TV Blog de Harguindey

TV Blog de Harguindey

La televisión es la reina de la casa. Lo que se pretende en este espacio es comentar la actualidad televisiva más inmediata, los programas del día, desde cualquiera de los que se definen como “telebasura” a las retransmisiones deportivas, los espacios informativos, documentales, las películas o las series. Son los comentarios y recomendaciones de un telespectador común.

¡Tres días para esto!

Por: | 02 de noviembre de 2018

1541068547_143563_1541079168_noticia_fotograma

El redentor de la derecha española ha tardado tres días en dar su opinión sobre las reuniones secretas de Cospedal y su marido con el presunto delincuente Villarejo. Tres días esquivando a los periodistas suponemos que para construir un argumento inteligente y clarificador de tan lamentable asunto: "Hemos tratado de destruir el pendrive", les decía el excomisario, un pendrive que "tenía mucha chicha" sobre la financiación irregular del PP y los pagos en negro a un selecto grupo de dirigentes y en donde se comentaba con total tranquilidad que el cabeza de turco sería Bárcenas, cabeza de turco con una pasta gansa en Suiza, que todo hay que decirlo.
Pero lo de la pasta gansa es algo que algunos próceres de la derecha lo consideran lógico: ellos se dejan la piel por España y es normal que España se lo retribuya generosamente. Lo uno por lo otro. Y si para muestra vale un botón, lean lo que se publicaba en octubre de 2013: "La empresa de asesoramiento inmobiliario de Ignacio López del Hierro, Hilo Inversiones S. L., multiplicó sus ingresos por 13,9 en el año 2011, fecha en la que María Dolores de Cospedal, esposa de López del Hierro, llegó a la presidencia de Castilla-La Mancha, según informa el diario Infolibre. En 2010, la cifra de negocio de Hilo de Inversiones se había limitado a 135.691 euros. En 2011, último ejercicio del que hay cuentas depositadas en el Registro, sus ingresos se dispararon hasta 1,8 millones de euros". Y es que no hay nada como el amor de una mujer, que decía Danny Daniel.
Tres día y tres noches imaginamos de jornadas agotadoras, reunido con sus asesores, con sus hombres de confianza, incluído ese que tiene el récord mundial de lanzamiento de huesos de aceituna con la boca. En mangas de camisa, la corbata ligeramente desabrochada, estrujándose todos la cabeza para encontrar la respuesta brillante... y al tercer día, resucitó. Salió a la palestra en Huelva y dijo sobre Cospedal: "En todo momento ha dado explicaciones y no ha mentido". Deslumbrados se quedaron quienes le oyeron en directo y atónitos el resto de la ciudadanía. Tres días, 72 horas sin abrir la boca para decir esa estupidez de un amantísimo discípulo del de las Azores, ese gran estadista cuyo partido perdió las elecciones por mentir sobre la autoría de los atentados del 11 de marzo de 2004.

El silencio del redentor

Por: | 31 de octubre de 2018

833e61ef326e43b6a697534e6c0fb7e1_XL

Visto lo visto casi sería mejor que nos dijeran a todos con quien no se entrevistó Villarejo, se ahorraría espacio y tiempo. Ya se hizo en su día una película sobre un personaje impresentable como fue Buesa. Estamos esperando la que se haga sobre un excomisario que supera con creces al peor de los pícaros imaginables. Claro que no es el único.
Que el redentor de la derecha española y amantísimo discípulo del gran estadista de las Azores se escape de los micrófonos cuando le preguntan por las conversaciones de Cospedal con el presunto delincuente y de la callada por respuesta, no deja de ser un comportamiento tradicional entre nuestros entrañables políticos. Todo es poco si la torpeza es de los otros y nada si es de los nuestros.
Si la ministra de Justicia, cuando no lo era, califica de maricón a quien ahora es compañero de Gobierno, tiene que dimitir. Si la secretaria general del PP, cuando lo era, busca la manera de entorpecer el procedimiento judicial sobre financiación irregular y pagos en negro a su partido, es una santa. Todo resulta tan burdo y patético que podría ser hasta gracioso salvo porque sus comentarios y actitud surgen de una convicción molesta: que la ciuadadanía es idiota.
Claro que pícaros hay muchos y variados. Por ejemplo Puigdemont. Tiene tanto tiempo libre para pensar en nuevas ocurrencias que ayer presentó por videoconferencia desde Bélgica la, de momento, última: un Consejo para la República, catalana, por supuesto, sin atribuciones y que, además, es una fundación privada de jurisdicción belga. Demasiado complicado para encubrir algo más simple: que hay que pagar una pasta para el alquiler del casoplón de Waterloo (4.400 euros mensuales) y para el mantenimiento de los que están dejándose la piel por la independencia catalana en Bélgica, Escocia o Suiza, países en lo que todo está muy caro. Otros, como el compañero Torra, se la está dejando en los aeropuertos. Ya lo dijo en su día Antonio Gamero: "En ningún lugar como fuera de casa".

Freedonia ya está aquí

Por: | 29 de octubre de 2018

LV_20130226_LV_FOTOS_D_54367788900-992x558@LaVanguardia-Web

Poco a poco y gracias a los denodados esfuerzos de nuestra clases política, periodística y deportiva, nos acercamos cada vez mas a ese paradigma del buen hacer que es la República Democrática de Freedonia, meta que no hace mucho nos parecía inalcanzable y que ahora, gracias a nuestros entrañables dirigentes, cada vez está más cerca.
Programa FAQS. En el plató de TV3 dos invitados y  la presentadora Laura Rosel. Fuera del plató, los técnicos y, por lo menos, una traductora o traductor del catalán al castellano. La presentadora le hace las preguntas a Sergio Fajardo, exalcalde de Medellín (Colombia), en catalán. La segunda invitada, Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, atiende educadamente al diálogo. La o el traductoror simultáneo del catalán al castellano le traduce al colombiano la pregunta de la catalana. Cara de preocupación, una sonrisa y la afirmación de que no entiende la pregunta que la tenaz Rosel le repite. "No entiendo el catalán·, afirma el invitado en la lengua del Estado represor. Ada Colau se la traduce sin que se le caigan los anillos por utilizar la lengua que con tanta educación como sutileza definió en su día Quim Torra, el que fuera designado President de la Generalitat por el también designado anteriormente President Puigdemont: "Ahora miras a tu país y vuelves a ver hablar a las bestias. Pero son de otro tipo. Carroñeros, víboras, hienas. Bestias con forma humana, sin embargo, que destilan odio. Un odio perturbado, nauseabundo, como de dentadura postiza con moho, contra todo lo que representa la lengua". Naturalmente la compañera Rosel no podía utilizar la lengua de las bestias con forma humana y menos siendo funcionaria, o eso creemos, de una televisión nacional que desde que comenzó la crisis y los consiguientes recortes en educación, sanidad y dependencia, recibió 840 millones de euros en subvenciones de la Generalitat y que en la actualidad supera con cierta amplitud los 200 millones de euros anuales.
Menos mal que aún existen próceres como Florentino Pérez que, también con denodados esfuerzos, está consiguiendo una cierta reconciliación entre la ciudadanía catalana y la del Estado represor pues había que ver ayer mismo la cara de satisfación de quienes habían asistido al Camp Nou a contemplar el duelo presuntamente fraticida entre el Madrid y el Barça. La mayoría de ellos manifestaban su solidaridad con los vencidos y pedían a voz en grito que se quedara Lopetegui, el entrenador designado por el presidente Pérez, una petición que les honra a todos ellos y que tira por tierra las apocalípticas predicciones de Rivera y Casado sobre el futuro de España pues que una afición apoye al entrenador del equipo contrario es un gesto de una generosidad inolvidable. Y en eso estamos.

Tres pueblos y una fantasmada

Por: | 26 de octubre de 2018

Manresa-Barcelona-sábado-11.03.2017.-Visita-al-primer-preso-político-catalán.-Lasvocesdelpueblo-2

Que Pablo Casado se ha pasado tres pueblos en los últimos días estimulado por su señorito Aznar lo va a demostrar Pablo Casado el próximo domingo cuando le entreviste Ana Pastor. Ella, naturalmente, se mostrará agresiva en sus preguntas, con esa gracia que le caracteriza que no es otra que interrumpir constantemente al entrevistado para dejar bien claro que en su programa manda ella. Él, también naturalmente, tratará de ser moderado y agradable, con esa sonrisa de yerno perfecto para quienes consideran que el Abc hace tiempo que tontea "con los de la cáscara amarga". Preguntas agresivas, respuestas moderadas y aquí paz y, después, gloria. El lunes será otro día y Pablo Casado volverá a su campaña andaluza en busca del menor desastre electoral posible. Cabe la posibilidad de que todo sea al reves; que Ana Pastor deje hablar, que Casado responda agresivamente y que en Andalucía gane el PP pero parece poco probable.
Y si por un lado asistiremos a un intento de lavado de cara del líder pepero, lo que está claro es que esa pareja tóxica de la política que son Puigdemont y Torra no desean lavarse nada. Al revés, su deseo es enfangar y enfangarse lo mas posible con una táctica de Maquiavelos baratos, de mesa camilla. Antes o después se sabía que el Tribunal Supremo fijaría la fecha del juicio oral contra los políticos del procés. El intrépido Torra y su señorito insisten en manipular toscamente los hechos: "No es un juicio contra nueve políticos honestos que dieron la voz al pueblo sino contra dos millones de catalanes que fueron a votar el 1-O". Pues no, es un juicio contra quienes despreciaron la Constitución, las resoluciones del Tribunal Constitucional, su Estatuto de Autonomía y el Reglamento de su Parlamento, lo que no hicieron los dos millones de catalanes que votaron inútilmente en un referéndum sin garantías y que, absurdamente, fueron represaliados con dureza y sin necesidad, algo que desde entonces rentabilizan los independentistas.
Que Torra y Puigdemont insistan una y otra vez en manipular los hechos puede tener una enrevesada finalidad: que su gran rival, Oriol Junqueras, siga en prisión durante años. "No reconocermos ninguna otra sentencia que no sea la absolución", suele afirmar la pareja tóxica. Ese tipo de fantasmadas no benefician en nada a los políticos presos. Es mas, predispone a los magistrados en contra pues supone que la Generalitat mantiene su empeño en no reconocer el orden constitucional, es decir, en reiterar el delito. Pero si ya han decidido lo que van a aceptar y lo que no, y puesto que los políticos presos lo están en prisiones catalanas, ¿por qué no los liberan ya mismo puesto que han decretado que sean absueltos? Es la maldad de los pícaros.

El cine

Por: | 25 de octubre de 2018

MV5BZWNlZjU1MDEtNWNkYS00ZmUyLTk2MWMtYzE5ZDZiNDE0NGY4XkEyXkFqcGdeQXVyNDM4NjY0MzA@._V1_SX1777_CR0 0 1777 933_AL_

Mézclense un tercio de dictador norcoreano, un tercio de amor por el cine y un tercio de ironía, agítese bien y añádale unas gotas de ternura y el resultado es un curioso y estupendo cóctel: Kim Kong (Sundance), una serie francesa que demuestra la importancia del guión además del infrecuente acierto de no alargar más de lo necesario el desarrollo de la trama: tres capítulos bastan para contar lo que se quiere contar.
Aunque en la serie no se cita el país asiático en que transcurre la acción nadie duda de que se trata de Corea del Norte. Su despótico Presidente Kim Jong-un, el Comendador en la ficción, quiere acabar con los Estados Unidos pero antes necesita publicitar su deseo. Escribe un guión propio de un niño de seis años en el que Kin Kong unirá su fuerza a la de los valientes campesinos para acabar con el monstruo imperialista. Su industria cinematográfica es un desastre por lo que decide secuestrar a un brillante realizador francés, autor de grandes taquillazos, para que dirija el filme o muera.
Kim Kong es, básicamente, una declaración de amor al cine. Las referencias a directores de la nouvelle vague son frecuentes. El protagonista vive en un hotel, lo que hacía Godard, y la citas de François Truffaut son constantantes, sin despreciar, naturalmente, el cine de éxito pues al fin y al cabo es el que permite la continuidad de la industria. De hecho el protagonista de la serie podría ser el alter ego de Luc Besson, productor, guionista y director habituado a los grandes taquillazos. Nuestro ficticio realizador anhela dirigir una película "de autor". Finalmente lo consigue. En la pantalla aparece un dato: fue vista por 104 espectadores.
Una ficción sobriamente narrada y sobriamente interpretada a la que, una vez mas, le supera la realidad: en 1977 el más importante cineasta surcoreano, Shin Shang-ok y su esposa, la actriz Choi Eun-hee, fueron secuestrados por orden de Kim Jong-il, padre del actual dictador y gran cinéfilo, para fomentar la industria cinematográfica nacional. Estuvieron retenidos en el país ocho años de los que él pasó cuatro en prisión por negarse a colaborar.



Del exilio y la armonía

Por: | 23 de octubre de 2018

14746836w

"Hoy los tiempos adelantan que es una barbaridad...", cantaba don Hilarión. Pues en política, no. En política atrasan. Dos de los políticos que, al parecer, han venido al mundo para traer sus respectivas buenas nuevas, Puigdemont y Casado, han coincidido en el tiempo con dos propuestas que remiten a lo que André Bretón podría llamar "política automática", es decir, proponer lo primero que se les ocurre, dejar que fluya el pensamiento sin ninguna traba moral, social o de cualquier tipo.
El de Waterloo y su palmero supremacista anunciaron ayer, lunes, el Consell de la República, una especie de Gobierno en el exilio de una República simbólica que "nace también en el marco de un Gobierno ilegítimamente destituido en el exilio que tiene entre sus funciones la internacionalización y la misión de aglutinar a la sociedad civil movilizada". Lástima que no cite entre sus funciones las de tratar de paliar la desigualdad, evitar los recortes en sanidad, educación y dependencia, crear empleo y recuperar la convivencia pacífica entre la ciudadanía. Quizá de todo eso se encargue alguien más adelante porque el President provisional no parece estar por la labor. Bastante tiene con acumular puntos con tanto viaje a Bruselas y jalear al de Waterloo que necesita cada día mas el cariño de los suyos ante la cada vez mayor influencia de Oriol Junqueras en la política independentista.
Por su parte, el diputado por Ávila que vive en Madrid pero que cobra dietas para alojamiento y comida (1.800 euros, es decir dos salarios mínimos de los que, de aprobarse en los Presupuestos Generales, llevarían a España al abismo) tuvo a bien presentar la Fundación Concordia y Libertad, su nueva ocurrencia. Concordia: "Acuerdo, conformidad y armonía entre las cosas o las personas". Vale. ¿Y qué mejor para alcanzar un acuerdo y la armonía entre el personal que proponer una Ley de Concordia? Probablemente nada. ¿Y para qué se propondría dicha Ley? El político conservador lo tiene claro no en balde ha deslumbrado a todos los catedráticos y profesores que se encontró en su rigurosa formación académica: será una Ley "para que se derogue de facto la reescritura sectaria de la historia, que arroja palabras de rencor sobre la sociedad española". Lo dijo Jesulín en dos palabras: Im presionante. Y por si no quedaba clara la nueva aportación ideológica consideró "irresponsable e innecesaria" la Ley de Memoria Histórica, al mismo tiempo que lamentaba "el que se esté hablando otra vez de la Guerra Civil, una ridícula coartada de la izquierda radical para justificar su sectarismo y disimular su incompetencia". Y aquí solo cabe citar al olvidado patriota Federico Trillo y a su inolvidable "manda huevos". En resumen: Puigdemont se cree Tarradellas, con perdón de Tarradellas, y Casado, el general Mola.

Que se tomen algo

Por: | 19 de octubre de 2018

Rivera-Casado-k00B-U601172652237RyF-624x385@RC

Poco a poco se van desvelando las razones reales de la furibunda reacción del PP y Ciudadanos ante la posibilidad de que se aprueben los presupuestos generales que presentaron los socialistas. Lo explicó Pablo Casado en Bruselas: "El gobierno de Pedro Sánchez desea usar el margen presupuestario para una larga campaña electoral con los 6.000 millones del presupuesto. Una campaña de dos años". Son 6.000 millones de mas, aprobados por Bruselas, que se pretenden utilizar para paliar en alguna medida los brutales recortes a Educación, Sanidad, Dependencia y Pensiones que aplicó el Gobierno del PP con una absoluta falta de consideración hacia los mas desfavorecidos, la misma falta de solidaridad que muestran ahora Casado y Rivera, capaces de retorcer los hechos y fomentar la crispación caiga quien caiga que, naturalmente, serán los mismos que sufrieron los recortes.
El catastrofismo de la derecha ha utilizado para sus fines la denuncia del aumento del déficit publico y el incremento de los impuestos lo que, a su juicio, llevaría a España al desastre total. En su nueva cruzada y mesiánica salvación patriótica solo hace falta una cosa: prescindir de la memoria. El kilómetro cero empieza con la moción de censura a Rajoy. Todo lo anterior ya está olvidado o, como dice Casado sobre el Valle de los Caídos, "eso no importa a nadie". Veamos algunos detalles del pasado inmediato recogidos de la prensa.
Noviembre de 2016: la rebaja electoralista del IRPF de Rajoy hunde la recaudación y obliga a un recorte del gasto de 4.000 millones.
La Comisión Europea no congelará fondos europeos a España pese a haber incumplido en 2015 el objetivo de déficit. Bruselas toma esta decisión después de haber analizado el informe de "medidas efectivas" que remitió el Gobierno de Mariano Rajoy para corregir el desvío de las administraciones públicas en el futuro.
Mayo de 2016: La Comisión Europea ha aplazado hasta principios de julio la decisión que debe tomar para certificar la "falta de acción efectiva" de España para cumplir con el objetivo de déficit de 2015. De ese modo, Bruselas le hace un favor político a Mariano Rajoy, que evita presentarse a las elecciones del 26-J con una muy probable multa de 2.000 millones (el 0,2% del PIB) por incumplir una vez más los objetivos de déficit pactados con el Ejecutivo comunitario.
Marzo 2016: En cuanto al déficit, lo cierto es que los populares han incumplido todos y cada uno de los compromisos adquiridos con Bruselas desde que asumieron el Gobierno a finales de 2011. El conjunto del sector público registró un déficit de 55.755 millones de euros al cierre de 2015, excluyendo las ayudas a las antiguas cajas de ahorro, una cifra equivalente al 5,16% del PIB.
Abril 2012: El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha sumado un nuevo incumplimiento de su programa electoral con la decisión anunciada esta tarde de subir el IVA y otros impuestos al consumo en 2013. El objetivo de esta impopular medida es el mismo que le ha llevado a romper sus grandes promesas electorales: cumplir con las imposiciones de Bruselas —y Merkel— y reducir el déficit público al 3% en 2013. Pero, ahora, el quebranto llega a las famosas chuches que Rajoy esgrimió con ahínco cuando era líder de la oposición en 2009 para criticar al anterior Ejecutivo por hacer lo mismo.
El economista José Carlos Díez explica uno de los trucos: "Con Rajoy llegó el caos a las finanzas públicas. Pero dentro del caos siempre hay un orden. En todos los años desde 2012 se observa una brusca caída del gasto público y un brusco aumento en el primer trimestre. Y la causa es el maquillaje de la cifra de déficit que hay que enviar oficialmente a Bruselas cada 31 de marzo. Es lo que vulgarmente se conoce como centrifugar. Basta con dejar facturas en el cajón sin contabilizar en el último trimestre del año y sacarlas todas de golpe en enero".
En fin, Casado y Rivera: tomaros algo y que se lo apunten al registrador de la propiedad.



Stephen King

Por: | 18 de octubre de 2018

Castle-Rock

No todo es tan fácil. Se puede unir en un proyecto a uno de los grandes vendedores de libros, Stephen King, con uno de los grandes vendedores de series, J. J. Abrams, y el resultado, Castle Rock (Movistar), no es necesariamente el éxito inolvidable. Ya lo decía el gran Rafael Azcona: "Si se supiera con antelación como conseguir el éxito de una película, el cine sería del Banco de Santander".
La mayoría de las informaciones insisten en que no se trataba de la adaptación de una novela de King sino de una trama que absorbe la atmósfera de varias de ellas. Probablemente ese empeño por idear una trama a lo Stephen King, contando incluso con la implicación del autor en el proyecto, es lo que le convierte en un puzzle no tan funcional como cabría imaginar.
Y aquí entra, o así lo suponemos, la influencia de J. J. Abrams y su regusto por los saltos de tiempo, los flashbacks, ese ir y venir temporal al que habrá que añadir una referencia en el capítulo nueve, de los diez que consta la primera temporada, a un mundo alternativo. El rompecabezas se convierte en un rompecerebros, el del espectador. Y pese a todo, la serie engancha: ¡es el dominio de la profesión, estúpido!
Lo explicó muy bien Sissy Spacek, una de las protagonistas: "Todo se lo debo a King y ahora Castle Rock cierra el círculo, porque quién sabe si alguna vez podré volver a interpretar algo tan retorcido", explica la gran revelación de Carrie, el filme de Brian de Palma de hace 42 años basado en la primera novela de King. Naturalmente la producción, el casting, la realización y la ambientación son impecables, se nota el poderío. La acción, la retorcida acción, transcurre en un pequeño pueblo de Maine y ya se ha firmado una segunda temporada en la que, al parecer, podría haber alguna referencia al complejo turísticoTimberline Lodge, el falso Hotel Overlook por el que deambulaba Jack Nicholson, entre otros, en El resplandor, adaptación de la tercera novela del ominipresente King. La trama de Sam Shaw y Dustin Thomason, creadores de Castle Rock y fanáticos seguidores de King, contiene todos los ingredientes habituales del maestro: situaciones y personajes terroríficos, violencia y fenómenos paranormales. Faltaría mas.

Añoranza imperial

Por: | 16 de octubre de 2018

1539591736_192394_1539609045_noticia_fotograma

Tras definir a la hispanidad como "el hito más importante de la humanidad, solo comparable con la romanización. Es probablemente la etapa más brillante, no de España, sino del hombre, junto con el Imperio romano" alguien debería regalarle a Pablo Casado, autor de la frase, un manual de Historia de España que no estuviera editado por la Formación del Espíritu Nacional o la Falange. Y si, como nos tememos, es más partidario de las convalidaciones que de la lectura, que le regalen la serie de television "La peste". Si sus meninges y sus ansias electorales se lo permiten, no volverá decir disparates como esos.
Se viven tiempos de turbulencias mentales en los que los posicionamientos de los partidos conservadores se distinguen por sus contradicciones. Los peperos han descubierto la extrema derecha por mas que sea discutible el que dicho segmento de población les reporte grandes beneficios electorales. La trayectoria de la ciudadanía en las urnas ha mostrado una clara y cíclica tendencia centrista, de centro derecha o centro izquierda. Intuir que el futuro inmediato es la xenofobia o la añoranza del imperio es, en realidad, asumir el fracaso de los siete años de Gobierno del PP, años en los que con mayoría absoluta o relativa han depauperado a la clase media y aumentado la desigualdad.
Ese constante sacar pecho como artífices de la recuperación económica es contradictorio con la búsqueda de votos de quienes se sienten marginados por el sistema, al que culpabilizan de su empobrecimiento. El sistema es imperfecto pero los coautores de una poltica económica que favoreció la evasión fiscal (ahí está la amnistía de Montoro y la ausencia de apoyos a la Agencia Tributaria) y el enriquecimiento de los poderosos; una política laboral que basó la eficacia de sus estadísticas en la precariedad y en los sueldos indignos y una política social que potenció la sanidad privada en detrimento de la pública y recortó todo lo que pudo en educación y dependencia son los mismos que ahora claman al cielo por la pretensión de elevar a 900 euros el salario mínimo y se oponen frontalmente a la mínima recuperación del Estado de bienestar al mismo tiempo que buscan desesperadamente el voto de la extrema derecha. Y ahí sorprende también la similar apuesta de Ciudadanos, un partido que inicialmente aspiraba a la moderación del centro político y que cuando el giro derechista del PP le facilitaba dicha ubicación, opta por competir en esos caladeros tan próximos al fascismo, un fascismo que no está tan lejos del nacionalsupremacismo, pero esa es otra historia.

Referéndum

Por: | 14 de octubre de 2018

2519-Les-Hommes-de-Ombre-Serie-televisee-fiction-Macondo

La tercera temporada de En la sombra (Sundance TV), la muy entretenida serie francesa que muestra los entresijos de la política, sus traiciones, miserias y algunos rasgos de grandeza, también permite en el espectador español analizar en sí mismo y en la clase política el hipotético y metafórico punto esquizoide que pueda y puedan tener, o su ausencia, naturalmente.
Partiendo de la base que quien lo padece tiene una percepción alterada de la realidad y que entre los síntomas frecuentes están las creencias delirantes y el pensamiento confuso, sitúense ante una serie que en la que, en su nueva temporada, los escándalos personales amenazan al Presidente de la República con ser arrojado a las tinieblas del paro, lo que naturalmente es utilizado por sus rivales políticos y por quienes actúan "en la sombra", sus asesores de imagen y gestores de sus campañas políticas. El Presidente contraataca planteando un referéndum que le permitirá, si gana, consolidar su poder y en todo caso desviar la atención de los medios sobre sus problemas personales. El espectador comienza a dudar ante lo que ve: ¿se trata de una serie de ficción o un reportaje sobre Cataluña? Es ficción, por supuesto, el referéndum propuesto se realiza en todo el territorio nacional y con todas las garantías legales.
La trama de la tercera temporada recupera con más intensidad la amenaza terrorista de los yihadistas, de un lado, y la labor de la prensa con esa doble vertiente que le caracteriza: la denuncia amarillista de las cuestiones relacionadas con lo que Cioran definía como la unión de dos babas (el amor) y la de su dignificación como servicio público al señalar las tramas de corrupción que surgen entre el poder y las obras públicas, algo evidente para los mas y menos evidente, por ejemplo, para el expresidente Rajoy y su percepción alterada de la realidad pues al explicar en Ecuador las razones de su cese no mencionó la sentencia del caso Gürtel. Es evidente que en ocasiones la realidad es más ficticia que la ficción.

Sobre el autor

Ángel Sánchez Harguindey

Ángel Sánchez Harguindey perteneció a la plantilla de El País desde su fundación en 1976. Fue jefe de la sección de Cultura, responsable del suplemento cultural Babelia, redactor jefe de El País Semanal, redactor jefe de la sección de Opinión y Adjunto a la Dirección.
Ha publicado el libro "Memorias de sobremesa. Conversaciones con Rafael Azcona y Manuel Vicent" (Editorial Aguilar)

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal