30 abr 2012

Pasajero rico, pasajero pobre

Por: Isidoro Merino

Dolar aceituna

En la vida existen fronteras invisibles. La cortinita que separa business de turista en los aviones es una de ellas. A un lado de ese muro de tela estampada, los pasajeros de clase economy viajan cada vez más apretujados mientras que los del otro lado gozan cada vez de más privilegios.

6a00d8341bfb1653ef0168eae84124970c

La culpa la tiene una aceituna. En 1987, el consejero delegado de American Airlines, Robert Crandall, propuso eliminar la oliva de las ensaladas que se servían en sus aviones; con la medida, la aerolínea ahorró ese año 40.000 dólares, unos 24.360 euros (lo que no impidió que el año pasado se declarase en suspensión de pagos). Inspiradas por tan ocurrente idea, otras compañías se preguntaron qué ocurriría si, en lugar de aceitunas, quitaban espacio entre los asientos. Lo redujeron en unos centímetros y… voilà: una fila más para llenar con pasajeros. Después les llegó el turno a los periódicos, a las galletitas saladas… Al final, hemos terminado volando sin espacio, sin aceituna, sin prensa y sin ensalada (gratis). Todo por nuestro bien, para que paguemos menos por los billetes, dicen.

Volar apretaditos
Mientras que el número de usuarios del transporte aéreo no ha parado de crecer (en 2011 superó los 2.800 millones de pasajeros, según IATA), su espacio vital ha menguado: desde 1978, el espacio medio entre las filas de asientos (seat pitch) en clase turista se ha reducido en 7,2 centímetros (3”) según muestra esta infografía publicada en el periódico The New York Times.

New york times infografia

La consultora Skytrax  publica listas anuales con la distancia entre asientos de las principales aerolíneas. Según los datos de 2011, entre las aerolíneas europeas, las más generosas en cuanto a espacio en clase turista son Estonian Air  y Olimpic Airways, con un seat pitch de 33 pulgadas (83,8 centímetros). En el otro extremo, entre las más tacañas de la lista (lo que no significa que sean las peores) se encuentran algunas aerolíneas de bajo coste, como Easyjet, Monarch, Bmi Baby y Thomson Fly, en cuyo caso se miden 29 pulgadas (73,6 centímetros), aunque con opción de disfrutar de más espacio pagando un suplemento. En los aviones de Ryanair, la distancia es de 76,2 centímetros (30”). Al final, y para alivio de muchos, parece que no habrá clase "Hannibal Lecter", como bautizó algún bromista el modelo de cabinas con plazas para viajar casi de pie que, según recogieron algunos medios  planeaba incluir Ryanair en algunos de sus vuelos cortos. La supuesta noticia resultó ser un bulo.

1254282943_1024x768_hannibal-lecter-in-the-silence-of-the-lambs

La separación entre las filas de asientos de la clase turista de Iberia en vuelos intercontinentales es de 81 centímetros (32”), una distancia que en los trayectos europeos se queda en 79 centímetros (31”), frente a los 220 centímetros (86,6”) de espacio que disfrutan los pasajeros de su clase Business Plus (con sillones que pueden transformarse en camas), o los holgados 127 centímetros (50”) de distancia que hay entre las filas de butacas de su clase Business Club.

En busca del asiento perfecto
El buscador de vuelos baratos Skyscanner ha preguntado a 1.000 pasajeros  sobre sus preferencias de asiento (aparte de aquellos con espacio extra junto a las alas). Ganó el 6A. Según los autores de la encuesta, esta refuerza otros estudios, igualmente dignos de Perogrullo, que demuestran que las seis primeras filas de un avión son las favoritas, con el 45% de los votos. ¿No será porque están más cerca de la puerta de salida?

Plano del avión2

Seat Gurú permite conocer cuáles son los mejores y los peores asientos -tanto por confort como por seguridad en caso de accidente- de un avión, dependiendo de la compañía, el modelo de aparato y la ruta. La web incluye planos de cabina de 550 aeronaves de 80 compañías.

La comodidad se paga
El bajo coste no es solo una cuestión de precio, sino de cómo se valora un servicio. ¿Merece la pena pagar más por tener asientos reclinables en un vuelo de una hora? ¿Y en un viaje a Nueva Zelanda? La competencia con las compañías de bajo coste en las distancias cortas ha empujado a las aerolíneas a recortar servicios en estas rutas. Por el contrario, casi todas han introducido mejoras en sus vuelos de largo radio, las más rentables, y mimando a los clientes de las clases preferentes, los que pagan hasta 10 veces más por un billete y que les proporcionan cerca de la mitad de sus ingresos.

Newfirst-2

La  gastronomía se ha convertido en una de las bazas con las que las buscan ganarse a los pasajeros de alto nivel adquisitivo. Con este fin, Iberia fichó el año pasado a cuatro chefs españoles -- Paco Roncero, Dani García, Ramón Freixa y Toño Pérez—que en total suman ocho estrellas Michelin.

Cocineros iberia2

Bandeja-de-iberia

Al otro lado de la cortina, las opciones son más limitadas, y, en el caso de los trayectos de corta distancia, de pago: una chapata de jamón serrano, por seis euros; una cerveza, por tres, o una bolsa de patatas fritas Pringles, por 2,50 euros.

Menu iberia turista


Air France recurrió al Studio Culinaire Servair de Joël Robuchon,y Guy Martin, del restaurante Le Grand Véfour, para los menús,  basados en la cocina de temporada de su clase La Première. La elaboración de la carta de vinos corre a cargo de Olivier Poussier, uno de los mejores sumilleres del mundo.  Etihad Airways,  compañía aérea de los Emiratos Arabes, ha incluído recientemente un chef a bordo para sus clientes de Diamond First un servicio que también ofrecen Turkish Airlines, Austrian y Gulf Air en sus clases preferentes. Para saber qué se cuece, recalienta y come a 30.000 pies de altura, se puede consultar la web Airlinemeals, alimentada, valga la redundancia, por los comentarios y fotos enviadas por los pasajeros.

Upper-class-seat

El diseño es algo especialmente valioso en los vuelos de larga duración, donde los pasajeros se ven confinados durante horas en un espacio reducido. Detrás de algunos proyectos, especialmente en las clases preferentes, están las firmas de importantes artistas y diseñadores: en la década de 1970, Alexander Calder llevó el arte a 10.000 metros de altura con el proyecto Flying Colors para la aerolínea estadounidense Braniff; Versace firmó la decoración interior de un Airbus A319, y Virgin Atlantic encargó al estudio londinense Softroom (autores de la Opera House de Cardiff, en Gales) el diseño de la Virgin Atlantic Upper Class, un espacio de aire glamuroso con asientos convertibles en camas y un bar.

Upper-class-bar-2

Los viajeros de clase Diamond de Etihad disponen de un armario personal, minibar y pantalla LCD de 23 pulgadas. El asiento es de cuero y los muebles están tapizados por Poltrona Frau, marca que también provee interiores para Ferrari. Los kits de amenities incluyen cosméticos de la marca La Prairie en bolsitos de Swarovski.


Diamondzoneoverview

El no va más del confort volador son las suites de lujo  que ofrecen compañías como Singapore Airlines, Emirates o Quantas a bordo de los Airbus A-380, con camas grandes, champán y amenities de Givenchy. Emirates tuvo que pedir a los pasajeros que las ocupaban que se abstuviesen de tener sexo en ellas, ya que la tripulación y el resto del pasaje se ponían nerviosos con los ruiditos y jadeos

Suites

Y tú, ¿vuelas en primera o en clase sardina?

Hay 113 Comentarios

A ver... el que quiera bajar barato tiene que viajar apretado y el que quiera viajar con espacio tendrá que viajar caro.
Las dos opciones están disponibles. Así que el que se queja es porque le gusta quejarse.
Y si no tienes dinero para viajar como te gusta... pues te aguantas... a mi me gustarían muchas cosas que no puedo permitirme.
El problema de fondo es que mucha gente es una "yo,mi,me,conmigo" que cree que tiene derecho a tenerlo todo.

Para los ilusos que creen que el bajo precio de los billetes las compañías low cost se debe a la reducción de los servicios accesorios, recordarles que estas compañías están subvencionadas con dinero público, y que el hecho de que puedan seguir operando nos cuesta mucho dinero a TODOS. Así que eso de que son baratas es mentira.

Para los que no lo sepan porque no lo utilicen o no lo quieran utilizar, esa reducción de "comodidades" ha posibilitado que la gente con menos posibles, como yo, estudiante con trabajo precario, hayamos podido descubrir muchos más destinos que los que muchos de ustedes han conocido teniendo seguramente 20, 30 o 40 años más que yo. Por mí y por todas las posibilidades que ofrece, Ryanair y las Low Cost han contribuido enormemente a que volar no sea un lujo al alcance de pocos. Mis más sincera felicitación y agradecimiento.

Como siempre, el problema está en los límites. Es innegable que resulta positivo que el coste de un boleto baje, aunque el tema es a costa de qué.
Existe la sensación generalizada entre amigos que viajan de que cada vez se hace de peor manera. Ni que hablar cuando los que establecen comparaciones son personas mayores que volaban en los años setenta.
Doy por hecho que la seguridad es innegociable, pero creo también que hay límites en cuanto a la comodidad. Porque en ello también está en juego la calidad de vida del personal de abordo de un avión, además del usuario.

Buena nota.

Saludos.

LV

¡Exelente, exelente!... ¿Y para cuándo un show de los "Hermanos Tonetti" a bordo?

No se pueden mezclar churras y merinas...
No se pueden ni tienen que comparar compañías low cost con compañías de bandera como Iberia.
Está claro che el espacio es reducido en las low cost pero qué importa en un viaje de dos o tres horas?
Otra cosa son los viajes de 8 a 13 horas.
Llevo viajando 12 años y mucho han mejorado los aviones de largas distancias aunque los peores siguen siendo los de Iberia. Air France se ha reformado y mejorado pero nunca a los niveles de las compañías asiáticas o de Qantas, que en económica ofrecen espacio suficiente, buena comida y TV individual a precios mucho mejores que los ofrecidos por las compañías europeas.

totalment de acuerdo con el articulo. Es rídiculo contratar cocineros de estrellas etc en business class cuando el viajero en economy ni siquiera sabe que hacer con sus piernas. Hacen todo para ganar dinero pero nada para satisfacer la mayoria de sus clientes. Al fin y al cabo las tarifas no son tan bajas que justificarian esas medidas.

La verdad es que el artículo está muy bien. Los que viajamos cuando podemos hemos observado como el espacio entre asientos se reducía tanto que ahora entrar con un bolso colgado en el hombro es imposible ya que tropieza con el asiento y de la comida que venden mejor no hablamos. Antes podíamos llevarnos el bocata de mortadela o un yogur pero ahora con eso de los "cremas" te miran como si fueses bin laden y la mortadela si los de seguridad tienen un buen día , a lo mejor pasas, pero el bote de yogur termina, o sí o también en la basura

¿Y que pasa con los que tenemos un volumen, digamos por encima de la media, tenemos que comprar dos asientos?

...lo curioso de la teoría de la aceituna es que acabas sin aceituna y pagando lo mismo por el billete... después la teoría de la dichosa aceituna se extendió a todos los ámbitos: sanidad, educación, cultura...y comenzaron a racanear en todo, para hacer más ricos a los ricos y más infelices a los pobres.

Gracias, excelente artículo, llegados a un punto, el confinamiento puedo acarrear problemas de salud.
¿hay alguna normativa para evitar estos excesos?

El comentario del de "Secretos para ligar" es lo menos seductor que he oido en mi vida.

El habla de transporte de ganado y no de viajes, el espacio es un lujo por el que merece la pena pagar. Te lo dice alguien que no puede permitirselo, pero que lo valora.

Yo prefiero pagar poco y que recorten esas cosas superfluas que poco tienen que ver con volar, al final lo que queremos es viajar barato. incluso prefiero ir incómodo si el precio es significativamente más barato. El problema empieza cuando se recorta en seguridad, ahí sí que no pasaría ni un centímetro (multas millonarias)

Todos los secretos para seducir mujeres clickando sobre mi nombre.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

El Viajero Astuto va dirigido a todos aquellos que han pagado el doble que su vecino de asiento. Un blog práctico donde lo que importa es no perder el tiempo a la hora de encontrar los chollos y la inspiración. Pistas para conocer los pequeños secretos del mundo de los viajes.

Sobre el autor

Isidoro Merino

Isidoro Merino es el especialista de El Viajero para ofertas y temas prácticos. Ha nadado con leones marinos en las islas Galápagos y desayunado con Mickey Mouse en Disneyland París. Trotamundos, fotógrafo y periodista, colabora con el suplemento desde su lanzamiento en 1998.

Consultorio

No te cortes. Envía aquí tus dudas viajeras: elviajeroastuto@gmail.com

Nuevo libro

Mil maneras estupidas de morir por culpa de un animal

1000 maneras estúpidas de morir por culpa de un animal

Como cantaba Louis Armstrong, el mundo es un lugar maravilloso, lleno de pajaritos y florecillas, pero también de criaturas terribles.

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal