21 ene 2011

¿Turban a la Iglesia los "buenos legisladores puteros"?

Por: Miguel Mora

Mary3
Marysthell García Polanco, una de las asistentes a las fiestas de Arcore.

Tras diez años de fructífero Proyecto Cultural, pingües negocios a pachas en la Protección Civil, leyes contra la fecundación asistida, movimientos concertados contra el testamento vital, normas especiales para que Eluana Englaro no muriera de hambre y sed, y generosas aportaciones a las escuelas católicas mientras las públicas, como en España, agonizan sin dignidad, muchos se preguntan en Vaticalia si la Iglesia italiana y el Vaticano habrán decidido finalmente desembarazarse de su alianza de hierro con el pagano Sultán de Arcore.

Algunos datos indican que las bases no soportan más la vergüenza de ese pacto antinatura, un engendro impulsado en los últimos 20 años por el Opus Dei, Comunión y Liberación y los Legionarios de Cristo que se basa en el apoyo mutuo con el Gobierno B. para destruir el patrimonio cultural de la izquierda y convertir progresivamente, como mandaba el Concordato firmado por Bettino Craxi y el cardenal Casaroli, al Estado de bienestar (la sanidad, la educación, incluso la atención a los inmigrantes) en un rentable negocio privado vaticaliano.

Según el sacerdote y vaticanista Filippo Di Giacomo, el caso Ruby "ha tenido la única virtud de acabar con las mentiras que nos hemos contado todos estos años. Ahora debemos empezar a decirnos que la izquierda no tiene una sola idea, y que se parece mucho a Berlusconi porque está dorgada de ambición, de dinero y de poder. Entre los dos han metido a Italia en un callejón sin salida, y ahora esta, como un bambino, busca el amparo de la gran mamma, la Santa Madre Iglesia".

Aunque los obispos, periodistas, políticos y cardenales más cercanos al compromiso social (y al Partido Democrático) parecen estar presionando en las dos orillas del Tíber para que las jerarquías de acá y de allá hagan una declaración pública inequívoca, que deje claro que las supuestas andanzas menoreras de B. han sobrepasado todo límite y que la Iglesia no le acompañará por ese camino (metafóricamente, claro), las declaraciones hasta ahora han sido tibias, y la actitud general revela más pánico que decisión.

Después de tantos años de tener un referente pagano y ateo-devoto y seguramente por eso más fiable que si fuera católico, los purpurados de la curia negocianta y trapicheadora se sienten perdidos, acabados, como el monagillo pillado de marrón robando en el cepillo.

El aliado más fiel está contra las cuerdas, y como cantaba el maestro Morente, ha llegado el momento de

Que me toquen arrebato
Las campanas del olvido
Venga y apaguen el fuego
Que esta gitana ha encendido

Óyela. El pequeño reloj

Y quizá por eso, las condenas han sido hasta ahora cualquier cosa salvo inequívocas. Las palabras melífluas de Tarcisio Bertone, secretario de Estado, pidiendo genéricamente "moralidad, justicia y legalidad" han dejado insatisfechos a casi todos los católicos.

De hecho, su ambigüedad ha gustado a Berlusconi, que ha afirmado hoy a su consejo de ministros que el secretario de Estado vaticano ni siquiera se refería al caso Ruby cuando expresó su "turbación".

Mientras tanto, los medios vigilan cada sílaba pronunciada por el Papa extranjero, y han querido ver hoy un nuevo toque de atención en el discurso ante los policías llegados a San Pedro desde la Questura (jefatura) de Roma.

Ratzinger ha dicho que confía en que "las instituciones reencuentren sus raíces morales". La frase textual es esta. "Los nuevos retos de hoy exigen que Dios y el ser humano vuelvan a encontrarse, que la sociedad y las instituciones públicas reencuentren su alma, sus raíces espirituales y morales, para dar una nueva consistencia a los valores éticos y jurídicos de referencia y por tanto a la acción práctica".

Más que un anatema, parece una reflexión general sobre el desgobierno de la crisis económica y el laicismo, sus temas favoritos de siempre, pero en fin... El que no se consuela...

Si alguien piensa que la Iglesia va a lanzar la excomunión pública de Berlusconi, debería leer la entrevista publicada en Il Giornale de la familia de B. a Vittorio Messori, el gran intelectual católico afin al Opus Dei que según el Opus Dei no es miembro del Opus Dei, y asiduo del programa Porta a Porta de Bruno Vespa.

Preguntado por el vaticanista Andrea Tornielli, de Comunión y Liberación, Messori dispara en las últimas líneas esta frase memorable: "Ciertamente es mejor un putero que hace buenas leyes que un notable catolicísimo que hace normas contrarias a la Iglesia".

Como opinión autorizada "directa", hasta este momento esta es la más autorizada que ha tenido a bien dar la siempre múltiple y sibilina Iglesia Romana. Según Messori, cualquier condena vaticana sería una "injerencia" del Vaticano en los asuntos de Italia. El investigador-exculpador de los secretos del Opus Dei quizá quiere hacernos pensar que son dos Estados independientes, que Vaticalia no existe...

O tal vez la idea forme parte de la campaña mediática emprendida por "el putero que hace leyes buenas". Porque esa campaña ha llegado hoy hasta este blog por dos vías inexcrutables.

Una es el Opus, cuyo portavoz se ha limitado a hacernos saber con su habitual amabilidad que Messori no pertenece a la obra aunque haya escrito un libro sobre ella y aunque nosotros nos empeñemos en considerarle afín a ella. Queda dicho.

El otro camino inexcrutable es el que lleva a la señorita que veían arriba del todo (y ahora también abajo). Marysthell García Polanco. Dominicana, de 27 años, y una de las decenas de jóvenes velinas y / o prostitutas (ella jura que es modelo) que han frecuentado la Villa San Martino de Arcore (cuya historia secreta narró por cierto magistralmente mi antecesor Enric González en este artículo imprescindible).

La señorita García ha llamado a EL PAÍS porque quiere concedernos una entrevista para limpiar su "buen nombre". Puestos al habla con ella, su abogado nos la ha pasado y hemos hecho la entrevista. Es realmente encantadora, y el domingo podrán solazarse con su dulce versión de los hechos en el diario.

Solo anticipamos una cosa. Messori no será del Opus pero tampoco sabe lo que se dice. ¿Putero Berlusconi? Machhè! Según García Polanco es un verdadero santo, un filántropo que no pide nada a cambio, o como ha dicho el viperino Roberto D'Agostino en Dagospia, un figantropo (de figa, palabra vaticaliana que señala las partes pudendas femeninas).

155629_459708798019_48314843019_5647026_1161986_n

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Hay 8 Comentarios

EL MONJE PUTERO Y LA MULATA DE CULO RESPINGÓN
El monje Ismael Beltrán de la Orden de los Capuchinos Descalzos, estaba recogido en su celda una calurosa noche de junio. Y tuvo, a lo que se dice; un calentón. Vamos, que se puso cachondo como todo mortal. Era una noche abierta, de esas donde se ve la luna llena acariciar con su luz mágica el oscuro cielo a las dos de la madrugada.
El monje Ismael Beltrán es hijo de Dios y de una madre alcohólica mal aventurada, que sólo nacer lo abandonó en un convento puesto en una cesta de mimbre tallada a mano. Y se ve, que con el tiempo eso le sentó muy mal, porque entendió como desinterés y apatía su infortunado destino. Fue dando tumbos a lo largo de su disipada vida para acabar dando sus días a la soledad y a la meditación hasta que se hizo religioso.
El monje Ismael Beltran esa noche tuvo una trempera. Vamos, que estaba cachondo perdido como un berraco o como un quinceañero a flor de hormonas. Es lo que tienen las noches de verano, que la pasión de la carne y el deseo del cuerpo a veces es débil y alcanza a todos los mortales por muy monje que uno sea. Y como la masturbación compulsiva y viciosa está mal vista entre monjes y religiosos, Ismael decidió en buena hora y mejor momento, el encomendarse al buen hacer y mejor disposición de los servicios de una profesional. O sea; que se fue de putas.
Saliendo del sagrado templo por la puerta principal abandonó el monasterio en plena madrugada, intentando disimular su figura entre la bruma para no ser visto por nadie. Enfiló el paso hacia la carretera que da a la vía principal de la sierra montañosa, donde luce esplendido un rótulo luminoso con sus lámparas de neón intermitentes, apagándose y encendiéndose para luego volver a comenzar. El Paragüas Rojo, es un club de alterne de carretera y lugar de recogimiento para las almas cachondas y libidinosas. Porque puticlub queda vulgar y parece algo vicioso y un poco calavera.
Ismael se acercó al Paraguas Rojo para apagar su sed impúdica sin llamar mucho la atención porque no le convenía. Dudó al entrar, pero el deseo le ganó la batalla. Se le sembro la duda por un momento, eso sí. Pero con tantas señoritas y doncellas semidesnudas a la corta distancia de la vista, -todas ellas putas-, no supo a qué carta quedarse ni a qué fuente amamantarse del dulce caldo de la juventud. De repente, apareció una mulata de grandes tetas, con un culo majestuoso y esplendoroso, una cosa muy fina y de anhelo trazado que suele venir con el caliente deseo caribeño. Las mulatas en esto, suelen ser muy agradecidas y cumplidoras y no suelen haber quejas.

El diablo, - que siempre ronda por estos parajes por ser ente nocturna y anfitrión de momentos cómplices-, estas cosas le dan mucha risa porque está acostumbrado a la vida loca canalla. Aunque en estos casos suele facilitar las cosas para que uno pueda pecar con alegría y mejor disposición. Tampoco es cuestión de ir capando costumbres y culturas. Además, mucha afición a masturbarse se ve que quita salud y hasta dicen que te puedes quedar ciego y todo.
Ismael, con las prisas, llevaba puesto los hábitos de religioso, cosa que tampoco tiene más importancia ni más glamour que lucir bastamente pantalón de pana y camisa a cuadros, y bien mirado cada cual se engalana y se arropa al gusto. Y tampoco hay que hacer mucho caso al personal, porque esto de las modas es tan subjetivo como mudable y pasajero.
En el local, sonaba esplendida y maravillosa añorando tiempos pasados, música de los ochenta; Alaska y los Pegamoides. No música Gregoriana ni tampoco Sacra. Colgada del oscuro techo del local, una bola de discoteca de las de antes emitía destellos psicodélicos hacia todas partes con aires de revaival. Parecía como en el espacio exterior, ese lugar donde viven los dioses.
- ¿Qué te pongo papito? –Le dijo la mulata-
- ¿Un café puede ser?
- ¡Mi papito, que ocurrencias!
- ¡Pecas hija! –dicho así de golpe impresiona-.
- Cada día padre.
- Uhm.
Probablemente un puticlub no sea el mejor sitio para retóricas ni tampoco lugar para el catecismo más ortodoxo.
La mulata era alta, casi negra como el infinito universo, negra de alma y casi negra de piel de intenso ébano. Porque las almas también tienen color. La mulata estaba, a lo que se dice, como Dios manda.
Las putas de hoy utilizan preservativos sostenibles porque se preocupan del medio ambiente.


No hay mejor confesionario ni pecado más guardado que la barra de un puticlub de carretera. Ni penitencia más austera de cumplir, que reparar el daño y la satisfacción en el cobijo de unas grandes y acolchadas tetas. Dios Nuestro Señor, suele perdonar estos momentos de debilidad porque es misericordioso y compasivo. Y considera que el Playboy escondido entre las páginas de la Biblia es vulgar, de poco gusto y falta de respeto.
La mulata de culo respingón apoyada en el hombro del monje Ismael cantaba por lo bajo: “No me mates con tomate mátame con bacalao”. Mientras, Ismael en sus cantos diarios no pasaba del: Ora et labora, reza y trabaja, Igual, día a día la misma retina acaba cansando y siempre es mejor un desahogo bien parido con un consagrado polvo, aunque sea pagando, que ir metiendo mano a monaguillos y escolapios inocentes. Porque ahí, el diablo sí que es implacable, se suele cabrear mucho y no perdona. Al diablo no le gusta que se abuse de los niños con la excusa del dudoso celibato. Porque para él, o se es de bastos o se es de espadas. O se es un santo o se es un cabrón. Medias tintas no es admisible ni cosa seria.
La mulata de culo respingón contorneaba sus caderas mientras uno de sus dedos resbalaban por su escultural cuerpo, mientras el contacto de sus carnosos labios se humedecían invitando al beso prohibido. Su trasero invitaba a la mirada y al deseo más intenso y agudo. Era un culo este hecho para la verdadera adoración y veneración, un culo de sabor a caramelo y mermelada.
Monje y puta suben a la cálida habitación del motel. Ismael Beltran empieza a desnudarse delicadamente, cuelga su hábito en una percha porque es muy ordenado. Se santigua. Se quita también su Cristo de la Buena Muerte que carga su cuello de fe y convicciones. También lleva tatuado en su piel a la altura del pecho, la figura de una mujer enrollada en una serpiente. Se lo hizo cuando estuvo de joven en la Legión -Tercio Duque de Alba-, luego se metió a monje, como aquel que se coloca en la industria o en la orfebrería de la bisutería fina. O igual, se hizo monje para encajar las piezas del puzzle de la vida.
EL hermano Ismael le paga a la mulata de culo divino su merecido tributo por adelantado, -las putas cobran por adelantado porque no se fían-, el dinero lo llevaba escondido entre unas estampitas de San Gabriel y otra de la Virgen de El Cisne. El misterio y la soledad es lo que tienen, que ayudan al filantrópico y altruista fomentan el ahorro.
Ismael estaba ya, a lo que se dice, cachondo y excitado y se pone el preservativo, aunque antes de metérsela se santiguó otra vez, más por respeto que por convicción. Hora y media duró el coito, hora y media gimió la mulata que se le escucharan sus gemidos desde tierras caribeñas, y desde los benditos e infinitos cielos fueron oídos como carros de fuego los gemidos y los suspiros de la excitada mulata, que se dejaba llevar por libidinosos vaivenes. Hora y media el monje se dejó llevar por el deseo de la carne y de la vanagloria. Pensando aquello de: no juzguéis y no seréis juzgados.
- ¡Dios que gusto Padre!
- Has disfrutado hija mía!
- Mucho mi papito. Eres el monje más cachondo que he conocido.

Cuando Ismael acaba el acto de la copulación lúdica, no por amor, sino por el placer de endiñarle al cuerpo, le dice a la mulata mirándola a los ojos:
- Ahora, tú con los tuyos y yo a mi casa.
- ¡Ay papito!, no dejes caer en mí a la soledad.
Ismael enfila camino hacia el monasterio dando patadas a una lata vacía, se enciende un cigarro mientras camina cabizbajo y echa una bocanada de humo casi viciosa, intensa como el incienso. Mientras, en la noche se escucha a la lechuza insomne como se aburre en su sombra nocturna. El arrepentimiento, si es sincero y verdadero bastará con escuchar su tibio lamento. Y meneársela en la celda de un monasterio día tras día acaba aburriendo al más santo de los devotos.
Amparadas por la discreción de la noche, las luces de neón del cartel del puticlub, seguían parpadeando y señalando como aquella lejana estrella de Belén, donde cientos de almas peregrinan por la carretera nacional camino del puticlub cada día, para acabar pecando cada noche con la cooperación del oscuro y cómplice crepúsculo. El hermano Ismael sabe que la prostitución es el placebo de los pobres de amor y él, sólo quería sentirse vivo por un momento y poner sabor a sus secos labios como el que busca agua nueva en el campo.
A lo lejos, algunas mulatas cantan aquello de:
No me mates con tomate,
mátame con bacalao,
que el tomate está muy soso
y a mí me gusta salao.
Sergio Farras, escritor tremendista.

El problema mas importante que tiene La Iglesia Católica no son los escarceos del Sr Berlusconi. En todo caso es un problema de imagen para el gobierno italiano, ya que es sabido la alegría de la vida privada de determinados gobernantes.
Para eso están las normas y la justicia de la República.
La Iglesia Católica tiene otra crisis de Fe mas profunda. Los fieles de hoy ya no son unos incultos, ni unos ignorantes, ni fanáticos. Y ven a las claras, que el mensaje que la jerarquía de La Iglesia Católica cada día está mas lejos del Evangelio de Jesús y mas enredado con los poderes terrenales.
Que una cosa es lo que dicen defender y otra lo que en realidad buscan y hacen.
Por eso la gente les da la espalda y buscan otros sitios y caminos para seguir escuchando el mensaje del Evangelio.
La gente no es descreída, en realidad son los únicos depositarios de la Fe de La Iglesia.
Con su indiferencia hacia esta jerarquía, manifiestan bien a las claras que no comparten ni siguen estas formas hipócritas y acomodadas en el seno de los poderes fácticos y políticos.
Por eso no acuden a oír las consignas de los obispos en sus iglesias, porque ni las aceptan ni las comparten.
La renovación de la Iglesia Católica debe ser urgente y desde la Verdad, no para guardar las apariencias.
Aunque después de tantos siglos de vivir lejos de la pobreza, el volver a la vida de observación cristiana a esta Iglesia acomodada les debe resultar imposible.
La gente nunca se fue, fueron ellos los que se apartaron del camino marcado para los creyentes.


Stemma pontificio sul Palazzo del Quirinale
[slideshow] E’ silenzio totale per LUTTO NAZIONALE…
ci prepariamo al Natale in silenzio, un silenzio greve e grave.
SILENZIO.
Non già il silenzio di Pilato che siede al Quirinale.
Non è cosa di poco conto infatti chi sieda, da tempo, sulla poltrona del Governo, se un uomo che ama le istituzioni, ne rispetta le leggi, e mantiene un comportamento ispirato almeno all’etica della decenza…
Ma evidentemente all’inquilino del Quirinale, che fu residenza di Papi regnanti fino a Pio IX, questi requisiti e queste caratteristiche fondamentali per una Repubblica democratica e per la tenuta del suo assetto costituzionale, evidentemente non interessano o non sono di particolare rilievo.
Poi il Signor Presidente Giorgio Napolitano, alla veneranda età di 85 anni, dovrà andare Lui a spiegare agli italiani, ai cittadini sgomenti, perchè mai tanti cittadini e giovani in Italia siano diventati del tutto anarchici alle leggi, al comportamento legale, e al rispetto civico, affascinati dalla maleducazione crassa, dal “faccio quel cazzo che voglio”, dalla violenza, dal menefreghismo, dalla sfiducia, persino dalla più sciocca maleducazione e prepotenza.
Forse il Presidente e con lui tanti altri non si ricordano più ciò che a noi insegnavano una volta i buoni maestri, non quelli di oggi: che l’esempio è determinante per creare la cultura della legalità, del senso della giustizia, dell’obbligo dei doveri civici e morali.
No. Tutto è lasciato ad una approssimazione incredibile, tutto è votato all’improvvisazione educativa, all’assenza di esempi virtuosi, allo sfascio, al tanto peggio tanto meglio, alla cultura del furbo e delle furbate, al raggiro e alla prepotenza di chi non ha regole se non il proprio tornaconto.
Forse fuori dai Palazzi della politica e fuori dal Palazzo più alto, il Quirinale, nessuno si accorge del degrado palpabile nelle strade del Paese, nell’imbarbarimento dei rapporti umani, antropologici, determinati dal malesempio di questa classe politica di governo e del suo capo: non si accorgono di nulla perchè viaggiano con scorte e coorte su macchine di rappresentanza blu e vetri affumicati e neri.
Il Paese, come per l’immondizia di Napoli, è preda di una febbre di anarchia totale di valori e di principi, di idee pulite e di conseguenti comportamenti onesti: gli stessi scontri feroci e ferali di ieri a Roma ce lo indicano: violenze e brutalità che hanno messo la Città capitale a ferro e fuoco con un manipolo di facinorosi agguerriti, la cui identità è ancora mistero fitto, che hanno stravolto una libera e democratica, pacifica e civile manifestazione di dissenso.
Ecco, questa violenza e questo precipitare di eventi, con tutto il corollario di scontri, e questa gioventù arrabbiata e disincantata, illusa e amareggiata, privata di speranza e di futuro, di riscatto e di sopravvivenza stessa, nel mezzo di questa tremenda crisi e sfacelo economico generale, hanno dei responsabili, non è frutto del caso o del fato e destino. No
Questi responsabili stanno quasi tutti sotto lo scranno più alto del Quirinale, stanno dentro una compagine di governo che ha visto negli ultimi anni indagati ministri per corruzione, che ha visto sfiduciati sottosegretari, cricche e coventicole del malaffare, e tutto un sottobosco corrotto e corruttore consono alle intime idee stesse di chi lo guida, poichè nessuno ha colto sgomento nel Capo del governo circa il malaffare presente nel suo stesso esecutivo.
Questo è il malesempio che ha fatto degenerare tutta una gioventù stanca ed esasperata dall’impunità dei potenti e dei miliardari, quando a loro, nella quotidiana lotta di precari e di poveri di fatto, nulla viene mai neppure condonato, nè scontato.
Ebbene chi doveva parlare ha taciuto, anzi ha dato circa un mese di tempo all’oligarca mezzo sfiduciato, quasi morente, con il pretesto della legge in approvazione sulla stabilità economica, per ricostruire le fila, per ritessere la tela del ragno di un governo osceno e indecente che mai l’Italia ha potuto osservare dai tempi del Duce degli ultimi anni, prima di piazzale Loreto.
Ha taciuto anche quando si è fatto ilo mercato delle vacche o dei porci per l’acquisto di parlamentari e di voti da spostare da un emiciclo all’altro del Parlamento, non avvedendosi così che a di là del fatto penale e di reato cui spetterà ancora una volta alla Magistratura dover accertare – la Magistratura da sempre vituperata e denigrata dal Capo impunito del Governo – è lo stesso significato del mandato parlamentare, del suo valore costituzionale che viene così calpestato e vanificato.
Un delitto costituzionale gravissimo ed esiziale.
Tutto ciò tra le risa e la noncuranza del Capo del Governo e dei suoi che gongolavano per questa operazione di colpo di mano e di attentato alla Costituzione di cui potrebbero essere chiamati a rispondere se in questo Paese la Costituzione avesse ancora un valore.
No.
Il Capo dello Stato, forse perchè ,si dice, intimidito da dossier che lo zelante giornalista (eufemismo) Vittorio Feltri e altri più giovani e agguerriti, tra i quali anche il successore alla direzione del quotidiano di Casa Berlusconi, Salmastri ( ops! scusate, Sallusti siamo stati tratti in inganno per quella sua predilezione giornalistica tutta rivolta ai fondi salmastri e torbidi…) tengono in qualche cassetto minacciando di esibire sul conto dell’ex uomo del PCI Giorgio Napolitano, signore di Napoli all’antica forse troppo per bene ed educato, per queste marmaglie che scorribandano per la nostra Repubblica, ha dovuto – obtorto collo – tacere.
Silenzio e sopraffazione.
A tutto questo si aggiunge la parola di Vescovi e Cardinali (eufemismo, preferiamo qui tacere perchè non è mai stato l’abito che fa’ il monaco nè il cardinale e nemmeno il papa purtroppo ) che, con una insperata vocazione da novelli Richelieu e Mazarin, quasi si rallegrano di un voto definito “democratico”, alla faccia del mercato di compravendita a cielo aperto che si è compiuto.
Forse sarà il vezzo a cui è adusa questa gerarchia clericale che compra e vende anche le cose sacre e più sacre, quell’antica simonia scomunicata dagli antichi concili apostolici e sempre valida, ma sempre praticata dalla Chiesa di Roma, saranno i tanti soldi ricevuti in dono dal Despota di Arcore che li avranno lusingati e fatti parlare.
E’ per questo che dove la morale civile è fallita in questo tristo Paese, quella cattolica religiosa è addirittura sprofondata, trascinando giù con la pedofilia occultata da decenni e il malaffare della Banca vaticana, quel piccolo barlume di idealità o di vangelo, merito di uomini e donne di fede, di veri e propri resistenti della fede, che ancora sopravviveva nonostante questi vescovi e questi stessi cardinali e e le loro diaboliche e mercantili materialistiche azioni.
Oggi è silenzio: viene il Natale, nasce Cristo, sempre piccolo e povero e Noi siamo in Lutto.
Il Lutto che non troverà presto consolazione.
” Puer natus est nobis et Filius datus est nobis”.
Venite adoremus!

Excelente la frase de Messori. No sé si brindar o llorar.

Yo Miguel Mora ? Quién me ha bautizado ? De cualquier forma quería decir que esto de Berlusconi recuerda a lo leído sobre Isabel II, de Juan Eslava Galán en "La Historia de España contada para escepticos" donde un cardenal dijo de la reina, ..."Santo Padre ¡ es una puttana!" y Pio IX replicó "Puttana ma pia"....con perdón de Miguel Mora

amazing

Cuando se trata de basura, basura a lo grande, basura de Primera División, hemos de hacernos a un lado ... con temor del campeón de todos los tiempos de las promesas falsas y exageradas; la religión. Sin competencia. La Religión.

La Religión fácilmente tiene la historia de mentiras más grande jamás contada. Piense en ello. La religión ha convencido a la gente que en realidad hay un hombre invisible que vive en el cielo, que observa todo lo que haces, cada minuto de cada día. Y el hombre invisible tiene una lista especial de diez cosas que no quiere que hagas. Y si haces cualquiera de estas diez cosas, él tiene un lugar especial, lleno de fuego y el humo, donde quemarte y torturarte y angustiarte, donde te enviará a vivir y sufrir y quemar y ahogar y gritar y llorar para siempre jamás ¡hasta el fin del mundo!

Pero, Él te ama. Él te ama ... Él te ama y ¡necesita dinero! ¡Él siempre necesita tu dinero! Él es todopoderoso, todo perfecto, omnisciente y sabio, ¡pero de alguna manera simplemente no puede controlar el dinero! La religión recauda miles de millones de dólares, no pagan impuestos, y siempre necesitan un poco más. Ahora, si queréis que hablemos de una historia buena basura. ¡Santa Basura!

Lo que se llega a hacer para no condenar a la mafia. Y para elloo vale cualquier cosa. El escándalo no es la prostitución del género y del número, sino el negar que lo sea.
Asombraría el hecho de que se mantengan en pie discursos en los que se sublima el puritanismo si no fuera porque se asientan sobre una ideología tradicionalista en la que la familia prevalece por encima del respeto, de la libertad o del amor; la práctica espiritual se sectariza y el orden se antepone a la naturalidad.

Esto es: Dad a la cosa nostra lo que es de la cosa nostra y a Dios lo que es de Dios. Y se acabó la vida.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión

SOBRE EL BLOG

Como dijo un alemán, Italia es como una diva de Hollywood: “Todos la miran admirados pero nadie la comprende”. Este año, el país festejará el 150 aniversario de la unidad y los 82 años de su divorcio del Vaticano. Pero ¿estamos seguros de que Italia y el Vaticano son dos Estados distintos? Uno vive subsumido en el otro, aunque no resulta fácil decir quién subsume más a quién. Lo único claro es que Vaticalia es una mina informativa: pecados y delitos, mafias y masonerías, santos y 'velinas', vida interior y noches locas, Ratzinger y Berlusconi... ¡Viva Vaticalia!

Sobre el autor

Miguel Mora

Miguel Mora. Corresponsal en Roma, antes en Lisboa, fue redactor en la sección de Cultura durante diez años y en la Edición Internacional durante cuatro. Trabaja en EL PAÍS desde 1992, es autor del libro ‘La voz de los flamencos’ y sigue siendo, pese a todo, un atletista empedernido.

ESKUP

Archivo

agosto 2011

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal