Con la tinta aún húmeda

Por: | 01 de febrero de 2012

541782239_e09f7ab7c8

Foto: LRde Chile

Cocinero en su tinta es la cuarta novela del escritor peruano Gustavo Rodríguez (nacido en 1968). La editorial Planeta anuncia que su protagonista de nombre estrafalario, Rembrandt Bedoya, es un chef peruano que debe preparar un plato digno del boom gastronómico que vive el Perú en el evento Madrid Fusión. Dice que la novela ha sido escrita, además, siguiendo los "consejos culinarios" del chef Pedro Miguel Schiaffino y aparecen mencionados otros chefs auténticos, como el español Ferrán Adriá o el peruano Gastón Acurio. El blurb del libro cita con orgullo: "Se trata de la primera novela sobre la gastronomía peruana".

Keith Gessen, editor de la revista literaria N+1, declaró que harían falta 50 años, por lo menos, para que apareciese la primera gran novela sobre el 11S. Claro está, eso no ha detenido a los escritores norteamericanos, que se han volcado a escribir sobre el tema golosamente. Pero no solo el 11S sino que también la crisis financiera internacional ha empezado a asomar en las contratapas de las nuevas novelas norteamericanas. ¿Quién puede resistirse al momento?

Uno de los primeros libros que se escribió sobre el 11S -ocurrido en el 2001- no salió de manos de un norteamericano sino de un francés. Se trata del sensiblero Window of The World de Fréderic Beigbeder, publicada en el 2003. No debe ser casual que Beigbeder llegase a la literatura desde la publicidad, al igual que Gustavo Rodríguez, uno de los mejores y más reconocidos publicistas del país. Es cuestión de olfato o, mejor aún, de timing. Como aquel chiste del alcalde analfabeto obligado a ser jurado de un concurso de matemáticas en un colegio de su región. Ante la pregunta: "¿Cuánto es 100 + 300?" un niño levanta rápido la mano y grita "600". El alcalde lo felicita y le da la medalla. Tras él, un segundo niño corrige: "Pero si suma 400". El alcalde, incapaz de aceptar el ridículo, anuncia: "En este pueblo gana el primero que habla".

En literatura, desde luego, no es el primero que habla el que gana (si acaso hay algo que ganar) aunque los editores -y algunos autores- se precien de ser los primeros que escribieron sobre la fontanería en las zonas urbano marginales o que introdujeron la técnica del monólogo interior en segunda persona. Lo cierto es que logros tan paupérrimos como esos han solventado carreras literarias bastantes largas en el Perú y en América Latina. No he leído aun la novela de Gustavo Rodríguez, que acaba de aparecer, pero sin duda, de dejar una huella en la literatura peruana, no será por ser la primera en hablar del "boom" gastronómico peruano sino por méritos que, espero, puedan sostener una trama tan coyuntural e incluso frívola.

Hablando de coyunturas, confieso que el motivo de este post, más que literario, es una pataleta, porque soy de esos pocos peruanos que detestan la burbuja de aire que llaman el boom de la gastronomía peruana y que no consideran que nuestra comida es la mejor de Latinoamérica y quizá -para no caer en falsas modestias- del Mundo. Soy un pésimo anfitrión: no conozco restaurantes, huariques ni chiringuitos donde preparan el mejor cebiche o el ají de gallina con la receta de la abuela (mi abuela, por cierto, no cocinaba). No pretendo obligar a ningún turista a beber Inka Kola ("la bebida del sabor nacional" en un país donde el concepto "nación" es una incógnita), ni a deglutir los dulces más empalagosos que he comido jamás (bajo nombres estrafalarios como Supiro Limeño), y menos aún hago proselitismo a favor del pisco peruano en contra del pisco chileno. Mis restaurantes favoritos son de los de pasta y creo, honestamente, que la comida peruana es indigesta y poco saludable. Casi sin excepción se trata de un petardo de carbohidratos al cubo, una mezcla inexplicable de ingredientes (muchos de ellos deliciosos en sí mismos, hay que decirlo, pues los insumos son de primera calidad) que cualquier nutricionista calificado debería prohibir. Cada vez que alguien habla de la fama de la comida peruana en el mundo, pienso en las carencias de un país necesitado del reconocimiento extranjero para sentir respeto por sí mismo. Me imagino que el día en que en una película de Woody Allen, en vez de pedir comida china pidan comida peruana de un delivery de Manhattan, por fin podremos sentirnos parte de un país con marca registrada.

Pero volviendo a lo literario, queda claro que tenemos temas para tratar más allá de la agenda de PromPerú (en cuyos comerciales nunca aparece, ni por asomo, algún integrante de la cultura peruana que no sea un cocinero o un cantante popular). La literatura de la violencia política peruana, por ejemplo, aunque podría decirse -como lo muestran diversas antologías sobre el tema- que empezó casi al mismo tiempo que las primeras bombas, no fue sino hasta muchos años después, en la primera década del 2,000, en que dio frutos interesantes. Una vez que se logró superar la apología ideológica o el retrato costumbrista y se volvió vehículo de conocimiento, de memoria y reconciliación, se originaron libros fundamentales como La hora azul de Alonso Cueto o Retablo de Julián Pérez. Y probablemente sea solo el inicio de una literatura que profundizará sobre un hecho tan trascendente como son los años del terrorismo peruano.

No sé nada de cocina, así que ignoro en qué condición debe prepararse un calamar para que sea considerado "en su tinta". Pero sin duda, para que una obra sea un logro artístico y humano la tinta tiene que estar bien seca.

Hay 1196 Comentarios

Bueno, soy Peruano residiendo en un pais de la UE desde hace 12 anos, debo reconocer que la comida de mi pais es Deliciosa, pero tambien decir que en el Peru tenemos muchos problemas que esto acarrea (ej. obesidad,presion arterial, diabetes etc etc). Los que no han sido tratados adecuadamente.Empezando por ver la figura con sobrepeso de Gaston Acurio, lo cual es un buen indicador que los Peruanos tenemos tendencia a comer "platos rebalsantes" de comida de todo tipo (quien no conoce a alguien a quien llaman "gordo" o "el gordo"?). Que hay comida saludable , la hay, que hay comida mala,Tambien, lo que necesitamos es orientacion en cuanto a contenidos proteinicos,grasos,calorias,azucares etc para asi no cometer excesos.Veremos en algunos anos, si alguien se aventura a hacer un programa acerca de ello, los altos indices de obesidad de la poblacion Peruana que se "premia" con porciones Grandisimas de comida y no ejercitan.Quien escribe es una persona que gracias a esta cultura del sobrepeso llego a pesar muchos kilos demas, y solo siguiendo una estricta dieta, yendo al gimnasio y controlando todo lo que comida, logre entender que comer mas solo me envenenaba y no me hacia nada bien.ahora vivo feliz y como poco, siempre extrananado mis ricos platos peruanos, pero cominedo con mesura de ahora en adelante.La clave para todos los peruanos : Gaston Acurio, proponer soluciones saludables e informacion a la gente cuando hace sus famosas ferias MISTURA. la comida tambien puede ser VENENO si no de usa racionalmente.Gracias y saludos

Para los q conocemos la comida peruana sabemos de algunas platos son muy condimentados y no siempre caen bien , pero no necesitamos la aceptación de un escritor tan soberbio e ignorante que diga que la comida peruana es indigesta y poco saludable , conozco muchos y muy buenos restaurantes en Madrid que siempre paran abarrotados de comensales de todas las nacionalidades y eso es suficiente para ver que nuestra comida gusta y no solo a los peruanos. A PALABRAS NECIAS OIDOS SORDOS y este tipo de gente que por tener una columna creen que pueden juzgar todo desde su sitio y disparar a diestra y siniestra debería desaparecer de los medios de comunicación.

un poco de historia no cae mal:

“Vano Oficio” en discusión

por ocram el 24. nov, 2006

Reproduzco aquí una columna de Jerónimo Pimentel, aparecida ayer en Caretas, que extrañamente no ha sido rebotada en ninguno de los blogs de literatura.

Creo que mi amigo Jerónimo -como de costumbre- se desborda, pero su columna plantea tópicos que no sólo alentarán el lamentable chismorreo puñalero de la autófaga chologósfera literaria, sino que pueden incentivar algo más constructivo: un debate necesario y urgente sobre las características mínimas de nuestra televisión pública. Aquí va.
La sinrazón de un programa, ‘Vano Oficio’, que hace honor a su nombre.

Tantas Veces Thays

Que aceptemos el aforismo de Wilde y entendamos que la literatura, para ser tal, debe estar desprovista de toda utilidad, no significa que un programa dedicado a ella tampoco tenga ningún fin. Por ello no se sabe bien a santo de qué se le ha encomendado a Iván Thays un programa de literatura en el Canal 7. Por razones que sería ocioso desarrollar, y que resultan obvias al televidente, no se debe a sus virtudes propiamente televisivas (fluidez del discurso, manejo de cámaras, etc.). La única razón posible es que su conocimiento literario y sus dotes comunicativas lo hagan merecedor de un sueldo pagado por todos los peruanos por el servicio que ofrece. Pues bien, esto es cuestionable.

Thays posee una personalidad caprichosa harto reflejada en su visión literaria sectaria y sesgada, personalidad que por lo general traiciona toda objetividad en aras de saciar, en un penoso laisser-faire permitido por RTP, su agenda personal. Esas son las contradicciones de un personaje tan contradictorio que desde la blogósfera reclama hipócritamente altura y nivel en el debate intelectual, pero que no ha tenido problemas para resolver sus duelos privados insultando públicamente, como aquella vez que denigró desde estas mismas páginas (CARETAS 1877) a un respetable catedrático de la misma universidad que auspicia su programa, la PUCP.

De la misma forma, habría que desglosar múltiples minucias para explicar a los amantes de la literatura por qué Thays no invita a un considerable grupo de escritores destacados a ‘Vano Oficio’, o por qué ellos no están dispuestos a participar en el show de quien los menosprecia sistemáticamente, para entender por qué una importante parcela de artistas de todas las edades y escuelas no tienen la posibilidad de participar en el único programa de literatura que se permite la televisora del Estado. La lista de literatos es tan amplia que sus nombres juntos sólo renuevan la vergüenza: en narrativa, desde el genial Miguel Gutiérrez al prometedor Alexis Iparraguirre; en poesía, desde el consolidado Tulio Mora al talentoso José Carlos Yrigoyen. Luego, el contraste con sus colegas dobla la indignación: ¿A qué historiador Tony Zapata es incapaz de citar por que lo encuentra moralmente cuestionable (“Sucedió en el Perú”)? ¿Qué carnaval peruano no puede ser cubierto por Sonaly Tuesta en virtud de qué desarreglo con cuál alcalde, regidor o mayordomo (“Costumbres”)?

Cuando ‘Vano Oficio’ tuvo algún mérito, haciéndose merecedor de un premio incluso (que no compartió), fue gracias a que la estructura de su programa, así como la pre y pos producción del mismo, eran tan originales que trascendían el pobre desempeño del anfitrión. Pero cuando los directivos de aquel entonces se dieron cuenta que el resultado se debía a los méritos del productor Hernán Medina, y decidieron otorgarle una oportunidad para que realice una propuesta más inclusiva que la del autor de ‘La disciplina de la vanidad’, el escritor que es mejor contactólogo que escriba, y que en nada desaprovecha su status público de Skármeta wanna-be, confeccionó una carta colectiva en la que renombradísimos del panteón de las letras intimidaron con sus firmas al directorio de RTP, que de literatura sabe lo que Melcochita de etiqueta.

Thays ha hecho de esas relaciones públicas un método de disuasión con penosos resultados, por efectivos. Pontificando y denostando con ligereza y mala fe, ha aprovechado su espacio para dar rienda suelta a groseras vendettas, como aquella vez que calificó de “peor ensayo del año” una obra de divulgación que se permitió destacar a uno de sus blancos recurrentes y que, oh casualidad, le daba el discreto lugar que merece a su propia obra narrativa. Con décadas a la cabeza de ‘Presencia Cultural’, ¿con cuántos artistas se ha enemistado el buen Ernesto Hermoza? ¿Quiénes son los pintores o escultores imposibilitados de salir en ‘De Arte’, de Claudia Chumbe? ¿A quién le negó conversación Guillermo Giacosa en ‘Mapamundi’?

Ahora que Alfonso Salcedo se encuentra a la cabeza del Canal 7, el publicista, que no es ajeno al mundo de la poesía, debería aprovechar la oportunidad de replantear la cobertura literaria que realiza la señal estatal. (Jerónimo Pimentel)

http://utero.pe/2006/11/24/vano-oficio-en-discusion/utero

Mi comentario es sobre el que realizo Patricio Lynch, en realidad se nota que la educacion de este hombre es tan pobre como la manera en la que se expresa de otras personas. Es lamentable leer tanta xenofobia junta guardada en el resentimiento y el odio de una persona, seguramente tus padres, porque esto viene de casa (y no tiene que ver con nacionalidades como tu generalizas e insultas sin ninguna justificacion a los peruanos), no te ensenaron que las personas somos distintas, que en las diferencias se entienden las personas, que en la diversidad esta la riqueza y que hay maneras correctas y propias de expresarse sobre los demas, descalificas y mientes impunemente detras de una computadora a personas que como tu tienen la misma condicion, son humanos como tu, pero eso es algo que seguramente estara muy lejos de tu entendimiento y tu comprension.

Mi comentario es sobre el que realizo Patricio Lynch, en realidad se nota que la educacion de este hombre es tan pobre como la manera en la que se expresa de otras personas. Es lamentable leer tanta xenofobia junta guardada en el resentimiento y el odio de una persona, seguramente tus padres, porque esto viene de casa (y no tiene que ver con nacionalidades como tu generalizas e insultas sin ninguna justificacion a los peruanos), no te ensenaron que las personas somos distintas, que en las diferencias se entienden las personas, que en la diversidad esta la riqueza y que hay maneras correctas y propias de expresarse sobre los demas, descalificas y mientes impunemente detras de una computadora a personas que como tu tienen la misma condicion, son humanos como tu, pero eso es algo que seguramente estara muy lejos de tu entendimiento y tu comprension.

Simplemente de acuerdo, aparte de indigesta y nada de saludable, esta el gran problema de la falta de higiene de los peruanos, recuerden que un cholo es una fuente de contaminación ambulante, el 90% nunca tuvo SSHH en sus casas, el 60% no conoce la palabra SSHH, cuando uno ve a una nana peruana en Chile uno ve un tarro de basuras con patas.-
En general nunca falta el weon que opina sin saber.- lo digo porque la comida peruana es para pobres, Perú es una país plagado de enfermedades endémicas, de desnutrición severa, su comida solo es un chiste basado en su mano de obra barata, comer alguna de sus platos sobre sazonados, chorreando en aceite pasado, con una siempre dudosa higiene, para terminar pasado a fritanga o comiendo sebiche de cuy!!! No gracias.- dime lo que comes y te diré quien eres, los peruanos tienen 500 años de esclavos, de los incas, de los españoles y después de los criollos.- su comida refleja su condición.- una nana peruana es una fuente de contaminación ambulante, es cosa de verlas cocinar, escupen sobre la comida.-
Una peruana va a cagar al baño y nunca se lava las manos cuando esta cocinando-.

se ve que no te gusta la comida peruna respeto tu opinion pero no tiene que ir quemando a l bello peru que donde vallas con orgullo dicen peruana un comida deliciosa lastima que tu lo veas asi y sabes algo sigue tragando pasta que te pondras como un cerdo que esos si son carbohidratos y que lastima que la momia de tu abuela no cosina porque tendrias bellos recuerdos entre ollas y fogones como muchos de los peruanos si tenemos y las manos de nuestras madres que con un simple pure de papas nos enseñaron a comer comida echa con amor y no pasta que es un poc de arina agua y sal que la hace hasta un niño de 5 años que triste debe de ser tu vida y que no tenga una mujer que te demuestre su amor preparandote un rico ajiaco de papa o un triguito guisado o un simple pescadito frito bueno eso nunca lo sabras si te animas te llevo a que te rindas a esos olores y sabores que seran como un orgasmo y si no te vas a la puta que te pario he dicho may

Desde luego tu artículo abrió la caja de los truenos, y nos desnudó por completo para sacar al fresco la intolerancia y chauvinismo de nuestra sociedad, y sobretodo el bajo nivel cultural en que estamos. Esto no es nada tan cierto como nuestra historia reciente que con el fujimorismo nos hizo retroceder tremendamente en cuanto a educación y cultura se refiere y nos dejó una sociedad marcada por tendencias fascistoides. Desgraciadamente es así, y los peruanos no queremos aceptar nuestras realidades, preferimos la tele basura, vivir del chisme y la prensa chicha, y que nos inflen el pecho con nuestro boom gastronómico, ya que estamos faltos de triunfos desde que perdimos el buen fútbol que teníamos en los setenta – claro que eso tú no lo viviste, ni tampoco las nuevas generaciones-, aunque para ser sinceros esto del orgullo nacional por nuestra comida ya estaba acá antes de que Gastón Acurio estuviera en escenario, eso es parte de nuestra identidad desde siempre, desde que Rosita Ríos era Rosita Ríos, y Teresa Izquierdo no asomaba todavía. Tal vez las nuevas generaciones recién lo aprenden, pero de mala manera, y eso en mi parecer, por el fujimorato que nos dejó bien marcados. Lo que nos hace falta acá es diversificar, ser más originales, no copiar los éxitos de otros (yo no sé a donde irán a parar tantos cocineros con las tantas escuelas culinarias que han proliferado como hongos), creer en nosotros y no apoyarnos en el bastón de la religión, y esperar que Dios se ponga la camiseta de la selección cuando se sale a la cancha. Créeme Iván que si tu blog no hubiera sido noticia en el Perú, nadie se hubiera enterado de que existe El País, ni te hubieran apanado de tal manera. Para terminar con esto, nuestra comida sí que es muy buena y no necesitamos reconocimiento mundial , además todo lo rico o en exceso trae sus consecuencias, si no vuélvete vegetariano porque amor sin dolor no es amor. Te lo digo yo que soy profesional de administración hospitalaria, he vivido en el extranjero la mayor parte de mi vida, y me da pena la reacción tan intolerante que causó tu articulo, que no era dirigido principalmente contra la comida peruana, si no contra el oportunismo editorialista al que te referías. En definidas cuentas la mayoría no lo entendió, porque no saben leer o no les enseñaron a pensar independientemente, si no a aceptar el mundo tal como se lo presentaron.

Es como decir que mi madre es asquerosa y cocina mal , hipocritas ya quisieran comer como los verdaderos peruanos que no se preocupan del aspecto externo y doblan la porcion , basta comer lo necesario, recuerden que la obesidad no es el principal problema del Peru como lo es en USA y en Europa. depende de cada uno,todo en exceso hace mal, hasta la pasta con agua y una pizca de jugo de tomate.recuerden quienes tienen problema de OBESIDAD que no es sinonimo de salud. Ahhh comienza a darte unas vueltitas por los huecos y deja de comer solo pasta en blanco.

Soy cabrazo!

" La gastronomía peruana y que no consideran que nuestra comida es la mejor de Latinoamérica y quizá -para no caer en falsas modestias- del Mundo". A ver Ivan, tú rematas la idea diciendo que a ti te gustan las PASTAS?????, se nota de inmediato que no tienes el más mínimo gusto al comer (bueno tampoco lo tienes al escribir tus cuentos....... esos si empalagan) finalmente, todo en exceso es malo...... TODA la comida incluida tus PASTAS, que además es alta en carbohidratos, que algunas personas prefieren limitar como parte de planes de dieta específica. Las Pastas además también contiene gluten, que las personas con enfermedad celíaca no pueden comer... etc... Otras personas prefieren no comer productos de granos refinados como pasta y algunos simplemente desagrado la textura o el gusto de los fideos...... y podría decirte más pero no quiero caer pesado como tú......... entenderás...... Te sugiero que si otro día tu única neurona gastronómica te funciona, comenta de tu NULO conocimiento gastronómico en un café de tías, pero no en un blog de un diario de mucho respeto como el Pais. en verdad nos haces quedar muy mal.........sabes? DEBERIAS ESCRIBIR SOBRE ESTO ASÍ QUIZÁS ALGUNO DE TUS COMPATRIOTAS QUE NO SEAN TU FAMILIA SE ATREVAN A LEERTE ALGUNA VEZ........

P.D. Espero no haberte caido empalagoso.......a ver si algún día te das una vueltita por mi restaurante, IL RAFAEL....

Esas son las fotografías en las cuales estaba en las épocas donde imitaba ,metrosexualemente, a Oscar Wilde. Como se nota. Ivan, eres retrolazo.

El día que los(las) peruanos(as) cuestionen a sus tótems sagrados modernos (Mario Vargas Llosa, Gastón Acurio, etc.) y dejen sus muletas nacionalistas (Pisco Sour, Machu Picchu, la comida peruana, etc.), el Perú y su gente habrán madurado social y psicológicamente. Mientras tanto, seguirán cargando sus complejos de inferioridad y su mentalidad de borregos, sin darse cuenta los problemas básicos de esta sociedad y su cultura. Hermanos(as), hay tanto por hacer!

Hay tantos idiotas en este mundo... Yo no sé!

Idiotas nacidos del repudio indecifrable frente a su patria. Como si en ellos la resaca de todo lo sufrido se posara en su pluma escribiendo caca.. Yo no sé!

Son varios, pero son... Escriben las más grandes sandeces y del más roto linaje. Serán tal vez aquellos bárbaros chilenos o los parias como Thays de fácil canje.

Son esas penas de la impotencia de vivir en un país donde nadie le dio bola. Ese ser espurio de "dura pluma" es el lastre que morirá algún día con pistola.

Y el peruano... pobre... pobre! Vuelve el ataque (siempre tratando de hundir al compatriota).

Viven como cangrejos en una olla, que de tanto rezago les que sabor a cebolla)

Hay golpes en la vida tan fuertes... Iván tú lo sabes!

Es usted un pingaloca querido amigo.

A estas alturas la indigestión de Thays debe estar creciendo a limites insospechados. Recomiendo usar el tapabocas como diría la miss colombiana.

lamentable aquel comentario proferido por el señor Tayson. Ivan, yo no sé cómo puedes retener tanto comentario insulso y, estúpidamente, agresivo. Fardan aquellos de tener una gastronomía de primera. ¿No ven como se mueren de hambre aquellos niños de la sierra? ¿Acaso no se han dado cuenta que están siendo manipulados los sensacionalistas massmedia? Claro que no, pues ustedes están en la pobreza intelectual extrema. Y claro, esto no es debido a su escasez mental, sino a la mala suerte de tener un gobierno corrupto e indiferente frente a los necesitados. Esa escasez intelectual se debe a la falta de lectura, a la pobre educación; edución que el señor Thays, felizmente recibió. El fue el afortunado, dense cuenta. Ivan Thays fue el niño que nació en la cuna de oro, retirandose a españa a vivir con los de su elevada clase. Gracias Ivan, nos has demostrado que eres un descarado, que se defeca en los infames e infortunados peruanos que no tuvieron la suerte de vivir en un país donde se respeten sus derechos. Me iré, dichoso, a Ganímides.

Gracias, Iván, por preocuparte por la salud de todo el Perú y el mundo al decir que "cualquier nutricionista debería prohibirla" (la comida peruana). Aparte de escribidor, te estás convirtiendo en el próximo doctor PÉREZ ALVELA, gracias, gracias...

Peruanos de mierda, preparense que me comeré a sus hijos y a sus madres jajaja! >:D... aunque tal vez ni lleguen a saciarme ya que son unos famélicos hasta el culo.

La posición de Thays me parece correcta partiendo desde su propia libertad para opinar, además, el chovinismo es un mal endémico de la sociedad peruana, mal que no permite ver problemas sustanciales que mantienen al país como tercermundista a pesar de tener una economía galopante.

http://elestigmadecain.com/2012/02/05/ivan-thays-la-comida-peruana-y-el-chovinismo/

Haber peruanos alienados ignorantes y malcomidos, es que no entienden la semantica la sintaxis y la metodologia observadora de mi sesudo enjuiciamiento respecto a lo vulgar y excrementicio de la cual esta compuesta su hipercarbohidratada culinaria,no se dan cuenta que les estoy haciendo un gran favor al abrirles los ojos para que traten de superar esos complejos de inferioridad y desconocimiento nutricional que tanto les afecta tambien trato de librarlos de esos aprovechados Acurios de esos don pedritos y de esos marcaperu que solo se aprovechan de sus insulsos conocimientos y facil manipulacion mediatica; ya estoy hasta los huevos ya! de que me llegue tanto comentario estupido ,si dije que la comida peruana es una reverenda mierda,lo vuelvo a decir y me ratifico en ello y a quien no le guste mi opinion que se vaya a tomar por el culo y me cago en sus putos muertos.
gracias y perdonen si me he exaltado.

Esta bien q opine, EN EL FONDO ESTA BIEN Q OPINE, pero como literato debió tener cuidado en no generalizar, es decir, EN LA FORMA QUE DIO SU OPINION ESTA MAL PUES lo q molesta de éste señor escritor es que se llene y se exceda de mala onda de calificativos a la gastronomia peruana, ademas si se critica el boom gastronomico del Peru hacia el exterior, pues es algo positivo desde todo punto de vista, es bueno hacernos conocidos por algo bueno, al contrario no nos conviene q obras literarias tan malas como las de Thais se hagan conocer, que me hacen dormir al leer la primera pagina

Comentarios el de ''tigress'' no solo causan vergüenza, sino lástima.Y no, no estoy con nadie en esta ''contienda'' cibernética, pero me resulta penoso que alguien diga algo relativamente cierto que logre herirlos en lo más profundo y que ustedes no hagan más que confirmar su teoría.

Yo estoy de acuerdo contigo Ivan, aunque a mí sí me guste la comida peruana soy consciente que nutricionalmente no es una comida equilibrada. Y pienso que se debe a que nuestros platos "bandera" eran consumidos en momentos festivos y no como menú diario. Todo esto dentro de un contexto en el que los peruanos podían comer decentemente y no en los casos de vida miserable. Yo entiendo cada una de tus palabras, sé que las dices con sinceridad pero tal vez te olvidaste que nuestra ignorancia crónica sería incapaz de entenderte. Yo presiento tu mensaje pero no me atrevo a decirlo pues no me siento lo suficientemente culta para respaldarme.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Vano oficio

Sobre el blog

Este blog se plantea hacer comentarios de actualidad sobre libros, autores y lecturas en menos de 1.000 palabras. Se trata de un blog personal, obsesivamente literario, enfermo de literatosis, como diría JC Onetti, según la regla que la literatura es un vano oficio, pero jamás un oficio en vano.

Sobre el autor

Ivan Thays

Ivan Thays. (Lima, 1968) Autor del libro de cuentos Las fotografías de Frances Farmer y las novelas Escena de caza, El viaje interior, La disciplina de la vanidad, Un lugar llamado Oreja de Perro, Un sueño fugaz y El orden de las cosas. Ganó en el 2001 el Premio Principe Claus. Fue finalista del premio Herralde 2008. Fue considerado dentro del grupo Bogotá39 por el Hay Festival. Sus novelas han sido traducidas al francés, italiano y portugués. Dirigió durante siete años el programa televisivo Vano Oficio. Actualmente administra el comentado blog Moleskine Literario.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal