07 oct 2011

Aeropuerto, dulce hogar

Por: Isidoro Merino

Bso-John-Williams-The-Terminal-Del-2004-Delantera

¿Erupciones volcánicas? ¿Nevadas? ¿Retrasos? ¿Bajo presupuesto? ¿Huelga de controladores? ¿Niebla? ¿Overbooking? ¿Racanería?
Unos por ahorrarse el hotel, otros por cualquier imprevisto, raro es el viajero que no se ha visto obligado en alguna ocasión a pasar unas horas,  toda una noche o media vida en una terminal de aeropuerto.



Steven Spielberg abordó el tema, en su vertiente más extrema y surrealista,  en La Terminal (The Terminal;  2004), filme protagonizado por Tom Hanks y Catherine Zeta-Jones.

 

La película está basada en la historia real de Mehran Karimi Nasseri, un refugiado iraní que vivió en el Aeropuerto de París-Charles de Gaulle entre 1988 y 2006. Anteriormente a Spielberg, en 1993, el director francés Philippe Lioret  ya había adaptado al cine su historia en la película En tránsito (Tombés du ciel). 

En tránsito

La canadiense Donna McSherry creó hace 15 años una página en Internet con sus experiencias viajeras de un lado a otro del Atlántico: Sleepinginairports.  La idea inicial era  explicar cómo dormir gratis en las instalaciones de una terminal, pero con el tiempo se ha convertido en una divertida y útil guía repleta de recomendaciones para hacer más llevadera la espera: cuáles son los rincones con menos luz y ruido, la butaca más cómoda,  el baño más limpio, la cafetería que nunca cierra. Con miles de visitas al día,  en ella también se relatan aventuras insólitas, pesadillas o historias de amor surgidas en esos “No-lugares”, como los definió el antropólogo francés Marc Augé.
E incluye una clasificación de los principales aeropuertos en función de su confort.

Httpwww.flickr.comphotoskalamansi85864910sizeslinphotostream

Hay opciones más descansadas que los asientos de una sala de embarque, claro.

Httpwww.flickr.comphotosmikecogh

El hotel de aeropuerto, otro no-lugar para tránsitos nocturnos.  

Edward-hooper-morning-sun-19521

O los micro-hoteles: una versión occidental de los hoteles cápsula japoneses. Diminutos y funcionales, con wifi y otras lindezas, se alquilan por horas, como los picaderos.

08sleepbox

A esta categoría pertenecen los de la cadena Sleepbox (caja para dormir), del estudio de arquitectura ruso Arch “Una opción ideal para el viajero cansado que quiere un lugar tranquilo para descansar durante una hora o más, sin tener que pagar por más de lo que necesita”,  reza su promoción. Una pega: No tienen baño.


1sleepbox

Moscú ha sido el primer aeropuerto en instalar los Sleepboxes.  Aquí podéis ver un vídeo del invento.

 

Yohotel  también cuenta  con mini sucursales en otros  tres aeropuertos europeos (Gatwick, Heathrow y Schiphol, en Amsterdam),  y acaba de abrir otro hotel en el centro de Nueva York. Lo contaba Patricia Gosálvez en su blog Turistario

Y vosotros, ¿habéis dormido alguna vez en una terminal de aeropuerto?  ¿Habéis vivido alguna aventura, peripecia o love affair en ellas? 

Hay 14 Comentarios

Madre mía, me negaría a vivir como el de la película the Terminal, la verdad que las propuestas de las cajas para dormir me parece que son esenciales en todos los aeropuertos, sino quedaría la opción de tener que coger un hotel cerca del aeropuerto http://www.clementhoteles.com/clement-barajas/
Este es el que tengo yo fichado, con servicio de transporte gratuito, mejor opción no veo.

Alquilen puede ofrecerme otra?

Si, en barajas una noche entera, y fue interminable!! Luego encima coges el avión cansadisimo y no merece la pena. hay hoteles que están muy bien alado y que puedes pagar solo por horas de estancia como este http://www.tach-hotel.es/en/tach.htm

Nunca más pasar la noche en un aeropuerot!

La vez que "dormí" en un aeropuerto, fue en el "magnífico" aeropuerto de Sheremetyevo. Por una cadena de errores, me fui sin visado (nunca mais). Tras retenerme el pasaporte y tener una bonita conversación con uno de sus empleados ("you are a criminal trying to enter illegally to our country"), de indicarme donde dormir ("move away from here"), de vigilarme cuando buscaba alguna sala tranquila ("come again where you were"), me acomodé como pude en las sillas de la terminal. Gracias a una familia que viajaba a Bangkok quien me dio de cenar (pensaba cambiar rublos a la salida) y me cedió una manta. Abrazado a mi maleta de mano, dormí un par de horas.
Hasta las 2 del día siguiente no recuperé el pasaporte, pero esa es otra historia...

Mi vuelo era México - Madrid via NY, llegando al Benito Juárez me dicen que en NY ha caído una nevada de pánico (era Diciembre) y el vuelo se canceló, me dieron otro para varias horas después pero perdí la conexión. El JFK no tiene una terminal gigantesca, sino 7 pequeñitas en edificios diferentes, así que me fui a la más grande y cabeceando un rato en la única cafetería abierta pasé un buen rato. Después traté de dormir algo debajo de una escalera con la maleta atada a la muñeca. En la mañana la cosa se animó porque con motivo de la navidad fue a tocar a la terminal un coro de Blues-Gospell que lo hacían bastante bien. A la vuelta me quedé 6 días en NY visitanto la ciudad y ha sido uno de mis mejores viajes, así que los recuerdos ahora son muy buenos y espero volver pronto a la ciudad de los rascacielos.

Me he duchado en el Mercure de la terminal en Schiphol, Amsterdam antes de una entrevista y... que gusto viniendo de un vuelo nocturno desde Nigeria!

Otra, con la nevada de Diciembre del año pasado y media Europa cerrada, menos mal que había sido previsora y reservé "hotel de terminal" antes de la gran nevada en Amsterdam! El día de la nevada, y de mi vuelo, por supuesto, estaba todo completo, pero yo tenía mi reserva y como no, nos cancelaron el vuelo, hehe.

Me he duchado en el Mercure de la terminal en Schiphol, Amsterdam antes de una entrevista y... que gusto viniendo de un vuelo nocturno desde Nigeria!

Otra, con la nevada de Diciembre del año pasado y media Europa cerrada, menos mal que había sido previsora y reservé "hotel de terminal" antes de la gran nevada en Amsterdam! El día de la nevada, y de mi vuelo, por supuesto, estaba todo completo, pero yo tenía mi reserva y como no, nos cancelaron el vuelo, hehe.

Pues mira, estoy pasando ahora la noche en el aeropuerto de Sydney.

Y si, he pasado la noche en varios aeropuertos, me acuerdo ahora de Nueva Delhi y de Dubai. Yo duermo en cualquier parte, lo que echo de menos es la ducha. A ver que tal!

A principios de 2009 en mi viaje de final de carrera, nos fuimos unos días a Riviera maya. El vuelo salía de madrid barajas a primera hora de la mañana, pero nosotros veníamos desde Barcelona llegando a Madrid en el último vuelo de la noche, así que decidimos que por unas pocas horas no merecía la pena pagar una noche de hotel ¡¡¡Grave error!!! Las primeras horas de la madrugada fueron divertidas ya que las pasamos recorriendo la famosa T4 de Barajas (era la primera vez que la veíamos). Conforme avanzaba la noche nos sentamos un rato en un bar cerrado y jugamos a las cartas... finalmente cuando se acercaban las 4 de la madrugada el sueño pudo con nosotros y tratamos de buscar algún lugar donde echar una "siesta". La terminal estaba casi desierta, pero los pocos pasajeros que intentabamos pasar la noche en ella lo teníamos dificil para encontrar algún lugar donde dormir ya que apenas encontramos mobiliario que resultara cómodo. Finalmente optamos por buscar un rincón solitario en un pasillo que daba a la parte trasera de un restaurante y nos tumbamos en el suelo durmiendo sobre las chaquetas a modo de "colchón". Con semajante "cama" poco pudimos dormir, apenas un par de cabezadas, así que antes de las 7 de la mañana ya estabamos en el mostrador de facturación... eso sí, fuimos los primeros en facturar y pudimos escoger donde sentarnos en el Jumbo que nos transportó :)

PD. no sé como será en otros aeropuertos pero tras la experiencia, yo no volveré a escatimar 50 euros en un hotel... :P

Mi noche fue muy divertida, ya que me tocó pasarla llegando a Holanda para participar en un campamento mundial de scouts. Así que ahí íbamos los veinte chavalines y chavalinas de 14 a 16 años, dando vueltas por el aeropuerto de Dronten, conociendo a otros participantes que llegaban de cualquier rincón del mundo (125 países diferentes participaban), y esperando que llegara en otro avión un paquete de material que nos hacía falta. Descubrimos que los aeropuertos podían ser grandes centros comerciales, que tenían más de un edificio (que en Tenerife era muy austero) y que si tienes con quién turnarte para vigilar tus cosas, la exploración casi no tenía límites. Con el paso del tiempo, piensas en los responsables que viajaban con nosotros y la poca gracia que debía tener desde su punto de vista, aunque nos comportamos debidamente y no hubo que lamentar extravíos, robos...

Pues yo pasé la noche en el aeropuerto de Birminghan, tenía que pillar un vuelo a la 7.30 de la mañana, así que a las 22 h. del día anterior me pillé un sofá de una cafetería que cerraba por la noche. Miraras para donde miraras había gente por todos lados buscando un sitio lo mas cómodo posible para pasar la noche. Por cierto, apenas pude pegar ojo.

He pasado una noche en el aeropuerto de London-Stansted, ya que hacía escala en ese aeropuerto para viajar a Riga. El aeropuerto estaba lleno (menudo ambientazo!) y conocimos a un chico muy agradable que iniciaba un viaje para conocer Europa durante tres meses, muy afortunado él. Acabamos dándonos los emails y durmiendo casi que "acurrucados" en el suelo, y es que todos los asientos estaban llenos!

Digamos que para dormir es incómodo, pero desde luego que lo que te encuentras es toda una experiencia!

Andrea Lopez

http://www.andreainwonderland.blogspot.com/

He pasado una noche en el aeropuerto de London-Stansted, ya que hacía escala en ese aeropuerto para viajar a Riga. El aeropuerto estaba lleno (menudo ambientazo!) y conocimos a un chico muy agradable que iniciaba un viaje para conocer Europa durante tres meses, muy afortunado él. Acabamos dándonos los emails y durmiendo casi que "acurrucados" en el suelo, y es que todos los asientos estaban llenos!

Digamos que para dormir es incómodo, pero desde luego que lo que te encuentras es toda una experiencia!

Andrea Lopez

http://www.andreainwonderland.blogspot.com/

Verano, aeropuero de Almería, con mi chico, y nos cancelan el vuelo de vuelta. Nos quedamos en los alrededores del aeropuerto con unas cervezas y disfrutando de las estrellas. Una cabezadita en su regazo, un roce despistado, otro intencionado y ya no pudimos parar.

Carla
www.lasbolaschinas.com

Verano, aeropuero de Almería, con mi chico, y nos cancelan el vuelo de vuelta. Nos quedamos en los alrededores del aeropuerto con unas cervezas y disfrutando de las estrellas. Una cabezadita en su regazo, un roce despistado, otro intencionado y ya no pudimos parar.

Carla
www.lasbolaschinas.com

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

El Viajero Astuto va dirigido a todos aquellos que han pagado el doble que su vecino de asiento. Un blog práctico donde lo que importa es no perder el tiempo a la hora de encontrar los chollos y la inspiración. Pistas para conocer los pequeños secretos del mundo de los viajes.

Sobre el autor

Isidoro Merino

Isidoro Merino es el especialista de El Viajero para ofertas y temas prácticos. Ha nadado con leones marinos en las islas Galápagos y desayunado con Mickey Mouse en Disneyland París. Trotamundos, fotógrafo y periodista, colabora con el suplemento desde su lanzamiento en 1998.

Consultorio

No te cortes. Envía aquí tus dudas viajeras: elviajeroastuto@gmail.com

Nuevo libro

Mil maneras estupidas de morir por culpa de un animal

1000 maneras estúpidas de morir por culpa de un animal

Como cantaba Louis Armstrong, el mundo es un lugar maravilloso, lleno de pajaritos y florecillas, pero también de criaturas terribles.

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal