Con la tinta aún húmeda

Por: | 01 de febrero de 2012

541782239_e09f7ab7c8

Foto: LRde Chile

Cocinero en su tinta es la cuarta novela del escritor peruano Gustavo Rodríguez (nacido en 1968). La editorial Planeta anuncia que su protagonista de nombre estrafalario, Rembrandt Bedoya, es un chef peruano que debe preparar un plato digno del boom gastronómico que vive el Perú en el evento Madrid Fusión. Dice que la novela ha sido escrita, además, siguiendo los "consejos culinarios" del chef Pedro Miguel Schiaffino y aparecen mencionados otros chefs auténticos, como el español Ferrán Adriá o el peruano Gastón Acurio. El blurb del libro cita con orgullo: "Se trata de la primera novela sobre la gastronomía peruana".

Keith Gessen, editor de la revista literaria N+1, declaró que harían falta 50 años, por lo menos, para que apareciese la primera gran novela sobre el 11S. Claro está, eso no ha detenido a los escritores norteamericanos, que se han volcado a escribir sobre el tema golosamente. Pero no solo el 11S sino que también la crisis financiera internacional ha empezado a asomar en las contratapas de las nuevas novelas norteamericanas. ¿Quién puede resistirse al momento?

Uno de los primeros libros que se escribió sobre el 11S -ocurrido en el 2001- no salió de manos de un norteamericano sino de un francés. Se trata del sensiblero Window of The World de Fréderic Beigbeder, publicada en el 2003. No debe ser casual que Beigbeder llegase a la literatura desde la publicidad, al igual que Gustavo Rodríguez, uno de los mejores y más reconocidos publicistas del país. Es cuestión de olfato o, mejor aún, de timing. Como aquel chiste del alcalde analfabeto obligado a ser jurado de un concurso de matemáticas en un colegio de su región. Ante la pregunta: "¿Cuánto es 100 + 300?" un niño levanta rápido la mano y grita "600". El alcalde lo felicita y le da la medalla. Tras él, un segundo niño corrige: "Pero si suma 400". El alcalde, incapaz de aceptar el ridículo, anuncia: "En este pueblo gana el primero que habla".

En literatura, desde luego, no es el primero que habla el que gana (si acaso hay algo que ganar) aunque los editores -y algunos autores- se precien de ser los primeros que escribieron sobre la fontanería en las zonas urbano marginales o que introdujeron la técnica del monólogo interior en segunda persona. Lo cierto es que logros tan paupérrimos como esos han solventado carreras literarias bastantes largas en el Perú y en América Latina. No he leído aun la novela de Gustavo Rodríguez, que acaba de aparecer, pero sin duda, de dejar una huella en la literatura peruana, no será por ser la primera en hablar del "boom" gastronómico peruano sino por méritos que, espero, puedan sostener una trama tan coyuntural e incluso frívola.

Hablando de coyunturas, confieso que el motivo de este post, más que literario, es una pataleta, porque soy de esos pocos peruanos que detestan la burbuja de aire que llaman el boom de la gastronomía peruana y que no consideran que nuestra comida es la mejor de Latinoamérica y quizá -para no caer en falsas modestias- del Mundo. Soy un pésimo anfitrión: no conozco restaurantes, huariques ni chiringuitos donde preparan el mejor cebiche o el ají de gallina con la receta de la abuela (mi abuela, por cierto, no cocinaba). No pretendo obligar a ningún turista a beber Inka Kola ("la bebida del sabor nacional" en un país donde el concepto "nación" es una incógnita), ni a deglutir los dulces más empalagosos que he comido jamás (bajo nombres estrafalarios como Supiro Limeño), y menos aún hago proselitismo a favor del pisco peruano en contra del pisco chileno. Mis restaurantes favoritos son de los de pasta y creo, honestamente, que la comida peruana es indigesta y poco saludable. Casi sin excepción se trata de un petardo de carbohidratos al cubo, una mezcla inexplicable de ingredientes (muchos de ellos deliciosos en sí mismos, hay que decirlo, pues los insumos son de primera calidad) que cualquier nutricionista calificado debería prohibir. Cada vez que alguien habla de la fama de la comida peruana en el mundo, pienso en las carencias de un país necesitado del reconocimiento extranjero para sentir respeto por sí mismo. Me imagino que el día en que en una película de Woody Allen, en vez de pedir comida china pidan comida peruana de un delivery de Manhattan, por fin podremos sentirnos parte de un país con marca registrada.

Pero volviendo a lo literario, queda claro que tenemos temas para tratar más allá de la agenda de PromPerú (en cuyos comerciales nunca aparece, ni por asomo, algún integrante de la cultura peruana que no sea un cocinero o un cantante popular). La literatura de la violencia política peruana, por ejemplo, aunque podría decirse -como lo muestran diversas antologías sobre el tema- que empezó casi al mismo tiempo que las primeras bombas, no fue sino hasta muchos años después, en la primera década del 2,000, en que dio frutos interesantes. Una vez que se logró superar la apología ideológica o el retrato costumbrista y se volvió vehículo de conocimiento, de memoria y reconciliación, se originaron libros fundamentales como La hora azul de Alonso Cueto o Retablo de Julián Pérez. Y probablemente sea solo el inicio de una literatura que profundizará sobre un hecho tan trascendente como son los años del terrorismo peruano.

No sé nada de cocina, así que ignoro en qué condición debe prepararse un calamar para que sea considerado "en su tinta". Pero sin duda, para que una obra sea un logro artístico y humano la tinta tiene que estar bien seca.

Hay 1196 Comentarios

y quien eres tu ? un profesional mediocre (si se te puede decir profesional) , que no presenta un estudio con datos concretos que sustentes lo que escribes , que tipo de profesional es ese?? MEDIOCRE..!!!

No puedo entender quien puede leer algo tan absurvo y a alguien tan estupido para hablar mal de su pais, que puede opinar este escritor de comida si el no es nada relacionado con lo mismo, grandes chefs PROFESIONALES indican y admiran la comida peruana y este señor desubicado intenta hacer fama con un blog controversial que se dedique a otra cosa y no pierda el tiempo escribiendo que ni para apreciar y para escribir sirve.

Propongo que saquen una ley para que todo peruano que reniegue de su gente, costumbres y comida sea automaticamente desterrado y no sea ni siquiera permitido su ingreso al Peru.
No necesitamos este tipo de gente.
Antes de escribir estupideces piensa en tu familia, en el legado que dejas y como seras recordado. Imbecil!

Lo que si me pareció indigesto, era el aburrido acartonado y anónimo programa “vano oficio” que alguna vez puede soportar entre dos pausas, sin comerciales como podrán adivinar, un programa que solo el canal del estado podría subvencionar, seguramente resultaba tan indigesto para todos que hasta el programa de espacio comprado “santa natura” le ganaba en audiencia.

LA DIFERENCIA ENTRE EL ATAQUE Y LA CRITICA ES UNA LÍNEA MUY TENUE, Y USTED SE HA COLOCADO EN LA DEL ATAQUE, UN PAÍS COMO EL PERÚ NECESITA APOYO NO ATAQUES, YA VENDRÁN LOS ATAQUES. NO TIENE NINGUNA RAZÓN, SOLO HABLA DESDE EL RENCOR, LA COVARDIA Y LA IGNORANCIA. LA COCINA PERUANA ESTA IMPLANTANDO UNAS NUEVAS LEYES CULINARIAS QUE APERECEN PROBAR, PARA MI ES LA MEJOR DE TODA AMÉRICA Y LA quinta del mundo

... A mi me ha pasado que por decir o comentar lo contrario a lo que se suele creer allá, uno se gana la antipatía de los demás, típica de la mediocridad en la que somos educados, de no saber escuchar ni tener la capacidad de análisis para comprender lo que uno piensa o siente. Una intolerancia total, y esto lo dice alguien que vive y vivirá siempre en la hermosa Lima, la horrible.

POR QUÉ NADIE COMENTA SOBRE LOS OTROS CUATRO PARRAFOS DEL ARTíCULO? SOBRE EL ÚLTIMO SOBRE TODO? SOBRE EL TERRORISMO?
PORQUE NO LOS HAN LEíDO, PORQUE NO LOS ENTIENDEN, SOLO SE TRATA DE COMER, CLARA PRUEBA DE LA CULTURA PERUANA. PROVECHO!

IVAN THAYS con esto ASEGURAS q el peor ENEMIGO de un peruano, es otro peruano.
Y, sí, se nota que ni tu abuela cocinaba, pq no sabes lo q es la comida peruana!!

No he conocido a un peruano tan increiblemente ESTUPIDO, yo no sabia ni quien era y eso que leo el diario El País de España tooodos los dias, en mi movil, en mi PC, en la tablet, lo leo muchisimo, pero jamás había visto la columna de este subnormal. Creo que no tiene NI PUTA IDEA de lo que habla y me da verguenza ajena las opiniones que expone. No hay más que decir que el peor enemigo de un peruano es otro.

Como se darán cuenta lo único que busca es publicidad, como nadie lo conoce y es un "LOSER" es su unica manera para que la gente hable de el.
que ni lo vea por aqui que le pego!

Al leer la noticia de lo que usted habia mencionado sobre nuestra gastronomia, no solo exaltó mi patriotismo e identidad peruana, sino que tuve un sentimiento de pena, al ver como una persona como usted sea tan carente de identidad y de amor a lo que este amado paìs le dió.

Solo puedo concluir es que usted es de aquellas personas que tiene un tremendo complejo de inferioridad, que se van de paìs, por que piensa que el país esta mal en todo aspecto, y que jutandose con "gente bien" como usted pueda considerarlo, usted dejará de ser peruano, dejará de ser uno más del bulgo clásico de nuestra patria, por favor!, y podrá ser considerado de otro nivel!.....jaja hagame el favor!..... o la clásica de los que se sienten inferiores, se juntan con los que consideran superiores y se desviven en ataques a su raíz, para decir no soy parte de ellos, yo soy del grupo de ustedes!...complejo de inferioridad total!!!!!...así que le recomiendo un psicologo urgente!......pero yo sé que usted dirá dentro de su mente acomplejada: "sigan, sigan insultandome, ya verán cuando gane el NOBEL, ahi los quiero ver", jaajajajaj

Comparto tu opinión Iván, y esto va para todos...no por dar una opinión o ir contracorriente uno deja de amar a su país. Yo creo que ya sabías que estos comentarios iban a aparecer, sobre todo si desde Lima el comercio (en minúscula) en su edición on line (que ciertamente es una vergüenza en comparación con la edición on line o mobil como la de El País) publica una nota recortada sobre tu blog. Desgraciadamene la objetividad no existe en nuestro querido país. Qué se puede esperar de ellos, como siempre, el peor enemigo de un peruano siempre es otro peruano...

POR QUÉ NADIE COMENTA SOBRE LOS OTROS CUATRO PARRAFOS DEL ARTíCULO? SOBRE EL ÚLTIMO SOBRE TODO? SOBRE EL TERRORISMO?
PORQUE NO LOS HAN LEíDO, PORQUE NO LOS ENTIENDEN, SOLO SE TRATA DE COMER, CLARA PRUEBA DE LA CULTURA PERUANA. PROVECHO!

POR QUÉ NADIE COMENTA SOBRE LOS OTROS CUATRO PARRAFOS DEL ARTíCULO? SOBRE EL ÚLTIMO SOBRE TODO? SOBRE EL TERRORISMO?
PORQUE NO LOS HAN LEíDO, PORQUE NO LOS ENTIENDEN, SOLO SE TRATA DE COMER, CLARA PRUEBA DE LA CULTURA PERUANA. PROVECHO!

Sr. Thays no se quien es usted y de donde proviene. Pero debería dedicarse a otra cosa que escribir porque así no va a llegar a nada, va a terminar siendo un fracasado. Tu criticas te los puedes meter donde no te llegue el sol.

ahhhhhh... lo que pasa es que esta resentido: su abuela no cocinaba (le daba su bolsa de papitas chips y su caja de leche) y no lo invitaron a participar en la campaña Peru Nebraska... ahh by the way, a mi, la pasta me da acidez...

hola amigos de El Pais, solo queria dar mi opinion sobre lo q "opina" Thays, como buen turista q soy he podido probar comida de varios lugares del mundo, incluida la italiana, & creo q el mejor argumento es ese haber probado los platos tipicos de cada pais, no solo en un restaurante de renombre sino tambien en carretilla & sin ninguna duda podria decir q la comida peruana ya sea en un restaurante de nombre o en la esquina, es la mejor de (casi) todo el mundo, me falta probar la comida indu q me dicen es muy buena, pero por comparacion con los italianos q tanto se dan de se excelentes cocina pues es muy buena, pero jamas se compararian con su seco de cabrito (como le dicen en el norte) o su paralelo seco de cordero (en el sur), ni mucho menos de hablar de los "chupes" como son llamados en arequipa o caldos en el resto del pais.
Que habra pasado con thays? no lo se, quizas estuvo en una pelea marital o sabra el destino q haya sido lo q ocasiono su articulo en mencion, pero le sugiero q hablemos de puntos de vista & si su alienada mente cree q cuando se mencione la comida peruana en un filn de allen o scorcese recien sera "reconocida" pues su vista no es mejor q la d otro hollywoodense caracter llamado mr magoo.

POR QUÉ NADIE COMENTA SOBRE LOS OTROS CUATRO PARRAFOS DEL ARTíCULO? SOBRE EL ÚLTIMO SOBRE TODO? SOBRE EL TERRORISMO?
PORQUE NO LOS HAN LEíDO, PORQUE NO LOS ENTIENDEN, SOLO SE TRATA DE COMER, CLARA PRUEBA DE LA CULTURA PERUANA. PROVECHO!

Este tio esta cagado del cerebro, ejemplo: '....en una película de Woody Allen, en vez de pedir comida china pidan comida peruana de un delivery de Manhattan...." Primeramente Woody Allen es un enfermo sexual el cual despues de haber criado a una niña adoptaba terminar teniendo sexo con ella, infiel a su esposa y casarse con la misma (que tal ejemplo de actor te metiste en tu pagina trolo!) Las pastas tienen tanta o mas calorias que otros carbohidratos como nuestra renombrada Papa, y como dijo el no sabe nada de cocina, mejor atengase a su carrera de escritor mediocre y no sea otro Peruano mas que solo sirve de ancla para su misma sociedad, SORETE!

Me parece justo que tome esa posición este señor, pero me parece justo también que diga donde ha comido, a que platos se refiere y si habla de aporte nutricional, que publique su estudio al respeto. Resulta poco profesional generalizar sin sustento específico. El respeto por la identidad lo lleva cada uno en el corazón y sus dudas de falta de identidad deberían también estar sustentadas en algún estudio, la total falta de ética para generalizar en base a unas lecturas en diarios o desinformados círculos de amistades sólo dejan mal parado a ellos mismos. El respeto se gana no se otorga. Soy Chef, también soy Administrador de profesión y tomo con seriedad sus tristes declaraciones. He estado en casi todos los paises de sudamérica y nada como la gastronomía peruana inclusive nuestro Chifa peruano, puedo afirmar que se puede elaborar los mismos platos salados y dulces de los cuales este sr. se queja de manera balanceada y nutricional y con el sabor característico peruano. infórmese antes de hablar de nuestra gastronomía.

Vano oficio, el oficio de intentar petardear, menospreciar y minimizar, la más reciente oportunidad de integrar a todos los peruanos bajo un mismo sentimiento de orgullo, un orgullo genuino por una manifestación cultural cuya calidad es reconocida internacionalmente, esta en auge, es masiva e integradora. Vano oficio el intentar calificar un universo espectacular de sabores y presentaciones, simplificandolo y generalizandolo a partir de la pataleta personal. Vil oficio el conseguir con esto la audiencia que no se tuvo jamás.

Vano oficio, el oficio de intentar petardear, menospreciar y minimizar, la más reciente oportunidad de integrar a todos los peruanos bajo un mismo sentimiento de orgullo, un orgullo genuino por una manifestación cultural cuya calidad es reconocida internacionalmente, esta en auge, es masiva e integradora. Vano oficio el intentar calificar un universo espectacular de sabores y presentaciones, simplificandolo y generalizandolo a partir de la pataleta personal. Vil oficio el conseguir con esto la audiencia que no se tuvo jamás.

Vano oficio, el oficio de intentar petardear, menospreciar y minimizar, la más reciente oportunidad de integrar a todos los peruanos bajo un mismo sentimiento de orgullo, un orgullo genuino por una manifestación cultural cuya calidad es reconocida internacionalmente, esta en auge, es masiva e integradora. Vano oficio el intentar calificar un universo espectacular de sabores y presentaciones, simplificandolo y generalizandolo a partir de la pataleta personal. Vil oficio el conseguir con esto la audiencia que no se tuvo jamás.

1. la pasta (que según tú es tu favorita) contiene más carbohidratos que cualquier plato peruano. 2. El reconocimiento es una cualidad del ser humano, y sí obviamente somos un país con una gran necesidad de reconocimiento por nuestra historia reciente. 3. se respeta tu opinión, lo que da pena es tu forma tan despectiva de despectiva de la que te expresas de tu país, de la forma cómo juegas con la analogía y traes al juego nuestra baja moral con tu poco gusto por nuestra cocina. 4. No hay duda que el peor enemigo del peruano es un peruano.

De acuerdo con Ivan, aparte de ser indigesta, genera agresividad, envidia, y seguir estafando. Pobrecitos les han echo creer que es una de las mejores del mundo. El único beneficiado de esa falencia es Gaston, la derecha y el grupo el comercio que siempre está idiotizando y estupidizando a la gente o a los tontos útiles. Bien Ivan por decir algo que aunque les duela a los estafadores es REAL.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Vano oficio

Sobre el blog

Este blog se plantea hacer comentarios de actualidad sobre libros, autores y lecturas en menos de 1.000 palabras. Se trata de un blog personal, obsesivamente literario, enfermo de literatosis, como diría JC Onetti, según la regla que la literatura es un vano oficio, pero jamás un oficio en vano.

Sobre el autor

Ivan Thays

Ivan Thays. (Lima, 1968) Autor del libro de cuentos Las fotografías de Frances Farmer y las novelas Escena de caza, El viaje interior, La disciplina de la vanidad, Un lugar llamado Oreja de Perro, Un sueño fugaz y El orden de las cosas. Ganó en el 2001 el Premio Principe Claus. Fue finalista del premio Herralde 2008. Fue considerado dentro del grupo Bogotá39 por el Hay Festival. Sus novelas han sido traducidas al francés, italiano y portugués. Dirigió durante siete años el programa televisivo Vano Oficio. Actualmente administra el comentado blog Moleskine Literario.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal