20 ene 2011

B. pone en marcha el contragolpe televisivo

Por: Miguel Mora

Silvio-berlusconi

El contragolpe de Silvio Berlusconi ya está en marcha. El magnate ha elegido la línea dura televisiva, y todos los medios a su disposición han empezado a martillear a la ciudadanía. Los fiscales de Milán son ilegítimos para acusarle. No tienen competencia territorial. Le han investigado como si fuera "un mafioso o un camorrista". Han invadido la privacidad de su casa de Arcore en la que realiza tareas de Gobierno. Esos jueces deben ser castigados porque han violado la Constitución.

Tres televisiones privadas, dos públicas, e incluso la Sky de su comp

etidor Rupert Murdoch empiezan a dar espacio a las velinas y las prostitutas en los telediarios y en los programas de cotilleo para construir el relato de la exculpación popular del soberano, que por supuesto no es de este mundo y se niega a acudir a declarar.

La verdad televisiva de Berlusconi se ha impuesto en los últimos 30 años en Italia sobre la verdad judicial y sobre su cultura humanista y solidaria, y ha cambiado el ADN del país, creando un sistema político nuevo, una Constitución material a medida y una democracia televisada, populista, posmoderna y empresarial diferente a todos los sistemas políticos anteriores.

El maestro Giancarlo Santalmassi lo explica así en este excelente post de su blog.

Viva Vaticalia.

Siamo al golpe (Llega el golpe)

En sentido posmoderno, claro, como escribí hace un año en el El País. Su protagonista no es el ejército, sino una serie de acciones cada vez más audaces para hacer violencia a las instituciones. La constitución “real” prevalece sobre la que está legalmente en vigor. Esto se consigue mediante un goteo mediático que sigue el principio de la “mitridatización” (acostumbrase a un veneno por haberlo ido tomando en dosis crecientes). El fundamento de dicho principio es el control de la televisión: vosotros id soltando cosas, que algo quedará. Este fenómeno comenzó cuando Berlusconi entró en el parlamento italiano con medidas tales como imponer que se escribiera “Berlusconi presidente” en las papeletas electorales; martillear a la gente con que todos los que no le apoyan son “comunistas”, empezando por los jueces (de todas las categorías, del fiscal al juez del Tribunal Constitucional), pasando por los periodistas críticos y llegando incluso a los árbitros que perjudican al Milán; aprobar leyes para zafarse de la justicia y no para que sean la base de la convivencia social (hoy reducida a cenizas); aprobar una ley electoral proporcional que le regala una abrumadora mayoría absoluta (de gente nombrada por él) contando en realidad con un número de votos reales muy pero que muy inferior al de la mayoría absoluta.

La aparición televisiva de Berlusconi ayer fue una clara demostración de lo que vengo diciendo. Soltó una proclama amenazadora (los jueces que le investigan son anticonstitucionales y hay que castigarlos) que se emitió en todos los telediarios en directo y en diferido. Otra prueba es la bochornosa aparición en la televisión de una actriz de cabaret (ella misma pidió intervenir en Sky [platoforma de televisión digital de Rupert Murdoch en Italia]) en la que manifestó que lo de las fiestas había sido un invento suyo y, llorando, declaró su amor por Berlusconi. Y Alfonso Signorini, el director de televisión hoy en día más importante de Italia, llama a Ruby para que suelte en la televisión de Berlusconi (Mediaset): “Me he inventado una vida paralela”.
En resumen, lo importante es que los italianos sepan que la verdad es la que la televisión martillea a diario y no la de los documentos judiciales. Un ministro de justicia puede decidir lo que constituye delito y quién tiene que ser el juez. Solo nos queda esperar que manden a la cárcel a los jueces indeseables con una ley a favor de sus intereses que será votada por un parlamento que ha sido nombrado por él: Silvio Berlusconi.

(Traducción: Luis, un amable lector)

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Hay 15 Comentarios

Luis, muchas gracias, es mejor la suya que la mía. El enlace directo al blog de Santalmassi está en los blogs recomendados, a la derecha. Aprovecho para recomendaros también el primero, de Íñigo Domínguez, blog que no ha sido superado ni lo será. Kike, siento que no le guste, pero no es de internet.

Lo mejor de Italia esta agazapado, contrito, viajando, diluido en el tiempo que le ha tocado vivir, eso si, magnificado por la TV de Berlusconi, el gran codicioso.
Saludos

Esfuerzo inútil. Acabo de comprobar que Miguel Mora ya ha publicado su traducción.

AQUÍ VA MI ADAPTACIÓN DEL TEXTO DE GIANCARLO SANTALMASSI

Esto es un golpe de estado

En sentido posmoderno, claro, como escribí hace un año en el El País. Su protagonista no es el ejército, sino una serie de acciones cada vez más audaces para hacer violencia a las instituciones. La constitución “real” prevalece sobre la que está legalmente en vigor. Esto se consigue mediante un goteo mediático que sigue el principio de la “mitridatización” (acostumbrase a un veneno por haberlo ido tomando en dosis crecientes). El fundamento de dicho principio es el control de la televisión: vosotros id soltando cosas, que algo quedará. Este fenómeno comenzó cuando Berlusconi entró en el parlamento italiano con medidas tales como imponer que se escribiera “Berlusconi presidente” en las papeletas electorales; martillear a la gente con que todos los que no le apoyan son “comunistas”, empezando por los jueces (de todas las categorías, del fiscal al juez del Tribunal Constitucional), pasando por los periodistas críticos y llegando incluso a los árbitros que perjudican al Milán; aprobar leyes para zafarse de la justicia y no para que sean la base de la convivencia social (hoy reducida a cenizas); aprobar una ley electoral proporcional que le regala una abrumadora mayoría absoluta (de gente nombrada por él) contando en realidad con un número de votos reales muy pero que muy inferior al de la mayoría absoluta.
La aparición televisiva de Berlusconi ayer fue una clara demostración de lo que vengo diciendo. Soltó una proclama amenazadora (los jueces que le investigan son anticonstitucionales y hay que castigarlos) que se emitió en todos los telediarios en directo y en diferido. Otra prueba es la bochornosa aparición en la televisión de una actriz de cabaret (ella misma pidió intervenir en Sky [platoforma de televisión digital de Murdoch en Italia]) en la que manifestó que lo de las fiestas había sido un invento suyo y, llorando, declaró su amor por Berlusconi. Y Alfonso Signorini, el director de televisión hoy en día más importante de Italia, llama a Ruby para que cuente en la televisión de Berlusconi (Mediaset) que “me he inventado una vida paralela”.
En resumen, lo importante es que los italianos sepan que la verdad es la que la televisión les martillea a diario y no la de los documentos judiciales. Un ministro de justicia puede decidir lo que constituye delito y quién tiene que ser el juez. Solo queda esperar que manden a la cárcel a los jueces indeseables con una ley a favor de sus intereses que será votada por un parlamento que ha sido nombrado por él: Silvio Berlusconi

Miguel, podrías poner un enlace en tu post que lleve a la entrada original en italiano del blog de Santalmassi? Estoy buscando el post original del periodista italiano pero no logro encontrarlo. Un abrazo y felicidades por el blog!

Pedazo m... de traducción! El sentido se entiende pero un conocido traductor de internet es válido para uso personal, y no susceptible de publicación. ¿Vergüenza periodística? Sí y con todas las letras.

¡Perdón amigos! No me dio tiempo esta mañana, ya está colgada la traducción en español del post de Santalmassi. Gracias a todos por la paciencia

A los que llevan 15 anyos creyendo que ha llegado el fin de Berlusconi (como "La Repubblica"...), los invito a volver a ver la escena final de la pelicula "Il Caimano" http://www.youtube.com/watch?v=AXMezbDSSrM y leer aquì: http://www.lundici.it/index.php?option=com_k2&view=item&id=10%3Abunker&Itemid=55

Estoy seguro que el Libro de Estilo de El País dice algo en alguna parte sobre eso de colgar tres parrafazos en un idioma distinto del castellano y solucionarlo con un "seguro que lo entienden estupendamente".
Pues no, no lo entendemos. Vale que los blogs son medios más informales, pero eso no quita para que las cosas haya que hacerlas bien.

Y los medios haciéndole el juego a Berlusconi. ¿Qué tal si en vez de hblar de esto hablamos de los mil problemas de verdad que tiene Italia y que este señor está probando ser incapaz de resolver?

Berlusconi está probando ser un niútil como gobernante y eso es lo relevante. Lo que haga con sus pares pudentes no es la noticia principal, en absoluto: lo principal es lo inútil que es como gobernante: eso es lo esencial.

EL PAÍS se equivoca al utilizar la orientación sexual para destruir a las personas.

Bonito corta y pega ha hecho usted en esta entrada del blog. Es el típico y manido tópico de que sabiendo castellano uno puede leer italiano o portugués de forma sencilla. Tal vez un texto en inglés estaría mas al alcance de los conocimientos de idioma de la mayoría de los lectores españoles, pero de ese texto en italiano no se puede extraer nada si no se conoce el italiano. Por favor, si lo va a usar... publique una traducción o ayude a su lectura.

""El maestro Giancarlo Santalmassi lo explica así en este excelente post de su blog. Está en italiano, pero seguro que lo entienden estupendamente."" Lo entendera estupendamente el que sepa italiano porque lo es el comun de los mortales apenas puede coger una idea general. La proxima vez esfuerzese un poco mas y traduzca haga el favor.

"La verdad televisiva de Berlusconi se ha impuesto en los últimos 30 años en Italia". Certo. Da quando il suo amico socialista Bettino Craxi ha varato la legge Mammi.

Dice il Capocomico (da qualche parte in internet ho trovato anche un delizioso Burlesconi), che lui è “assolutamente sereno”. Anzi, ha aggiunto, “mi sto divertendo". Lo confesso: al posto suo, che è il posto di uno totalmente sprovvisto di etica e che da 16 anni prende impunemente per il culo tutti gli italiani e intanto si fa sempre più ricco, mi starei divertendo anch’io. E neanche sarei preoccupato, perché dovrei solo dire no non me ne vado per assicurarmi, nel peggiore dei casi, un’uscita che mi garantisca non solo l’immunità ma tutti i miei soldi e le mie mignotte, e facendoci in più la parte del martire. Ad Arcore ci sarebbero allora pellegrinaggi di fedeli come già a Predappio, e alcune stanze, le bunga bunga rooms, sarebbero “riservate” come quelle delle pitture erotiche di Pompei al Museo Archeologico di Napoli, uno dei pochi non ancora distrutti da Bondi. I fortunati ammessi potrebbero vedere e forse addirittura annusare le divise da poliziotta e da infermiera che le povere beneficiate dal Capocomico indossavano per poi togliersele, il reggiseno della Minetti, le mutande della Ruby, e insomma tutti quegli ammennicoli che faranno rimpiangere il grande statista, ultima (ma solo in ordine di tempo) maschera della ignobile commedia all’italiana.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión

SOBRE EL BLOG

Como dijo un alemán, Italia es como una diva de Hollywood: “Todos la miran admirados pero nadie la comprende”. Este año, el país festejará el 150 aniversario de la unidad y los 82 años de su divorcio del Vaticano. Pero ¿estamos seguros de que Italia y el Vaticano son dos Estados distintos? Uno vive subsumido en el otro, aunque no resulta fácil decir quién subsume más a quién. Lo único claro es que Vaticalia es una mina informativa: pecados y delitos, mafias y masonerías, santos y 'velinas', vida interior y noches locas, Ratzinger y Berlusconi... ¡Viva Vaticalia!

Sobre el autor

Miguel Mora

Miguel Mora. Corresponsal en Roma, antes en Lisboa, fue redactor en la sección de Cultura durante diez años y en la Edición Internacional durante cuatro. Trabaja en EL PAÍS desde 1992, es autor del libro ‘La voz de los flamencos’ y sigue siendo, pese a todo, un atletista empedernido.

ESKUP

Archivo

agosto 2011

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal