12 mar 2012

Citas con las flores: los 20 mejores lugares para recibir la primavera

Por: Isidoro Merino

Vally-Of-Flowers_32

Queda poco más de una semana para el comienzo de la primavera (el 20 de marzo), pero las florecillas campestres ya pugnan por llamar nuestra atención (y hacernos estornudar).

1.- Quinta de los Molinos, Madrid (España).
Mil quinientos almendros obran el milagro: un bosque nevado al final de la madrileña calle de Alcalá, en el parque de la Quinta de los Molinos. La magia dura poco, aunque si os acercáis hoy o mañana todavía podréis disfrutar de su efímera belleza.

Luis sevillano. Quinta de los Molinos

2.- Mojave, California (EE UU).
Bastan unas gotas de lluvia primaveral para que el desierto californiano de Mojave (EE UU) se cubra de brillantes (fluorescentes) amapolas de color naranja, la flor oficial del Estado de California. La reserva de amapolas californianas de Antelope Valley cubre una superficie de más de 700 hectáreas, con una red de senderos para recorrerla a pie.

Antelope_Valley_Poppy_Res

3.-  Umbría y Toscana (Italia).
Sobre colinas ondulantes como Monica Bellucci crecen florecillas franciscanas. En Umbría y la vecina Toscana, un paisaje de cipreses y amapolas imita el de los frescos de Giotto o Boticelli.  

564 1 La Primavera-Botticelli

4.- La campiña segoviana (España).
No hace falta viajar hasta Italia para ver campos floridos y castillos de cuento, como los de Coca o Turégano. La suave campiña segoviana, con su oleaje verde de cereal y amapolas se transforma en el mes de marzo en una fiesta para la vista. 

Amapolas segovia

5.-  Santuario de Yasukuni, Tokio (Japón).
La devoción de la cultura japonesa por lo efímero y lo bello se sublima en la flor del cerezo -sakura, en japonés-, de pétalos blancos o rosáceos y breve vida: apenas dos semanas de abril o marzo. En los parques de Tokio, Osaka, Kioto, Nagoya, y en especial en el Santuario de Yasukuni de Tokio. 

Fuji
 
6.-  Washington D. C. (Estados Unidos).
En 1912, el alcalde  de Tokio donó 3.000 cerezos japoneses a Estados Unidos.  Hoy flanquean los monumentos y  riberas del río Potomac en Washington, que cada año celebra su Cherry Blossom Festival, el festival de los cerezos en flor,  para recordar la complicada amistad entre ambos países.

Cherry-blossom-festival-washington-dc-

7.-  Keukenhoff y Haarlem (Holanda).
En los jardines de Keukenhoff, en Lisse, Holanda, florecen cada año entre mediados de marzo y mediados de mayo más de cuatro millones de tulipanes de un centenar de variedades diferentes, junto a otras especies bulbosas como los jacintos y los narcisos.  Este año, además, está la Floriade 2012,  una enorme exhibición de flores, plantas, árboles y hortalizas que   abrirá del 5 de abril al 7 de octubre en un polder (lago desecado) de Haarlem, cerca de Ámsterdam, y no se volverá a celebrar hasta dentro de 10 años.

Keukenhoff3

8.- Dehesas de España y Portugal.
La primavera arranca con ganas en las dehesas de ambos lados de la Raya, la frontera entre España y Portugal, un estallido de verde y flores silvestres que invita a pasear por espacios naturales como Monfragüe, en Cáceres; Cornalvo, en Badajoz, o la portuguesa sierra de San Mamede, en el Alentejo.  Y la vía verde de las Vegas del Guadiana y las Villuercas, entre Logrosán (Cáceres) y Villanueva de la Serena (Badajoz), se abre camino por un paisaje de encinares, humedales y campos de labor.

Pedro Retamar, Dehesa extremeña

9.-  Pradera de Niewoudtville, Western Cape (Sudáfrica).
Las colas de gato, plantas del género Bulbinella con vistosas flores amarillas de sutil y punzante aroma, alfombran, junto a otras muchas especies diminutas y olorosas  las praderas de Niewoudtville, un parque natural dedicado a las flores salvajes en la provincia sudafricana de Western Cape, a 355 kilómetros al norte (unas cuatro horas de carretera) de Ciudad del Cabo. Otro hito surafricano: Namaqualand Un pero: en Sudáfica está a punto de comenzar el otoño austral. Paciencia.

Pradera de los gatos felices FRANS LANTING

800px-Namaqualand,_Goegap_1003

10.- Via Appia Antica, Roma;  Campo Imperatore (Italia).
Basta cruzar la puerta de San Sebastiano para que el trasiego de turistas, coches y motorinos de la capital italiana deje paso al silencio que acompaña los restos de la Via Appia Antica por una campiña salpicada de cipreses, columbarios y amapolas. En Campo Imperatore, un prado alpino del Gran Sasso a una hora y media en coche de Roma, crecen más de 300 especies autóctonas, entre ellas el raro  edelweiss de los Apeninos.

El Campo Imperatore, un prado alpino del Parque Nacional del Gran Sasso y Montes de Laga (Italia)  Cornelia Doere

11.-  Kannauj, Uttar Pradesh (India).
 En Kannauj, una antigua ciudad en las planicies del Ganges a su paso por Uttar Pradesh, al norte de India, el proceso de elaboración de perfumes se mantiene como hace siglos: millones de pétalos se secan (proceso que refleja la fotografía) y se maceran, y luego se destilan en viejos alambiques de barro hasta extraer el alma olorosa de las flores. Los aceites esenciales se venden en los mercados locales o son exportados a las industrias de Occidente.

Millones de pétalos se secan y se maceran, y luego se destilan en viejos alambiques de barro hasta extraer el alma olorosa de las flores, en Kannauj- JEAN-BAPTISTE RABOUAN AGE

12.-  Sierra de Gredos, Ávila (España).
El piornal en flor es uno de los acompañantes de los paseos primaverales por la montaña. Sus flores de amarillo intenso y su olor aromático le hacen inconfundible, aunque en muchas zonas de España, como en la sierra de Gredos (Ávila), se llama también piorno a una amplia variedad de especies similares de leguminosas, incluidas retamas, escobas, aulagas y cambrones.  La floración del piorno se mantiene hasta bien entrada la primavera en Pirineos, Guadarrama, la sierra de Gredos, la cordillera Cantábrica y Sierra Nevada. En la cara norte de la sierra de Gredos existe un piornal de 5.200 hectáreas compuesto por 12 especies diferentes, entre las que destaca el piorno serrano, con intenso olor a vainilla.

Pedro retamar piornal gredos

13.- Los Cotswolds (suroeste de Inglaterra,  Reino Unido).
Millones de narcisos salvajes cubren en las primeras semanas de abril la comarca de los Cotswolds, en el suroeste de Inglaterra. Del pueblo de Dymock parte el Daffodil Way, un sendero circular que recorre el valle de Leadon. Por allí se halla también Hidcote Manor (en la foto de abajo), uno de los jardines ingleses más imitados, creado hace más de un siglo por el paisajista Lawrence Johnston.

Hidecote Manor cotswolds

14.- Provenza (Francia).
La alegre sensualidad de la primavera provenzal se materializa en los colores que sedujeron a Van Gogh y a Cézanne, en la fragancia de millones de pequeñas rosas centifolias que en mayo sumergen la villa medieval de Grasse, a 50 kilómetros de Niza y 190 de Marsella, "en una niebla invisible, dulce como la crema", como escribe Patrick Süskind en su novela El perfume. En junio le llega el turno a la lavanda.

Campos de lavanda en Grasse

15.- Valle de las Flores (India).
En los contrafuertes occidentales de los Himalayas indios se esconde el Valle de las flores,  integrado en el parque nacional de Nanda Devi. Sus prados alpinos son el jardin privado de osos tibetanos, leopardos de las nieves y ciervos almizcleros, que campan a sus anchas entre orquídeas, amapolas, prímulas, caléndulas, margaritas, anémonas, abedules y rododendros.

Valley_of_flowers_uttaranchal_full_view


16.- El bosque azul de Halle, cerca de Bruselas (Bélgica).
Jacintos salvajes, de un denso color azul, tapizan en abril el bosque de Halle, al sur de Bruselas.

Bosque de Halle

17.- Patios de Córdoba (España).
El mes de mayo llega a Córdoba envuelto en la fragancia de los geranios y el azahar. Al Concurso Popular de Patios, Rejas y Balcones, que se celebra del 2 al 13 de mayo, se suman las rutas  guiadas por las casas con patios de los barrios de San Basilio, San Lorenzo, San Agustín y la Judería.

Patio_cordoba_o_c.jpg_1306973099

18.-  Islas Azores (Portugal).
Nueve islas para empaparse de paisaje verde, hortensias y azaleas.

Isla de San Miguel Azores

19.- Valle del Jerte, Cáceres, y La Hoya de Huesca (España).
En  España, la floración de los cerezos tiene como escenario más conocido, aunque no es el único, el valle cacereño del Jerte, que  deja paso a finales de primavera al espectáculo de los árboles cuajados de frutos maduros, cuando las plantaciones de cerezos de Aragón, Extremadura y Valencia se tiñen de rojo intenso en lugares como la comarca de La Hoya de Huesca.

Cerezas

20.- Jardines botánicos de la Costa Brava, Girona (España)
En la comarca gerundense de La Selva, en un tramo de costa de cuatro kilómetros, se encuentran los tres primeros:  Mar i Murtra (Blanes), Pinya de Rosa (Blanes) y  Santa Clotilde (Lloret de Mar).  En la cercana Palafrugell, los jardines del Cap Roig dominan el mar desde  terrazas cultivadas con especies que un matrimonio de exiliados rusos fue trayendo de sus viajes, a partir de 1927.

CAP ROIG

  

Hay 12 Comentarios

Hermosos lugares, la naturaleza es espectacular, las flores hacen parate muy importante del medio ambiente y ya que son tan hermosas y una de las maravillas de la naturaleza, debemos cuidarlas muy bien para que no se acaben por el calentamiento global.

El florecimiento del Almendro en Flor, en el municipio de Tejeda, Gran Canaria, también es digno de ver.

Tienes razón. Algunas son de wikimedia, otras de fotógrafos del periódico y también hay alguna mía. Enseguida pondré los pies. Saludos.

echo de menos la info de los autores de las fotografías.
Creo que fotops tan estupendas merecen que por lo menos, se nombre al autor

Estoy de acuerdo con Azohia.
En España, ya no decir en el mundo, hay demasiadas fotos que Isidoro Merino, el autor de este especial, ha podido destacar.

Yo sugiero una: la floración de los melocotoneros en Cieza (Murcia).

Madre mía, pero qué ganas de primavera!

Lindísimas fotos! Me encantaron los patios de Córdoba y las flores de Haarlem.
www.losbonvivant.com

El sakura en Japon es una autentica maravilla. Empieza en el sur de la isla y se va extendiendo poco a poco hacia el norte segun avanza la primavera, llegando a Hokkaido como ultima estacion.

Los japoneses llaman Hanami a salir a hacer un picnic durante el sakura y es una de las cosas que mas disfrutan de todo el anho.

Visitar Japon es toda una experiencia, pero hacerlo durante el sakura lo convierte en algo unico e increible. Kyoto, Nara y los alrededores de Tokyo son buenos sitios para visitar y apreciarlo

Los que vivimos en Madrid, reconocemos el valor de los almendros de la Quinta de los Molinos y es un orgullo para mí como madrileña, verlos incluidos en esta lista.

Los que vivimos en Madrid, reconocemos el valor de los almendros de la Quinta de los Molinos y es un orgullo para mí como madrileña, verlos incluidos en esta lista.

Hablar de los almendros de la calle Alcala de madrid y ponerla la numero uno sin mencionar si quiera los miles de parajes españoles tambien cuajados y mas embellecidos por tan noble arbol, es simplemente ignorancia y un insulto. Por lo demas todo muy bonito. Desde Cartagena

Me encanta esta información y las imágenes que la acompañan, pero espero que al resto de admiradores del blog no les de por acudir en masa y se carguen sin querer, unos ecosistemas tan delicados.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

El Viajero Astuto va dirigido a todos aquellos que han pagado el doble que su vecino de asiento. Un blog práctico donde lo que importa es no perder el tiempo a la hora de encontrar los chollos y la inspiración. Pistas para conocer los pequeños secretos del mundo de los viajes.

Sobre el autor

Isidoro Merino

Isidoro Merino es el especialista de El Viajero para ofertas y temas prácticos. Ha nadado con leones marinos en las islas Galápagos y desayunado con Mickey Mouse en Disneyland París. Trotamundos, fotógrafo y periodista, colabora con el suplemento desde su lanzamiento en 1998.

Consultorio

No te cortes. Envía aquí tus dudas viajeras: elviajeroastuto@gmail.com

Nuevo libro

Mil maneras estupidas de morir por culpa de un animal

1000 maneras estúpidas de morir por culpa de un animal

Como cantaba Louis Armstrong, el mundo es un lugar maravilloso, lleno de pajaritos y florecillas, pero también de criaturas terribles.

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal