USA Español

Napolitano pide "una dosis de realismo" en el debate sobre inmigración

Por: | 06 de octubre de 2011

La Secretaria de Seguridad Janet Napolitano pidió al Partido Republicano que abandonen los mitos sobre la inmigración en su rechazo a las políticas del Gobierno. La oposición, que exige desde la eliminación de las entradas ilegales a través de la frontera, hasta un muro que lo cubra completamente, ha bloqueado cualquier opción de cambiar el sistema migratorio. 

Napolitano defendió con un discurso en Washington las políticas de inmgiración de Obama y pidió tanto a los políticos como a los ciudadanos y activistas que reconozcan los verdaderos avances hechos por el Gobierno. 

Nap
Janet Napolitano durante su discurso en Washington. (Foto: AP)

"No nos sorprende que nuestra política se haya descrito simultáneamente como un esfuerzo malvado por deportar ciegamente a un número récord de inmigrantes ilegales del país y por otro lado, como una amnistía generalizada que hace caso omiso de nuestra responsabilidad de velar por el cumplimiento de las leyes de inmigración del país", dijo Napolitano.

Obama prometió durante la campaña electoral de 2008 que aprobaría una reforma de inmigración en los primeros doce meses de su mandato. Han pasado tres años y no sólo tiene que convencer al electorado hispano de que deben perdonarle por incumplir su promesa. También debe contrarrestar todas las críticas por haber deportado a más indocumentados en tres años que Bush después de dos mandatos en la Casa Blanca.

La Secretaria del DSN citó varios argumentos en defensa del plan del Gobierno: la seguridad en la frontera, que se encuentra "en su punto más alto", una disminución considerable en la inmigración ilegal y un aumento drástico en las deportaciones. 

"Hemos asignado recursos sin precedentes a este esfuerzo y este año volveremos a ver una vez más una reducción histórica de entradas ilegales. El mito de que “la frontera está fuera de control” queda descartado", afirmó en un claro rechazo al argumento de los políticos del Partido Republicano, que condicionan el debate de la reforma al control absoluto de la frontera. 

Sin embargo, el aumento de expulsiones ha despertado críticas, inspirado manifestaciones y puesto a líderes de la comunidad hispana de espaldas a la iniciativa de Obama. Nadie reconoce en la cifra de un millón de deportados un guiño a la comunidad inmigrante.

Napolitano reconoció que Estados Unidos nunca tendrá recursos suficientes para deportar a más de diez millones de personas que residen en el país sin permiso. "Por eso es tan importante fijar prioridades claras", comentó. La máxima responsable del Gobierno en materia de inmigración reconoció que al anunciar los datos de deportaciones del año 2011, cuando esperan batir un nuevo récord, llegarán nuevas críticas. 

"Lo que esos críticos no tendrán en cuenta es que aunque el número de personas deportadas superará el de años previos, la composición de dicha cifra habrá cambiado fundamentalmente". La Casa Blanca ha defendido en varias ocasiones que la mayoría de los deportados serán criminales sentenciados, personas que cruzaron la frontera recientemente o que incumplan las leyes de inmigración, bien por entrar en el país después de ser deportados o porque permanecer con visados caducados.

"Más de dos tercios de los deportados de esta categoría en el 2010 habían cruzado recientemente la frontera o eran trasgresores reincidentes". Napolitano defendió que las nuevas prioridades del Departamento, que anunció en agosto que no deportará ni iniciará procesos de expulsión a indocumentados sin antecedentes penales, constituyen un verdadero cambió con respecto al Gobierno anterior, pero reconoció que no siempre han explicado con claridad las consecuencias de las políticas de inmigración.

"Sé que ha habido mucho debate sobre Comunidades Seguras, y para serles totalmente franca, este programa empezó con el pie izquierdo. No explicamos claramente cómo funcionaba ni quién se requería que participara", dijo Napolitano. La Secretaria defendió que las nuevas prioridades permitirán destinar más recursos "para deportar a un ciudadano mexicano que está acusado de homicidio en su país antes que a un ciudadano mexicano que es el único proveedor para su cónyuge estadounidense". Además, rechazó -como ha reiterado Obama en varias ocasiones- que cada estado regule en materia de inmigración de manera individual. 

Al principio de su discurso, Napolitano reconoció que la fundación de Estados Unidos se basó precisamente en la inmigración. "El inmigrante, y la experiencia del inmigrante, han contribuido a la riqueza de nuestra cultura y el avance de nuestra sociedad". Sin embargo, admitió, "la reacción a nuevas olas de inmigración, recientes o en el pasado, ha dado lugar a ocasiones en nuestra historia de las cuales estamos mucho menos orgullosos".

Napolitano es la primera mujer al frente del Departamento de Seguridad Nacional (DSN). Nombrada por Obama en enero de 2009, explicó que aceptaba el cargo bajo dos premisas que comparte con el presidente: la responsabilidad de hacer cumplir las leyes y la necesidad imperante de reformar el sistema de inmigración. De momento, sólo han cumplido con la primera.

Hay 2 Comentarios

Je, esta napolitana está loca. SI lo único que los mexicanos buscan de este país bajo el pretexto de la “reconquista”, son dólares, tracas, armas y vender drogas. El resentimiento de los que limpian casa, jardines y arreglan techos de los suburbio ricos es identificable. Si los US no hacen algo para mantenerlos a raya, pasara lo mismo que pasa con los africanos y musulmanes allegados en la Escandinavia del norte, países donde ya son de posesión islámica. Hasta sharía ya han metido en las constituciones de derechos civiles. La hispanización de Samuel hunttington, se está haciendo una realidad amarga para los que vivimos aquí.

Jajajajajajaja buscando el voto hispano sobre todo el de la meseta Centro Americana y aquel pais al sur de los US. Me gustaria ver todos los aportes de estos emigrantes a los US. Por otra parte a todos estos hipocritas Mexicanos y Centro Americanos el unico partido que hizo una reforma migratoria fuel el Partido Republicano bajo el mandato de Ronald Reagan en el año 1986. Y claro ahora son 11 millones mas y que pasara dentro de 20 anos mas otros 11 millones mas y asi y dentro de poco convertimos US es Chihuaha o Juarez. Con el ritmo paridor que tienen las hembras de esta especie ya hay estadisticas que dentro de 50 años seran mas que cualquier etnia de US. Asi que esto es un problema de seguriad nacional o queremos que US se convierta en un apendice de la magnifica nacion Mexicana ejemplo de integracion, libertad, paz y progreso.
Venga ya de tanta tonteria que a estos hay que deportarlos ya y de inmediato.

y la estadistica esta para tomarla en cuenta. El crecimiento de los Mexicanos en la ultima decada fue del 145% por encima de todos los demas y si se mantiene este ritmo ya se sabe lo que pasara. Nos hacemos tatuajes de la virgen de guadalupe, nos pintamos la muerte en un brazo, les pegamos a nuestras mujeres y nos emborrachamos hasta matarnos y despues aguantamos tarros y traemos unos mariachis para canterles y cuando no tegamos dinero no trabajaremos venderemos droga a todo el mundo y asi refundaremos la nacion Americana y haremos una nueva US.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Eskup

TWITTER

Periodistas de El País en EEUU

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal