10 jul 2012

De sirenas y otras cosas curiosas vistas en la playa

Por: Isidoro Merino

 

  2007-09-092007-09-09-TED9385
La modelo Hannah Fraser, nadando con ballenas para una campaña para la protección de la especie realizada por el fotógrafo
Ted Grambeau

Confieso que me he llevado un disgusto. Según un informe publicado la semana pasada por The National Ocean Service (un comité científico que depende del Gobierno de los Estados Unidos) y recogido en medios como la cadena británica BBC, las sirenas no existen.

 

2007-09-062007-09-06-TED80-copy

La modelo Hannah Fraser, nadando con ballenas para una campaña para la protección de la especie realizada por el fotógrafo Ted Grambeau.

En realidad, el informe no dice que no existan, sino que “jamás se ha encontrado una prueba de su existencia”. Una controvertida teoría pseudocientífica, nacida al  calor de la New Age, asegura que tras el mito de las sirenas podría estar alguna especie desconocida de homínido, adaptada al medio acuático.

Mermaids-4

Como soñar no cuesta, yo prefiero la sirena de Splash (1984), aunque sea de mentirijillas.

Splash1
La actriz Daryl Hannah, de sirena, en un fotograma de Splash.

Salvo en la literatura o el cine, nadie se ha encontrado con una sirena (o sireno) varada en la playa. Pero sí con  calamares gigantes (Architeuthis) como el de la foto de abajo, hallado en 2008 en Bahía Bustamante, en la Patagonia Argentina.

Calamar gigante

O el que se conserva en el Museo Nacional de Ciencias Naturales, en Madrid (el de la foto es una réplica, el original está justo al lado, en un cofre con formol).

Calamar museo de ciencias

En estos monstruosos cefalópodos está el origen de las leyendas sobre el Kraken, capaz de arrastrar al fondo del mar un barco con su tripulación.

Denys_de_Montfort_Poulpe_Colossal

No son los únicos misterios que esconden los mares.  Estos extraños seres cubiertos de lodo fueron vistos el verano pasado en la playa de San Pedro del Pinatar (Murcia). 

Dos bañistas, ayer mismo,  en los lodos de San Pedro del Pinatar. © Isidoro Merino

Este otro, que se lleva a su novia al baile, es de la película El monstruo de la Laguna Negra (1954), un clásico de la serie B.

6a00d8341bfb1653ef0154346d90ce970c

En la playa de Papakolea, en Hawai (EE UU),  las arenas son de color verde por los cristales de olivino depositados durante una erupción volcánica hace 10.000 años.  El olivino es una piedra semipreciosa que también se encuentra dentro de algunas de las bombas volcánicas del parque nacional de Timanfaya, en la isla canaria de Lanzarote (España).

Papakolea-Green-Sand-Beach-Big-Island

En la de Glass Beach, en Fort Bragg, California (EE UU), la arena está formada por trozos de botellas (restos de guateques playeros de la década de los 60) que el mar ha ido puliendo hasta darles una apariencia de gemas.

Glass_Beach_Fort_Bragg

En octubre de 2001, este muñeco Lego gigante apareció en la playa de Siesta Key, en Florida (EE UU). Un muñeco similar fue hallado en una playa holandesa en 2007, y otro en Inglaterra en 2008. Formaban parte de un proyecto del artista holandés Ego Leonard.

Legoman



Giant_lego_man

Hace 20 años, en enero de 1992, una tormenta sorprendió cerca de las Islas Aleutianas a un carguero que cruzaba el océano Pacífico de Hong Kong a Washington. Varios  contenedores cayeron por la borda, uno se abrió y puso en el mar 28.800 patitos de goma amarillos, de los que se utilizan como juguetes de baño

Rubber_duck_sea_by_whispering_hills

Los animalitos se dispersaron, y desde entonces han ido llegando en diferentes oleadas (aún siguen haciéndolo) a playas de todo el mundo. El periodista estadounidense Donovan Hohn rastreó su odisea durante más de cinco años, y lo contó en su libro Moby Duck. Los oceanógrafos también han seguido durante todo este tiempo sus trayectorias, lo que les ha permitido comprender mejor el funcionamiento de las corrientes marinas.

Trayectorias

"Varias veces me he imaginado estar tumbado en la playa y de repente ver aparecer en el horizonte un patito amarillo" declaró Hohn en una entrevista para la sección de cultura del diario El País. “Ese patito sería hoy 19 años más viejo y tendría el pico sonriente de quien ha sobrevivido al océano”.

 

Uno de los objetivos del libro Moby Duck era llamar la atención sobre el problema de los objetos que se caen de los barcos y acaban dañando los ecosistemas marinos. Con la basura encontrada en las playas, el  artista alemán Ha Schult  levantó  en la plaza del Callao de Madrid un hotel efímero que se pudo visitar durante la feria de turismo de Madrid Fitur 2011.

Hotel basura
Interior del Hotel de Basura. /  Gianluca Battista.

Sus instalaciones de hombres de basura (garbage people) han visitado desde las Pirámides de Egipto hasta los Alpes o el Ártico.

15 ejército de basura Schult

Ejército de basura Schult2

27trash
Instalaciones de Garbage People, en los Alpes, Egipto y el Ártico. / Gianluca Battista y Thomas Hoepker.

 Y tú, ¿qué es lo más extraño que te has encontrado en la playa? (ese señor sudoroso que tienes al lado no cuenta). 

 

Hay 26 Comentarios

En otras ocasiones ya había leído posts mediocres en este blog, pero este supera todo lo imaginado...
En fin...

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

El Viajero Astuto va dirigido a todos aquellos que han pagado el doble que su vecino de asiento. Un blog práctico donde lo que importa es no perder el tiempo a la hora de encontrar los chollos y la inspiración. Pistas para conocer los pequeños secretos del mundo de los viajes.

Sobre el autor

Isidoro Merino

Isidoro Merino es el especialista de El Viajero para ofertas y temas prácticos. Ha nadado con leones marinos en las islas Galápagos y desayunado con Mickey Mouse en Disneyland París. Trotamundos, fotógrafo y periodista, colabora con el suplemento desde su lanzamiento en 1998.

Consultorio

No te cortes. Envía aquí tus dudas viajeras: elviajeroastuto@gmail.com

Nuevo libro

Mil maneras estupidas de morir por culpa de un animal

1000 maneras estúpidas de morir por culpa de un animal

Como cantaba Louis Armstrong, el mundo es un lugar maravilloso, lleno de pajaritos y florecillas, pero también de criaturas terribles.

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal