Escuchen a Garzón

Por: | 14 de abril de 2011

Garzon

Durante más de seis horas el juez Baltasar Garzón mantuvo una conversación con el escritor y periodista Manuel Rivas. La cámara de la cineasta Isabel Coixet fue testigo de este encuentro que ha resultado en un documental de hora y media donde el magistrado, tras la suspensión de su labor como juez de la Audiencia Nacional, hace un repaso a su trayectoria. Adelantamos durante toda la mañana de hoy el tráiler de Escuchando al juez Garzón.

Coixet le dijo al juez: "Si me preguntas por qué quiero hacer este proyecto, las únicas cosas que se me ocurren son: porque la cantidad de porquería que cada día se vierte sobre ti me causa una indignacion visceral que me es difícil explicar con palabras y porque tengo una hija de 12 años y no quiero que crezca pensando que a la gente que brilla en su trabajo, la castigan precisamente por eso".

Coixet, Rivas y Garzón grabaron el documental el pasado mes de diciembre en Madrid. Según ha dicho la directora de cine, los temas tratados en la entrevista “son absolutamente definitorios del momento que estamos viviendo como país: las mentiras y las calumnias que se repiten de una manera perversa y que acaban convirtiéndose en  verdades incuestionables para la opinión pública, los celos y las envidias personales que acaban envenenando cualquier objetividad posible, el concepto de justicia universal que es denostado en el momento en que se habla de conflictos históricos locales, el poder de la corrupción institucional que ha calado de tal manera que el problema no es ya la corrupción sino el que no te pillen. Y en medio de todo esto, un juez que, a mi modo de ver, no ha hecho mas que hacer su trabajo. Con  rigor,  con pasión y con entusiasmo”.

Escuchando al juez Garzón se estrena en salas de Madrid y Barcelona el 20 de abril y en Internet en la página Filmin el 29 del mismo mes

Hay 99 Comentarios

Cuando sale una persona a al escenario social y judicial diciendo claramente lo que es justicia,los corruptos y asesinos se enconden entre sus miserias y corruptelas,los cobardes deben de pagar .

LÁSTIMA,QUE PARA UNA COSA QUE HACE BIEN ESTE TÍO QUE FUE JUZGAR A PINOCHET, LO HICIERA 1º EN UN MOMENTO EN QUE EL DICTADOR ESTABA "GAGA" Y no Lady Gaga qué por supuesto ya le hubiera gustado , Y 2º PORQUE NO SABE VIVIR SIN CÁMARAS NI PROTAGONISMO

Änimo querido juez Baltasar Garzón, que somos muchisimos los que estamos contigo. La Justicía no te está correspondiendo a tí como tú mereces.....pero todo ha de cambiar. Seguro. Un abrazo. Perdí a mi abuelo asesinado tras la contienda por unos cobardes fascistas y es de justicia que al menos alguién se pregunte el por qué. Sólo por ser comunista, sin participar en la guerra le asesinaron cobardemente entre varios y de noche.

El unico Juez que tuvo el coraje de arrestar a Pinochet
Chile esta en deuda con Garzón.

garzon eres grande y estamos a tu lado , por siempre jamas

Yo creo que esto te pasa por no saber copiar si hicieras como Varelas, Santos, Cruz etc que hay que ver como se estrujan los sesos copiando las sentencias de la propuesta de Demanda que les interesa, oye y que luego nos dicen que es jurisprudencia y a estudiar pal examen, siempre copiar ha dado buenos resultados, el redil es el redil, te saliste la j... pero mira por donde leyendo tu último libro me dio por pensar que a lo mejor el Derecho Internacional no era tan inutil, así que retomé los estudios del Derecho, no me serviran para nada pero tu conseguiste que volviera al redil. Animo que después de España la justicia internacional te colocará en tu sitio, nadie te devolverá el sufrimiento causado pero como buen abogado sabes que eso es lo irreparable siempre -aquello que el dinero no puede comprar- pero también es cierto que tu persona se agranda también con eso mismo con lo que no se puede compar.

Entra y busca en google "LOS CUENTOS DE FRAN BARRERA"
Busca el cuento "Sangre en el ojo" y descubre quién está intentando salvarnos desde el espacio exterior...

Prevaricador.

que se pensaba garzon que tenia el monopolio de ejercitar la justicia sin respetar el estado de derecho solo por la picia que ha hecho a la justicia deberia de estar en la carcel sino como se explica que se puedan ir de rositas los del caso del pp . posdata eres un fascista trasnochado como muchos pogres de tu estilo todavia estoy viendo la opulencia y la desfachatez de las fotos de tus cacerias te mereces lo peor.

tolerancia cero a los corruptos.
tolerancia cero a la corrupción.

animo garzón!!!

Estoy deseando ver el documental, Garzón se merece nuestro apoyo y su ejemplo nos da fuerzas para luchar frente a tanta maldad que nos rodea, la basura fascista nunca nos va a doblegar ANIMO A TODOS!!

MEDITACION
pensar que los jueces referentes tengan que ser los discrets, los callados, los que no se les conocen; porque ahi mismo esta la facilidad del mal por penetrar sin ruido en cada unode nosotros, destreuyendonos uno a uno sin poder identificar donde esta el mal; me quedo con la certeza de saber donde esta cuando los seres humanos no se oculta enre bastidores de sectas, organizaciones, etc...etc...Quiso presentarse por el Psoe, pero su proposito era por todos conocido; por eso lo dilapidan; y mientras, los sigilosos, los de la sombra, haciendo de las suya ¿ acaso la snrisa cinica de Varela a la salida de los juzgados no revelan otra cosa ?

"Si me preguntas por qué quiero hacer este proyecto, las únicas cosas que se me ocurren son: porque la cantidad de porquería que cada día se vierte sobre ti me causa una indignacion visceral que me es difícil explicar con palabras y porque tengo una hija de 12 años y no quiero que crezca pensando que a la gente que brilla en su trabajo, la castigan precisamente por eso". Coixet también menciona después la palabra "rigor". Sin embargo, partiendo de la primera premisa, me parece imposible que pueda haber un mínimo de rigor y objetividad para poder rodar una documental. De hecho, esto no es un documental: es una hagiografía.

El pobre diablo Juez Varela, igual que otros muchos en la misma línea de actuaciones contra el JUEZ Garzón, por muy encumbrados que estén dentro de los Tribunales de más alta instancia( Constitucional, Supremo, Consejo General del Poder Judicial...), aunque pasen a nuestra Historia como la mayor porquería de la Justicia en todos los tiempos, no son nada más que unos peleles de esos "Grandes" Partidos Políticos.! Qué pena de PSOE, de Zapatero y de González, que se haya unido (entre las poquisimas cuestiones de esta legislatura) , por revanchismo, arropando a un P.P. que está usando todos los medios a su alcance para continuar con los muertos del Franquismo bajo tierra, y con los vivos del Gurtel todavía robando a los ciudadanos! ! Qué pena de aquellos jueces y de estos políticos ! Que pena de nosotros, porque creo que el pueblo español no nos los merecemos, y a pesar de ello, para nuestro consuelo, aún nos queda nuestro Garzón. !Animo, amigo de los justos, no decaigas!

Me parece excelente el comentario de Arturo Prins, comparto todo lo que dice y leyéndolo me daban ganas de encadenarme a la puerta de la A udiencia Nacional y mantener una huelga de hambre , todo por la profunda impotencia que siento de que en mi país no consigamos desterrar a personajes que se creen dueños de unas ideas arcaicas y despóticas fruto de años de judicatura franquista que, si por ellos fuera no se tocaría nada de su sacrosanto letargo. Esa judicatura caduca y retrógrada que impide que seamos un país moderno, europeo, donde destaquen los profesionales que hacen bien su trabajo ; cuándo entenderán que el trabajo de un buen Juez redunda en beneficio de todos los jueces!!!.Y las trabas al juez moderno y eficaz delatan al incompetente, Sólo me queda el consuelo de que el tiempo, antes o después, pone a cada uno en su sitio. Creo sría. Varela que ya no podrá salir de su mundo de mediocres.

Malo es que en el mundo haya criminales, chorizos y corruptos. Mucho peor es el que el corrupto, el chorizo y el prevaricador sea un juez.Muchísimo peor es que la víctimas de su corrupción, sus chorizadas y sus prevaricaciones le alaben como si fuese la segunda venida de Jesucristo.Actitudes despreciables como esta explican porqué estamos como estamos, sencillamente porque tenemos el país que os merecéis.
Perdonad que no me moleste en contestar vuestros insultos porque yo solamente respondo ante argumentos racionales.

tu solo contra todos los franquistas?

lo siento ellos solo querían dinero y tienen dinero el dinero es poder, ¿tienes tu dinero?
lo siento por ti pero sin dinero la justicia no existe

hasta que la gente se canse de tanto chorixo con traje

anda garzoncito que te gusta mucho la tele y el prota......la progresia esta tan escasita de lideres que lo mismo te convierten en un che ..

Sólo tengo una palabra VERGONZOSA JUDICATURA ESPAÑOLA.

Merche el juez dices que es Facista pues mirate en un espejo democrata seguro

Shylock, Varela, Shylock


Juez de un Tribunal de Venecia: “Shylock, la gente piensa, y yo pienso lo mismo, que no haces sino llevar las consecuencias de tu malicia hasta el instante previo a tu satisfacción…y que también, acabarás por dar señales de piedad y remordimiento, más notables, que tu extraña y aparente crueldad…” Shylock: “Me preguntaréis porque prefiero recibir una libra de carne humana a recibir 3.000 ducados. Y no os responderé, podéis decir que es por capricho…Pues el capricho dueño de nuestras pasiones, gobierna nuestro humor al rumbo que prefiere…más allá de un profundo odio y un cierto rencor que abrigo contra Antonio, que me impulsa a seguir este juicio ruinoso contra él.” Es el final del juicio oral contra el rico mercader Antonio, al no poder pagar en tiempo una deuda contraída con el prestamista judío Shylock. Éste como castigo, decide avanzar en el juicio contra él para conseguir una libra de carne de su corazón.

Ciertamente, si el juez Luciano Varela conociera en profundidad la obra de El mercader de Venecia (W. Shakespeare) se habría percatado de que ha cercenado al juez Baltazar Garzón, la libra de carne de su corazón, que no es otra cosa que la razón de su vida; su vocación de juez durante 22 años al servicio de la ley. Estas líneas finales del largometraje, El Mercader de Venecia, de Michael Radford (2005) deberían servir de profundo estudio al Juez Varela, para comprender la naturaleza de sus actos. Porque el objeto más profundo de su capricho, contiguo al de Manos Limpias y la Falange Española, era apartarlo de la Audiencia Nacional. Todos ellos no quieren más que evitar que los crímenes del franquismo sean tocados. Porque todo lo que hace Garzón les perturba profundamente. Incluyendo su intromisión en el caso de mayor corrupción de la democracia española, Gürtel.

La excusa hay que buscarla. Y se busca. Porque siempre que se trajina una excusa se encuentra, tanto para hundir, como para salvar. Y dado que la excusa tiene valor suficiente… por ejemplo, “He llegado tarde por el tráfico”, la excusa por sí misma tiene valor. Aunque sepamos que no es verdad, permite esconderla y maquillarla de circunstancias ajenas a nuestra voluntad. Desgraciadamente, Shylock y Varela canalizan sus pasiones, que desconocemos cuales son, pero sabemos que son bajas, a través de una ley que les ha amparado y excusado para ello. Como Shylock, a ciertos jueces solo le interesa satisfacer sus pasiones, que además de sus ideales políticos, están compuestos de “pulsiones irracionales” como escribe Javier Pradera en su artículo sobre los jueces, Divanes en los juzgados (El Pais 19/5/2010). Porque la ideología es una excusa para sacar afuera las violencias internas. Un camino homologado para hacer brotar todos esos ardores viscerales. Y no se trata de negarlas porque pertenecen al ser humano, pero si controlarlas. La gestión de esos arrebatos.

Varela ha destruido a Garzón. Ver el desalojo de su despacho sacando todas sus pertenencias de la Audiencia Nacional fue de una violencia humillante e impropia. Especialmente cuando “ni un solo ciudadano ha comparecido ante el Tribunal Supremo sintiéndose víctima de las decisiones del juez Garzón” (El País 15/4/2010, Garzón suspendido en el banquillo, M. COMAS / R. SÁEZ / M. CARMENA / F. PANTOJA/ J. M. LÁZARO). Como Luciano Varela no es un juez que haya combatido como un policía, a él no le harán nada. Él mismo lo expuso en este periódico, en febrero de 2007, "Si hay algo que me repugna hasta los límites de mayor tensión es un juez que juegue a policía y actúe con formas y procedimientos policiales".

Efectivamente, “el capricho gobierna nuestras pasiones”, recordaba Shakespeare en boca de Shylock, como gobierna al juez Varela el interés por esta demanda contra Baltazar Garzón. De ser una causa neutra, él comienza a manipular la querella, corrigiéndola en función de sus ideales particulares y guiándola hacia las ideas de un grupo. Pero la ley tiene tantas interpretaciones como jueces dispuestos a interpretarlas. “Pero los vicios procesales de la causa alcanzan su cénit en las decisiones del instructor (L. Varela) adoptadas respecto a los escritos de acusación presentados por las acusaciones de Falange y Manos Limpias. Ante dichos escritos, completamente irregulares e ilegales, el instructor opta, cuando le está prohibido hacerlo, por subsanarlos él mismo u ordenar a los acusadores cómo deben hacerlo. Así el juez instructor asumió la condición de parte del proceso perdiendo la imparcialidad.” (El País 19/5/2010 A Garzón se le está negando un juicio justo, ANDRÉS MÁRQUEZ ARANDA Y CARLOS JIMÉNEZ VILLAREJO).

Sin duda, Garzón levanta clamores como una estrella de Hollywood. Pareciera que la opinión pública ha comenzado a fijarse en los jueces desde Garzón. Es un juez que fascina. Y eso molesta mucho a los otros, a los Varelas. Porque el mundo está lleno de personajes como Varela. Sea como sea, en España no se soporta al que triunfa; en cambio el fracasado hace mucha gracia. Menos el mediocre, que da una imagen de uno mismo que no gusta. Pero el fracasado, da mucho juego, te permite sentirte magnánimo y libera de la envidia, que ejerce una presión extraordinaria sobre el que la sufre. El fracasado, en fin, cumple un papel terapéutico muy grande. Permite desinflar tu afán. Pero cuando se habla mal de alguien, o se le quiere dar caza, entonces es que ha triunfado. Y eso parece ser, le ha ocurrido al juez estrella.

“Una libra de la carne de ese mercader es tuya, el Tribunal lo ordena y la ley te lo concede y lo consciente. Y tú debes cortar esa carne de su pecho.” sentencia el Tribunal de Venecia contra Antonio. “La libra de carne que demando de él muy cara la he comprado…y es mía, es mía, es mía…la reclamo…y respondo de mis actos” clama Shylock.

La Juez de Paz del Tribunal de Venecia (Portia disfrazada) apela entonces a la compasión de Shylock, “… Entonces el judío debe tener piedad…La virtud de la piedad, no se impone, se desprende, como la lluvia que cae del cielo sobre la tierra fértil. Y es dos veces bendita, bendice a quien la da y quien la toma. Su poder es mayor en manos poderosas… por eso judío considera, que aplicando la justicia, ninguno de los dos obtendría la salvación… he hablado a fin de mitigar las razones de tu pleito…más si las mantienes las estrictas leyes de Venecia deberán dictar sentencia contra el mercader”. Pero Shylock desconoce la piedad: porque su reconocimiento requiere de una grandeza y sensibilidad que no registra bien, porque la vive como debilidad. Y quienes viven la piedad como debilidad, terminan siendo débiles.

Varela se ha dado a conocer. Celos y envidia son grandes motores para destruir al otro. Y Shakespeare bien lo reconocía. Aplicando la justicia hasta el extremo, ninguno de los dos se salvará. Garzón no se ha salvado, y el otro, bueno…

Juez de Paz del Tribunal Veneciano (Portia): “¡Alto! un instante. Hay algo más aún. El compromiso, no os concede ninguna gota de sangre, sus términos se refieren a una libra de carne. Toma tu fianza, toma tu libra de carne, pero al cortarla si viertes la gota más ínfima, el Estado te confiscará todos tus bienes.” “¿Eso dice la Ley?”, pregunta Shylock, “(Y yo que quería verle sangrar ¡coño!)” diría Varela, “(¡qué putada, no se puede!)”. “Tú mismo puedes leerla”, responde la abogada defensora de Antonio: “Ya que exiges justicia, ten por seguro, que hoy, aquí, tendrás más de la que deseas. Shylock ¿a qué esperas?” A lo cual el judío, viéndose aterrorizado con la sola perspectiva de perder todas sus pertenencias, decide claudicar.

Luciano Varela ha cortado esa libra de carne al juez Garzón desde un punto de vista psicológico, ha conseguido lo que el personaje de Shakespeare no consiguió. Lo ha obligado a exiliarse, a irse del país, a marcharse humillado de su oficina, dejando de ejercer lo único a lo que este juez estaba abocado, aún a riesgo de su vida. Sin debate alguno sobre la Ley de Amnistía y la supuesta prevaricación del juez. Para este entonces, a casi un año de la destitución del Juez de la Audiencia Nacional, no hay quien apenas reflexione sobre el injusto juicio que se espera, largo y tedioso, contra Baltazar Garzón que da vía libre a la muerte de su vocación.

Es una pena que no hayamos tenido ese Tribunal Supremo de Venecia, por desgracia de teatro, porque le habría quitado todo a Varela. Pero como a todos los demás, él ya encontrará su justicia particular.

Garzón representa la dignidad y la renuncia a que los bárbaros mantengan su impunidad eternamente. ¿Cuales son las fuerzas que lo quieren derrotar?, es muy simple, las mismas que descaradamente apoyan la corrupción, las que le han mentido descaradamente al pueblo español con cosas tan sagradas como el atentado del 11 M y los funerales de nuestros soldados, los mismos que hacen todo tipo de acusaciones sin pruebas y que son reyes de la verborrea que es lo mismo que diarrea pero por la boca..

cadena perpetua para todos los politicos chorizos

cadena perpetua para todos los politicos chorizos

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Versión muy original

Sobre el blog

La sección de Cultura de El País te comenta lo último del cine de aquí y de allí. Últimas noticias, rumores, proyectos, protagonistas, rarezas, festivales… Es decir, todo lo que necesitas para satisfacer al cinéfago que llevas dentro.

Sobre los autores

Blog de los redactores de cine de EL PAÍS, que se mueven entre la cinefilia y la cinefagia.

Eskup

Facebook

Tentaciones de verano

Tentaciones de Verano

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal