11 ago 2011

Chapuzón salvaje III. Los lodos del Mar Menor

Por: Isidoro Merino

Tras la Piscina del Diablo y la Garganta del Diablo, un chapuzón espeluznante. Los barros de Lo Pagán. Bienvenidos al lado oscuro de la playa.

IMG_2907 
Dos bañistas, ayer mismo,  en los lodos de San Pedro del Pinatar. © Isidoro Merino 


Creature-from-the-black-lagoon-1-1024

Da miedo, de verdad. Verlos salir del mar con ese olor a cosa muerta, con esos movimientos lentos, parsimoniosos, como zombis renegríos que vayan a comerte el cerebro o los menudillos en cuanto te descuides. Muchos llevan un cubo de plástico en la mano, ¿para llevarse la casquería que sobre?

Iwalked7
Imagen de I walked with a zombie (Yo anduve con un zombí; 1943), de Jacques Tourneur.

 

Black Lagoon Five.
Creature from the Black Lagoon (La mujer y el monstruo; 1954), un clásico de serie B de Jack Arnold.

Pues no. Ni zombis ni criaturas de la  Laguna Negra. Son los bañistas que se embadurnan de fango negro (y pelín pestilente, todo hay que decirlo) en las salinas junto el paseo de los Molinos de Lo Pagán (Murcia), frente al Mar Menor. Dicen que son buenísimos para la artritis, el reúma y el cutis, que te queda muy fino.

IMG_2896
 Una familia disfrutando ayer de los barros. © Isidoro Merino 

 
A mí, la verdad, me dan un poco de asco, y antes preferiría nadar entre tiburones, como Paco Nadal, que refocilarme en barro. 

También los aplican, en versión más fina y con masajito, hoteles spa como Lodomar, Thalasia y Aguas Salinas

2

 ¿Habéis vivido alguna vez esta terrible experiencia? 

La modelo israelí Bar Refaeli sí.  "Pegajoso, pero me siento genial", contaba ayer mismo  en Twitter (y lo publicaba El País), rebozada y bien rebozada en los lodos del Mar Muerto (Israel y Jordania), donde pasa sus vacaciones. 

Bar+gets+muddy+t4mMgDeFpp1l

Bar_Refaeli_vacaciones_pasadas_barro

Igual también me apunto. 

 

 

 

Hay 6 Comentarios

Ni los lodos, ni la playa son lo que eran. Cómo murciano siempre me he preguntado: ¿Por qué todos los que se dan los lodos serán de Madrid?

L e agradezco, Juanito, su interés por mi salud. La edad, como usted dice, ya me ha regalado alguna protusión discal, L5-S1, para más señas, que duele mucho. De momento no me ha hecho perder el sentido del humor (o eso creo), pero tiempo al tiempo.

Deje que los años le regalen dolor de huesos y entonces se arrepentira de las banalidades que suelta aqui.

En la version del Spa, ni te cuento que después de embadurnarte en el barro luego te envuelven en plástico+manta electrica...con lo que la sensación pasa a ser el doble de desagradable (hay una versión en chocolate, igual de asquerosita)....
Por mi parte una y no mas....solo deseaba tener el don de la teletrasportacion para escapar de aquello

A mí me encantaba bañarme en barro en la playa cuando era pequeña, pero ahora no sé yo si me pondría hasta arriba de barro... http://periodistayenparo.blogspot.com/

Me quedo con la imagen de los lugareños zoobies. Y con el baño-masaje de barro.
http://schaeffers30.blogspot.com/

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

El Viajero Astuto va dirigido a todos aquellos que han pagado el doble que su vecino de asiento. Un blog práctico donde lo que importa es no perder el tiempo a la hora de encontrar los chollos y la inspiración. Pistas para conocer los pequeños secretos del mundo de los viajes.

Sobre el autor

Isidoro Merino

Isidoro Merino es el especialista de El Viajero para ofertas y temas prácticos. Ha nadado con leones marinos en las islas Galápagos y desayunado con Mickey Mouse en Disneyland París. Trotamundos, fotógrafo y periodista, colabora con el suplemento desde su lanzamiento en 1998.

Consultorio

No te cortes. Envía aquí tus dudas viajeras: elviajeroastuto@gmail.com

Nuevo libro

Mil maneras estupidas de morir por culpa de un animal

1000 maneras estúpidas de morir por culpa de un animal

Como cantaba Louis Armstrong, el mundo es un lugar maravilloso, lleno de pajaritos y florecillas, pero también de criaturas terribles.

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal