Verne

Por: | 11 de octubre de 2014

Ruta por el Madrid de las "tarjetas black"

El viernes pasado intentamos responder a la pregunta: "¿En qué se pudieron gastar 15 millones de euros los altos cargos de Caja Madrid?". Hoy ya sabemos la respuesta, dado que se ha publicado el desglose de las tarjetas opacas. Así podemos ofrecer una ruta por el Madrid más lujoso y más clásico, pero también por el más cotidiano y, en muchas de las ocasiones, por el más casposo.

Nos hemos centrado en los cargos de Miguel Blesa, Rodrigo Rato, Mercedes de la Merced, Francisco Baquero y Rafael García Spottorno, haciendo una selección de las compras y lugares que más nos han llamado la atención.

140868061

El establecimiento de Loewe en el barrio madrileño de Salamanca (Getty Images).

UNA MAÑANA DE COMPRAS

La calle Serrano y alrededores es una de las zonas míticas de la capital para ir de compras. Los altos cargos de Caja Madrid visitaron algunas de las tiendas y marcas más reconocibles del barrio de Salamanca.

Joyería Suárez. Serrano, 62 y 63.
Una de las mejores joyerías de la capital. Aquí, el expresidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, gastó 6.000 euros. Más de 4.000 euros fueron un 24 de diciembre y un 5 de enero. El dinero sin justificar ni declarar es perfecto para los regalos de última hora. 

Loewe. Goya, 4 (y otras localizaciones).
Las tiendas de esta marca de lujo de origen español son una de las favoritas de Rodrigo Rato, expresidente de Bankia, que gastó 680 euros en ellas. Da para un bolso, pero pequeño.

Louis Vuitton. José Ortega y Gasset, 17
Miguel Blesa prefería Louis Vuitton, donde compró por 4.025 euros.

Casa del Libro. Gran Vía 29 (y otras ubicaciones)
La librería más reconocible del centro de Madrid. Hasta 24 veces compró libros en sus tiendas Rafael García Spottorno, exjefe de la Casa del Rey y expresidente de la Fundación Caja Madrid. Gastó casi 1.500 euros.

Sastrería Yusti. (Ayala, 20)
Esta refinada sastrería era uno de los sitios favoritos de García Spottorno, ya que allí se gastó 10.572 euros, incluyendo un sólo gasto de 6.375 euros.

Manolo Blahnick. Serrano, 58.
Blahnick se hizo mundialmente conocido por la obsesión que la protagonista de Sexo en Nueva York sufría con sus zapatos. Mercedes de la Merced, consejera de la entidad ya fallecida, se gastó 3.794 euros en "manolos" entre 2007 y 2011.

La armería de Madrid. Infanta María Teresa, 15.
Lugar de referencia en la capital para el aficionado a la caza, donde Blesa hizo compras por 1.302,80 euros.

 

UNA PAUSA PARA EL CAFÉ

Embassy

Terraza del Embassy.

Después del paseo y de varios miles de euros gastados, apetece al menos sentarse y relajarse, para después poder seguir el trayecto. Ofrecemos algunas alternativas.

EmbassyPaseo de la Castellana, 12.
Desayunar o merendar en el mítico salón de té de la Castellana es como volver una época pasada. Rato y Francisco Barquero, representante de CCOO en Caja Madrid, visitaron este agradable establecimiento. (Precios en este PDF).

Nesspresso. Calle Ortega y Gasset, 5 (y otras ubicaciones)
Arturo Fernández gastó 185 euros en cápsulas de Nesspresso.

Be Well Organic Spa. Campo Real 11, Alcalá de Henares.
Cuando uno tiene un cargo de responsabilidad, necesita relajarse y descargar estrés. ¿Qué mejor que este spa urbano en el que García Spottorno gastó 2.938,50 euros?

Rusbell. Ramón de la Cruz, 20.
Y tras el spa, una buena sesión de manicura. O dos, que son las que pagó Rodrigo Rato con estas tarjetas, sumando un total de 138 euros.

 

PARA COMER Y BEBER

Zalacain

Comedor del restaurante Zalacaín (Santi Burgos, ELPAÍS).

Los altos cargos de Caja Madrid no sólo se detuvieron en los restaurantes más lujosos y modernos, sino también en algunos más populares, por lo que hay propuestas para todos los bolsillos y momentos.

Restaurantes Cantoblanco. (Varias ubicaciones)
La cadena de restaurantes de Arturo Fernández le encanta a Arturo Fernández. El presidente de la Confereración Empresarial de Madrid y exconsejero de la entidad presuntamente se "'autofacturó" más de 10.000 euros en su propio negocio. Gerardo Díaz Ferrán también gastó allí 47.900 euros.

Restaurante Horcher. Alfonso XII, 6.
Miguel Blesa gastó 4.599 euros en este clasiquísimo restaurante de la capital. Ojo: tiene 4,5 estrellas en Tripadvisor.

Restaurante Zalacaín. Álvarez de Baena, 4.
Uno de los favoritos de Miguel Blesa, donde se dejó más de 10.000 euros. Seguro que lo recomendaría sin pestañear.

Goizeko Wellington. Villanueva, 34.
Otro restaurante que Blesa recomendaría, ya que también gastó más de 10.000 euros en este establecimiento de cocina vasca, que goza de la fama de ser uno de los mejores de Madrid.

Tse Yang. Paseo de la Castellana, 22.
Blesa se dejó 493 euros en este restaurante que aporta una oferta exótica a la ruta.

Casa Lucio. Cava Baja, 35.
Rodrigo Rato acudió en dos ocasiones este clásico de Madrid, gastando 508,60 euros.

Astrid & Gastón. Ayala, 27.
El restaurante de Gastón Acurio, con fama de ser el mejor peruano de la capital, fue visitado por Rodrigo Rato, que pagó 397,83 euros.

Diverxo. Padre Damián, 23.
Rodrigo Rato también quiso probar el tres estrellas de la capital (cuando aún no lo era), yendo en una ocasión y gastando 200 euros.

Marisquería La Lonja. Santa Engracia, 167.
Rodrigo Rato acudió en un par de ocasiones a este restaurante, en el que se dejó un total de 1.340 euros. Suponemos que da para una buena mariscada.

Grupo Vips
Vips, Gino's, The Wok... Estos centros ofrecen la posibilidad de comer o tomar algo a un precio bastante razonable. Por eso fueron locales bien aprovechados por los altos cargos de Caja Madrid, como García Spottorno, que gastó algo más de mil euros. Rodrigo Rato también los visitó, dejándose 160 euros.

 

ALIMENTACIÓN

169354241

(Getty Images).

El Corte Inglés. Preciados, 1 (y otras ubicaciones)
Los grandes almacenes son uno de los lugares favoritos de los dueños de las tarjetas black. Un gran fan de estos centros fue Miguel Blesa, que gastó casi 55.000 euros, la mayor parte en viajes. García Spottorno tiene registradas compras por más de 23.000 euros. Arturo Fernández se queda atrás, pero no mucho: 12.647 euros gastó en estas tiendas. Rato no fue tan asiduo, dejándose poco más de mil euros. Francisco Baquero se dejó 4.662 euros en su agencia de viajes.  

Mercadona (varias ubicaciones)
Este supermercado aparece en los cargos de las tarjetas de muchos españoles y también las de los altos cargos de Caja Madrid. García Spottorno tiene registradas cuatro compras por un total de 238,38 euros. Rato tiene anotadas dos compras, sumando 64,31 euros.

Mantequerías Bravo. Ayala, 24
Tienda de productos gourmet en la que Rato gastó 3,05 euros. ¿Un paquetito de galletas? ¿Una chocolatina?

LaviniaOrtega y Gasset, 16
Blesa era un asiduo a esta espectacular vinoteca, donde hizo compras por más de 22.000 euros, incluyendo cuatro botellas de más de mil euros y llegando a gastar 3.345,22 en una sola compra.

 

TODO PARA EL HOGAR

Cabina

¿Las cabinas son tendencia? Es posible (Carlos Rosillo, EL PAÍS).

Ikea. Avenida de Europa, 22. Alcorcón. 
Se puede encontrar en el Parque Oeste, pero también en otros lugares del extrarradio de Madrid. Pocos madrileños se han librado de una visita a Ikea, y Rafael García Spottorno, tampoco. En varios viajes se dejó casi 2.000 euros, a los que hay que sumar otros 100 en el de San Sebastián de los Reyes (plaza del Comercio 9). Baquero también lo visitó, gastando 1.223 euros.

García Spottorno aprovechó las tarjetas para hacer gran cantidad de reformas: compró electrodomésticos por casi 1.600 euros en Miró (por ejemplo, en el de avenida Guadalajara, 1), 538,69 euros en Media Markt (paseo Castellana, 200), 1.446 euros en la ferretería Villanueva XXIII (Villanueva, 23, como su propio nombre indica), otros 270 euros en la ferretería Hoyos (Toledo, 69), 421 euros en el Becara de Juan Bravo y, finalmente, otros 1.100 euros en el Leroy Merlín de Leganés.

En cambio, Rato prefirió Liberty Luz (Claudio Coello, 43), donde gastó 2.091,80 euros.

Decathlon. Avenida de Europa, s/n. Alcorcón.
Ya que uno se acerca al Ikea de Alcorcón, puede pasarse por el Decathlon cercano. Como Baquero, que gastó 709 euros en el centro. Y como Blesa, que hizo una compra algo más modesta: 29 euros.

 

DE RECADOS

178252988

(Getty Images).

General Óptica. Velázquez, 49 (y otras localizaciones)
¿Por qué no cargar a la empresa las gafas? Es decir, si uno no ve, ¿cómo se supone que va a trabajar? Rodrigo Rato fue a General Óptica, donde gastó 316,90 euros.

Visionlab. Goya 37 (y otras localizaciones)
García Spottorno prefería comprar sus gafas en Visionlab, donde gastó un total de 2.202 euros.

Cabinas telefónicas. (En la web de Telefónica hay un buscador).
Otra recomendación de la ruta de las tarjetas que proponemos, dado su encanto vintage y la ventaja de que no queda registro de los números a los que se llama. Miguel Blesa gastó 102,64 euros en cabinas.

Gabana

(Foto de archivo de la Sala Gabana).

DE FIESTA

La media de edad de los ejecutivos de Caja Madrid es elevada, sin duda. Pero aun así Madrid ofrece una amplia y diversa oferta de ocio. 

Gabana. Velázquez, 6.
La discoteca Gabana es una de las más frecuentadas por los VIPS capitalinos. Blesa hizo un cargo aquí, aunque tampoco fue una noche loca: 24 euros, que no dan para mucho. 

Pero lo que realmente queremos saber a qué "clubs, salas fiesta, pubs, discotecas" sin especificar (ese es el concepto que aparece en el documento publicado) acudió Rodrigo Rato los días 23, 24, 25, 26 y 27 de febrero de 2011, sumando unos 2.200 euros. 

 

ALOJAMIENTO

Ritx

El hotel Ritz de Madrid.

NH Eurobuilding. Padre Damián, 23.
El hotel donde también está el Diverxo fue visitado por Blesa, que se dejó 186,54 euros en varios cargos, algunos por debajo de los 20 euros. ¿Fue a tomar algo? ¿Pilló una oferta? También tiene un cargo en el Best Western (no se especifica la localización) por 29 euros y otros dos en La Perdiz (La Carolina, Jaén) por poco más de 80 euros cada uno.

Apartotel Meliá Castilla. Capitán Haya, 43.
Blesa gastó unos modestos 27,82 euros en este hotel.

Hotel Ritz. Plaza de la Lealtad, 5.
El Ritz es uno de los enclaves más visitados por la élite política y económica de la capital, seguramente por su cercanía a la Bolsa y el Congreso de los Diputados. Miguel Blesa lo visitaba con frecuencia, pero ningún día fue como el 26 de marzo de 2008, en el que se gastó 8.930 euros.

Después de todos estos paseos, estaremos sin duda cansados y puede que además cargados con las bolsas de la compra. Mejor coger un taxi para volver a casa. Como Blesa, que se gastó 898 euros en un sólo trayecto.


Sigue leyendo:
- Vídeo: para qué dan los 15 millones de euros en tarjetas de Caja Madrid

 

 SÍGUENOS EN FACEBOOK | SÍGUENOS EN TWITTER

 

Hay 5 Comentarios

Esto sólo es la punta del iceberg. Mangantes que en traje que se dedican a robar dinero de todos mientras ocupan cargos publicos y se aseguran tambien un futuro lucrativo después.

Tenemos lo que nos merecemos, el comportamiento humano es más previsible de lo que pensamos. Si nos ponen el pastel delante, y como pena por ser vistos sólo nos dan una palmadita en la mano mientras masticamos, todos acabaríamos comiendo. Pero... ¿y si te sacan a palos lo que te has metido en la boca partiendote todos los dientes? Ya no es buena jugada eh?

Pues eso, que a lo mejor no son ellos los culpables, si no los que lo permitimos, y seguimos permitiendo que esos pocos a los que se les pilla, no salgan apenas perdiendo.

A mí lo que me sorprende de este asunto es lo que comenta Isidoro. ¿Cómo una persona, supuestamente brillante, puede ser tan lerda de incurrir en este tipo de gastos usando una tarjeta? El dinero intangible es el peor para los asuntos sucios, porque deja un rastro. Si a ello le sumamos lo peligroso de estas prácticas en una empresa sujeta a escrutinio en los últimos años que, para colmo, ha sido rescatada y ha protagonizado comportamientos punibles, la conclusión a la que llegamos es que los protagonistas de esta historia son un atajo de subnormales con traje de chaqueta y corbata.
 
Pero es que, además, los autores de estos gastos parecían no darse cuenta de que con cada operación se sometían a un posible futuro chantaje por parte de terceros. ¿No se daban cuenta de que se ponían una soga al cuello con cada reintegro y cargo que hacían con la tarjeta? Pues se ve que no. Que no eran tan listos, ni tan espabilados, ni tan enterados como querían hacer creer al resto del mundo.
 
La experiencia me ha demostrado que vestir traje de chaqueta y corbata no es sinónimo de superioridad intelectual o moral. Si acaso, delata que el individuo quiere aparentar algo con la ropa que no puede lograr con sus actos. Y eso ya es motivo para amartillar el arma debajo de la mesa.

Pringaos, o menos, pringadíllos. Hasta el más torpe sabía que una tarjeta deja un evidente rastro que perdura por muchos años. Con ese nivel de "iluminados" como no van a dejarnos un pufo de 22.000 millones. La proxima, ya lo saben, a cobrar en sobrecitos y en efectivo, como bien cobran los que saben. Incompetentes.

Que esperan la justicia Militar para intervenir. Ya que los jueces civiles no lo hacen, las Fuerzas Armadas deben dar órden a que intervenga ellos. Asi Blesa, Rato y company no se van a ir de rositas., saludos y viva España.

Señoritingos vulgares y previsibles. Los sitios a los que iría cualquier hortera si (como a ellos) le tocara la lotería .

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre nosotros

En otras épocas, exploradores, aventureros y escritores recorrían el mundo buscando lo asombroso. Hoy internet nos expone a miles de maravillas por minuto. En Verne están las que nos fascinan.

Síguenos en Twitter y Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal