USA Español

El Spanglish es cosa de bilingües

Por: | 14 de julio de 2010

Hay términos como 'marquetear' -hacer marketing- o 'rufo' -adaptación al español de 'roof', techo. Y expresiones que sorprenden a expertos y recién llegados. Como vacumear la carpeta. La frase viene de 'vacuum' -aspirar- y 'carpet' -alfombra. Es una de las expresiones más famosas del Spanglish, una práctica lingüística de los hispanos en Estados Unidos que no deja a nadie indiferente.

145163955_73897136f1_z

Varias campañas publicitarias empiezan a utilizar Spanglish en un guiño al público más joven. Foto: Steve Hise (Flickr)

La mezcla del español y el inglés es tan antigua como los dos idiomas han estado en contacto en Estados Unidos. El fenómeno no es exclusivo. Según nos cuenta el sociolingüista David Divita, los bilingües de francés e inglés han hecho que surja el Franglais. Divita, como muchos otros expertos, se da prisa en especificar qué es el Spanglish. No es inventar palabras como rufo ni adaptar malas traducciones por no conocer el término original. Cada vez cobra más fuerza el argumento de que el Spanglish viene del bilingüismo, del conocimiento de dos lenguas, y no de la falta de dominio de una de ellas.

"Defino el Spanglish como la fusión perfecta de dos idiomas que se hablan con fluidez", explica Ana Flores, periodista y coautora del blog Spanglish Baby para padres con niños bilingües. "Poder acceder a cualquier idioma en un instante exige mucha flexibilidad mental".

Susana Chavez-Silverman, profesora en California, define el Spanglish como un término de marketing, sólo para referirse a un fenómeno oral cuando dos bilingües hablan y tienden a mezclar o intercambiar códigos. "Lo que publico y escribo se "marquetea" -publicita- como Spanglish, pero es puro márketing", afirma la escritora. Sus libros llevan los títulos de "Killer Crónicas" y "Scenes from la cuenca de Los Ángeles y otros natural disasters". Han sido calificados como memorias Spanglish o escritura bilingüe.

El Spanglish no es un idioma estandarizado. Divita insiste en que ni siquiera la Real Academia Española recoge el término Spanglish. Sin embargo, la práctica de intercambiar términos entre dos idiomas contribuye a la participación social de los hispanohablantes en Estados Unidos, como le ha ocurrido a Ana Flores y a Roxana Soto, también periodista bilingüe y con quien comparte SpanglishBaby.

"Usar Spanglish me permite expresarme con mayor fluidez ya que puedo usar la frase o palabra que mejor ilustre lo que quiero decir. Además, me crea una conexión automática cuando conozco a alguién más que tambien lo domina y lo prefiere". Flores explica que en cuanto conoce a una persona que también practica Spanglish, se produce una conexión automática con ella: "Los bilingües conocemos el mundo en muchas dimensiones porque sabemos que todo tiene más de una manera para expresarse, todo tiene más de un nombre".

Los términos empleados en el Spanglish, como los pertenecientes a cualquier idioma, conllevan determinados significados culturales. Estos significados se corresponden con los grupos o las comunidades que los utilizan, por lo que ni siquiera el vocabulario del Spanglish se puede extender a una comunidad tan heterogénea como los hispanohablantes de Estados Unidos. Flores es de origen Salvadoreño, nacida en Texas y está casada con un Mexicano. Todavía no han encontrado la palabra exacta para definir el pelo de su primera hija. En México se dice que es 'chino'. En Salvador le dirían 'colocho'.

A pesar de la dificultad para decidir qué es el Spanglish, muchos se han puesto de acuerdo en que no es bueno ni para el español ni para el inglés.

Se escucha además en tono despectivo hacia los latinos de Estados Unidos. "Dicen que no podemos hablar los dos idiomas", se queja Chavez-Silverman. "Esa idea de que los bilingües cambiamos de idioma donde no tenemos la palabra correcta es una herencia de las actitudes negativas hacia el bilingüismo".

"Es verdad que el término Spanglish se ha vuelto muy ambiguo, no está claro a qué se refiere, pero sí es seguro que sirve para hacer una afirmación muy conveniente cuando se trata de acusar a las personas que lo utilizan", afirma Divita, para quien elegir el mismo término Spanglish ya es una afirmación ideológica más.

"Siempre va a haber puristas del idioma que se niegan a admitir que todo lenguaje está constantemente en evolución. El Spanglish es un fenómeno de Estados Unidos que se ha generado por la cantidad de hispanohablantes que habitamos aquí. Por inercia hemos adoptado ambos idiomas y culturas y el Spanglish ha sido el resultado", concluye Flores.

Chavez-Silverman, como muchos estudiantes de su asignatura sobre literatura latina en Estados Unidos, apuesta por el Spanglish como una opción más creativa. El bilingüismo le permite romper los límites impuestos por cada idioma. "Es una práctica artística porque puedo, porque tengo ventaja", afirma. Una conversación con ella se convierte en muestra de esa capacidad. Salta del español al inglés en un baile de idiomas que requiere práctica y mucho dominio. Su apuesta es elegir el término que mejor funciona en cada frase, no el que mejor se entienda.

El juego de Chavez-Silverman suena a veces al acto de rebeldía de muchos jóvenes que con cada nueva palabra inventada reivindican una idea. Divita atribuye a la capacidad de innovación de los jóvenes latinos muchos de los nuevos términos que enriquecen el Spanglish. "Siempre son los más innovadores en el lenguaje", afirma. Las campañas publicitarias que elijan estos nuevos códigos para atraer a los jóvenes, contribuirán a reforzar el uso del Spanglish, según Divita.

El empuje de los hispanohablantes en Estados Unidos, el crecimiento demográfico de la comunidad hispana, el interés de los académicos en este fenómeno lingüístico y la respuesta de estudiantes universitarios ante asignaturas sobre literatura de autores latinos en Estados Unidos hacen que el Spanglish, ya sea como una marca o como el arte de colar palabras de otro idioma en una frase, esté aquí para quedarse.

Hay 62 Comentarios

Estoy bastante deacuerdo con el articulo. Soy catalan, por lo que a veces hasta utilizo el catalanglish. Yo creo que es una acto natural y bastante inevitable cuando se hablan los dos idiomas y estas conversando con alguien que sabes que entiende los dos idiomas por el simple echo de que tu mente busca la manera mas rapida de decir las cosas. Hay muchisimas palabras en ingles que definen algo que necesitas una frase en espanol para decir lo mismo.
Viva el multi culturalismo!

La propia publicidad de Vueling (e incluso la misma marca comercial) es un claro ejemplo de spanglish

Es solo mi impresion, o la foto que ilustra este comentario esta claramente alterada digitalmente? En mis años en estados unidos, nunca he visto un anuncio con mezcla de inglés y español como el de la foto...

A mí me parece genial. Los idiomas evolucionan, no son inmutables. Es lógico el mestizaje...

A mí me parece genial. Los idiomas evolucionan, no son inmutables. Es lógico el mestizaje...

El articulo no menciona que el Spanglish lo usan los hispano hablantes y no los anglo-parlantes. Nothing against pero in earnest el Spanglish es un castellano con vocabulario que viene del inglés. Last time I checked, lo único que se escucha decir en castellano entre los anglo-parlantes son palabras como "burritou", "ponchou", y "acapoulco". No es pour nada.

Bilingue de nacimiento (y con teclado sin cremillas)

Soy Spanish y vivo en EE.UU y el spanglish me parece de puta madre: porque no? Lo cierto es que hay palabras y expresiones que están mejor definidas en un idioma y es mas preciso mezclar. La verdad es que es tambien es dificil separarlos cuando se usan los dos a diario (trabajo Ingles, casa Español).
Mi preferida es "TROCA" que significa camión/furgoneta, del Ingles truck.

El “Spanglish” es pura pereza y la mejor arma para destrozar uno u otro idioma, no importa que sea producto del bilingüismo o del poco dominio de una lengua. Dejemos de usarlo y en todo caso hagamos uso de un diccionario si se desconoce un término.

Para bilinguismo el Catañol, que es una mezcla dulce de catalan y español. Su exponente más ilustre es José Montilla. Soy catalán de familia aragonesa y conozco una colonia de catañol, que riete de Miami.

siempre me he preguntado si "from the lost to the river" es spanglish inverso......

No puedo oírlo sin que se me pongan los pelos de punta.
Vivo en un país bilingüe, a veces tengo que hablar tres idiomas simultaneamente pero nunca , nunca se me ocurre mezclarlos. El spanglish de la manera que la mayoría lo habla es empobrecer los dos idiomas. Desgraciadamente si los adeptos del spanglish tuvieran que hablar bien el inglés o el español no sabrían . Es una lástima. como purista me quedo con el idioma puro y bien hablado.

Crecí en una sociedad bilingüe, ex-colonia española que no aparece ni en los libros de historia española ni como parte de los referentes de la guerra que nos llevó a convertirnos en colonia de loa EEUU. Vivo en Nueva York y por lo tanto el espanglés es parte integral de mis idiomas todo el tiempo. El spanglish no se limita a palabras como rufo o al cambio de códigos dentro de una oración o una conversación, incluye elementos más sutiles como lo son nuevos significados insertados en estructuras sintácticas de falsa apariencia española o inglesa. Cógelo suave (tomar las cosas con calma), te llamo para atrás (te vuelvo a llamar), el uso de los gerundios son ejemplos de cómo se inserta el inglés en el español. El español también influye el inglés: palabras como bodega, nombre que se usa en NY para referirse a los colmados; a la ciudad se le conoce como la gran manzana y no el gran bloque. Y si se dan una vueltecita por los barrios niuyorkinos, encontrarán a los vecinos no latinos usando el papi y mami para llamarse unos a otros.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef0134856e2830970c

Listed below are links to weblogs that reference El Spanglish es cosa de bilingües:

Eskup

TWITTER

Periodistas de El País en EEUU

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal