Verne

Por: | 09 de noviembre de 2014

"Tengo dos carreras, un máster y limpio WCs en Londres", del tuit al libro

Cuando Benjamín Serra dijo en Twitter que con dos carreras y un máster estaba limpiando váteres en Londres, vivió en primera persona la experiencia de convertirse en famoso del momento en internet y en medios de comunicación. Ha pasado un año y de este tuit ha salido un libro: 

De ser trending topic en redes sociales pasó a ocupar titulares en medio mundo (su historia llegó a la prensa latinoaméricana, europea y de EEUU), mientras recibía felicitaciones de unos y críticas feroces de otros por su forma de denunciar la situación de los jóvenes españoles expatriados por la crisis. De vez en cuando todavía le llega alguna pullita: "Hace un par de meses alguien puso una mención en Twitter diciendo. '¿Os acordáis de Benja Serra? Pues espero que siga limpiando mierda' ", cuenta a Verne este valenciano de 26 años al otro lado del teléfono. 

Lo cierto es que su situación ha mejorado desde aquel 27 de septiembre de 2013. Ya trabaja de lo suyo y dice haber aprendido tanto de su experiencia como "emigrante" como de la vivida en internet.

Captura de pantalla 2014-11-06 a la(s) 17.50.53

Tres semanas después de la polémica, este licenciado en Periodismo y Publicidad (el máster es en Community Management) recibió una oferta de una editorial. El libro lleva por título una frase muy en línea con aquel tuit: Sobradamente preparado para limpiar váteres en Londres. “Me van a caer críticas por todos los lados, ya me pasó con el tuit, pero el subtítulo aclara un poco más la historia. Quería contar el proceso que se vive [al emigrar], no de forma cruda, pero sí realista. Una experiencia positiva en la que tienes tus altibajos”, dice.

Es un anecdotario de sus vivencias en Londres, pero también de las de otros españoles emigrados en busca de trabajo. Cuenta, por ejemplo, que para esa misión uno de los lugares de peregrinaje es “el refugio del 120 de Regent Street”, el centro de selección de personal de Inditex, donde él no tuvo suerte. O que cuando estás solicitando trabajo no deberías enviar un currículum con foto: allí no es el formato correcto porque se podría considerar que estás dando a entender que tu aspecto puede influir.

A lo que él llama el “boom viral” le dedica uno de los últimos capítulos “para justificar que soy yo y no otro quien escribe el libro, porque mi historia es una más”. No se arrepiente de lo que escribió en redes sociales y cree que el tono, aunque pudo resultar demasiado “brusco”, fue lo que hizo que se viralizara. “Estoy de camarero pero también limpio mierda. Quizás es la crudeza de las palabras lo que hizo que a muchos les llamara la atención. Y la crudeza de decir que aquí estoy, soy un inmigrante y no estoy trabajando lo que quiero”, opina.

Serra se acostó un viernes, tras hablar con su familia por Skype para desahogarse  y publicar el texto, en su cuenta de Facebook (privada) y un pantallazo del texto en Twitter, donde sí tiene cuenta pública. Dice que simplemente quería compartirlo con sus amigos y sus entonces 300 seguidores (ahora cerca de 4.000). Pero nunca sabes hasta dónde te pueden llevar unos cuantos retuits. Al principio incluso intentó contestar uno a uno las menciones que recibía.

El texto fue fruto de “un mal día” y de “la frustración” de estar en esa situación tras esforzarse en sus estudios y sus prácticas. La rabia de haber crecido con la idea de “si eres buen estudiante, sacas buenas notas, si haces prácticas… tendrás un trabajo”. En España, el paro de los titulados triplica la media de la OCDE y el 25% de los jóvenes de entre 15 y 19 años ni estudia ni trabaja. 

Hubo comentarios que le dolieron más que otros, “ataques que no venían a cuento”, del tipo “no serás tan bueno si no estás trabajando”, “con esas dos carreras que esperabas”,  “no me extraña que esté amargado si se está quedando calvo”, “seguro que no tienes nivel de inglés”...  “Me dolía por mi familia. A mí si se metían conmigo qué iba a hacer, si al final casi que el culpable era yo. Pero tras una historia hay una persona”, dice. También lo de quejica y llorón: “Si ves un partido de fútbol te puedes quejar en las redes, o si sube el kilo de tomates. Pues yo de que no tenía un trabajo de lo que había estudiado”.

Ahora trabaja en una agencia de publicidad, en planificación de medios, y desarrolla su trabajo en inglés, además de colaborar con otra, como community manager, llevando cuentas en español. Pasó algunos meses sin tuitear nada personal y aprendió que, en las redes, es mejor ignorar los ataques personales y que aclarar algo es casi imposible. Tras el huracán en redes quiso publicar unas matizaciones, pero como tantas veces en internet, el tuit en el que uno matiza o se explica no tiene, ni de lejos, tanta repercusión como el que se hace viral por polémico:

Dice Serra que cuando uno acaba de estudiar y busca trabajo y es joven no le gusta nada oír eso de “tú estás de nini”.  Tampoco le gusta ahora leer y escuchar lo de la “generación perdida”. “No lo estamos, sabemos lo que queremos (...) Yo no estoy dispuesto a que se salten a nuestra generación, porque por mucho que nos estemos yendo estamos haciendo cosas. Y cuando volvamos al menos en inglés estaremos más preparados que algunos políticos”.

[En este link puedes leer el primer capítulo del libro Sobradamente preparado para limpiar váteres en Londres]


Sigue leyendo:
- 15 cosas que te pasan cuando eres expatriado y vuelves a España de visita
- Si alguna vez metes la pata en internet, lee este manual del pánico
 

 SÍGUENOS EN FACEBOOK | SÍGUENOS EN TWITTER

Hay 66 Comentarios

Hola Paz, pues muchísimas gracias por tu ofrecimiento. Madre mía, con lo que a mi me gusta también desenmarañar la madeja. Tus condiciones me parecen más que correctas.
Te paso mi mail y si te apetece estamos en contacto:

sombreronuevo@hotmail.com


Un saludo

Altazor, después de pensarlo un rato, lo que se me ocurre es esto: si creas una cuenta descartable de transición para que establezcamos contacto, lo que puedo ofrecerte es una conversación via mail para que puedas pensar con alguien en voz alta y desenmarañar tu madeja con alguien que lo hace a diario.
Más allá de ese ruido que crea la crisis, esperan el silencio y el sonido claro de algo que valoramos intensamente.
Mis condiciones: que sepas que lo único que puedo ofrecer es presencia escrita, palabras (no terapia ni nada parecido) y la vulnerabilidad crónica de mi propio desenmarañamiento en curso.
Todo lo que sé y puedo dar viene de llevar la vida en ello. Soy terca y la terquedad es un grado. Nada, nunca (especialmente lo que yo pueda decirte) te servirá tanto como tus propias preguntas y el coraje de escuchar las respuestas.
Un abrazo.

No, Altazor, no tengo. Estos comentarios son, de hecho, un ejercicio de exposición tras una larga fobia social. Pero agradezco tus palabras. Un gran abrazo.

Hola PAZ, me gusta como escribes y me gusta lo que escribes. Tus comentarios me han hecho reflexionar y me están siendo de utilidad en una etapa personal de dudas y dificultades.

¿tienes algún blog?: Me gustaría seguir leyendo cosas tuyas.

Gracias

PicoP. Sigo pensando en ello.
¿Como fue el momento más aterrador de tu vida, el más intenso, el más eufórico? ¿Qué tienen en común?
¿A quién admiras, envidias? ¿Qué te asombra, fascina, irrita? Puede haber aspiraciones secretas detrás de todo ello.
¿Eres un solitario y hay demasiados pasajeros a bordo?¿Eres de dúo y te falta la otra pieza? ¿Eres de grupo y te faltan el grupo/la causa?
¿Qué hay en las inmediaciones de lo que te aterra?
¿Qué hay delante, apasionante o apasionado que no estás viendo?
¿Qué condiciones has puesto a la felicidad o a la realización? ¿Y si ambas cosas no estuvieran necesariamente condicionadas por nada externo?
¿Qué te rompe el corazón en el mundo? ¿Qué fuerza tuya, aunque te dé miedo usarla, podría empezar a curar ese dolor o a resolver el problema?
¿Por qué la analogía de Churchill? ¿Qué asociaciones mentales siguen a ese nombre?
¿Con qué pasas más tiempo peleando?
¿Quién espera/esperó más de ti?
Tres deseos instantáneos, pero únicos. ¿Cuales?
Un año de vida. Bucket list.
¿Qué hace que te pierdas totalmente de vista a ti mismo?
Si nadie sufriera ¿que elegirías?
Si nadie supiera ¿que elegirías?
¿A donde/de qué/quien escaparías y no puedes?
¿Contra qué/quién cargarías y no puedes?
Tu mayor talento. ¿Como usarlo para otros que no signifique aburrirte como un muerto o renunciar a tu propio goce?
Tu mayor debilidad/defecto ¿como podría ser una fuerza o un arte?
¿Qué está prohibido?
¿Qué es obligatorio?
¿Y si esas dos reglas se forzaran?

(sigo en ello. Aparecerá algo)
xoxo

PicoP, si nada de esto funciona, deja un mensaje en algún comentario en que me veas y seguimos buscando maneras. Tiene que haber alguna. Estoy convencida, además, de que está merodeándote. Invisible. Otro beso.

Gracias por tu amorosa y bienintencionada insistencia, Paz. Un beso, PicoP

Periodismo y Publicidad, ¿desde cuando se necesita estudiar para contar historias o vender productos?
Vuelve a la universidad a estudiar dos ingenierías, y en diez años cuando te lluevan ofertas de trabajo internacional, escribe otro libro, pero esta vez sobre la ley de la oferta y la demanda.

Pico Pardo, es muy posible que aparezcan dos comentarios míos. Te sonarán parecidos. Creí que el primero se había borrado, e intenté reconstruirlo, pero al parecer es un problema de los comentarios. Lo siento.

Pico Pardo, aún a riesgo de rodearte de más humo de incienso y mantras, voy a sugerirte tres cosas.
Una es crear un espacio, un vacío. Durante un tiempo, tira cosas, suelta cosas, reduce los estímulos a lo básico (silencio, soledad, suspensión de cafeína o cualquier cosa que uses para crear energía donde sientes que falta). Duerme más. Habla lo justo. No leas. No escuches música. A veces es la saturación la que mata el deseo. La vocación es un deseo. Es, de hecho, una voz interna, como la de un GPS.

Si esto no funciona, lanza esta pregunta al aire cada vez que venga a tu mente la idea de que eres una persona sin vocación: ¿Cómo sería verme consumido de pronto por un deseo imposible de ignorar? No busques la respuesta. Presta atención a tu vida. Atención intensa. A las cosas que pasan o dejan de pasar. A patrones. A encuentros. A sincronicidades.

y...contempla la posibilidad de que la voz de tu propósito esté siendo amordazada por la voz de lo que crees que debes ser. Esa voz amordazada puede estar en las inmediaciones de lo que rechazas, te irrita (por ejemplo, incienso, mantras, tao, bla bla bla self help) porque la voz "defensora de lo lúcido" intenta protegerte como sea de la posibilidad de perder el control apasionándote y yendo detrás de "una quimera". Una vocación es eso: un compromiso radical, un salto al vacío, un enamoramiento, un movimiento "suicida" para la parte que se preocupa de la hipoteca, de la imagen que proyectamos, de la identidad que defendemos o a nuestros seres queridos en relación a lo que elegimos hacer.
Tendemos a olvidar que teníamos sueños fabulosos justo antes de que nos dijeran que y como ser.
No te digo que des un triple mortal con la voz de tus deseos, sólo que negocies con la voz de la razón un espacio en que ese deseo pueda contemplarse. Quizá esa libertad de expresión sea suficiente para que veas posible algo a medio camino entre lanzarte a una quimera y deliberada creación de un sueño realizable que te resuene en cada fibra. Algo que te haga sentir vivo mientras lo haces.
Algo que merezca tu tiempo, entrega y compromiso.
Casi siempre está oculto a simple vista, pero todo lo que nos hace sentir vivos también nos asusta y nos exige hacer las paces con la incertidumbre. Soltar el control.
¿Y si la aparición esa verdad sólo pide a cambio que te des por vencido en algo que ya estás harto de arrastrar, perseguir o sostener en pie?

Perdóname si esto ha sido más flu flu flu del que te era posible soportar. Cruzo los dedos por ti. Cruzo los dedos para que la pasión te salga al encuentro mañana, innegable e inconfundible.

Bueno, ya que esto va de terapia colectiva contare yo la mía. Yo soy un pringao de económicas de la Complu que os escribe desde un banco de Nueva York (hace unos años el más grande del mundo), en una ciudad idílica, un entorno de trabajo idílico y cobrando casi 4 veces más que, por ejemplo, un ingeniero de telecomunicaciones de unos dos años de experiencia en España hoy en día. Pero estaba podrido en España y sigo podrido aquí. No me preguntéis por qué. Por mi experiencia, insisto, la clave está en saber qué te ilusiona. Desde ahí, con un aderezo de insistencia, acabas en la felicidad, como llevado por un tobogán. Y eso es lo que le falta al chico este. Tenía una vida encaminada mientras estudiaba, pero esperaba un “plan de estudios” de la vida, y esta, por suerte o desgracia no lo trae. O sea que está perdido. Y como decía Woody Allen en “Vicky Cristina Barcelona”, si no sabes lo que quieres te pasarás la vida huyendo de lo que no quieres. Un biólogo molecular suena tan específico, tan encaminado y tan hermoso que acabar de lo tuyo debe ser orgiástico. Me muero de envidia. Pero ¿por qué se viene con vocación, y por qué sin ella? ¿Somos unos enfermos los no vocados? ¿Unos gandules? ¿Neuróticos? ¿La encontrará este chico como Churchill a los 60 años, para salvar prácticamente al mundo? ¿O se pegara un tiro desesperado (no lo quiera Dios)? Ese era mi grito al viento, mi granito de arena, mi reflexión.

Yo me vine para Escocia en 2004 antes de la recesion y de aquella no teniamos redes sociales asi que ni nadie le daba bombo a las quejas ni nos quejabamos tanto.

De aquella saliamos menos gente porque “Espana iba bien” decian, pero yo escape porque sinceramente los cientificos en Espana llevamos miles de anhos en crisis, no desde el 2007. Asi que la alternativa estaba clara, o seguia trabajando precariamente en Espana o me iba.

Mi primer trabajo lo encontre a los tres dias de llegar a Glasgow y fue de Kitchen Porter en la cocina de un hotel. Mi novia, tambien Biologa Molecular, estuvo en el mismo hotel de Housekeeper en las habitaciones. Yo tambien hice horas de Housekeeper cuando la cocina estaba tranquila. Limpiamos de todo y sinceramente estoy muy orgulloso. Nunca me senti inferior a nadie por ser el que limpiaba ni superior por tener mi licenciatura. Simplemente entendi varias cosas, una que el mundo cambio y hoy en dia una carrera o dos, un master o dos o incluso un doctorado no te diferencia ni te garantiza nada como podria hacer hace decadas cuando menos gente estudiaba. Al final hay que empezar desde abajo, arremangarse, trabajar duro y nunca bajar la cabeza.

Diez anhos despues tengo que decir que miro esa epoca con orgullo y felicidad. Lo pase bien, me trataron bien, firme mi primer contrato y buenas condiciones (a diferencia de en Espana donde nunca tuve un contrato), conoci buena gente, me ayudo con el idioma de la calle y a integrarme en el pais, pague las facturas y tambien tengo que decir que me vino muy bien hacer un trabajo de ese tipo. Soy el pequenho de 5 hermanos y tuve una buena vida, muy protegido, mi unica preocupacion fue siempre estudiar y pasarlo bien. Por primera vez tuve que salir adelante yo y estropearme las manos y la espalda. Hoy dia aprecio mucho mas lo que tengo cuando miro atras. Once meses despues de llegar consegui un trabajo en el departamento de I+D de una empresa de diagnostico in vitro, trabajo sonhado! Poco despues tambien mi novia lo consiguio.

Aqui seguimos en el 2014 en Escocia con nuestra casa, nuestros gemelos escoceses nacidos hace 3 meses y felices. Quien nos diria cuando venimos casi a la aventura que acabariamos teniendo hijos escoceses!

Cuento mi historia por una razon, no critico ni juzgo el comentario de este chico en Twiter, cada uno tenemos nuestra personalidad, nuestra vision de la vida y nuestras circunstancias pero me asombra que de para un libro y todo esta parafernalia.
Cuando yo me vine la situacion en Espana era supuestamente buena, y nadie reparaba en los que saliamos. Hoy se vive una situacion de enfado y depresion colectiva por la crisis, el paro o la corrupcion. Y por eso se hace mas hincapie en los que se tienen que ir. Es una lastima que un pais no pueda generar empleo y bienestar para su gente. Pero a todos los que se fueron o se iran les digo lo mismo, mente abierta, sin lamentos y nunca mirar atras. Siempre es todo para mejorar se queden como yo o se acaben volviendo. Al principio estar fuera tiene sus complicaciones y se echan gente y cosas de menos pero es una experiencia positiva. Y hoy dia las comunicaciones son mucho mejores que incluso cuando yo me vine que no tenia los telefonos de hoy ni las redes sociales. Ademas aunque me tilden de poco patriota, se puede vivir muy bien fuera de Espana, no es el fin del mundo.

La vida es muy diferente hoy a la de nuestros padres y hermanos mayores, hay que adaptarse y quejarse menos. Me parece triste que tuvieramos que llegar a esto para que la prensa y la opinion publica lo denunciara. Asi que desde ese punto de vista, bien por Benja. Pero no comparto ni la exagerada cobertura ni la queja porque como dije, una carrera tampoco garantiza nada en paises donde hay menos paro porque hoy estudia todo el mundo, lo cual es bueno.

Geniales los comentarios de Anna y Paz! Entiendo en gran parte a Benjamin. Estuve un periodo en Londres, despues de terminar la licenciatura. Y gracias a un nivel medio de ingles - digo medio, porque llegamos a UK pensando que tenemos nivel medio o incluso alto de ingles y nada mas lejos de la realidad - consegui unas practicas gratuitas en un organismo importante de comercio en la capital, teniendo que encontrar un segundo empleo y trabajar 7dias a la semana para poder pagarme la "estancia". Fue duro, pero valio la pena! Seguro una experiencia mas enriquecedora que la de quedarme por semanas si no meses en casa de mis padres esperando una llamada de salvacion. Toda experiencia nueva te hace aprender algo. Bien es cierto, que unas carreras con mayor contenido practico y una educacion en ingles de verdad, no estarian de mas. Gracias y perdonad los acentos, aun sigo por el extranjero...

con dos carreras y un master si limpiar WCs en Londres lo que eres es estúpido.

Pues bienvenido al mundo de los inmigrantes en España, mucho tiempo siendo tratados como basura y viéndonos por encima del hombro (no dudo que hasta ahora sea así), y ahora esa realidad que tanta veces se criticó y con la que mucha gente se ensañó en España es la que ahora viven los españoles. Yo mismo emigré a España con una carrera de informática, con buen idioma del inglés y me tocó trabajar en el campo, de camarero, repartiendo pizzas, en muchos casos, en los trabajos que los propios españoles no querían hacer. Bien dice el dicho no escupas al cielo porque te cae en la cara. Espero que la situación mejore en España, y esa gente que se ha ido, al volver a su país miren con otra cara al inmigrante que alguna vez llegó al suyo.

Pico Pardo, no es incienso ni taoísmo.
Es resolución de problemas.
Define el problema y busca, dentro de lo que tienes disponible, el primer paso que te permita empezar a resolverlo. Eso pone en marcha un proceso, cuyos elementos van apareciendo según avanzas. Intenta controlar la voz interna que te dice que lo mandes todo a la m* y sigue en el juego el tiempo que haga falta para encontrar la solución o para que ella te encuentre.
Satie protegía su piano de las goteras con las partituras que acababa de componer.
Van Gogh siguió su vocación a pesar de no vender nada. Hubiera muerto de hambre de no ser porque su hermano Teo fue leal al amor y la fe en el talento que tenía. La historia está llena de gente que siguió su vocación aunque ese camino fuera el más duro de todos los posibles.
Gracias a ellos, la belleza del mundo fue revelada poco a poco.
En algún momento tendremos que aceptar que la vida no da todo a la vez, que hay que elegir y que muy pocas veces se da la feliz coincidencia de que lo que amamos y nos apasiona sea seguro también.
La felicidad, y esto no es taoísmo, es lo que sentimos al interpretar la realidad de tal modo que siga manteniendo la posibilidad de lo que soñamos en el tablero de juego.
Es algo totalmente controlable, desde dentro, una elección, no un azar.
Esto te lo dice alguien que ha sido infeliz gran parte de su vida y que de pronto comprendió que sufrir no es necesario.
Los problemas y los obstáculos son parte de la vida, igual que la muerte y el final de las cosas.
Nosotros le asignamos valor a cosas que para otros no lo tiene.
Me da igual que llamen a esto autoayuda barata, simplona o incienso taoísta.
Y me da igual, entre otras cosas, porque sé que lo que pienso no tiene importancia más allá de mí. No me considero importante, tampoco lo que digo. Tengo asumido que uno de mis grandes defectos es ser sabihonda.
A cambio, tengo una virtud rara: tiendo a ver posibilidad en todos y en todo. Genuino amor por el potencial ajeno. Me hace feliz que los demás consigan lo que quieren en sus propios términos.
Ahora bien, sé que la demanda de que sea fácil es darse contra un muro.
La vida es tan fácil o difícil como la hacemos y estamos llenos de creencias que hacen que sea difícil.
Algo en lo que sí creo radicalmente es en la existencia de campos mórficos.
Intento cambiar el clima de esos campos mórficos como puedo. En mi vida, en estos comentarios.
http://es.wikipedia.org/wiki/Campo_mórfico
Sé que nos influimos mucho más de lo que llegamos a imaginar.
Que la creencia en la dificultad es contagiosa.
Que la fe en la posibilidad (aunque sea difícil) también lo es. Mucha, mucha suerte. De todo corazón. Para todos, empezando por aquellos a los que sin querer, haya irritado o metido el dedo en el ojo. Fue sin querer. En serio.
: )

Es un debate interesante. Dedicarte a lo que te gusta, y acabar limpiando váteres, o venderte a lo que indica el mercado y ganarte la vida, una vida tediosa que sientes que no merece la pena porque no te refleja. La segunda opción la sobrellevan muchos simplemente no pensando, limitándose a vivir por vivir. De la primera están llenas las playas de ahogados en el intento (y el que lo consigue, es usado como ejemplo para restregarle culpa a los “perdedores”). Yo creo que el chico del articulo aún no ha elegido en cuál de las dos va a acabar. Quizá la solución sea jugársela uno por aquello en que se cree, pero sin alejarse demasiado de los demás (al propio Bon Jovi, por ejemplo, oí en una entrevista se fueron adaptando a los gustos de la gente, hasta “dar con la tecla” del éxito, pero que cree profundamente en lo que compone. Bill Gates no creía en el sistema de ventanas (todo iba de comandos) hasta que a Apple empezó a ir muy bien con él). O sea, se trataría de un punto intermedio, siempre que estés del “lado” de la honestidad contigo mismo. Pero a veces el problema es otro: que la vocación no se descubre. Y sobrevives, con competencia incluso, en una vida que intuyes que no es la tuya. Porque la tuya, cualquiera que esta sea, permanece callada, un día y otro. Dicen que en ese caso la tarea vital es buscar tu tarea vital. Pero de verdad que hay días que se desespera uno. Y entre los “hayqueserprácticos” y los idos que se han lavado el cerebro con Taoismos e inciensos, va uno buscando un consejo iluminador que desatasque la vida. ¿Hay alguien lucido a bordo?

yo fui uno de los que lo critique, por que una cosa es quejarse del paro en España (con razones suficientes) y otra es quejarse de no trabajar en lo que estudio EN OTRO PAIS. Si te vas a la aventura, pues aunque tengas un doctorado, trabajas en lo que consigas (aunque sea limpiando mierda). Si eso no te gusta, haces como el resto de los mortales, busca el trabajo desde su lugar de origen y organiza las entrevistas de trabajo para hacerlas lo mas cercanas posible y poder ir a hacerlo en persona. Asi lo he hecho yo cuando me fui a hacer el doctorado en Alemania (envie mi CV al profesor y este me admitia en el programa, con un contrato LABORAL, seguro+pension+impuestos) y despues cuando vine a EEUU a un postdoc. O sea, tal como esta el mundo actual y la tecnologia, ya no hay que montarse en un barco de emigrantes y ver que sucede.

yo fui uno de los que lo critique, por que una cosa es quejarse del paro en España (con razones suficientes) y otra es quejarse de no trabajar en lo que estudio EN OTRO PAIS. Si te vas a la aventura, pues aunque tengas un doctorado, trabajas en lo que consigas (aunque sea limpiando mierda). Si eso no te gusta, haces como el resto de los mortales, busca el trabajo desde su lugar de origen y organiza las entrevistas de trabajo para hacerlas lo mas cercanas posible y poder ir a hacerlo en persona. Asi lo he hecho yo cuando me fui a hacer el doctorado en Alemania (envie mi CV al profesor y este me admitia en el programa, con un contrato LABORAL, seguro+pension+impuestos) y despues cuando vine a EEUU a un postdoc. O sea, tal como esta el mundo actual y la tecnologia, ya no hay que montarse en un barco de emigrantes y ver que sucede.

Tremenda cosa, España siempre ha estado lena de profesionales inmigrantes limpiando mierda. Trabajar en una cafetería es mucho mejor. Vivo en Suecia, tengo un master y llevo años cesante. He visto que aquí tambien está lleno de españoles que vienen a trabajar. Podría decir que "vienen a quitarnos el trabajo", como han dicho siempre en España de los altinoamericanos y otros extranjeros. sin embargo, digo que bien, que aprendan! Lástima que no tengo los contactos de Benja Serra. A diferencia de él, lo mio no es pasajero. Yo siempre seré una extranjera. Siempre seré una inmigrante. Siempre seré mujer.

Nunca escribo en estas páginas pero me ha tocado la fría este artículo. Tengo 26 años. Soy educadora social y tengo tres máster. Y lo que más me duele...trabajo de camarera. Con ello sobrevivo pero la ilusión de mi vida es trabajar de lo mio. De momento no me he ido a otro país pero llevo tiempo pensándolo. Es muy triste tener tantos conocimientos por compartir y que no te cojan en ningún lado. Y lo mejor que te digan que tienes demasiada formación! ! O que tu perfil no es el adecuado para el puesto una y otra vez. Te desilusiones, lloras, te frustra e incluso llegas a pensar que eres tú la culpable. Con el tiempo la ilusión desaparece pero no significa que haya que parar por encontrar nuestro sueño. Mucho ánimo a todos los que se van o se quedan para encontrar un trabajo digno. Algún día nos tocará conseguir nuestra meta. Ser un profesional de primera y vivir de nuestra carrera.

Estimado Miguel,
No fue mi intención hacer de mi comentario un mensaje de autoayuda. Es más, salvo rarísimos casos de libros mal llamados de autoayuda que pueden ser útiles, confío muy poco en estos instructivos para la vida porque aportan "soluciones" demasiado a la carta (y, por tanto, poco o nada aplicables a cada caso concreto) y porque están bañados por el marketing la mayoría de las veces.
En mi comentario intenté transmitir la necesidad de ser flexible. De no rechazar oportunidades laborales que no encajen con "lo nuestro", siempre y cuando las condiciones y el salario que se ofrezcan nos permitan vivir con una cierta dignidad (hay ofertas de trabajo que son un atentado a la dignidad de las personas y un alegato sobre la avaricia de algunos empresarios).
Quizá en algunas sociedades aún perdure el concepto del señor licenciado apoltronado en su butaca hasta el fin de los tiempos, satisfecho de haber llegado a la cúspide profesional tras cinco años de carrera, sin curiosidad por reciclarse ni importarle que sus conocimientos se diluyan con el tiempo. En España, esta especie de saurio ya hace años que se ha extinguido, quizá no tantos, pero ya forma parte del pasado. Nuestra sociedad actual nos obliga a ser flexibles, a no apoltronarnos. Hay demasiada competencia y una oferta escasa. Camarón que se duerme se lo lleva la corriente.
Por eso pienso que es bueno no cerrarse puertas y estar abiertos a cualquier oportunidad que nos permita obtener un techo o un plato de comida. Eso sí, sin remilgos, sin caer en el desánimo.
Todas las experiencias contienen enseñanzas útiles para la vida, no sólo las universidades o las escuelas profesionales son casas de cultura.
En vez de flagelarse por estar sirviendo mesas siendo ingeniero de caminos, es más sano y productivo agradecer esta oportunidad y trabajar de forma paralela para conseguir algún día el sueño de emplearse en algo relacionado con lo que se ha estudiado.

En ningún momento me referí a Benjamín más que para agradecer que compartiera la experiencia porque eso llevó a un diálogo, Miguel. No es autoayuda. La realidad es la que es. Tienes dos opciones: te agotas peleando contra ella o la usas. Y eso te lo digo desde la propia experiencia de una y otra vez contra todas las paredes que existen.
No hay dogmatismo en ello, es tan solo un punto de vista más entre los infinitos puntos de vista que existen. Le doy mucha menos importancia que la que tú le das. Veo en cada una de las perspectivas de este debate algo que mueve mi mente. Ese movimiento mental es para lo que existo.
Al final, todo se resume a qie le cuentas a la vida lo que quieres que sea y ella se ríe en tu cara como un gran Buda orondo. La vida es impersonal y amoral. Estan sólo un movimiento de cosas al que intentamos dar sentido porque tenemos un cerebro que se empeña en ello y desespera cuando no le sale el arqueo de caja.
Hay cosas terribles que me ocurrieron en el pasado que sólo empiezan a tener sentido ahora y lamento profundamente el tiempo precioso que perdí queriendo morirme o trabada en la demanda de que lo que ocurría fuera otra cosa.
Es más, no creo en la autoayuda ni en el crecimiento personal. Siento más bien que todo es energía e información que uno percibe como le da la gana. Saber mucho, estar muy preparada nunca me ha servido para ser feliz más que fregar cacharros. ¿Entiendes?
Si uno busca una razón para estar cabreado, la encuentra. Si uno quiere encontrar culpables, los encuentra. Tiene todo el derecho.
La cuestión es que nada es tan importante. No somos tan importantes. Esto no es tan importante. O mejor dicho, tiene la importancia que le damos. La realidad es percibida, una para cada persona. Lo que decidimos depende de esa intepretación.
¿Que el patio da asco de corrupto que está? Votemos. Asumamos (otra vez) lo que decida la mayoría y recemos para no acabar en otro país bajo dictadura populista encubierta, haciendo cola de racionamiento. Si eso es lo que toca, será con lo que haya que lidiar. ¿Que no queremos limpiar váteres? No lo hagamos. Hay infinitas otras formas de ganarse la vida. No estamos obligados a limpiar váteres. Podemos ir a un comedor social o sacarnos un as creativo de la manga. O volver a casa. O emprender. A Benjamín limpiar váteres le llevó a escribir. Yo celebro eso.
Lo que quiero decir es que no podemos poner nuestra vida en manos de un poder externo, ni por queja, ni por demanda, ni por espera, ni por nada, porque eso es abdicar de la soberanía de uno mismo. Nada más.
Muchísimas gracias por tu comentario.
Realmente lo valoro.

Estimados comentaristas, detrás de esta noticia hay un hecho: el enorme paro juvenil, el más alto del mundo, que se dice pronto. Si queremos ser constructivos analizemos sus causas, busquemos soluciones, quizás en paises vecinos. O por lo menos mostremos compasión con Benjamin y no le queramos dar lecciones de autoayuda.
Paz, Anna y la mayoria de los que escribis, parece que quereis ser sus psicólogos. Entrais en temas personales, de autoayuda, muy teoricos, dogmáticos en el caso de Paz y simplones. Este chico se queja y con razón: es una verguenza y un hecho único en el mundo un desempleo juvenil del 50%. Claro que hay que enfocarlo de la mejor manera posible, pero eso y cualquier cosa, no?
Me parece penoso que, siendo víctimas todos del mismo problema de falta de trabajo, no poder elegir un puesto de trabajo porque no hay, tener que aceptar una m... porque no hay otra cosa, os escudeis en la autoayuda: veamos crisis como oportunidad, crezcamos como personas, etc. Crecer y mejorar siempre, es evidente, creo que ese no es el tema.

Es como si siendo todos victimas del machismo, criticaramos a una mujer que se queja del p... machismo, diciendola que yo también lo he pasado y fue parte de un proceso, me hizo mejor persona, ...tú es que no tienes paciencia, es que eres infantil, etc.

Y para acabar, lo naive de los comentarios de Paz sobre el esfuezo, los tiempos en la vida y la energia cósmica de pachamama..se pone en evidencia: por supuesto que este chico y cualquiera que se haya preparado durante años en aulas y empoyando libros para sacar dos carreras sabe lo que es el esfuerzo y que las cosas requieren tiempo.

Ojalá algún día no haya paro en mi pais: no el 50% de los jóvenes, sino ninguno de ellos sepa lo que es tener que crecer como persona limpiando WC en otro pais.

saludos

Hace 20 años estuve en tu lugar y aprendi muchisimo de esa experiencia. Limpié muchas mierdas en Londres. Ahora trabajo para la UE y sigo siendo una inmigrante en Finlandia. Pronto me trasladaré a Holanda !! Una pena q en España no sepan apreciar lo q tienen !!

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre nosotros

En otras épocas, exploradores, aventureros y escritores recorrían el mundo buscando lo asombroso. Hoy internet nos expone a miles de maravillas por minuto. En Verne están las que nos fascinan.

Síguenos en Twitter y Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal