Y resulta gracioso que en todo este mercadeo de ansias de poder y de coches oficiales, el único que ha demostrado cierta generosidad ideológica sea el denostado Manuel Valls al ofrecer los concejales de su candidatura a la alcaldesa en funciones Colau sin pedir nada a cambio. Un analista político de "Sálvame" podría decir que lo hizo porque está a punto de dar un braguetazo, es decir, que no necesita pagar una hipoteca de chalet en Galapagar ni las carísimas minutas de los imprescindibles abogados que van a necesitar los de Génova para no acabar en Soto del Real con los que ya están allí.
Y en un ejemplo de los nuevos aires que corren por el PP, habrá que destacar ese afán de transparencia al tratar de evitar que se retransmita el inminente juicio de los discos duros de Bárcenas. Si en su momento los destrozaron a martillazos por deber patriótico, ahora no quieren que el pueblo llano y sencillo los encumbren como héroes por tan digo gesto. Transparencia y humildad, ¿se puede pedir mas?
También es verdad que a los de Ferraz les ha cogido con el pie cambiado la propuesta de los conservadores navarros de yo te apoyo si tu me apoyas para que los de Bildu no pillen cacho. Naturalmente, los protagonistas de la propuesta utilizan un lenguaje más refinado pero la esencia del mensaje es la misma. Nada que ver con esa gallarda actitud del president Torra de que todo lo ha hecho bien y lo que no se hizo correctamente es por culpa de Madrid, por mas que la consejera de Agricultura de la Generalitat catalana, la republicana Teresa Jordà, calificara ayer de "ridículo" el señalar a Madrid como causa de todos los "males" de Cataluña. Yo le llamo ridículo si tu me apoyas a la alcaldía, yo te apoyo si tu me pagas la hipoteca, yo te lo dejo gratis si vienes a mi boda..., en fin, que la política española es cada vez más sofisticada.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal