TV Blog de Harguindey

TV Blog de Harguindey

La televisión es la reina de la casa. Lo que se pretende en este espacio es comentar la actualidad televisiva más inmediata, los programas del día, desde cualquiera de los que se definen como “telebasura” a las retransmisiones deportivas, los espacios informativos, documentales, las películas o las series. Son los comentarios y recomendaciones de un telespectador común.

Sobre el autor

Ángel Sánchez Harguindey

Ángel Sánchez Harguindey perteneció a la plantilla de El País desde su fundación en 1976. Fue jefe de la sección de Cultura, responsable del suplemento cultural Babelia, redactor jefe de El País Semanal, redactor jefe de la sección de Opinión y Adjunto a la Dirección.
Ha publicado el libro "Memorias de sobremesa. Conversaciones con Rafael Azcona y Manuel Vicent" (Editorial Aguilar)

Honesta, humilde y prudente

Por: | 05 de septiembre de 2019

Isabel-diaz-ayuso-y-esperanza-aguirre-fuente-fundacion-villacisneros

“Presidenta, tu honestidad, humildad, prudencia y respeto, hacen de ti una persona capaz de conquistar la cumbre a pesar de las piedras que te encuentras en el camino”. Isabel Díaz Ayuso acaba de ser investida Presidenta de la Comunidad de Madrid y Rafael Pastor Martín, responsable de seguridad de Madrid Arena durante la tragedia de 2012, lo celebra en su cuenta de Twitter. Días después el del panegírico es nombrado Comisionado del Gobierno para la Revitalización de Municipios Rurales por la honesta, humilde y prudente Presidenta. El Madrid Arena era el recinto en el que en un concierto en noviembre de 2012 murieron cinco jóvenes por las avalanchas y los fallos de seguridad.
Después se supo que dos de las referentes políticas de Díaz Ayuso, Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes, han sido imputadas por corrupción. Pelillos a la mar. Como lo del "presunto trato de favor a una empresa del padre de la Presidenta", como gustan de decir en los telediarios. ¿Trato de favor?, ¿pero de qué estamos hablando? ¿Qué una empresa semipública como AvalMadrid le diera un préstamo de 400.000 eruros que no se devolvieron?, ¿eso es trato de favor? Pero hombre de dios... si todos tenemos algún miembro en nuestras familias al que le han concedido préstamos similares que nunca han sido devueltos. Es mas, hay familias en las que se han concedido a tres o cuatro miembros y si no que investiguen un poco a los Ruiz Mateos o a los Pujol. A ver si ahora para conseguir lo extraordinario en el ámbito empresarial o en la exaltación de la nació hay que devolver los créditos: ¡hasta ahí podríamos llegar!
Y qué razón tiene Teodoro García Egea, secretario general del partido de la honesta, humilde y prudente Díaz Ayuso, que tras conocer la absolución de los imputados en el caso de la destrucción de los ordenadores de Bárcenas por falta de pruebas, exigió al PSOE y a Unidas Podemos que se disculpen por haber "cuestionado el honor el partido" en los último años, un partido -todo hay que decirlo- que hace un par de años ya tenía más de 850 imputados por corrupción, pero ¿quién no tiene uno o mas imputados por corrupción en su familia?
Menos mal que también supimos que entre 2011 y 2017, los años de la crisis y los recortes, el número de los superricos creció un 74%. Como diría Espinosa de los Monteros: ser español, un orgullo. Ser madrileño, un título.

Incompetencia

Por: | 22 de agosto de 2019

Parlamento-espaxol.jpg_1222613034.jpg

Incompetencia: "Carencia de capacidad para hacer cierta cosa, especialmente para realizar un trabajo u ocupar un puesto". En pocas ocasiones una definición del diccionario describe mejor la situación actual de los responsables políticos españoles, la de quienes nos gobiernan y la de quienes aspiran a hacerlo. Expertos habrá que sitúen el momento en el que la clase política comenzó su degradación pues si hubo un tiempo no muy lejano en el que la forma de llevar a cabo la transición de una dictadura a un sistema democrático fue aceptada, incluso admirada, por la mayoría, no lo es menos que en la actualidad los herederos de aquellos gestores se han convertido en el segundo problema, tras el paro, que más preocupa a la ciudadanía, según el último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), realizado el pasado junio.
Ejemplos de incompetencia se publican todos los días. Hoy sabemos, por ejemplo, que la Junta de Andalucía tardó cinco días en adoptar las primeras medidas para retirar la carne en mal estado. El Laboratorio Municipal de Sevilla lo advirtió el día 9 de agosto y la Junta esperó al 14 para comenzar a retirar la carne. De momento son ya 150 las personas afectadas por el brote de listerosis, incluída una víctima mortal. Naturalmente, nigún responsable político ha presentado su dimisión.
Otro ejemplo es toda la gestión europea y nacional del Open Arms, un alarde de tomas de decisión contradictorias y confusas. Si ahora se decidió enviar un buque de la Armada a rescatar a los parias de la tierra recogidos por el barco, ¿por qué se esperó 19 días? ¿Cómo se puede alegar que el barco no tenía permiso para recoger náufragos? ¿Cómo se puede permitir que un demagogo como Salvini sea quien lleve la iniciativa y cómo a la oposición española solo le interese poner palos a las ruedas del Gobierno en funciones? De la incompetencia para alcanzar un acuerdo de investidura no es necesario ni mencionarla: llevamos más de tres meses de saturación informativa diaria.
La última crisis económica dejó varias lecciones dignas de ser estudiadas: que incluso en las peores circunstancias posibles los ricos son más ricos y los pobres más pobres. Que en tiempos de vacas flacas se estimula la privatización de lo que da beneficios y se socializa lo que da pérdidas y que cuando aumenta la desigualdad, aumenta la corrupción: es el todo vale siempre que me beneficie. Burbujas inmobiliarias, artífices del milagro español en Soto del Real, fugas hacia adelante y hacia Bruselas... es probable que todo eso explique, al menos en parte, la degradación de una clase política incompetente e insolidaria.

Parejas

Por: | 21 de agosto de 2019

226010

Mientras bomberos, voluntarios, unidades del ejército, helicópteros y aviones tratan de sofocar los devastadores fuegos; mientras las cadenas generalistas inundan sus programaciones de concursos de todo tipo y condición para todas las edades; mientras las plataformas en streaming ofrecen innumerables ficciones y documentales; mientras los tertulianos explican y arreglan el mundo cada 24 horas y los comentaristas deportivos analizan al detalle el pisotón de Modric o el gol de Aduriz, nuestros entrañables líderes políticos siguen mareando la perdiz del acuerdo para la investidura casi cuatro meses después de las últimas elecciones. Dicho de otra manera: la sociedad civil cumple sus obligaciones y expectativas, la clase política, no.
Una de las posibles alternativas para salir del atolladero es seguir las reglas de la serie El juego de las llaves, una coproducción de Amazon Prime y Pantaya, la plataforma digital especializada en la población hispana residente en EE.UU, realizada en México y en la que cuatro parejas de amigos, con unas relaciones sentimentales que ya bordean la rutina, deciden jugar al intercambio de parejas por una noche. Se mezclan las llaves de unos y eligen al azar las otras. Algo de eso podrían practicar nuestros dos Pablos, Pedro, Albert y Santiago, y al que Dios se la de, San Pedro se la bendiga.
Las parejas mexicanas, naturalmente, sortean numerosos obstáculos sentimentales pese a que pensadores notables como Cioran ya trataron de desmitificar lo que se llama amor definiéndolo como la unión de dos babas. Son babas, sí, pero, al parecer, es también celos, vértigo, homosexualidad reprimida y toda una serie de prejuicios morales que tienen la virtud de complicar lo sencillo, las babas. Y en eso los protagonistas se parecen a nuestros políticos, capaces de enmarañar lo elemental e indispensable: el acuerdo.

La constancia de la desfachatez

Por: | 01 de agosto de 2019

189215_cayetana_thumb_722

Primera obviedad: no todos los políticos son iguales. Segunda obviedad: algunos políticos deberían dedicarse a vender crecepelos milagrosos por su capacidad para manipular la relidad. Un ejemplo: Javier Maroto, el nuevo portavoz del PP en el Senado, un personaje que en su etapa en el Ayuntamiento de Vitoria se destacó por su campaña en contra del empadronamiento de los sin papeles con una propuesta de exigir diez años de residencia antes de regularizar su situación pero que no dudó ni un momento en empadronarse velozmente, en un mes y medio, en Sotosalbos (Segovia) para poder ser designado senador por Castilla-León. El señor Maroto no fue al pueblo ni para censarse. Alguien se ocupó de hacer el papeleo y aportó una autorización de empadronamiento en la misma casa donde vive una familia. Menos mal que Pablo Montesinos, vicesecretario de Comunicación del PP, ha defendido el nombramiento de Maroto porque, dice que "hacen falta más personas como él en la política española".
Claro que el regenerado PP de Pablo Casado y del campeón mundial de lanzamiento de huesos de aceituna con la boca no han renunciado a algunas de las esencias del partido: la de la desfachatez. Uno de los mantras más comunes de nuestros insignes conservadores, de todos ellos incluyendo a Cs y a Vox, es la de achacar a Pedro Sánchez su dependencia de los independentistas y filoetarras, como dice la arrolladora Cayetana Álvarez de Toledo, cabeza de lista en Barcelona en donde el partido pasó de 4 diputados a uno, ¡pero qué una!, que diría Pablo Casado. Pues bien, estos linces de la política consideran que Sánchez tiene las manos manchadas de sangre por pactar con Bildu aunque en realidad han aceptado su abstención. Andoni Ortuzar, presidente del PNV, lo dejó claro el pasado abril en un mítin en Getxo. "¿Sabéis cuántas veces ha acordado, pactado y votado el PP con EH Bildu en el Parlamento Vasco? En esta legislatura, cuatro proposiciones no de ley, 29 enmiendas transaccionales a proposiciones no de ley, 23 enmiendas transaccionales a mociones, 5 solicitudes de comparecencia, una iniciativa ante Cortes Generales y 32 declaraciones institucionales". Como diría el políticamente difunto Federico Trillo: ¡Manda huevos!

Autor

Por: | 31 de julio de 2019

CLi7sDd4jmV4vZX66DA6Sa

Nicolas Widing Refn es un realizador de talento y ahí está su excelente Drive para demostrarlo. Es decir, hace cine "de autor", esa cualificación que proviene de la nouvelle vage y el free cinema por no remontarnos a Murnau o al Tod Browning de Freaks. La cuestión, o el problema, es trasladar ese anhelo de demostrar la autoría a la televisión, un medio mucho más popular y menos habituado a los elitismos culturales si bien David Lynch y su extraordinaria primera temporada de Twin Peaks puso patas arriba lo convencional. Lo que está claro es que el danés Widing Refn -en colaboración con Ed Brubaker, popular creador de cómics noir- no renuncia a dejar constancia de su forma de entender la narración visual en una sorprendente serie de diez capítulos y 13 horas: Demasiado viejo para morir joven (Amazon Prime Vídeo).
Y la primera sorpresa es la de haber encontrado financiación para la propia serie, probablemente uno de los relatos más lentos, exasperante en ocasiones, de todos los vistos hasta ahora y con la habilidad de entremezclar sexo y violencia para enganchar a un muy paciente espectador, con el apoyo de una estupenda banda sonora.
La serie contiene todos los ingredientes del género negro: policías corruptos, justicieros civiles, mujeres fatales, narcotraficantes, pederastas, secuestros, mafiosos... una enorme y surtido supermercado de lo criminal en la que el ritmo narrativo rompe todo lo establecido: secuencias interminables con diálogos mínimos y movimientos de cámara casi imperceptibles. Un ejemplo: Exterior noche. Dos policías paran a una joven conductora a la que, previsiblemente, van a multar. Uno de ellos le propone sexo oral mientras el otro observa. 15 minutos. Pero ni apagas ni te vas. Esa es su perversa habilidad.

Atraco al Banco de España

Por: | 24 de julio de 2019

La-casa-de-papel-810x400

La tercera temporada de La casa de papel (Netflix) es tan buena y trepidante como las dos primeras, con un añadido: un lujo de medios y producción. Ocho capítulos con un final abierto que permitirá, incluso exigirá, una cuarta temporada que se intuye tan anfetamínica como las precedentes.
El eje central de la banda que atracó la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre es ahora el robo de la reservas de oro del Banco de España. Ya solo les queda Fort Knox. En el primero de los atracos se llevaron cerca de 1.000 millones de euros, un botín suficiente para gozar de la vida. Tailandia, Florencia, el Caribe..., los miembros del grupo criminal disfrutan de los placeres terrenales durante un par de años pero les falta algo: la adrenalina.
La detención y tortura de uno de ellos justificará el dar por terminadas las vacaciones. Hay que rescatarlo y para ello nada mejor que realizar un nuevo y extraordinario golpe lo que les permitirá negociar con las fuerzas del orden la liberación del detenido y dar rienda suelta a la catacolamina que se libera de la médula suprarrenal: el vértigo del riesgo. Añádanle una equilibrada dosis de acción y sentimientos, y el resultado es magnífico.
Alex Pina, su creador, lo dejaba claro: "Tienen un componente casi antisistema que recoge un poco la decepción con los Gobiernos, los bancos centrales..., un hastío en el que estos robin hoods se convierten en estandarte de esta atmósfera de decepción". Las caretas de Dalí son ya la secuela de la de Vendetta: el nuevo icono de la protesta global.
Una vibrante realización, unos equipos técnicos y artísticos excelentes y unos muy poderosos medios, convierten La casa de papel en una de las mas brillantes series del año.

Ovnis

Por: | 17 de julio de 2019

1539858890_796066_1539948609_noticia_fotograma

En los años 50 del pasado siglo, en plena "guerra fría", el fenómeno de los OVNIS alcanzó una repercusión social en Estados Unidos, es decir, en el mundo, insospechada. Sus Fuerzas Aéreas crearon en 1952 el Proyecto Blue Book con el fin de estudiar los avistamientos de sus pilotos de unas extraordinarias luces en el cielo. Casi 70 años después, Hollywood recrea aquellos sucesos en una excelente serie de diez capítulos (TNT) con la producción de Robert Zemeckis, el director de "Forrest Gump".
Tiempos complicados en los que los militares ejercían una gran influencia como consecuencia de la victoria en la Segunda Guerra Mundial y la ciudadanía aceptaba transitar un territorio próximo a la paranoia colectiva. El general Eisenhower presidía el país, comenzaron a venderse refugios nucleares domésticos, las televisiones informaban de fenómenos celestes extraños y había un enemigo claro: los rusos. Con esos mimbres se construyó la serie.
Caben destacar, cuando menos, tres virtudes: una muy cuidada ambientación, un ritmo narrativo acorde con la época en la que transcurre la acción y una excelente interpretación de Aidan Gillen (Juego de tronos), que desde su condición de astrónomo tratará de racionalizar lo inexplicable. Su inicial escepticismo se irá modificando paulatinamente ante sus trabajos de campo en fenómenos como las texanas Luces de Lubbock.
La cuestión clave es saber si existe vida en otros planetas. Lo absurdo es creer que no. Algunos datos: en nuestro sistema solar hay 8 planetas. En nuestra galaxia hay 300.000 millones de sistemas solares. En el universo observable hay más de 2.000 millones de galaxias. (NASA, ESA, and K. Sahu (2012). «The Milky Way Contains at Least 100 Billion Planets According to Survey»). No somos nadie.

El nuncio, Vox, Puigdemont y el Parlamento andaluz

Por: | 04 de julio de 2019

1561912500_575066_1561913138_noticia_normal_recorte1

"Sinceramente, hay tantos problemas en el mundo y en España. ¿Por qué resucitarlo? Yo digo que han resucitado a Franco. Dejarlo en paz era mejor, la mayoría de la gente, de los políticos, tiene esta idea porque han pasado 40 años de la muerte, ha hecho lo que ha hecho, Dios juzgará. No ayuda a vivir mejor recordar algo que ha provocado una guerra civil", señaló Renzo Fratini, el nuncio apostólico en España que ayer se despidió. Monseñor Fratini, naturalmente, es un indocumentado que al igual que sus colegas lleva más de 2.000 años vendiendo una moto de la que nadie tiene constancia de que funcione, ni siquiera de que exista. Hablamos del más allá que, al parecer, ellos son los custodios de las llaves que te enviarán al paraíso o al infierno, Up & Down, que decía Oriol Regás.
Dice monseñor que Dios juzgará. Vale aunque está por ver, pero si Dios juzgará ¿por qué juzga usted una decisión aprobada por un Parlamento democrático como fue el caso del traslado de los restos del que "ha hecho lo que ha hecho", como define sutilmente el exnuncio a un militar golpista que inundó de sangre su país?
Claro que para sutilezas las de Vox que en un alarde de estilo e inteligencia analítica ha dicho en respuesta al secretario de Organización de Ciudadanos, Fran Hervías: "El colmo de la jeta. Dile al acojonado y sinvergüenza de tu jefe que se deje de cordones sanitarios, de lamerle el culo a Macron y que os permita sentaros en una mesa y llegar a acuerdos como gente normal. Y si no, pactad con el PSOE, que es lo queréis". Ni Zubiri habría expresado mejor esa aprehensión primordial de la realidad, la que une lo intelectivo con lo sensorial.
Dos guindas para terminar el pastel: un saludo revolucionario al Consell de la República y a la Asamblea Nacional Catalana (la de las listas negras de las empresas judeo-españolas) para que mantengan sus denonadados esfuerzos en pro de que la Comisión Europea sancione a España para "ayudar a la mejora de la calidad democrática en España y garantizar los derechos y libertades de las minorías y del conjunto de los ciuadadanos españoles". Han perdido una batalla pues Bruselas rechazó registrar tal iniciativa pero la fe en el triunfo final del protomártir del palacete en Waterloo es tan o más fuerte que la del exNuncio en que Dios juzgará.
Y otro saludo no menos revolucionario para las 20 personalidades aspirantes a formar parte del consejo de administración de RTVA (Canal Sur) y del Consejo Audiovisual que pasaron su examen de idoneidad en comisión parlamentaria brillando más que el sol. Tanta fue su idoneidad para los respectivos puestos que ninguno de los grupos políticos presentes en la comisión formuló una sola pregunta a ninguno de los aspirantes. Todos matrícula de honor. Una vez colocados los respectivos compis, a otra cosa, mariposa.

Queremos ser similares

Por: | 27 de junio de 2019

5cd5c2cdcde2c

Algunos detalles de la actividad política española que confirma aquel slogan franquista, y más específicamente fraguiano, de que "España es diferente":
El compañero Albert Rivera hace tiempo que no da la cara para explicar las numerosas contradicciones del partido que preside. Debe de estar dedicado full-time a responder a las numerosas felicitaciones que sin duda está recibiendo por su política de pactos desde todos los centros de poder del mundo mundial. Si los independentistas catalanes son Gandhi, Luther King y Nelson Mandela, los de Rivera han recibido ramos de Flores de Macron, Winston Churchill, Abraham Lincoln y el Cid Campeador, por lo menos. Menos mal que aún le queda Inés Arrimadas para explicar lo inexplicable: de ser la primera fuerza política en Cataluña a perder un millón de votos y no conseguir un solo municipio autonómico en un plis-plas.
El compañero Pablo Iglesias, por su parte, está dando una inolvidable lección de pragmatismo político: si no me dan un coche oficial, con cartera incluida, una vez mas le pondremos una alfombra a la derecha. Ya lo hicimos en el 2016 cuando en una hábil maniobra política conseguimos con el apoyo del PP que Mariano Rajoy disfrutara una temporada mas del palacete de La Moncloa. Es lo que tiene el ser de la izquierda fetén: si no consigo parar la sangría de votos, que se joda el personal.
El PP, eufórico por obtener los peores resultados de su historia en la Comunidad de Madrid esta dejando la ciudad como Atila dejaba los campos. En un abrir y cerrar de ojos ya ha censurado los carteles de la Fiesta del Orgullo. Esa obsesión que tienen los conservadores con el Orgullo empieza a ser de diván. Como la que tiene ese juez Serrano de Vox que ha pedido la baja a ver si en ese mes se aclara conceptualmente entre violación, gatillazo y prostitución porque lo tiene todo algo confuso: han venido a salvar a España y aún no sabemos de qué. Quieren acabar con las medidas que disminuyen la contaminación, añoran los atascos y ya han dicho que van a cerrar la Oficina de Derechos Humanos y Memoria que abrió Carmena. Ya se sabe que la Memoria siempre va en su contra y que los pobres ya tienen el derecho de incrementar las estadísticas de exclusión social o de morir ahogados en el Estrecho.
¿Y los socialistas? Pues tampoco estaría mal -como señala el editorial de El País de hoy- que los socialistas navarros explicaran con la anhelada transparencia las conversaciones que, vía Geroa Bai, podrían estar manteniendo con EH Bildu, una organización integrada legítimamente el juego democrático pero que, como sucede con Vox, defiende un proyecto político que a día de hoy es incompatible con los presupuestos de nuestra Constitución.
"España es diferente" pero no estaría mal que empezáramos a ser similares.

La isla

Por: | 12 de junio de 2019

Hierro-serie--kKOC-U80465712271EBI-624x385@RC

"Hierro" (Movistar) es una de las mejores series españolas de la temporada y lo es por varios motivos: por un guión funcional, un escenario natural extraordinario y unas interpretaciones acordes con el escenario. En pocas ocasiones el impresionante paisaje en el que se desarrolla una trama policíaca, la isla canaria de El Hierro, se ha incorporado con mayor poderío al resultado final del proyecto creado por Pepe Coira y Alfonso Blanco y dirigido por Jorge Coira.
Y si el paisaje tiene una enorme fuerza, la interpretación de sus protagonistas, Candela Peña y Darío Grandinetti, son también extraordinarias y bien arropadas por un mayoritario elenco de intérpretes canarios. Una trama relativamente tradicional: un asesinato, un sospechoso en la figura de un turbio empresario y una jueza recién llegada a la isla dispuesta a encontrar al asesino sin renunciar a su fuerte carácter ni dejarse llevar por las apariencias de culpabilidad del principal sospechoso.
La historia se va complicando al involucrarse una codiciosa narcotraficante, otro asesinato y los problemas sentimentales habituales en la vida y en las ficciones. Pero lo que confiere una calidad especial a "Hierro" es la isla y sus intérpretes, una isla magistralmente mostrada, con una sabia utilización de una fiesta, "La bajada", que se produce cada cuatro años y que se convierte en una protagonista mas.
La serie comenzó su andadura en 2015 cuando Atresmedia aceptó el proyecto que luego abandonaría. Estuvo un par de años paralizado hasta que Movistar decidió asumir la propuesta producida por Portocabo, ARTE France y Atlantique Produtions y que desde el pasado 7 de junio ha iniciado la programación de sus ocho capítulos. Una excelente decisión y un regalo para la audiencia.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal