Verne

Por: | 12 de octubre de 2014

Las guerras y batallas más ridículas de la historia

Las guerras siempre son estúpidas. Pero en algunos casos lo son incluso más. Estos nueve ejemplos son una buena muestra cómo podemos ser ridículos y crueles al mismo tiempo.

1. El 5 de abril de 1242, los Caballeros Teutónicos de Livonia libraron la Batalla del Hielo, sobre el lago helado Peipus, en la República de Nóvgorod, estado medieval del norte de Rusia. El objetivo era convertir a los ortodoxos bálticos al catolicismo. Los novgorodeses, armados con un equipo ligero, consiguieron hacer huir en desbandada a los teutónicos, que corrieron desordenadamente con sus pesadas armaduras hasta que la superficie del lago se quebró.

Normalmente se dice que no es buena idea atacar Rusia en invierno, pero todo indica que la primavera tampoco es una época ideal para hacerlo, a no ser que llevemos ropa cómoda y no metálica.

Battle

Batalla del Hielo, ilustración del manuscrito La vida de Alexander Nevski (Wikipedia).

2. 17 de septiembre de 1788. Batalla de Karánsebes. El ejército austriaco se ataca a sí mismo, creyendo luchar contra tropas otomanas. Murieron unos 10.000 soldados. El desencadenante fue una disputa por alcohol: los húsares se negaron a compartir unos barriles de aguardiente. (Fuente: Quora).

3. Edward Cecil partió al frente de una flota anglo-holandesa en 1625 con el objetivo de capturar la flota del tesoro española en la bahía de Cádiz. Parecía una buena idea, pero los despropósitos se acumularon: la mayor parte de los cien buques no eran más que carboneros con cañones, repletos de reclutas con tan poca experiencia que muchos no habían usado un arma antes de embarcar. Esto último no tenía mucha importancia, ya que resultó que la munición no era del calibre adecuado y muchos mosquetes no tenían boca.

Además, Cecil decidió dejar de lado a los comandantes más veteranos y llevarse a sus amigos. Con la intención de que lo tuvieran fácil, les preparó y envió un manual de instrucciones para la batalla. Que no recibieron hasta su regreso.

Tras un bombardeo en el que los proyectiles pasaban más cerca de sus propios barcos que del enemigo, Cecil logró desembarcar, habiendo olvidado las provisiones a bordo. Envió a un grupo de vuelta a los barcos en busca de alimentos y bebidas, pero este comando de avituallamiento jamás regresó.

Las tropas de Cecil consiguieron llegaron a unos edificios abandonados, donde descubrieron barriles de jerez. Los oficiales no querían que sus hombres se emborracharan, así que intentaron quitarles la bebida, decisión que fue respondida a balazos. Al día siguiente, Cecil decidió embarcar de nuevo con sus tropas resacosas, rumbo a las islas británicas. Durante el viaje de regreso, que en algunos casos duró meses, muchos soldados murieron de hambre.

Aun así, a su vuelta Cecil fue nombrado barón y primer vizconde de Wimbledon.

4. En 1648 y durante la Segunda Guerra Civil Inglesa, los parlamentaristas de Oliver Cromwell arrinconaron a los monárquicos en las islas Sorlingas, en la costa de Cornualles, donde sobrevivían en gran parte gracias a abordar barcos holandeses, aliados de los parlamentaristas. En consecuencia, los Países Bajos declararon la guerra a los rebeldes, que se rindieron a Cromwell en 1651, por lo que los holandeses se pudieron retirar victoriosos sin necesidad de hacer un solo disparo. Eso sí, olvidaron firmar un acuerdo de paz, cosa que no se hizo hasta el 17 de abril de 1986, por lo que esta guerra sin bajas duró 335 años.

Por cierto, técnicamente la II Guerra Mundial tampoco ha terminado. Japón y Rusia tambien deberían firmar un tratado de paz.

5. El 14 de octubre de 1883 el pueblo almeriense de Líjar le declaró la guerra a Francia después de que Alfonso XII fuera abucheado e insultado en Francia por su apoyo a Prusia. El 30 de octubre de 1983 se firmó el acuerdo de paz. Líjar cuenta actualmente con unos 500 habitantes.

6. En 1810 Suecia se vio derrotada por Napoléon. El tratado de paz firmado en París obligaba a los suecos a entrar en guerra con el Reino Unido. La declaración de guerra fue un mérito trámite burocrático, ya que los ingleses seguían atracando sus barcos en los puertos suecos. En 1812 y con un nuevo príncipe, Suecia firmó la paz con los británicos.

7. Tras la muerte del sultán de Zanzíbar Hamad ibn Thuwaini el 25 de agosto de 1896, su primo Khalid ibn Barghash llegó al poder mediante un golpe de Estado. Zanzíbar era independiente desde 1866, pero el sultán tenía que ser aceptado por el cónsul del Reino Unido, que prefería a Hamud ibn Muhammad. Bargash se negó a abdicar.

A las 9 de la mañana del 27 de agosto terminó el ultimátum británico y comenzó la guerra Anglo-Zanzibariana. A las 9:40 las tropas británicas entraban en el palacio del sultán y finalizaba la guerra Anglo-Zanzibariana.

Las tropas del sultán sufrieron 500 bajas mientras que entre los ingleses sólo resultó herido un marinero. El conflicto supuso además el fin de Zanzíbar como sultanato independiente.

8. La Guerra de Secesión de Conch Republic fue aún más breve. El 23 de abril de 1982 Dennis Wardlow, alcalde de los Cayos de Florida, se hartó finalmente del punto de inspección de tráfico de la patrulla fronteriza estadounidense y declaró la guerra a Estados Unidos, mediante el inusual y poco diplomático método de golpear con una barra de pan a un hombre vestido con un uniforme de la marina. Tras un minuto de rebelión, el entonces primer ministro Warlow se rindió y exigió mil millones de dólares de ayuda internacional para reconstruir la nación tras el conflicto.

Conch

El general Cabanas, de las fuerzas aéreas de la República de la Concha (The Conch Republic).

9. La Guerra del Cerdo comenzó en 1859, cuando un campesino estadounidense de las islas de San Juan mató un gorrinete que se había colado en su sembrado. Fue un acto cruel y un fiasco internacional: el bicho era propiedad de un británico, y precisamente Inglaterra y Estados Unidos llevaban tiempo disputándose la soberanía del territorio.

Esto inició una escalada militar en la que soldados de ambos bandos llegaron a cruzar un buen puñado de insultos, esperando que el enemigo fuera el primero en disparar. Para evitar que la cosa llegara a mayores, Washington y Londres negociaron una ocupación conjunta y pacífica de las islas que terminó en 1872. cuando el arbitraje de Alemania concluyó que San Juan sería estadounidense.


Sigue leyendo:
- Satán es mi arquitecto: introducción al brutalismo

 SÍGUENOS EN FACEBOOK | SÍGUENOS EN TWITTER

 

Hay 16 Comentarios

Lo que tu digas Miki, vamos a abrir un hilo especial de ridículos españoles para que te quedes a gusto y ya puestos otro de glorias catalanas para que te corras del gusto.

¿Qué hay de la "Guerra de los Emús"?
http://en.wikipedia.org/wiki/Emu_War

La guerra más ridícula de México fue la Guerra de los pasteles con Francia. Cuyo casus belli fue precisamente que el gobierno mexicano le debía a un ciudadano francés 60,000 pesos en pasteles dañados durante un motín. En esa guerra el general SantaAnna perdió la pierna, misma que fue enterrada con honores militares. La guerra nunca pasó de algunas escaramuzas portuarias.

La revista española "Muy Interesante", suele sacar articulos de historia real muy interesantes, como la historia de Blas de Lezo; uno de sus mejores articulos se titula: "Los Heroes de la incompetencia Militar", donde cita unos cuantos de los miles de "heroes" castrenses en la historia humana, comienza con el consul Varo, pasa por Custer, y concluye con el General-mariscal ingles de la batalla de Belgica en la 1a Guerra, que convirtio el campo de batalla en un lodazal de casi un millon de cadaveres y fango; y de esos se citan muchos mas de varias nacionalidades y epocas.

Al autor del artículo se le olvidó incluír la Guerra ilegal de Iraq, donde se dió la primera vez en la historia de la humanidad que el supuesto ejército más poderoso del mundo, le pagara a las milicias Irakíes 300.00 usd por militante al mes para que no los atacaran. Y ésto por supuesto, es solo el comienzo.
Seis meses que la Guerra debería durar, se tornaron en siete años y medio. De los millones que costaría la Guerra, pasó a un trillon y medio, y la otra errónea calculación de que el petróleo Iraqí pagaría por ella, los ciudadanos americanos terminaron pagando por ella.
Y el esparcir democracia por el Oriente Medio, se volvió la peor, si a éso se le puede llamar democracia. Putin dijo muy claro, si éso es democracia, no queremos nada de éso.
En otra palabras, ésta Guerra demostró que de todas la mencionadas aquí, la Guerra de Irak se lleva la corona. Esto sin contar el más del millón de inocentes civiles sacrificados por petróleo y con total impunidad para los responsables de genocidio. Es más, no solo debería ser incluída en este grupo, sino que debería ser la reina indiscutible de todas las demás.
También, para darle el título de la tormenta perfecta, hay que reconocer que el que la tramó fué el president mas retardado de toda la historia, el retardado perverso de Tejas.

Por poner un ejemplo de como no nos gusta destacar las victorias y honrar a nuestros héroes, señalo el sitio de Cartagena de Indias. El almirante inglés Edward Vernon decidió atacarla con 186 navíos (¡60 más que la Armada Invencible española!). Sin inclemencias del tiempo, cerca de 24.000 combatientes asaltaron la plaza defendida por 6 navíos españoles y unos 2000 soldados. Los ingleses se las prometieron tan felices que antes de haber tomado la plaza pusieron medallas en circulación con leyendas como «Los héroes británicos tomaron Cartagena el 1 de abril de 1741» y «El orgullo español humillado por Vernon». No contaban con Blas de Lezo (apodado por sus múltiples heridas de guerra el medio hombre) que les inflingió la más humillante de las derrotas. El rey Jorge II de Inglaterra prohibió hablar de la derrota. Vernon fue enterrado con honores. En la Abadía de Westminster su sobrino sufragó un monumento que dice "...y en Cartagena conquistó hasta donde la fuerza naval pudo llevar la victoria". El cadaver de Blas de Lezo, muerto de peste no está enterrado en ningún sitio. En el Panteón de Marinos ilustres de San Fernando hay una placa en su honor.

La Iglesia, es decir los papas, sostuvieron guerras estúpidas por mas de 10 siglos. Y los estúpidos musulmanes llevan casi 14 siglos matándose por Mahoma; para saber cómo nos hemos matado por estupideces religiosas, lea CRONICA DE FARSAS Y ABSURDOS HISTÓRICOS, una obra que se puede bajar gratis pulsando el enlace http://eduardodavidlopezespinosa.blogspot.com/

También se podría añadir la Contraarmada Invencible inglesa: atacaron las costas del norte de España en represalia, y volvieron trasquilados y descamisados a Inglaterra.

la guerra de la oreja de Jenkins, una guerra con un casus belli un poco estrafalario por parte de los ingleses.

Otra importante fue la guerra del fútbol entre El Salvador y Honduras de 1969 desencadena precisamente después de un partido de fútbol entre ambas selecciones por eliminatorias del mundial 1970

Y la guerra de Francia vs. México, Francia envió un Rey para Mexico.

Es curioso, buscando en la wikipedia más datos sobre la Batalla de Karansebes veo que básicamente en casi cualquier idioma dicen los mismo, menos en alemán, donde tras comentar lo mismo que el resto, refiere que en realidad no existen fuentes contemporaneas sobre la batalla que indiquen la cifra de casi 10 mil muertos y heridos, lo cual es rarísimo para una batalla a fines del XVIII en el que ambos ejercitos (el otomana llegaría más tarde) sumaban casi 200 mil hombres. Es decir una gran batalla cuya única fuente es 55 años posterior. Para mayor retorcimiento la wikipedia en turco (benditos traductores) nos dice que lo de la derrota por fuego enemigo es una invención alemana que ellos llegaron y derrotaron a los austriacos en el campo de batalla (o algo así). La verdad está ahí fuera.

Cachondo artículo, aunque quedan unos cuantos conflictos en el saco.
Fue el alcalde de Móstoles el primero que declaró la guerra al Imperio francés de Napoleón I, no lo olvidemos. Ignoro si a estas alturas se ha firmado un tratado de paz entre los sucesores de ambas "autoridades".
Que españoles y británicos sigan remitiéndose al tratado de Utrech (1714 si la memoria no me falla) para dirimir las intermitencias de "lo de Gibraltar" suena ya ligeramente ridículo, pero es así.
Qué decir del "casus belli" de la Isla Perejil, un pedazo de roca donde un par de soldados marroquís tomaban el sol y que permitió a Aznar cubrirse de gloria viril, mandando allí a los tercios de Flandes y, de paso, a los españoles ser objeto de choteo y mofa en toda Europa.
Aconsejo a todos los fans de guerras absurdas con resultados inesperados ver la deliciosa película "The mouse that roared" con Peter Sellers, compendio de los absurdos evocados por el artículo.

Tiene que haber algún error en el número 5, ya que Alfonso XIII nació en 1886, tres años después de la supuesta anécdota.

¿Y la de las armas de "destrucción masiva"?

y la armada invencible? de esa no hablais? uno de los ridiculos que hace españa normalmente, el ultimo el del ebola

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre nosotros

En otras épocas, exploradores, aventureros y escritores recorrían el mundo buscando lo asombroso. Hoy internet nos expone a miles de maravillas por minuto. En Verne están las que nos fascinan.

Síguenos en Twitter y Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal