Verne

Por: | 18 de noviembre de 2014

¿Por qué el rosa es de niñas y el azul de niños?

Ella
El
(JeongMee Yong/Getty Images).

A la fotógrafa JeongMee Yong le sorprendió que su hija de 5 años sólo quisiera ropa y juguetes de color rosa, y se comenzó a interesar por cómo fabricantes y publicistas segmentan su oferta por género. Esto le llevó a crear The Pink & Blue Project, una serie de fotografías de niños y niñas mostrando sus posesiones rosas y azules que se hace viral en internet de forma recurrente cada cierto tiempo.

No es un patrón exclusivo de la infancia: una visita a un centro comercial puede confirmar que muchas empresas creen que vender productos a mujeres consiste en pintar de rosa el embalaje.

Pero lo cierto es que este color no está asociado biológicamente al sexo femenino, ni mucho menos. Es una convención arbitraria que ni siquiera tiene una historia tan larga como podría parecernos. En Pink and Blue: Telling the Girls From the Boys in Americala historiadora Jo B. Paoletti explica que en Estados Unidos no se usaron los tonos pastel para los bebés hasta la Primera Guerra Mundial: antes se optaba simplemente por el blanco.

Además, por aquel entonces el rosa era el color de los niños, al ser "más decidido y fuerte", mientras que las niñas debían vestir el azul, “más delicado y amable”. Hay que tener en cuenta que el rosa se asociaba al rojo, el color de la sangre y del vigor.

Las comillas son de un artículo de la revista profesional para minoristas Earnshaw’s, citado por Paoletti, pero también publicado en el Ladies’ Home Journal, según recoge The Guardian. Este diario añade además un fragmento de un texto de The Sunday Sentinel (1914), que aconseja “el rosa para el niño y el azul para la niña, si se siguen las convenciones”.

Los tonos pastel (tanto azul como rosa) también eran los habituales para los bebés europeos. Y cuando se diferenciaba, no siempre se seguía el critero actual. Los orfelinatos franceses utilizaban el azul para los niños y el rosa para las niñas, pero en Bélgica, Suiza y parte de Alemania era al revés. De hecho, Eva Heller explica en su libro Psicología del color que en Alemania esta distinción no nace hasta los años 20 y no se generaliza hasta los 70.

En Estados Unidos empieza a asentarse esta diferencia después de la Segunda Guerra Mundial. En 1927 Time publicaba un cuadro que detallaba cuál era la oferta preferente de colores en grandes almacenes estadounidenses, que también recoge Paoletti. Esta tabla refleja que el criterio todavía no estaba claro (aunque se estaba buscando uno). Eso sí, el 60% de los grandes almacenes prefería el rosa para los niños.

Pink

En Cleveland no odiaban el azul (Fuente: Gender Mystique).

A partir de los años 80, el rosa se impuso definitivamente en la paleta de colores en miles de productos para niñas, desplazando a otras alternativas. Hasta el punto de que según Paoletti, en lo que se refiere a este tema hay mucha más diferenciación por sexos ahora que hace décadas.

Es decir, no hay raíces ancestrales que justifiquen estas preferencias. Y tampoco hay razones genéticas. Los niños de menos de dos años prefieren los colores intensos como el rojo y el azul, según Anne Fausto-Sterling, y no los colores suaves y pastel.

Hay un estudio (uno) que sugiere que las mujeres prefieren los tonos rojos, liláceos y rosados, al ser ellas las encargadas de recolectar fruta hace miles de años. Además, también sería útil para observar cambios de tono en la piel de sus hijos y detectar una posible fiebre.

Pero estas explicaciones son meramente especulativas: el estudio identifica preferencias y no habilidades perceptivas, y también recuerda que el color favorito de la mayoría de personas (hombres y mujeres) es el azul, lo que estaría relacionado, al parecer, con la importancia que tuvieron para nosotros el cielo claro y las aguas azules y limpias.

De hecho, las preferencias de colores entre hombres y mujeres son similares: en general y según una encuesta de Eva Heller, también publicada en Psicología del color, nos gustan el azul, el verde y el rojo, y nos desagradan el marrón, el rosa y el gris. El rosa sólo es el color favorito de menos del 5% de las mujeres. Aunque hay que considerar una posible reacción en contra a la hora de contestar a esta encuesta, ya que el rosa se asociaría a los estereotipos existentes al respecto.

Wat

Flamencos sorprendidos después de saber que el rosa es el color favorito de menos del 5% de las mujeres.

No hay que olvidar que las convenciones sobre los significados de cada color son arbitrarias, además de cambiar con el tiempo. Así, el rojo se suele identificar con la vida, la salud, el vigor, al ser el color de la sangre. Parece casi lógico, pero se trata de un sesgo: asociamos las características de cosas diferentes simplemente porque se parecen. 

A veces la connotación del color ni siquiera tiene que ver con alguna semejanza física: el púrpura se asocia a la nobleza y a los reyes simplemente por lo caro que resultaba conseguir este tinte.

Por supuesto, estos significados dependen en muchos casos de la cultura en la que estemos. Yellow en inglés también significa cobarde, (a Judas se le vestía en muchos cuadros con este color), pero también se asocia al sol y por tanto a la felicidad y a la nobleza (como en Egipto y China).

Es cierto que la sensibilidad al respecto está cambiando. Poco a poco. Un ejemplo famoso: esta niña que en las Navidades de 2011 manifestaba su disconformidad con las opciones de colores en la juguetería.

"The companies making this try to trick the girls into buying pink stuff instead of stuff that boys want" ("La empresa que fabrica esto quiere engañar a las chicas para que compren cosas rosas en lugar de cosas que los niños quieren").

Por no hablar de las críticas que recibió LEGO cuando lanzó su línea Friends, orientada a niñas y con tonos rosa en las cajas.

Pero lo cierto es que el éxito de ventas de esta línea de juguetes fue rotundo. Y también sigue siendo fácil saber qué paquetes son para niños y cuáles son para niñas en esta foto del almacén de Amazon en Madrid.

Amazon

(Foto: Delia Rodríguez).


Sigue leyendo:
- Internet descubre lo que es ser mujer: 5 vídeos sobre acoso callejero y piropos
- Feminismo, medios y #GamerGate: por qué está en guerra el mundo de los videojuegos

 SÍGUENOS EN FACEBOOK | SÍGUENOS EN TWITTER

 

Hay 52 Comentarios

No MI NTAIS, el azul si es cierto que era asociado a las chicas, pero el rosa nunca fue asociado a los chicos, si no el rojo que no tiene nada que ver.

Es cierto, Silvia. Disculpa y gracias.

Hola si no me equivoco la autora es una mujer, JeonMee, es fotógrafa

El caso es q ellas usan mucho ropas con una gama q incluye el rosa, el violeta, el morado... quien lo niegue está ciego. Vean páginas de internet, incluso de colectivos feministas, revistas de moda, etc, etc... Que antes la tradición dijera otra cosa no significa nada, ahora es cuando cuenta, cuando se elige y se compra lo q se desea. ¿Porqué es así?, no lo sé; no es bueno ni malo, es, seguro, curioso.

Jaime, ¿a que era imposible imaginar que este artículo tomara los derroteros que tomó?
Sobre todo, teniendo en cuenta que quizá el rosa ni siquiera exista.
http://newsfeed.time.com/2012/03/07/does-the-color-pink-exist-scientists-arent-sure/
http://blogs.scientificamerican.com/observations/2012/03/05/stop-this-absurd-war-on-the-color-pink/
Conclusión: estamos dispuestos a morder a quien sea para defender nuestra perspectiva del color. Nuestro cerebro se agarra a los patrones como si la vida nos fuera en ello.
Digan lo que digan, tu idea está perfectamente argumentada.
En fin, demos gracias porque el troll de Pinches putas vuelvan a la cocina a trabajar no haya pasado también por aquí. Todo quedó en inciensos tarados.
: D

En antiguas excavaciones de Mesopotami se encontraron con que las joyas de los hombres eran azules y las de las mujeres rojas.

¿Te has fijado en que en el primer enlace que pasas hay más mujeres de azul que de rosa? De rosa hay una docena siendo generoso con algunos tonos de rojo. De azul, he dejado de contar al llegar a quince.

Esa es tu opinion Rosae, yo puedo pensar que porque una mujer vista de rosa y ese dia no quiera ir de azul, no por eso se deduce que el hombre que viste de azul aunque no le guste el color, esta haciendo una discriminacion de genero de la que esta por imposicion social en desacuerdo. Todo es relativo y depende del contexto mayor en el que las relaciones sociales de ese color determinado se aplican, como muy bien dice Victor. Es tan dificil de entender?

Querido Victor, ¿qué parte de "compara cuántas mujeres y hombres visten completamente de rosa" no has entendido? No he dicho "todas las mujeres visten de rosa" ni "ningún hombre lleva un complemento rosa", sino que "habitualmente" se utiliza el rosa en la mujer, lo que no excluye usarlo episódicamente en el hombre, del mismo modo que en mi armario hay una camisa rosa y entre mis polos, uno fucsia. Sería aburridísimo y monótono pintar a todas las mujeres de rosa y a todas las parejas ella rosa y él, azul.

Rosa Palo, hay ejemplos de lo que dices y de lo contrario, sin necesidad de salirnos del Roman de la Rose. Como en esta ilustración que aparece también en La historia de la belleza de Eco:

http://4.bp.blogspot.com/-IWIgMdzy910/UES0Jd1spuI/AAAAAAAAALo/T8AOlngRAog/s1600/Kopiuj++z+59r.jpg

Hay más aquí: http://medieval-me.blogspot.com.es/2012/09/roman-d-alexandre.html Verás a mujeres de azul y de verde, y a hombres de rojo y con capas rosa y, por supuesto, también a mujeres de rosa y a hombres de azul.

(Para estas ilustraciones sólo he encontrado una página en polaco, pero yo las conocía del libro de Eco, 164-165).

Desde luego, la rosa ha sido muy a menudo símbolo de belleza y de virginidad, valores que culturalmente se han asociado a la mujer, no sólo en la Edad Media y no sólo en el Roman de la Rose. Pero la clave es "culturalmente". No estamos marcados genéticamente para que se nos identifique por un color. Son códigos en gran medida arbitrarios y que dependen del contexto.

No tiene nada de malo que una niña prefiera el rosa. Pero tampoco tiene sentido imponerlo para que nadie piense que puede convertirse en una "marimacho", como decía otro comentarista.

MinaboTaduro,

Wow.

@Víctor: La virgen María es bella, pero casta. Dudo que la ropa rosa convenga a tal concepto... Te sugiero un pequeño experimento: Coge uno de los documentos a los que hago referencia - el Romance de Alejandro, del siglo XIV - y compara cuántas mujeres y hombres visten completamente de rosa. Compara también en cuántas imágenes en que aparecen un hombre y una mujer, ella viste completamente de rosa.

<"Pues servidor tiene una hija de 17 años y mira que yo siempre intenté llevarla hacia las cosas de niños, sobre todo juguetes para así yo disfrutar de aquellos que nunca pude comprarme.... " P'a mear y no echar gota. Parece que Verne se ha convertido en el zoologico de todos los tarados de España. Digno de estudio. Venga, pongo yo mi granito de arena: "Mi aura eterea me dice que en las incontinencias de los espejos del alma, habita mi razon de ser, por eso creo que el incienso es la prueba del destino para nuestras inquietudes mas allegadas, y el merito casuistico de lo que esta por llegar. Por eso me inquieta que mi hija no haya salido marimacho, como me sugirio el tarot a traves del campo morfico". Veis que facil? Joe y lo agusto que se queda uno.

Pink y Degás, también se pueden mencionar ejemplos contrarios:

- Se suele representar a la virgen María con un manto azul. https://www.google.es/search?q=virgen+mar%C3%ADa+romanico&es_sm=122&source=lnms&tbm=isch&sa=X&ei=L1tsVNPgEYveau2rgMgP&ved=0CAgQ_AUoAQ&biw=1366&bih=643#tbm=isch&q=virgen+mar%C3%ADa+renacimiento&imgdii=_

- Y aquí hay un retrato del príncipe Felipe Próspero, de Velázquez, con vestido blanco con detalles rosa. http://es.wikipedia.org/wiki/El_pr%C3%ADncipe_Felipe_Pr%C3%B3spero

- Y este retrato de Luis XVI a los 20 años, con chaqueta rosa: http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/9/90/Louis16-1775.jpg/220px-Louis16-1775.jpg (el color estuvo de moda en la segunda mitad del XVIII, también para hombres).

Si, como afirma Eva Heller, el rosa era un color masculino - el "pequeño" rojo, que lo llama ella, en su capítulo "del rosa masculino al rosa femenino" - sorprende que en el siglo XIV, fecha de la que datan muchas de estas imágenes ( http://thomasguild.blogspot.com.es/2014_02_01_archive.html ), se vistiese frecuentemente de rosa a la mujer para diferenciarla claramente del hombre - por ejemplo, en la talla de madera y en muchos de los grabados -, cosa bastante habitual también en las imágenes de, por ejemplo, el Romance de Alexandre, también del siglo XIV ( http://it.wikipedia.org/wiki/File:Kneeling_knight_received_a_swan-crested_helmet.jpg ).

Pues para ser un color masculino, veo yo mucho rosa en los cuadros de bailarinas de Degas... Algún ignorante podría pensar que consideraba el rosa como un color ligado a la feminidad... Y eso era sobre 1875...

Si tú, Jaime, desde tu periódico, te has permitido criticar el estudio que nombras, utilizando para ello argumento tan de peso como que "el azul es el color preferido de la mayoría", ¿no lo van a hacer desde otros periódicos, y más aún si son defensores de los mismos dogmas de género? Las críticas, según de quien vengan, no tienen mucha relación con la verdad. Quemaron a Miguel Servet, y a Galileo le hicieron abjurar. "Y sin embargo, a las mujeres el rosa les gusta más".

Pues servidor tiene una hija de 17 años y mira que yo siempre intenté llevarla hacia las cosas de niños, sobre todo juguetes para así yo disfrutar de aquellos que nunca pude comprarme.... pero no hubo manera. Tuvo etapas en los colores, desde rosa palo, al más fuerte, el fucsia, el lila, pero azul lo que es azul nada, desde luego que yo no puedo controlar lo que hace en sus encuentros con otros niños y niñas, y que el grupo en que se encuentren tengan más un color u otro ya sea en la guardería en el colegio, en el parque de juegos, etcétera, imagino que eso si que le crea preferencias, marcadas también por el carácter de cada cual, si mi hija conectara mejor con niños (en lugar de las niñas), quizás podría tener otros gustos, pero no ha sido así.

¿Qué quieres decir, que sólo asociamos "correctamente" los colores al sexo desde hace décadas? ¿Antes no nos aclarábamos? El estudio que citas (uno, también) ha sido también criticado: http://www.badscience.net/2007/08/pink-pink-pink-pink-pink-moan/#more-518

El estudio es UNO, el de Paoletti. Sus referencias son los catálogos, fotos antiguas, etc. El estudio sobre la preferencia de las mujeres por los colores liliáceos y rosados también tiene numerosas referencias (http://www.cell.com/current-biology/references/S0960-9822(07)01559-X), amén de pruebas experimentales. La preferencia universal por el azul es compatible con las diferencias de sexo a la hora de preferir o no los colores rosados. Que es lo que dice el estudio. El dato de las preferencias por los colores me parece inútil. Si nos lleváramos por nuestras preferencias por los colores, vestiríamos a nuestros hijos con nuestros colores favoritos – unos de azul, otros de verde, otros de negro - y la mayoría de nuestras pertenencias tendrían nuestro color favorito. Y no es así. Mi color preferido es el azul, pero si tengo que elegir un color para el coche, lo prefiero rojo. Y apenas tengo prendas de vestir azules. Y prefiero unas sábanas blancas. La predominancia del blanco para la ropa de bebé en la antigüedad parece responder a criterios prácticos. Los mismos que hacen que los vendajes fuesen blancos, o la ropa de cama. Llegó un momento en que los tintes y los métodos de lavado permitieron conservar los colores tras múltiples lavados y seguramente fue entonces cuando se abrió la posibilidad de expandir la gama cromática. La elección de turquesa para niños y rosa para niñas seguramente respondió a criterios relacionados con la psicología del color estudiada por Eva Keller y que tiene profundas raíces culturales. La gama de rosas reúne asociaciones como romanticismo, ensueño, lo femenino, la ternura, la delicadeza, la sensibilidad, el encanto o la dulzura. La gama de azules reúne asociaciones como la amistad, la deportividad, el pragmatismo, la confianza, la independencia… Todo parece indicar que este avance se produjo inicialmente en Francia y, desde allí, se expandió al resto de Occidente en un proceso de globalización que tuvo sus momentos de confusión, como muestran los distintos criterios que manejaron durante su implantación los distintos almacenes. No todo el mundo tuvo la sensibilidad para asociar correctamente los colores al sexo, algo que no es sorprendente en absoluto, del mismo modo que mucha gente es incapaz de interpretar una tormenta o un sentimiento en una pieza musical.

Muchas gracias, Paz : )

Cosas que agradezco a Verne:

- El esfuerzo de quienes lo hacen. Por sí mismo, al margen de los temas que se propongan, merece ser tenido en cuenta.
- Conversación sobre una variedad de temas
- La oportunidad de estar despiertos, juntos, observando la realidad que compartimos (autores y lectores), aunque no siempre la veamos del mismo modo. Creo en la belleza del efecto Rashomon y en la diversidad de criterios. De hecho, esta diversidad me hace sentir esperanza. Sería terrible y un pésimo síntoma que todos pensáramos/expresáramos lo mismo.
- Atención a aspectos de la salud mental (para empezar, el TOC). Como mínimo, abre una rendija a la normalización de etiquetas. Para quienes vivimos en las zonas grises de la neurodiversidad, que se hable de ello lo es todo.
- Un espacio para el diálogo respetuoso, por, a pesar y más allá de los exabruptos hostiles en los comentarios. La mayoría nos comportamos civilizadamente y sentimos alegría al comprobar que se puede expresar discrepancia sin insulto.
- En lo personal, una invitación a salir de mi ostra y confrontar la permanente sensación de no encajar en ningún grupo, ideología o discurso y de caerme bastante mal a mí misma 6 de cada 7 días a la semana. Verne es mi terapia de exposición y prevención de respuesta. Está funcionando.
- Conciencia de lo proclive que soy al soliloquio pedante. El propósito de resolver esto, a pesar de lo raro que resulta.
- Cariño renovado por la humanidad, a pesar de todo. No sé por qué, pero lo siento desde que entro regularmente a leer y a comentar. No lo hago en otros sitios, de modo que puedo decir que está directamente relacionado.
Así que Jaime, Lucía, Mari Luz, L. González, , Guillermo, Delia y lectores/comentadores, gracias de todo corazón.

No es sólo un estudio. Están los catálogos que recoge Time, la encuesta de preferencias de Heller y los datos de Heller sobre preferencias en Alemania. La preferencia universal por el azul es compatible con el hecho de que no haya grandes diferencias por género; de hecho, lo confirma.

Jaime, antes de nada, gracias por tu aporte. Dedicas varios párrafos del artículo a la teoría de que hubo un tiempo en que en USA el criterio rosa/azul era el opuesto al actual. En la referencia que aportas pone: “To be fair, both del Giudice and Paoletti agree that her argument has been misread as a claim that color preference once reversed in the United States”. Traducción: “Para ser justos, tanto del Giudice como Paoletti coinciden en que su argumento (el de Paoletti) ha sido malinterpretado como que hubo un cambio en el criterio de preferencias de color en los Estados Unidos”. En cuanto a lo que reconoce el autor (del Giudice), lo que dice exactamente es que “he found no evidence of color-preference reversals, but he found support for Paoletti's idea that stronger color-gender associations appeared during the 1950s”. Traducción: “No encontró evidencia de cambio de criterio, pero encontró evidencia para la idea de Paoletti respecto a MAYORES asociaciones de color relacionadas con el sexo durante los años 50”. Del mismo modo que enfatizas la existencia de un estudio (UNO) que sugiere que las mujeres prefieren los colores liláceos y rosados, creo que deberías haber enfatizado igualmente el poco soporte de los estudios de Paoletti o, al menos, la existencia de otros estudiosos que afirman lo contrario. Que se base en las fotos de bebés de los años 30, en plena Gran Depresión, cuando los bebés reciclaban seguramente las ropas de hermanos o familiares, para decir que no existía un criterio claro, me parece, cuanto menos, sospechoso. Por otra parte, ¿no es un poco contradictorio que utilices el hecho de que nos guste el azul por la importancia del cielo claro y las aguas azules para desacreditar el estudio que sugiere las preferencias de las mujeres respecto a los colores rosados y luego digas que ese tipo de asociación es un sesgo?

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre nosotros

En otras épocas, exploradores, aventureros y escritores recorrían el mundo buscando lo asombroso. Hoy internet nos expone a miles de maravillas por minuto. En Verne están las que nos fascinan.

Síguenos en Twitter y Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal