TV Blog de Harguindey

TV Blog de Harguindey

La televisión es la reina de la casa. Lo que se pretende en este espacio es comentar la actualidad televisiva más inmediata, los programas del día, desde cualquiera de los que se definen como “telebasura” a las retransmisiones deportivas, los espacios informativos, documentales, las películas o las series. Son los comentarios y recomendaciones de un telespectador común.

Sobre el autor

Ángel Sánchez Harguindey

Ángel Sánchez Harguindey perteneció a la plantilla de El País desde su fundación en 1976. Fue jefe de la sección de Cultura, responsable del suplemento cultural Babelia, redactor jefe de El País Semanal, redactor jefe de la sección de Opinión y Adjunto a la Dirección.
Ha publicado el libro "Memorias de sobremesa. Conversaciones con Rafael Azcona y Manuel Vicent" (Editorial Aguilar)

Archivo

octubre 2020

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

"Dignidad" o como recuperar la memoria histórica

Por: | 09 de septiembre de 2020

IEF75ZIOGFEIPPMDSVMTGGKCAI

La historia que narra la serie "Dignidad" (HBO) es tan potente que algunos de sus defectos formales se superan con facilidad. Los ocho capítulos de la coproducción chileno-alemana, basada en hechos reales como se especifica en sus títulos de crédito, giran en torno a ese sorprendente experimento social que fue la Colonia Dignidad. Fundada en 1961 por el siniestro aleman Paul Schäfer, jefe entonces de una secta de fanáticos religiosos y acusado ya en 1940 de abusos sexuales a menores, convirtió su comunidad en un cruel delirio que pretendía la armonía y que, en realidad, era una especie de campo de concentración que alcanzó su cenit con la colaboración de la dictadura de Pinochet y siempre dirigido por el pederasta Schäfer.
Naturalmente el que la Colonia Dignidad, rebautizada después como Villa Baviera, mantuviera su actividad durante 50 años se concibe solamente por la colaboración de la ultraderecha chilena y los políticos conservadores alemanes que hicieron caso omiso de las denuncias de los pocos que consiguieron huir, la primera de las cuales la protagonizó Wolfgang Muller en 1966.
La presión nacional -Chile había recuperado la democracia en 1990, por mas que la colonia duró 15 años mas- e internacional desembocó en la detención en 2005 de Schäfer en Argentina y extraditado a Chile. Ese mismo año, el Gobierno de Ricardo Lago toma el control de Villa Baviera, el experimento social que había evolucionado hacia el negocio del tráfico de armas.
Una potente historia cuyos responsables televisivos, quizá por la necesidad de alargarla hasta los ocho capítulos, abusan de un concepto del suspense visual excesivamente fácil aunque el impacto en el espectador de lo narrado la convierte en un extraordinario ejercicio de recuperación de la memoria histórica.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal