22 ene 2011

Un cura heroico propone huelga de misas

Por: Miguel Mora

Donaldo

Don Aldo Antonelli, cura de Antrosano, en la puerta de su iglesia. Foto: Il Centro.

El panfleto dice: "Luto por el país, humillado por un primer ministro negociante y licencioso, secuestrado por una economía mentirosa y patibularia. Luto por una iglesia connivente y concubina, muda y amordazada, casamentera y mercenaria".

 

Digan lo que digan los escribanos de Comunión y Facturación, Vaticalia es un lugar maravilloso en el que la enorme proporción de villanos y la magnitud de sus fechorías se compensa solo por el coraje y la lucidez de algunos héroes tan majos y simpáticos que dan ganas de llevárselos a casa.

Como casi siempre estamos hablando de los malos, hoy toca hablar de un héroe civil, aunque civil se dice sin intención de ofender porque es un superhéroe con sotana, lo cual, como decía Chano Lobato, tiene un mérito bastante grande.  

Se trata de Aldo Antonelli, párroco de Antrosano, pequeño pueblo de Los Abruzos.

Rápido y suelto, don Aldo no tardó ni 24 horas desde que se conoció la investigación de la fiscalía de Milán sobre las presuntas bacanales y concusiones del Sultán de Arcore en lanzar una propuesta insólita: convocó una huelga de misas para hoy domingo en protesta por “la complicidad de la jerarquía católica con la política sucia”.

A continuación, colgó en el portón de su parroquia unas esquelas decretando el luto “por un país humillado y una Iglesia connivente”, y mandó su idea a 60 párrocos y cientos de amigos.

Tras unos días de reflexión, mucho diálogo con sus vecinos y algunas presiones del obispo de Avezzano, Pietro Santoro, que le pidió que no “penalizara” a los fieles, Antonelli ha acabado reculando y ha decidido decir hoy su misa, buscando eso sí en el Evangelio pasajes alusivos a la corrupción.

Convertido en un símbolo de la resistencia, Don Aldo ha anunciado que la homilía tratará de todo lo que ha pasado estos días, "pero sin centrarnos solo en el caso Ruby y en la polémica que ha suscitado. Hablaré de tinieblas, oscuridad y regreso a la luz, que es un tema muy actual”.

Sobre las razones que le han llevado a desconvocar por fin la huelga, el sacerdote ha explicado a Il Centro, un diario de Pescara, que no ha cambiado “en absoluto de idea”. “Pero no quiero instrumentalizar una propuesta nacida del dolor de ver a un país abandonado a la podredumbre de sus gobernantes", ha explicado. "Mi objetivo era simplemente remover las conciencias de la gente y provocar un arrebato en la de los políticos que se preocupan de verdad por el Estado”.

Antonelli ha estimulado de momento a las fuerzas vivas de su región. El escritor y religioso Antonio Thellung le ha sugerido “celebrar la misa en silencio total, entregando a todos un comunicado de denuncia”. Pina, una amiga, ha pedido “que se niegue la eucaristía a los corruptores de las costumbres y de la ética pública y privada”; y otros ciudadanos le han preguntado al cura comejerarcas por qué no se rebeló de la misma forma en nombre de las víctimas de la pederastia clerical.

Mientras tanto, otro obispo de Los Abruzos, el de Chieti y Vasto, Bruno Forte, amigo personal de Joseph Ratzinger, ha hablado del escándalo con bastante más claridad de lo que lo hizo el secretario de Estado vaticano: “Si esos delitos se han cometido, quien los haya cometido tiene una enorme responsabilidad moral, especialmente si se trata de un personaje público con responsabilidad pública: la persona o personas implicadas deberían dimitir expresando su profunda vergüenza para dejar espacio a otros, porque el país necesita personas que no sean en absoluto imputables por semejantes fechorías”.

En homenaje a su transparencia, de pensamiento y obra, le ponemos aquí unas alegrías del maestro Morente. A la guitarra, el maestro Sabicas.

Descargar 03 Alegrías Sabicas

Es tanta la clariá,

que por tu ventana sale

que dice la vecindad

ya está la luna en la calle.

 

Ole. Viva Vaticalia.

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Hay 11 Comentarios

No creo que en la Espana de Zapatero ustedes tengan la altura moral como para hablar mal de otros pueblos.

GENIAL

Hoy La jerarquía de La Iglesia Católica al igual que muchos otros estamentos de nuestras sociedades nacionales de los países occidentales, han quedado añejas.
Y la gente de la calle, el personal de a pié, los que viven el día a día cotidiano. Lo dicen con la palabra simple y directa de quien no tiene ya nada que perder.
Vemos disiparse como el humo lo que en otros tiempos eran dogmas de fe. Hoy la mediocridad no se puede esconder detrás de ningún decorado, ni detrás de dogmas ni panaceas ni doctrinas.
Hoy la gente de la calle que vive el día a día al filo y al límite de su capacidad de aguante ya no teme a los poderosos sean terrenales o celestiales. Porque pagamos en carne propia cada día el peaje a seguir viviendo.
Hoy la gente desnuda a la mendicidad, la truculencia, el engaño sibilino, delante de la opinión pública sin temores a condenas eternas.
Llamando por su nombre a las cosas tal cual son.

¿Qué culpa tienen los fieles que quieren asistir a Misa de que Berlusconi sea un putero o que el cura de los Abruzzos piense que la iglesia es así o asáu? ¿Dónde pone ese reverendo los derechos de los fieles? ¿Qué diferencia hay entre este cura que no celebra por sus pistolas y el que te obligaba a ir en el colegio?

El trabajador de la empresa vecina a la parroquia ¿puede hacer huelga por los mismos motivos que su párroco?

Ya lo decía aquél: "il clericalismo è duro a morire". Y lo peor es el festejo con que aún se recibe.

Bravo Miguel. Tu eres la voz de los vaticalianos. Da pena ver la gente dormida con lo que está cayendo. Y mucho más si de fondo suenan alegrías. ¡Viva Vaticalia!

Yo he hecho lo mismo. Y no pude volver porque era la única feligresa asidua de mi parroquia que denunciaba la corrupción, el robo de los derechos fundamentales del pueblo (comenzando por los de la infancia) y la marginación de las víctimas.
Si que he recibido el apoyo público de otros sacerdotes.
Aquí también hay valientes.

Está bien protestar contra la degradación de la polìtica en ese país, pero lo de la huelga de misas me parece que no tiene nada que ver y que no sirve para nada. Habría otros modos más eficaces.

Otra prueba, a ver si ya :)

Pues yo he podido enviar mi comentario, a pesar de que dices que ta fallan. Este lo envié desde IExplorer, y el anterior desde Firefox.

Ánimo Miguel. Veo que vas cogiendo carrerilla con tu blog.

Me dicen que no entran los comentarios. Esto es una prueba.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión

SOBRE EL BLOG

Como dijo un alemán, Italia es como una diva de Hollywood: “Todos la miran admirados pero nadie la comprende”. Este año, el país festejará el 150 aniversario de la unidad y los 82 años de su divorcio del Vaticano. Pero ¿estamos seguros de que Italia y el Vaticano son dos Estados distintos? Uno vive subsumido en el otro, aunque no resulta fácil decir quién subsume más a quién. Lo único claro es que Vaticalia es una mina informativa: pecados y delitos, mafias y masonerías, santos y 'velinas', vida interior y noches locas, Ratzinger y Berlusconi... ¡Viva Vaticalia!

Sobre el autor

Miguel Mora

Miguel Mora. Corresponsal en Roma, antes en Lisboa, fue redactor en la sección de Cultura durante diez años y en la Edición Internacional durante cuatro. Trabaja en EL PAÍS desde 1992, es autor del libro ‘La voz de los flamencos’ y sigue siendo, pese a todo, un atletista empedernido.

ESKUP

Archivo

agosto 2011

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal