02 sep 2011

¿Llevarse la cama del hotel es robar o tener buen gusto?

Por: Isidoro Merino

En un post anterior preguntaba si llevarse el albornoz de los hoteles era robar. Hoy propongo que os llevéis a casa el colchón, las sábanas y hasta las almohadas, como Katy Perry. Si os da apuro, pensad que es lo que hacen muchos clientes de hoteles de cinco estrellas tras comprobar que son más cómodos que los de sus dormitorios. Si queréis saber cómo, seguid leyendo.

6755-2471_0_0_399_600_399_600


Lechos celestiales
La cadena Westin Hotels & Resorts, del grupo hotelero Starwood, decidió en 1999 renovar sus habitaciones con las Heavenly Beds (camas celestiales), suntuosos lechos de diseño que arropan al viajero fatigado entre varias capas de sábanas frescas de algodón egipcio, edredón de plumón hipoalergénico y grandes almohadas de plumón de ganso, todo en blanco, como si uno se acostase en una nube, haciendo del confort en las habitaciones su principal imagen de marca.

Heavenly bed 

En su búsqueda de la cama perfecta, estudiaron y compararon durante un año más de 50 modelos de 35 marcas de hoteles de lujo y hoteles boutique de todo el mundo.

Morning_Bath_bed_Wallpaper_nude 
Free Wallpaper.

La iniciativa nació a raíz de un sondeo realizado por esta cadena entre 600 hombres y mujeres de negocios norteamericanos que reveló que la mayoría de los encuestados consideraba el descanso como el servicio más importante de un hotel, y la cama, su mayor atractivo. En la encuesta, más de la mitad reconoció que habitualmente sufría de insomnio en los hoteles. No es de extrañar: hay camas de hotel que te tragan como arenas movedizas, camas con sábanas como mantas zamoranas, camas duras, camas muy duras, camas olorosas (no confundir con perfumadas), camas de muelles que harían las delicias de un faquir…

TRACEYEMINBED 
La obra Bed, de la artista conceptual Tracey Emin.

La demanda de camas más confortables ha arrastrado a la guerra de almohadas a otras cadenas con clientela de negocios. Es el caso de Sheraton Hotels & Resorts, también del Grupo Starwood, que invirtió más de 40 millones de euros para renovar su imagen de marca con el programa Sweet Sleeper Bed (cama dulces sueños).

Hp-maindulces sue.os 
 
Radisson, de Carlson Hotels Worldwide, encargó a la empresa canadiense Select Confort la fabricación de 90.000 colchones de firmeza variable para sus 423 hoteles de todo el mundo. Las camas, que reciben el nombre de Sleep Number, funcionan con un sistema de cámaras de aire que permiten ajustar la dureza del colchón, desde uno hasta cien, a la medida de cada persona mediante un mando regulable. 

RadissonNaturallyCoolInterior 
Una de las habitaciones de la cadena de hoteles Radisson.

Muchos hoteles españoles también han sustituido los lechos estándar por camas de 2×2 metros, e incorporan carta de almohadas y otros refinamientos en sus habitaciones de gama más alta. Cadenas como  NH, Paradores, Sol Meliá o Vinnci , por ejemplo, disponen de un menú con más de una decena de modelos de almohadas de tamaños, tejidos, formas y grados de dureza diferentes.

El hotel en casa
No os durmáis  y seguid  leyendo. Los colchones especiales y los refinados complementos de cama y baño que los acompañan han impulsado un negocio paralelo entre las cadenas de hoteles de alta gama: el de la venta de los productos que los huéspedes encuentran en las habitaciones.

Heavenly-bed 


Las Heavenly Beds, por ejemplo, tuvieron tanto éxito entre los huéspedes de Westin que empezaron a venderlas por Internet, completamente equipadas, por unos 2.100  euros. En los primeros cinco años vendieron más de  4.000 camas. Su catálogo también incluye toallas, almohadas, sábanas, albornoces y Heavenly Dog Beds, camas para perros.
PHPB-Montage 

Los colchones y robustos canapés de las camas instaladas en los hoteles Sofitel también se venden en la boutique de la cadena, junto con otras amenities de sus habitaciones.

Pano_mybed sofitel 

También ha optado por vender sus camas Sol Meliá, para quien  Flex diseñó especialmente el sistema de descanso DreaMax

Charlas de almohada
Un sueño reparador y gratificante depende en gran medida de la calidad del colchón, pero también de la suavidad y confort de la almohada. Muchos hoteles ofrecen una carta de almohadas realizadas en distintos materiales y formas para que el cliente elija las que mejor se adaptan a sus gustos. Junto al nombre de cada almohada se especifican sus características: materiales de fabricación, tipo de funda, relleno, firmeza, tacto, altura y otras propiedades especiales. 

Annex - Day, Doris (Pillow Talk)_01

 Fotograma de la película Pillow Talk (Confidencias de medianoche, 1959), de Michael Gordon. 

La cadena estadounidense Conrad Hotels & Resorts  dispone de una de las cartas de almohadas más extensas, con más de 75 modelos diferentes que varían en cada alojamiento.  El Conrad de Chicago, por ejemplo ofrece a las parejas que se alojan en él la almohada Romance, aromatizada con vetivert, pachuli, ylang y madera de sándalo, todas ellas esencias supuestamente afrodisiacas.

The pillow book
 Fotograma de la película The Pillow Book, dirigida en 1995 por Peter Greenaway.  

Entre los establecimientos que más se desvelan por mejorar el descanso de sus huéspedes se encuentra el  hotel The Benjamin  en Manhattan, Nueva York,  la “ciudad que nunca duerme”.

Sleep Concierge

Su Sleep Program incluye una carta de 12 almohadas, servicio de sleep concierge (mayordomo de sueño), leche caliente con galletas en la habitación, infusiones y sales de baño relajantes  y hasta un seguro de sueño que garantiza una noche gratis de estancia si a pesar de todos esos mimos no se concilia el sueño. 

 Menú de almohadas


La revista de viajes Condé Nast Traveler  lo incluye en un Top 10 de las mejores camas del mundo, junto a otros hoteles con lechos singulares como el Loisaba Wildernes, en Kenia, con habitaciones al raso para dormirse arrullados por los sonidos de la sabana o contando elefantes en lugar de ovejitas.

Star_beds_01lUISABALODGE KENIA 

O como el One By The Five, un hotel boutique en el centro de París donde las camas parecen suspendidas en el aire, como nubes.

6775-2491_0_0_900_600_900_600 

No sin mi osito
En los hoteles de Travelodge, un sello de bajo coste con presencia el Reino Unido, Irlanda y España, se ofrece a los huéspedes la posibilidad de dormir con una almohada con brazos que ayuda a conciliar más fácilmente el sueño a quienes viajan solos pero acostumbran a dormir en pareja o echan de menos a su osito de peluche.

Yourfile 

La idea, bautizada  como Cuddillow (del inglés cuddling pillow, algo así como almohada que abraza), nació tras una encuesta realizada entre 2.000 viajeros y viajeras  solitarios: el 63% confesó que  necesitaban que les achuchasen para poder dormir bien. El servicio es gratuito. Esta cadena, que se ha ganado cierta fama en Reino Unido por cuidar los detalles que garantizan un sueño reconfortante, también ofrece a su clientela la posibilidad de descargarse a través de su web varias grabaciones, realizadas por terapeutas especializados, que ayudan a relajarse.

Marilyn-798820 
Marilyn Monroe, con su pijama de Chanel Nº5

Y en el Eurostars Grand Marina Hotel de Barcelona, de la cadena Hotusa, es posible pasar la noche con Rita Hayworth, Ava Gardner, Lauren Bacall, Sofia Loren o Marilyn Monroe, que es como han bautizado los cinco modelos de su carta de almohadas.
 

Aunque yo preferiría que me arropase Veronica Lake.

Lake 

¿Y a ti, qué cama te gusta más, la del hotel o la de tu casa?

Hay 29 Comentarios

Hola Isidoro,
No he leído mucho tu blog pero se aleja muchísimo de lo que anuncias en la cabecera, sinceramente no me parece un blog de viajes, nada que ver con el de Paco Nadal o tantos y tantos que abundan por la red de una manera desinteresada y sin ser pagados por ello.
Y este post, pues bueno demasiado snob, ya me explicarás qué tiene que ver con "el viajero astuto"... y desde luego, no me creo ni borracho que alguien se lleve el colchón de la habitación del hotel como afirmas en tu primer párrafo.
Un saludo y sin acritud, ¿eh?, para eso es un blog y la posibilidad de poner comentarios.

Me parece increible que haya que hacer un sondeo para saber que la gente, de un hotel, lo que más le importa es cómo se duerma.

¡Igual los dueños se pensaban que la gente iba exclusivamente por las duchas!

Siempre que se vea que hay higiene y limpieza, es como domir en tu propia cama

Los Marriot tienen incluso una web adrede para todo lo que encuentras en la habitación. En Viena dormia de lujo. Quizas puede ser que al estar tan cansado parezcan mejores de lo que son.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

El Viajero Astuto va dirigido a todos aquellos que han pagado el doble que su vecino de asiento. Un blog práctico donde lo que importa es no perder el tiempo a la hora de encontrar los chollos y la inspiración. Pistas para conocer los pequeños secretos del mundo de los viajes.

Sobre el autor

Isidoro Merino

Isidoro Merino es el especialista de El Viajero para ofertas y temas prácticos. Ha nadado con leones marinos en las islas Galápagos y desayunado con Mickey Mouse en Disneyland París. Trotamundos, fotógrafo y periodista, colabora con el suplemento desde su lanzamiento en 1998.

Consultorio

No te cortes. Envía aquí tus dudas viajeras: elviajeroastuto@gmail.com

Nuevo libro

Mil maneras estupidas de morir por culpa de un animal

1000 maneras estúpidas de morir por culpa de un animal

Como cantaba Louis Armstrong, el mundo es un lugar maravilloso, lleno de pajaritos y florecillas, pero también de criaturas terribles.

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal