Con la tinta aún húmeda

Por: | 01 de febrero de 2012

541782239_e09f7ab7c8

Foto: LRde Chile

Cocinero en su tinta es la cuarta novela del escritor peruano Gustavo Rodríguez (nacido en 1968). La editorial Planeta anuncia que su protagonista de nombre estrafalario, Rembrandt Bedoya, es un chef peruano que debe preparar un plato digno del boom gastronómico que vive el Perú en el evento Madrid Fusión. Dice que la novela ha sido escrita, además, siguiendo los "consejos culinarios" del chef Pedro Miguel Schiaffino y aparecen mencionados otros chefs auténticos, como el español Ferrán Adriá o el peruano Gastón Acurio. El blurb del libro cita con orgullo: "Se trata de la primera novela sobre la gastronomía peruana".

Keith Gessen, editor de la revista literaria N+1, declaró que harían falta 50 años, por lo menos, para que apareciese la primera gran novela sobre el 11S. Claro está, eso no ha detenido a los escritores norteamericanos, que se han volcado a escribir sobre el tema golosamente. Pero no solo el 11S sino que también la crisis financiera internacional ha empezado a asomar en las contratapas de las nuevas novelas norteamericanas. ¿Quién puede resistirse al momento?

Uno de los primeros libros que se escribió sobre el 11S -ocurrido en el 2001- no salió de manos de un norteamericano sino de un francés. Se trata del sensiblero Window of The World de Fréderic Beigbeder, publicada en el 2003. No debe ser casual que Beigbeder llegase a la literatura desde la publicidad, al igual que Gustavo Rodríguez, uno de los mejores y más reconocidos publicistas del país. Es cuestión de olfato o, mejor aún, de timing. Como aquel chiste del alcalde analfabeto obligado a ser jurado de un concurso de matemáticas en un colegio de su región. Ante la pregunta: "¿Cuánto es 100 + 300?" un niño levanta rápido la mano y grita "600". El alcalde lo felicita y le da la medalla. Tras él, un segundo niño corrige: "Pero si suma 400". El alcalde, incapaz de aceptar el ridículo, anuncia: "En este pueblo gana el primero que habla".

En literatura, desde luego, no es el primero que habla el que gana (si acaso hay algo que ganar) aunque los editores -y algunos autores- se precien de ser los primeros que escribieron sobre la fontanería en las zonas urbano marginales o que introdujeron la técnica del monólogo interior en segunda persona. Lo cierto es que logros tan paupérrimos como esos han solventado carreras literarias bastantes largas en el Perú y en América Latina. No he leído aun la novela de Gustavo Rodríguez, que acaba de aparecer, pero sin duda, de dejar una huella en la literatura peruana, no será por ser la primera en hablar del "boom" gastronómico peruano sino por méritos que, espero, puedan sostener una trama tan coyuntural e incluso frívola.

Hablando de coyunturas, confieso que el motivo de este post, más que literario, es una pataleta, porque soy de esos pocos peruanos que detestan la burbuja de aire que llaman el boom de la gastronomía peruana y que no consideran que nuestra comida es la mejor de Latinoamérica y quizá -para no caer en falsas modestias- del Mundo. Soy un pésimo anfitrión: no conozco restaurantes, huariques ni chiringuitos donde preparan el mejor cebiche o el ají de gallina con la receta de la abuela (mi abuela, por cierto, no cocinaba). No pretendo obligar a ningún turista a beber Inka Kola ("la bebida del sabor nacional" en un país donde el concepto "nación" es una incógnita), ni a deglutir los dulces más empalagosos que he comido jamás (bajo nombres estrafalarios como Supiro Limeño), y menos aún hago proselitismo a favor del pisco peruano en contra del pisco chileno. Mis restaurantes favoritos son de los de pasta y creo, honestamente, que la comida peruana es indigesta y poco saludable. Casi sin excepción se trata de un petardo de carbohidratos al cubo, una mezcla inexplicable de ingredientes (muchos de ellos deliciosos en sí mismos, hay que decirlo, pues los insumos son de primera calidad) que cualquier nutricionista calificado debería prohibir. Cada vez que alguien habla de la fama de la comida peruana en el mundo, pienso en las carencias de un país necesitado del reconocimiento extranjero para sentir respeto por sí mismo. Me imagino que el día en que en una película de Woody Allen, en vez de pedir comida china pidan comida peruana de un delivery de Manhattan, por fin podremos sentirnos parte de un país con marca registrada.

Pero volviendo a lo literario, queda claro que tenemos temas para tratar más allá de la agenda de PromPerú (en cuyos comerciales nunca aparece, ni por asomo, algún integrante de la cultura peruana que no sea un cocinero o un cantante popular). La literatura de la violencia política peruana, por ejemplo, aunque podría decirse -como lo muestran diversas antologías sobre el tema- que empezó casi al mismo tiempo que las primeras bombas, no fue sino hasta muchos años después, en la primera década del 2,000, en que dio frutos interesantes. Una vez que se logró superar la apología ideológica o el retrato costumbrista y se volvió vehículo de conocimiento, de memoria y reconciliación, se originaron libros fundamentales como La hora azul de Alonso Cueto o Retablo de Julián Pérez. Y probablemente sea solo el inicio de una literatura que profundizará sobre un hecho tan trascendente como son los años del terrorismo peruano.

No sé nada de cocina, así que ignoro en qué condición debe prepararse un calamar para que sea considerado "en su tinta". Pero sin duda, para que una obra sea un logro artístico y humano la tinta tiene que estar bien seca.

Hay 1196 Comentarios

Un post totalmente válido, podemos tener mil puntos de vista respecto a la gastronomía peruana. Pero algo completamente desleal es tratar de opacar el crecimiento de una "NACION" con 7 párrafos.

Llama a la gastronomía de mil formas, pero nunca llames al Perú (tu patria) "un país necesitado del reconocimiento extranjero para sentir respeto por sí mismo". El respeto se lo gana su gente y no un escritor que radica en el extranjero.

No sé nada de literatura, así que ignoro en qué condición debe ser un texto "en su tinta". Pero sin duda, para que una obra sea un logro del autor, este debe ser veraz y un poco de criterio.

No me sorprende del Sr. thays, siempre él tan ubicado y oportuno. Qué pena que conocer las reglas gramaticales sea una mera excusa para insinuarse alguien. Usando sus palabras: Cada vez que lo escucho “opinar”, pienso en las carencias de una persona necesitada del reconocimiento extranjero para sentir respeto por sí mismo.

Ok, para ti la comida peruana está llena de carbohidratos al cuadrado y es indigesta y q por eso no te gusta. Pero, TE GUSTA LA COMIDA DE PASTAS, que TIENE UN MONTON DE CARBOHIDRATOS. Sé consecuente con lo que dices IGNORANTE!! Aprovecha tus 15 minutos de fama!!

eres un ignorante sobre la comida peruana, lastimosamente tienes la lengua quemada y no sabes disfrutar de nuestra rica gastronomia

Bueno el que tuvo ahora sus 5 mtos de fama fue Iván que con este comentario llamó la atención de todos los peruanos al rededor del mundo. Con ello ahora está su publicación dando la vuelta al mundo y que más quiere un escritor? bueno a comer una rica causa rrellena de langostinos y pulpa de cangrejo, full carbohidratos y proteínas si no le gusta a alguien creo que no sería peruano

Uno de los mejores plumas de Latinoamerica, pero uno de los peores en conocimiento de Cocina, Ivan escribe y habla sobre lo tu dominas el tema. te saluda un amigo Victor...999022439

Tu comentario irrespetuoso hacia algo que dices tu mismo no conocer a fondo, solo genera que la gente tampoco te respete como escritor, asi como a tus obras -que tampoco conozco... jeje - (Es lo valido para ti, ¿no?). Si lo que necesitabas eran portadas, se entiende tu esfuerzo por darte a conocer, pero dejas en evidencia tu falta de coherencia al hacer una critica o sustentar una idea. Malo para un escritor. A proposito, ¿te sientes peruano? es verdad, no necesitamos chauvinistas, pero tampoco escribas cojudeces que puedan ofender a los demas, solo por ganar un poco de luz publica, un titular o publicidad gratuita via las redes sociales. Dedicate a mejorar tus libros, si es que puedes, ya que tampoco son la gran cosa, indigestan y son dañinos para el cerebro. Tus obras no me gustan, no son interesantes, son poco saludables y de una dudosa calidad, y aunque no las haya leido (y tampoco pienso hacerlo), sé que todo lo que digo aqui es cierto, siguiendo la logica de tu triste post...jeje

GASTÓN ACURIO, TIRALE UN PUÑETE!!!

Pues si, parece una pataleta; habla de lo que no conoce mas me sabe al tipico sentimiento contracorriente y rebelde del escritor que quiere llamar la atención.
A modo de Fe de erratas: en el video de PromPeru salen Magaly Solier y Juan Diego Florez, actriz y cantante respectivamente y representantes de la cultura peruana, lo que falto fue un escritor , tal vez para el próximo comercial lo llamen a Ud. ahora que se hace conocido vendiendonos humo.

y para todos los que creen que insultando a Thais van a cambiar en algo su opinión o creen que van por el ideal de devolver "la dignidad perdida de su honorable país y su comida" mejor continúen con sus vidas, siendo mejores personas, que como todo boom, hay una subida y una caída, y cuándo eso pase ustedes que harán? hay que diversificar senores para que un país salga adelante y gane ese reconocimiento mediático internacional del que la mayoría de sus pobladores está tan hambriento.

KIERE FAMA POBECHITO, NO PUEDE CALATEARSE HABLA WEABADAS, FIGURETTI. TE ESTIMABA, AORA TE ME KAISTE!!

Sí que la gente anda desubicada, la intolerancia mostrada es la prueba de que seguiremos en el patio trasero por no saber leer y entender una idea escrita.

Creo que lo que más les duele a todos los que están despotricando con el artículo es que saben y sienten que en el fondo está en la verdad.

La comida peruana es deliciosa, pero no la mejor del mundo.

La comida peruana no es para nada liviana, es todo lo contrario, un "petardo de carbohidratos".

Por ser rica tiene que gustar a la mayoría de gente, pero eso no la hace la "mejor del mundo"

Por último el artículo no despotrica de la comida en sí, sino de la actitud de los peruanos ante un "boom" gastronómico que tiene más aire que consistencia.

Será que la comida hace que se porten así?

Es triste seguir confirmando que el peor enemigo de un peruano es otro peruano. Ud. Sr. Thais tiene derecho a decir que no le gusta la comida de nuestro pais, es su derecho, quizas prefiera caviar o algo mas cool. Lo que no tiene derecho es a hablar tal cantidad de estupideces sin conocimiento, si ud. no sabe de cocina, NO HABLE, CALLADITO QUEDA MEJOR

¡Ignorante! Como puede generalizar y decir que la comida peruana es dañina.Verdadero ignorante, posero... Sino se siente peruano ¡Vayase! Que aqui no queremos literatos fracasados y resentidos!!!!!

Acabas de ganar 5 minutos de fama al criticar de manera tan desleal virtudes y características de un país que busca la manera de salir adelante, por ello te felicito por tu mediocre afan de fama.
El hecho de que a ti no te guste la comida peruana en general, no te da derecho a desacreditar a toda una cultura, como si tu opinión fuera más valiosa que la de el resto de 30 millones de peruanos.
Puede que tengas un punto de vista distinto al de los demás y respetable como el de todos, pero eso no te da derecho a vertir comentarios tan venenosos de la manera como lo haces en tu blog.
Toma en cuenta que tu nombre se acaba de hacer conocido por comentarios torpes y llenos de mediocridad, y no por los libros que escribes; yo en tu lugar pensaría seriamente en la calidad del trabajo propio antes de criticar el de otros.

Creo que si no te gusta la comida peruana esta bien. No tiene por que gustarte. Sin embargo, no puedes negar algo que no solamente los peruanos decimos. Por ahi lei en un post: "ya basta de chauvinismos", acaso solamente los peruanos decimos que nuestra comida es una de las mejores del mundo. ¿Qué? Entonces toda esta corriente que hay en el mundo por probar comida peruana, los restaurantes que se abren en diferentes ciudades fuera de nuestro pais, son tambien pura invención? Mas cuidado con tus comentarios, que lo único que hacen es mostrar un afan de figurar.

Todos tienen derecho a una opinion, y cierto es tambien que mayores estudios no lo hacen a uno mas inteligente. Criticar un movimiento que ha dado un sentimiento de union no visto antes, muestra tu falta de criterio y vision limitada.
La comida peruana es la mejor, no se si la del mundo o la de latinoamerica, pero si para mi, y si comparada con la de otros paises que he visitado.
Quizas su paladar esta algo contaminado de amargura y resentimiento, o quizas simplemente sus gustos culinarios son distintos.
El punto es que la gastronomia peruana es mas que exceso de carbohidratos o postres con nombres estrafalarios, es un sentimiento, un sentimiento que lamentablemente usted jamas entienda o logre saborear. Asi que haga un favor a usted y a los peruanos y nunca venga por mi pais

Me parece muy pobre este post, porque la gastronomia peruana ha sido reconocida y es un valor de orgullo nacional. Apreciar la cocina peruana no es una marca de "frivolidad" ni de "moda", es algo que muchos peruanos cultivamos desde los hogares.

Que hayan items socio-culturales tanto o mas importantes en nuestra agenda como nacion no puede quitarnos todos los aspectos positivos que nos trae el reconocer nuestra cocina.

Y si tiene mala digestion, pues no comente de cocina...

Lamentablemente me doy cuenta que usted fue criado con sopita de sobre, que culpa tiene usted de que su abuela no cocinaba y que culpa tenemos nosotros de que cada vez que quisisteis comer algo, te metías tremendos atracones que por lógica te causaban tremendas indigestiones, no le da derecho a criticar la cultura gastronómica de un país que social mente esta llevándonos a ser reconocidos a nivel mundial, mal muy mal, mejor siga escribiendo de lo que sabe y no meta la pluma donde no conozca.

Era evidente que después de que el comercio publicara la nota haciendo referencia a este blog medio Perú iba a saltar encima de la persona que está dando SU OPINION y nada más. Es precisamente esa falta del concepto de nación o de ese exagerado modo de sentir "ser un peruano más" el que hace que la gente reaccione así, con insultos y desesperación ante el malvado que les está quitando un poco del "reconocimiento" logrado. Comparto tu opinión y tampoco me gustan todos los postres, ni todos los platos peruanos y para mí la inca kola sabe a esas bebidas casi para ninos, esas con sabor a chicle. Y con todo esto no me siento menos peruana y es absurdo que el ser peruano significa pensar que lo único que tenemos que "resaltar" es la comida y los cantantes populares.
El fondo del artículo, pienso, no es criticar la comida peruana sino contrastar ese casi fanatismo de lo que significa de manera unánime ser peruano. Y para los que no han leído el articulo hasta el final (que seguro son los que llenos de rabia plagan de insultos este blog) se llama a la reflexión sobre temas más relevantes como la violencia que se vivió por el terrorismo y que no debemos olvidar, algo que como vemos, ha pasado.

el hombre es lo que come,
este "escritorcito" come mierda.

Sorprende un comentario de este tipo de personas, que disquen son famosos de algo... desconocer totalmente de una maravilla como la comidad peruana. Sr. lo invito a venir a Perú y primero empaparse del tema...

Todo el PERÚ te está odiando en este momento.

Este ilustre desconocido encontró la forma de que hablen de él. Que disfrute de sus 15 minutos de gloria.

A ver este seudo peruano - pues ya todo aburguesado europeo o ciudadano de primer mundo que le indijesta la comida peruana, no es importante que hables o no de la comida peruana pues para eso ya hay gente mejor entendida y preparada en el tema, si no te gusta simplemente no comas o no leas nada al respecto, lamentablemente un peruano desvalorando algo por lo que tanta gente trabaja o vive de ello..

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Vano oficio

Sobre el blog

Este blog se plantea hacer comentarios de actualidad sobre libros, autores y lecturas en menos de 1.000 palabras. Se trata de un blog personal, obsesivamente literario, enfermo de literatosis, como diría JC Onetti, según la regla que la literatura es un vano oficio, pero jamás un oficio en vano.

Sobre el autor

Ivan Thays

Ivan Thays. (Lima, 1968) Autor del libro de cuentos Las fotografías de Frances Farmer y las novelas Escena de caza, El viaje interior, La disciplina de la vanidad, Un lugar llamado Oreja de Perro, Un sueño fugaz y El orden de las cosas. Ganó en el 2001 el Premio Principe Claus. Fue finalista del premio Herralde 2008. Fue considerado dentro del grupo Bogotá39 por el Hay Festival. Sus novelas han sido traducidas al francés, italiano y portugués. Dirigió durante siete años el programa televisivo Vano Oficio. Actualmente administra el comentado blog Moleskine Literario.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal