USA Español

Los republicanos quieren cambiar de estrategia

Por: | 18 de enero de 2011

"Si nos siguen percibiendo como el partido anti inmigrante, Estados Unidos, un país de inmigrantes, nunca nos permitirá ser el partido de la mayoría".

Son palabras del ex-legislador Lincoln Díaz-Balart durante la conferencia de la Red de Liderazgo Hispano celebrada el pasado fin de semana en Miami. Figuras importantes del partido republicano se reunían en Miami para trazar una nueva estrategia política. 

Los hispanos serán un tercio de la población norteamericana en 2050. Mucho antes, en 2012, el candidato que quiera lograr la presidencia deberá sumar el 40 por ciento del voto hispano. El partido republicano mira los datos de las elecciones legislativas del pasado noviembre, cuando perdió el voto de los hispanos por dos a uno, y se le acaba el tiempo para reaccionar.

Sandoval
El gobernador de Nevada, Brian Sandoval, fue otro de los grandes ausentes

La conferencia de la Red de Liderazgo Hispano reunió a nombres importantes del partido, desde Jeb Bush, ex gobernador de Florida y hermano del ex presidente George Bush; Rick Scott, recientemente elegido gobernador de Florida; el aspirante a la presidencia Tim Pawlenty, el congresista republicano de Florida Lincoln Díaz-Balart y otras personalidades como el ex presidente de Colombia Álvaro Uribe.

Pero faltaron los tres máximos ganadores republicanos de las elecciones legislativas. Marco Rubio, senador de Florida; Susana Martínez, gobernadora de Nuevo México y Brian Sandoval, gobernador de Nevada, todavía no quieren hablar de inmgración demasiado alto.

"El desafío consiste en que todavía estamos en un momento en el que los republicanos siguen mandando esa señal de que los hispanos no son recibidos en nuestro partido. No tanto por nuestras posturas como por el tono", afirmó Jeb Bush durante la conferencia.

El partido republicano impidió que en los últimos meses avanzaran medidas como el DREAM Act, que ofrecía un proceso de legalización a jóvenes indocumentados a cambio de su paso por la universidad o el ejército. Además, la legislatura acaba de arrancar con promesas de nuevas leyes de inmigración estatales como la de Arizona y el intento de anular la 14ª Enmienda a la Constitución, para que los descendientes de inmigrantes indocumentados no reciban la ciudadanía estadounidense.

En declaraciones a NPR, Jeb Bush negó que la mayoría del partido republicano esté de acuerdo con el mensaje anti inmigrante que tantas veces se escuchó durante la última campaña electoral. "Creo que si llegáramos a ese punto donde se superen las preocupaciones sobre la falta de seguridad en la frontera y de legislación, que son legítimas; una vez superados esos problemas, entonces encontraríamos una gran mayoría de gente que apoya algún tipo de solución para la gran cantidad de personas que están aquí de forma ilegal".

La dureza del lenguaje empleado en algunos de los anuncios de campaña durante las legislativas preocupa a los republicanos. Sharon Angle, candidata a representar a Nevada en el Senado, protagonizó algunos de los anuncios más duros contra la inmigración. Jeb Bush afirmó durante la conferencia que lo primero que debe hacer el partido es encontrar el lenguaje y tonos adecuados.

"Se trata de unir gente a nuestra causa, no de rechazarlos", dijo.

El columnista Ruben Navarrete, participante en la conferencia, declaró que el partido republicano no puede construir su futuro sin los hispanos. "Pero hemos comparado a los inmigrantes con 'perros' y 'saltamontes'..." lamentó. Para él, los republicanos no están siendo honestos con el asunto de la inmigración, alimentan el elemento racista del debate y ofrecen soluciones que ignoran el verdadero problema, como la propuesta de anular la 14ª Enmienda o la ley de inmigración de Arizona.

Entre los asistentes a la conferencia sólo estaba uno de los posibles candidatos presidenciales, el ex gobernador de Minesota Tim Pawlenty. Faltaron las voces de estrellas como Marco Rubio o Susana Martínez, que han conseguido alzarse con puestos importantes en el partido sin comprometerse con una postura clara en inmigración.

Organizaciones como el Foro Nacional de Inmigración acogieron positivamente la iniciativa, pero defienden que el partido republicano tendrá que ir más allá de la política y ofrecer soluciones reales para arreglar el sistema migratorio. Sólo así obtendrían el apoyo necesario para llegar a la Casa Blanca, afirmó el director del Foro, Ali Noorani.

Un cambio de estrategia por parte de los republicanos exigirá ofrecer ideas nuevas, pero también bajar el tono de aquellas voces que más enturbian el debate y que impiden una solución. En juego está el grupo de votantes que más ha crecido en los últimos años. Propuestas como la de anular la 14ª Enmienda o nuevas leyes calcadas del modelo de Arizona lo podrán muy difícil.

Hay 2 Comentarios

Ku Klux Klan (KKK) es el nombre que han adoptado varias organizaciones en los Estados Unidos creadas desde el siglo XX que promueven principalmente la xenofobia, así como la supremacía de la raza blanca, homofobia, el antisemitismo, racismo, anticomunismo, y el anticatolicismo. Con frecuencia, estas organizaciones han recurrido al terrorismo, la violencia y actos intimidatorios como la quema de cruces, para oprimir a sus víctimas.

La primera encarnación del Klan fue fundada a finales de 1865 por veteranos del Ejército de los Estados Confederados de América que, después de la Guerra de Secesión, quisieron resistirse a la Reconstrucción. La organización adoptó rápidamente métodos violentos para conseguir sus fines. Sin embargo, hubo una reacción que en poco tiempo llevó a la organización al declive, pues las élites sureñas veían al Klan como un pretexto para que las tropas federales estuvieran activas en los Estados del Sur. El KKK fue formalmente disuelto en 1870 por el Presidente republicano Ulysses S. Grant, a través del Acta de derechos civiles de 1871 (conocida como "El Acta Ku-Klux Klan"),

Las contradicciones son las contradicciones. Los republicanos querrán sumar votos de la llamada comunidad latina y el señor Díaz-Balart podrá cantar misa, pero el electorado republicano procedente de la América profunda responde por sistema a la demagogia nativista. A ver quién es el guapo que sea capaz de cuadrar ese círculo.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Eskup

TWITTER

Periodistas de El País en EEUU

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal