Con la tinta aún húmeda

Por: | 01 de febrero de 2012

541782239_e09f7ab7c8

Foto: LRde Chile

Cocinero en su tinta es la cuarta novela del escritor peruano Gustavo Rodríguez (nacido en 1968). La editorial Planeta anuncia que su protagonista de nombre estrafalario, Rembrandt Bedoya, es un chef peruano que debe preparar un plato digno del boom gastronómico que vive el Perú en el evento Madrid Fusión. Dice que la novela ha sido escrita, además, siguiendo los "consejos culinarios" del chef Pedro Miguel Schiaffino y aparecen mencionados otros chefs auténticos, como el español Ferrán Adriá o el peruano Gastón Acurio. El blurb del libro cita con orgullo: "Se trata de la primera novela sobre la gastronomía peruana".

Keith Gessen, editor de la revista literaria N+1, declaró que harían falta 50 años, por lo menos, para que apareciese la primera gran novela sobre el 11S. Claro está, eso no ha detenido a los escritores norteamericanos, que se han volcado a escribir sobre el tema golosamente. Pero no solo el 11S sino que también la crisis financiera internacional ha empezado a asomar en las contratapas de las nuevas novelas norteamericanas. ¿Quién puede resistirse al momento?

Uno de los primeros libros que se escribió sobre el 11S -ocurrido en el 2001- no salió de manos de un norteamericano sino de un francés. Se trata del sensiblero Window of The World de Fréderic Beigbeder, publicada en el 2003. No debe ser casual que Beigbeder llegase a la literatura desde la publicidad, al igual que Gustavo Rodríguez, uno de los mejores y más reconocidos publicistas del país. Es cuestión de olfato o, mejor aún, de timing. Como aquel chiste del alcalde analfabeto obligado a ser jurado de un concurso de matemáticas en un colegio de su región. Ante la pregunta: "¿Cuánto es 100 + 300?" un niño levanta rápido la mano y grita "600". El alcalde lo felicita y le da la medalla. Tras él, un segundo niño corrige: "Pero si suma 400". El alcalde, incapaz de aceptar el ridículo, anuncia: "En este pueblo gana el primero que habla".

En literatura, desde luego, no es el primero que habla el que gana (si acaso hay algo que ganar) aunque los editores -y algunos autores- se precien de ser los primeros que escribieron sobre la fontanería en las zonas urbano marginales o que introdujeron la técnica del monólogo interior en segunda persona. Lo cierto es que logros tan paupérrimos como esos han solventado carreras literarias bastantes largas en el Perú y en América Latina. No he leído aun la novela de Gustavo Rodríguez, que acaba de aparecer, pero sin duda, de dejar una huella en la literatura peruana, no será por ser la primera en hablar del "boom" gastronómico peruano sino por méritos que, espero, puedan sostener una trama tan coyuntural e incluso frívola.

Hablando de coyunturas, confieso que el motivo de este post, más que literario, es una pataleta, porque soy de esos pocos peruanos que detestan la burbuja de aire que llaman el boom de la gastronomía peruana y que no consideran que nuestra comida es la mejor de Latinoamérica y quizá -para no caer en falsas modestias- del Mundo. Soy un pésimo anfitrión: no conozco restaurantes, huariques ni chiringuitos donde preparan el mejor cebiche o el ají de gallina con la receta de la abuela (mi abuela, por cierto, no cocinaba). No pretendo obligar a ningún turista a beber Inka Kola ("la bebida del sabor nacional" en un país donde el concepto "nación" es una incógnita), ni a deglutir los dulces más empalagosos que he comido jamás (bajo nombres estrafalarios como Supiro Limeño), y menos aún hago proselitismo a favor del pisco peruano en contra del pisco chileno. Mis restaurantes favoritos son de los de pasta y creo, honestamente, que la comida peruana es indigesta y poco saludable. Casi sin excepción se trata de un petardo de carbohidratos al cubo, una mezcla inexplicable de ingredientes (muchos de ellos deliciosos en sí mismos, hay que decirlo, pues los insumos son de primera calidad) que cualquier nutricionista calificado debería prohibir. Cada vez que alguien habla de la fama de la comida peruana en el mundo, pienso en las carencias de un país necesitado del reconocimiento extranjero para sentir respeto por sí mismo. Me imagino que el día en que en una película de Woody Allen, en vez de pedir comida china pidan comida peruana de un delivery de Manhattan, por fin podremos sentirnos parte de un país con marca registrada.

Pero volviendo a lo literario, queda claro que tenemos temas para tratar más allá de la agenda de PromPerú (en cuyos comerciales nunca aparece, ni por asomo, algún integrante de la cultura peruana que no sea un cocinero o un cantante popular). La literatura de la violencia política peruana, por ejemplo, aunque podría decirse -como lo muestran diversas antologías sobre el tema- que empezó casi al mismo tiempo que las primeras bombas, no fue sino hasta muchos años después, en la primera década del 2,000, en que dio frutos interesantes. Una vez que se logró superar la apología ideológica o el retrato costumbrista y se volvió vehículo de conocimiento, de memoria y reconciliación, se originaron libros fundamentales como La hora azul de Alonso Cueto o Retablo de Julián Pérez. Y probablemente sea solo el inicio de una literatura que profundizará sobre un hecho tan trascendente como son los años del terrorismo peruano.

No sé nada de cocina, así que ignoro en qué condición debe prepararse un calamar para que sea considerado "en su tinta". Pero sin duda, para que una obra sea un logro artístico y humano la tinta tiene que estar bien seca.

Hay 1196 Comentarios

Por fin, por fin! Hasta que alguien lo dijo! Es absurdo pensar que la comida peruana es la mejor del mundo y no te tiene que gustar para ser peruano. La importancia de la comida es relativa y muchas culturas han producido cocinas muy variadas, la peruana es una de ellas, ni mejor ni peor que otras, solo diferente.

sr. ivan thais:
que pobreza de espiritu, al criticar una de las pocas cosas que nos une como peruanos, donde ha vivdo usted, que comia en su casa, ha probado de verdad nuestra comida , que es tan rica y variada, para expresarse de esta manera , que usted se crea muy internacional, o muy europeo o por apellidarse thais , no lo hace el mejor juez ni autoridad para escribir estupideces, ademas que el hecho de tener un blog en el prestigioso diario el pais, no lo hace un metomentodo , ni un marisabidillo, que de todo tiene que opinar, o como se decia antes una jeringa de hospital, zapatero a tus zapatos, escribe de lo que mejor sepas, y de lo que sepa mejor no escriba nada, asi por lo menos no tendremos la certeza que es usted un subdesarrollado mental, un acomplejado del hecho de ser peruano, o mejor dicho un pobre y triste imbecil, a ver escriba de la comida española que es tan rica como la peruana y tambien rica en carbohidratos, por gentuza como la suya es que nunca saldermos adelante, por indeseables como usted, por apatridas, ya lo sabe no escriba de lo que no sepa, asi dejara de ser tam imbecil.

Obviamente Usted Sr. Tays no entendió nada.

Miren como UN CEREBRITO puede contradecir la opinión de miles de expertos cheffs mundiales y millones de paladares que quedaron maravillados con la comida peruana... vendiendo tus libritos no más que al parecer sólo eres bueno en eso...

Al menos es sincero al decir "No sé nada de cocina” aclarado el asunto

Lo gracioso es que a mi la Comida Italiana si me parece de lo mas indigesta y poco sana que pueda haber consumido, una lasaña que suda acetite, que aturde y empalaga en cada bocado, ¿le parece de lo más apetititoso ó sano?

Creo que debes recapacitar mirándote al espejo, es muy probable que aún estés bajo los efectos de una europeización en la cual no encajas... No reniegues de lo que estás hecho, salvo que te hayan alimentado con "langoy"

Ivan Thays o como mierda te llames, dime tu que chucha sabes de nuestra comida Peruana, seguro solo comes esa mierda de comida rapida tipo Mc Donnals, imbecil muerto de hambre,te arrastras como una vivora en Espana por unos centavos y despotricas de nuestro pais porque aqui nadie te para bola.

es facil hablar desde lejos es facil decir l oque dice , com ose nota q busca la fama y la busca com osea vivo en madrid tambien peor no por eso reniego de mi nacionalidad sin o todo lo contrario intento siempre mostrar lo bonito dem i pais laa gente q conosco que usted no se sienta peruano es otra cosa pero no insulte algo tan bonito como nuestra cocina. si su abuelo no sabe cocinar es problea de el , es patetico q no lo sepa y q usted tampoco por q lo hace un hombre dependiente.

Da mucha pena encontrar peruano como usted y lo peor es q le den un espacio en medios.

atrava a decir eo en el comercio o peru claro con la seguridad q le da los kilometros usted dice l oq quiera eso solo remarca lo cobarde y patetico q es su persona.

Gracias Ivan, el peor enemigo de un peruano es otro peruano, gracias por ser de esos peruanos enemigos y no de los otros. Porque para cocinar y disfrutar nuestra comida se requiere de eso, de amistad, de cariño, de familia. Que pena que nunca hayas podido disfrutar el sabor de familia que le damos los peruanos a lo nuestro. No todos los peruanos, solo los peruanos amigos. Gracias querido enemigo.

Señor ¿escritor?, dejó usted bien claro que de comida peruana: O bien no sabe nada, o bien la detesta, o bien tienen gastritis o ulceras, o bien es diabetico y no puede comer nada de estas delicias o finalmente quiso hacerse negativamente famoso con sus comentarios. De cualquier manera logró usted su cometido: Que alguien pierda el tiempo dedicandole unas cuantas opiniones a su blog. Buen trabajo, siga asi.

Que tal idiota! Lo peor es que este animal es peruano...

Vaya articulo...Esta claro que lo que querias era llamar la atencion y que tu nombre sonara porque aqui y por alla un rato para que no lo olvidemos... El que no te enseñaran a comer de pequeño..., o que fueras un niño problema para comer o que simplemente en tu casa no cocinaran bien no te da derecho a escribir semejante articulo. Hoy te me has caido como "escritor"

Este es un artículo revelador de la naturaleza del que lo escribe; la frase: "...las carencias de un país necesitado del reconocimiento extranjero para sentir respeto por sí mismo” define al autor que no sabe diferenciar temas clave de gustos personales, identidad de preferencia y sólo busca los reflectores con mas maña que el publicista del que despotrica. Lamentable despiste de una inteligencia que ya no parece tan clara.

Es increible que miles de turistas lleguen al Perú y queden encantados con nuestra gastronomía, y viene un ezcritor mediocre que nadie conoce y desprestigia lo mejor de su propio pais, seguro que lo que probó fue comida de otro país y no peruana....por que hasta en Madrid Fusión la destacaron como de las mejores del planeta.

por eso Ivan Thays, si quieres ganar fama dedicate a otra cosa y no a desprestigiar algo increible como la gastronomía peruana.

La comida peruana es muy variada por tener inumerables mesclas de cultura y variendad de climas haciendo que los productos agricolas sean tembién variadas y eso lo que lo hace muy especial a la comida peruana.

... y esta es la forma en la que se promociona un escritor mediocre y un blog desconocido, alumnos en el anonimato, ya tienen su mentor.

Que pena q gane publicidad para sus libritos criticando algo peruano, algo que esta siendo reconocido, yo vivo fuera de Peru y cuando llego lo primero q hago es pedirme un Arroz con pollo de mi madre !! un rico ceviche !! alguien debe tener el estomago delicado para no poder comer...... peruano.!!

Sr Thays no de mal aspecto a nuestra gastronomía. lo que nuestro PAÍS EL PERÚ lo que menos necesita es gente como Usted, lo mínimo que puede hacer es retractarse.

Hasta que por fin Thays logró portadas, siendo ya tío y fracasado lo merecías, aunque sea colgándote de un tema que en el que no tienes nada que ver.

Adolfo

Zapatero a sus zapatos. Si bien es una opinión, tan "vano" como decir que la comida peruana es rica, nutritiva y representativa, es decir que no lo es. Cada persona tiene su interpretación de las cosas y cada país tiene que sacar la cara por lo suyo también. Es lógico. Si la comida peruana es considerada una de las mejores del mundo, no es porque lo dicen los peruanos (incluyendo usted) sino porque la crítica mundial (gente que se dedica a este arte como usted a la literatura) tiene ese consenso. Uno puede estar o no de acuerdo con la crítica (como los que halagaron previamente sus publicaciones literarias) pero eso es algo personal. Saludos desde Perú; lo esperaremos con los brazos abiertos como siempre.

'Una mezcla inexplicable de ingredientes'

Estas seguro de haber probado la comida peruana?

es cierto que cada persona puede opinar lo que desee, pero no puede menospreciar nuestra comida (la peruana), de ser asi es preferible que renuncie a la nacionalidad peruana, y desligarse de cualquier vinculo con el Perú, yo creo que somos lo mejor y al igual que nuestra comida no hay nada mejor en este mundo y ¡viva el Perú!.

a mi simplemente me parece que eres un imbecil...

Me parece curioso que hable Usted de "la comida peruana", cuando Usted mismo menciona que no conoce restaurantes. Entonces, ¿cómo llegó a sus conclusiones?. Se nota de su parte que necesita llamar la atenció cual payaso de circo. Quizás sus libros aburridos le han quemado el cerebro. Cada país merece respeto, y en especial, debería de leer más antes de opinar. El "boom de la comida peruana" no nace como una necesidad de tener identidad, si no, como una necesidad de integración económica, de darle trabajo a los pobres, de que los insumos que los campesiones pobres producen tengan el valor económico que se merecen. Lea, instrúyase, no sea un ignorante.

Su opinión sobre la comida peruana es muy respetable, así como muchos encuentran tus libros algo mediocres y aburridos... son opiniones y cada uno es libre de opinar lo que cree. Sin embargo, opinar sin leer, probar, conocer, eso si es del peor gusto, haciéndolo ver como una persona poco seria y objetiva.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Vano oficio

Sobre el blog

Este blog se plantea hacer comentarios de actualidad sobre libros, autores y lecturas en menos de 1.000 palabras. Se trata de un blog personal, obsesivamente literario, enfermo de literatosis, como diría JC Onetti, según la regla que la literatura es un vano oficio, pero jamás un oficio en vano.

Sobre el autor

Ivan Thays

Ivan Thays. (Lima, 1968) Autor del libro de cuentos Las fotografías de Frances Farmer y las novelas Escena de caza, El viaje interior, La disciplina de la vanidad, Un lugar llamado Oreja de Perro, Un sueño fugaz y El orden de las cosas. Ganó en el 2001 el Premio Principe Claus. Fue finalista del premio Herralde 2008. Fue considerado dentro del grupo Bogotá39 por el Hay Festival. Sus novelas han sido traducidas al francés, italiano y portugués. Dirigió durante siete años el programa televisivo Vano Oficio. Actualmente administra el comentado blog Moleskine Literario.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal