La retribución en los grandes despachos de abogados: ¿Cantidad o calidad?

Por: | 26 de febrero de 2013

Carlos de la Pedraja García-Cosío - Director IE Law School Executive Education

Image304Desde hace ya unos años estamos viendo como en el sector jurídico se están produciendo grandes cambios. Diferentes  modelos de negocio, distintas formas de ejercer la abogacía, el outsourcing de determinados servicios legales, diferentes formas de facturar… pero sobre todo el gran cambio está en el poder que ha adquirido el cliente corporativo, que ha aumentado exponencialmente con el momento económico que estamos viviendo.

Todos estos factores hacen que los sistemas de retribución más tradicionales presenten síntomas  de agotamiento y dejen de cumplir su función principal, atraer el mejor talento, motivar  y por supuesto retener a los mejores abogados en el Despacho.

El último análisis  comparativo de las retribuciones en los despachos de abogados en España 2012, realizado por Signium Internacional y presentado en el IE la semana pasada, arroja datos muy significativos:

El nivel salarial de los abogados está bajando, en general en todas las categorías (entrada, junior, asociado, gerente, director, socio). Los descensos no son drásticos en la parte fija, pero sí muy significativos en la parte variable. Los directores y socios son los que más se están viendo afectados, como he señalado, sobre todo en la parte variable debido a los resultados generales del despacho y al no incremento del negocio. También se observa en el estudio, como en los niveles inferiores se empieza a fijar un variable, trasladando parte de ese riesgo del  negocio a los abogados más junior.

Estos datos del año 2012, se juntan con el estancamiento en las contrataciones (menos entrada en grandes despachos de abogados junior) y la ralentización de las carreras profesionales, que en ocasiones propician el abandono del bufete.

¿Es esta una situación coyuntural? ¿Los despachos de abogados podrán seguir ganando dinero de la misma forma que antes? ¿Los abogados seguirán percibiendo los sueldos re percibían?

La respuesta a estas preguntas es rotundamente NO. El cambio, también en la Abogacía, está aquí para quedarse. El modelo de bufetes que funcionó desde el inicio de la profesión está agotado y la aparición de nuevos despachos con una forma diferente de prestar servicios jurídicos es ya una realidad. Por supuesto, en este entorno los sistemas retributivos deben cambiar.

En otras partes del mundo, EEUU por ejemplo, hemos visto estos cambios drásticos en la profesión y en los sistemas retributivos desde el año 2009. A modo de ejemplo, un abogado de primer año en un despacho grande americano gana un 35% menos que en el 2009, y el que trabaja en un despacho mediano  tiene una remuneración de un 17% inferior.

Pero, desde mi punto de vista, el dilema no está en cuánto gano, sino en cómo lo gano. Me refiero más allá de la retribución, a sistemas de compensación total, en el que los abogados se sientan más motivados y ejerzan su profesión en un ambiente totalmente diferente. Con más flexibilidad, más cooperación, más autonomía y más participación en las decisiones.

Todos estos factores junto al desarrollo profesional, que no siempre debería ser ascendente, configuran los elementos retributivos de los próximos años en el sector. Los despachos que sepan poner en valor estos elementos, que se fijen no sólo en “cuánto” pago sino en “cómo” compenso a mis abogados, comenzarán, sin duda alguna, a atraer y desde luego retener a los mejores profesionales del sector.

 

Hay 2 Comentarios

No conocia este blog de EL PAIS. Interesante artículo sobre la retribución de los despacho de abogados en los útimos años y ajustandose a la reseción económica que esta atravezando el país.

Muy interesante artículo, Carlos.

Está claro que el mercado legal está cambiando y que hay que adaptarse a las nuevas circunstancias. Creo que en el futuro, puede haber sitio en el mercado para profesionales autónomos o despachos medianos con flexibilidad suficiente para adaptarse a las necesidades del cliente en cada caso concreto. No estoy hablando de grandes operaciones de M&A o project finance, donde todos sabemos que hay despachos muy especializados que aportan un valor al que no pueden llegar los despachos pequeños. Pero sí, por ejemplo, a mucho trabajo mercantil o procesal no tan especializado.

Además, creo que también puede haber cierta vuelta a la abogacía tradicional en la que la confianza que el abogado tenía con el cliente era fundamental.

Me ha llamado mucho la atención las grandes bajadas que, según indicas, ha habido en el mercado norteamericano. Sin embargo, como todos sabemos, el precio de las grandes facultades de Derecho americanas es muy elevado, y no creo que sus precios se hayan reducido en el mismo porcentaje que los sueldos.

Cuando estuve en Allen & Overy en Nueva York en 2007, me resultó curioso que se enviase un e-mail a toda la oficina diciendo cuál era el sueldo base y bonus de cada categoría. Luego, cada uno podría negociar mejores condiciones pero, de entrada, toda la oficina sabía lo que correspondía a cada categoría. Este tipo de ejercicios de transparencia, no vendría mal en los despachos españoles.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Vía @IEBusiness

Sobre el blog

Una mirada en detalle a la actualidad de la mano de los expertos de IE en Economía, Finanzas, Negocios Online, Innovación y Emprendedores.

Sobre IE Business

IE Business School forma líderes que promueven la innovación y el cambio en las organizaciones. Reconocida como una de las principales escuelas de negocios del mundo, IE Business School cuenta con un claustro de más de 400 profesores que imparten clases a alumnos de 93 países en programas master, de doctorado y de executive education.

Categorías

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal