El ayer de Natalie Wood

Por: | 20 de julio de 2013

Natalie wood


¿Sabes lo que quiero? Quiero el ayer...
Natalie Wood (1938-1981), días antes de morir

Natalie Wood le tenía pánico a morir ahogada. De niña sufrió un accidente y casí murió bajo el agua de un río durante el rodaje de su décima película, La tierra prometida (1949). Tenía 11 años. Como secuela, su muñeca izquierda quedó dañada. Si se fijan bien, en muchas fotos y películas siempre aparece con un brazalete puesto protegiendo esa lesión (hay otra teoría que sugiere que fue violada y que ese fue el orígen de la herida).  En 1961, Elia Kazan tuvo que engañarla para que rodara las escenas de la cascada en Esplendor en la hierba. Y en la miniserie de 1979 De aquí a la eternidad no le sirvieron de nada sus continuas protestas: tuvo que rodar ella misma las escenas en el agua. Debió hacerlo bien, ganó el Globo de Oro por su actuación. En ninguno de sus rodajes volvió a sufrir un accidente igual. Después de hacer casi 60 películas, Natalie Wood murió a los 43 años en 1981. Sí, ahogada, tras caer de su yate, cuando estaba con su marido, Robert Wagner. Un suceso que conmocionó a Hollywood y que hasta 2012 se clasificó de accidente. Tras la reapertura de la investigación, la causa de su fallecimiento está marcada como "indeterminada". Hoy, 20 de julio, Natalie Wood hubiese cumplido 75 años. Hacemos un pequeño recorrido por la carrera de una de esas estrellas (Ay, qué pocas nos quedan vivas...) que iluminaron Hollywood el siglo pasado.

Pichel y WoodAntes de llegar a los 27, Wood ya había rodado 40 películas para el cine. Siguiendo los pasos de otras estrellas infantiles de Hollywood como Judy Garland o Elizabeth Taylor, comenzó su carrera a los cuatro años con fugaces apariciones en varias películas del director y actor Irving Pichel (ambos en la fotografía de la derecha). Pichel rodaba sus películas cerca de Santa Rosa, donde vivía la familia de Wood. La actriz, cuyo nombre preartístico era Natalia Nikolaevna Zacharenko, era hija de inmigrantes rusos, de una bailarina y de un carpintero. Lo que más deseaba la madre es que una de sus hijas fuera actriz, y así educó a Natalie. No, una actriz no, una estrella. En cuanto se enteró de que Pichel rodaba en Santa Rosa, no descansó hasta que la eligieran en el casting. Cuatro películas rodó la niña Natalie con Pichel entre 1943 y 1946. En la segunda lo hizo junto a Don Ameche (Happy Land). En la tercera, con Claudette Colbert y Orson Welles (Mañana es vivir). En la cuarta con Barbara Stanwyck (La amazona caprichosa).

De trabajar con Pichel pasó a protagonizar De ilusión también se vive (1947) y a aparecer en El fantasma y la Señora Muir, de Mankiewicz (1947). Para entonces ya era una estrella infantil y la familia de Wood ya estaba plenamente instalada en Hollywood. De hecho, la matriarca se arriesgó y movió a todo el clan antes de que fuera seguro que Natalie se pudiera dedicar de pleno a la actuación. En los siguientes años Wood (apellido que nunca le gustó pero que le impusieron en los estudios RKO) trabajó en producciones menores y, entre 1952 y 1955, se centró en la televisión, en especial con la serie The pride of the family (en el vídeo). "Pasaba prácticamente todo mi tiempo con adultos. Era muy retraída, muy tímida, hacía lo que me decían que hiciera y trataba de no defraudar a nadie. Sabía que tenía llevar a cabo un deber, y me enseñaron a seguir órdenes", dijo muchos años después sobre aquella época. 

Natalie Wood en The pride of the family.

Y llegaron los años mágicos... En 1955, Natalie Wood obtuvo su primera (de tres, pero no ganó ninguna) candidatura al Oscar. Fue por Rebelde sin causa (1955). A sus 17 años, se convirtió en la actriz más joven en conseguir una candidatura en la categoría de Mejor actriz de reparto. Natasha, como la llamaban en su familia, ya era una superestrella. El anuncio de la candidatura le llegó mientras rodaba un pequeño pero importante papel en Centauros del desierto (1956)de John Ford. Ese año Wood se graduó en el instituto.


Presentación de Natalie Wood en Centauros del desierto.

En 1957 Natalie Wood se casó con el actor Robert Wagner. Se habían conocido un año antes, cuando Natalie cumplió 18. Él tenía 26 años y ella le adoraba desde niña. Se divorciaron en 1962 y se volvieron a casar en 1972, hasta la Natalie_wagnermisteriosa muerte de la actriz. Entre medias, Natalie se casó (y divorció) con el productor Richard Gregson, con el que tuvo una hija, Natasha. Con Wagner tuvo otra hija, Courtney, en 1974. Y con él hizo, en 1960, una película, Los jóvenes caníbales. Durante años Wagner ha estado bajo sospecha por la muerte de Wood. En 2012, un nuevo informe del forense reveló que la actriz ya estaba magullada antes de caer del barco y morir ahogada. Un tema que todavía dará mucho que hablar...

Según varias biografías, Natalie Wood tuvo relaciones también con Nicholas Ray,  Michael Caine, Steve McQueen, Tony Curtis, Warren Beatty, Dennis Hopper y Elvis Presley ("Elvis era tan cuadriculado. No bebía, no maldecía, ni siquiera fumaba. Era como tener la cita que nunca tuve en el instituto", dijo la actriz en una ocasión). En muchas ocasiones, ellos le sacaban a ella entre 10 y 20 años.

 
Carteles de películas de Natalie Wood, incluidas las de sus inicios que hizo con Pichel.

1961 fue el año de la actriz. Natalie Wood rodó seguidas las dos películas por las que es más recordada. Sus dos grandes bombazos: Esplendor en la hierba y West side story. Por la primera, dirigida por Elia Kazan, obtuvo una candidatura a Mejor actriz. Tenía 22 años (una vez más, la actriz más joven en conseguirlo). Pese a que interpretaba a una adolescente, fue la película que definitivamente la separó de su etapa de estrella infantil y de la transición de adolescente rebelde. A sus 23 años, supuso el debut cinematográfico de Warren Beatty. Curiosamente, en la escena de la bañera, en el agua, se ve a Wood sin el brazalete.

En West Side Story, la adaptación del musical de Broadway inspirado en Romeo y Julieta, de Jerome Robbin y Robert Wise, Wood vuelve a interpretar a una adolescente, María (Julieta). Fue todo un éxito de público, taquilla y crítica, pese a que Wood fue doblada (ella no quería) a la hora de cantar por la soprano Marni Naxon (fue la voz también de Audrey Hepburn en My fair Lady). 


Montaje que incluye escenas de la película The mystery of Natalie Wood, con la actriz cantando en West side story y el doblaje que le pusieron en las canciones.

En 1964 llegaría su segunda candidatura a Mejor actriz en los Oscar, que tampoco se llevó, por Amores con un extraño, con Steve McQueen. Otras películas en las que participó, siempre junto a otras grandes estrellas como Jack Lemmon, Tony Curtis, Robert Redford o Michael Caine: La carrera del siglo, La pícara soltera, Propiedad condenada, Penélope, Un detective curioso o Proyecto Brainstorm (su última película). En 1970, tras ser madre por segunda vez, Wood cada vez hizo menos películas. Un par de años antes de morir, la actriz empezó a buscar nuevos papeles para volver a reactivar su carrera. Pero una noche de noviembre de 1981, durante el rodaje de Brainstorm, Wood falleció ahogada tras caer de su yate, el Splendor. En el barco estaban su marido, su compañero de rodaje, Christopher Walken, y el capitán. En lo que todo el mundo parece coincidir, incluyendo los testigos, es que el matrimonio tuvo una fuerte discusión esa noche.

Cuando Natalie Wood murió, soñaba en el ayer, en los tiempos de esplendor...


Nada podrá devolver los días del esplendor sobre la hierba [...] fortaleza hallaremos en lo que nos queda.
Poema de William Wordsworth

Hay 0 Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Versión muy original

Sobre el blog

La sección de Cultura de El País te comenta lo último del cine de aquí y de allí. Últimas noticias, rumores, proyectos, protagonistas, rarezas, festivales… Es decir, todo lo que necesitas para satisfacer al cinéfago que llevas dentro.

Sobre los autores

Blog de los redactores de cine de EL PAÍS, que se mueven entre la cinefilia y la cinefagia.

Eskup

Facebook

Tentaciones de verano

Tentaciones de Verano

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal