06 mar 2015

25 lugares asombrosos

Por: Isidoro Merino

  • Cueva helada en el Apostle Islands National Lakeshore, en Wisconsin (Estados Unidos). / BRIAN PETERSON

Cueva helada en el Apostle Islands National Lakeshore, en Wisconsin (Estados Unidos). / BRIAN PETERSON

Una nueva selección de fotos y textos publicados en la sección 'Búscame ahí...' de la edición en papel de El Viajero.

 

01 Sobre todo, no te desarropes

Tree Camping Elk California  / LOUIE PSIHOYOS
El mejor lugar para ver amanecer sobre el Pacífico desde lo alto de un árbol, como la joven de la foto  de arriba, es Elk (www.elkweb.org), una pequeña población costera de California (EE UU), a tres horas al norte de San Francisco, meca del tree camping , como se conoce en inglés la acampada en árboles. Para practicar esta nueva actividad, no apta para quienes tienen vértigo, solo se requiere un árbol alto y robusto -Elk está rodeado de bosques de cedros y secuoyas- y una tienda de campaña similar a las que emplean los escaladores cuando tienen que hacer noche en mitad de una pared de roca: una ligera estructura con forma de hamaca, suspendida por cables de acero y cubierta por una mosquitera. Y para subir a la habitación, cuerdas y un arnés de escalada. Las tiendas de Elk alquilan el equipo necesario por unos 100 o 150 euros la noche.  / LOUIE PSIHOYOS


02 Piñata para el tiburón ballena

Tiburón ballena en bahía de Cenderawasih, en Papúa Nueva Guinea (Indonesia).   /  PAUL COWELL
El único lugar del mundo con una población estable durante todo el año de tiburones ballena (el mayor pez que existe, inofensivo, de hasta 18 metros de longitud) es la bahía de Cenderawasih, en Papúa Nueva Guinea (Indonesia). Los pescadores de la zona faenan con un sistema de plataformas de madera flotantes llamadas bagangs y potentes focos con los que atraen de noche a los cardúmenes de ikan puri, una especie de anchoa. Como no disponen de refrigeración, mantienen las redes con los peces vivos dentro del agua durante días, hasta que llega el barco de recogida, y los tiburones ballena, habitualmente nómadas en busca de plancton, se han acostumbrado a merodear por allí para alimentarse con los restos de pescado y el krill que se desprenden de las redes.  /  PAUL COWELL

03 Asomados a la boca del infierno

pozo ardiente de Darvaza, en Turkmenistán, / IGOR SASIN
El pozo ardiente de Darvaza, en Turkmenistán, Asia Central, también es conocido como Puerta del Infierno. Lleva ardiendo sin interrupción desde hace 44 años, y aunque parece un volcán, este enorme cráter de 69 metros de diámetro y 30 metros de profundidad que se abre en mitad del gran desierto de Karakum, es en realidad obra humana: se formó en 1971, cuando un equipo de ingenieros y geólogos rusos que realizaba prospecciones en la antigua república soviética perforó por accidente una caverna llena de gas, provocando su derrumbe y creando un agujero que se tragó el campamento y la maquinaria. Para recuperar el equipo, a los técnicos no se les ocurrió otra cosa que prenderle fuego y esperar a que el gas se consumiese, pero fallaron en sus cálculos: Turkmenistán alberga una de las mayores reservas de gas natural del mundo, y nadie sabe cuándo se apagará. De momento, se ha convertido en uno de los reclamos turísticos del país y de la Ruta de la Seda. / IGOR SASIN

04 El héroe de yeso

Victoria and Albert Londres /  CARL COURT
Contemplar el David de Miguel Ángel en Londres tiene algo de especial, pese a que se trata de una réplica: no hay esas muchedumbres que lo agobian en la Galleria dell'Accademia de Florencia. Una copia exacta en yeso de 5,17 metros preside la Weston Cast Court, la sala dedicada al Renacimiento italiano del Victoria & Albert Museum, que reabrió el pasado 29 de noviembre tras un año cerrada por obras. Junto al David londinense, un regalo del duque Leopoldo II de Toscana a la reina Victoria, se exhiben copias de esculturas de Donatello, Bernini, Jacopo della Quercia y otros artistas, además de la hoja de parra de escayola (de medio metro) que encargó en 1857 la gazmoña reina para cubrir los genitales de la escultura que tanto la habían impresionado (la hoja de parra se colocaba cuando visitaban el lugar las mujeres de los altos dignatarios).  / CARL COURT

05 Paseo por la fragua de Vulcano

Etna Sicilia Italia /  ALESSANDRO SAFFO
Antes de subir el monte Etna (Sicilia, Italia), el mayor volcán activo de Europa (3.329 metros de altura), donde la mitología sitúa la fragua de Vulcano, hay que asegurarse de que está de humor para visitas -la última erupción se produjo el pasado mes de agosto- llamando a la oficina del parque o consultando su web (www.parcoetna.it). La ascensión se puede abordar por el norte, desde la estación de Piano Provenzana, o por el sur, la ruta más fácil, siguiendo la autopista hasta Nicolosi y el refugio Sapienza, desde donde sale un teleférico que llega hasta los 2.500 metros de altitud. De aquí hasta el llamado refugio de la Torre del Filósofo (2.900 metros) queda una caminata de entre hora y media y dos horas; el último tramo, hasta el borde del cráter, solo se puede hacer en excursiones con guía. / ALESSANDRO SAFFO

06 Se ven, pero no se comen

Murciélagos Kasanka Zambia / JUAN CARLOS  MUÑOZ
Cada año, desde mediados de octubre hasta primeros de diciembre, entre ocho y diez millones de murciélagos africanos de la fruta (Eidolon helvum) -una de las mayores especies de quitópteros que existen, de más de ochenta centímetros de envergadura- emprenden un largo vuelo desde los bosques ecuatoriales hasta Kasanka (www.kasanka.com), un pequeño parque nacional de Zambia donde abundan los mangos, nísperos y bayas que les sirven de alimento. Llegan por oleadas, formando grandes nubes de más de 100.000 individuos, es la mayor migración de mamíferos (por número de ejemplares) de África. Los científicos creen que este murciélago es el transmisor, por ingestión, del virus del ébola a los humanos, así que, como avisan los responsables del parque: "Disfruta de su vuelo, pero no te los comas". Isidoro Merino . / JUAN CARLOS MUÑOZ

07 Paseo con perros e 'icebergs'

Disco Bay Groenlandia /  LUCIANO GAUDENZIO
El Icefjord de Ilulissat, una población de 4.700 habitantes perdida en un extremo de la bahía de Disco, a unos 300 kilómetros al norte del Círculo Polar Ártico, es una de las principales atracciones del noroeste de Groenlandia. Declarado patrimonio mundial por la Unesco, se trata del glaciar más activo del hemisferio norte: cada año vierte al mar más de veinte mil millones de toneladas de agua helada en forma de icebergs. Una vía de llegar hasta Ilulissat es a bordo del Sarfaq Ittuk , el ferri de línea de la naviera Arctic Umiaq que navega entre Qaqortoq, al sur de la isla, e Ilulissat, en un viaje de tres días en el que se suelen ver ballenas y focas. Tres rutas señalizadas, de entre uno y siete kilómetros, permiten explorar a pie en verano los alrededores del glaciar y la bahía que aparecen en la foto. /  LUCIANO GAUDENZIO

08 Entre caballo y dragón

Dragón Mecánico Shanghái / KIM KYUNG-HOON
El dragón amarillo de la foto -una bestia mecánica de 17 metros de largo, 15 metros de alto y un peso de 46 toneladas que lanza llamaradas por la boca y se maneja por control remoto- se llama Long Ma (del chino long, dragón, y ma, caballo), y representa una criatura legendaria, mitad caballo alado, mitad dragón, que la mitología china asocia con la energía vital y la fortuna de los antiguos emperadores. Long Ma fue construido en Nantes (Francia) por la compañía francesa de teatro La Machine, al igual que Princesse (princesa), la araña robótica de seis metros con la que tuvo que enfrentarse el pasado mes de octubre frente al estadio olímpico de Pekín, en una serie de performances para celebrar los 50 años de relaciones diplomáticas entre Francia y la República Popular China. Long Ma se quedó en Pekín como atracción turística, mientras Princesse regresó a Nantes. / KIM KYUNG-HOON

09 De cena, un millón de sardinas

Millones de sardinas Sudáfrica / DMITRY MIROSHNIKOV
La mayor migración de animales en África ocurre bajo el agua. De mayo a julio, tras desovar en las aguas frías del cabo de Agulhas, en el extremo sur del continente, millones de sardinas emprenden una frenética carrera por la costa oriental de Sudáfrica. Los científicos no se ponen de acuerdo sobre las causas del fenómeno, que no se da todos los años, aunque parece estar relacionado con el ciclo reproductivo y la temperatura del agua. Para protegerse de los depredadores, los peces se agrupan formando un banco de más de diez kilómetros; una masa de peces que supera a la de todos los ñus y cebras juntos que cruzan cada año el río Mara (Kenia). Aquí no hay cocodrilos ni leones, pero sí miles de alcatraces, tiburones, cormoranes y delfines que aprovechan el viaje de las sardinas para darse un festín.  / DMITRY MIROSHNIKOV

10 Vendo piso con vistas a la frutería

Markthal Rotterdam
La arquitectura contemporánea es la seña de identidad de Róterdam, que abrió en septiembre un mercado cubierto de abastos, el Markthal Rotterdam (http://markthalrotterdam.nl), proyectado por el estudio neerlandés MVRDV, con sede en la ciudad. A partir de un arco de herradura, los arquitectos han desarrollado un edificio abovedado de 11 plantas que funciona tanto como bloque de viviendas -alberga 228 apartamentos con vistas al mercado y terrazas en el exterior- como de cubierta para la nave central del mercado, un espacio diáfano de 12.000 metros cuadrados con puestos de productos frescos y otros alimentos, ocho restaurantes y 1.200 plazas de aparcamiento. El interior está revestido con un mural electrónico de 11.000 metros cuadrados del artista Arno Coenen con tecnología Pixar.

11 Diez cumbres y un café caliente

Aunfjellet Noruega / AZUMENDI
La joven del impermeable amarillo está en el mirador de Keipen, el punto más alto (487 metros) de la montaña llamada Aunfjellet y uno de los mejores lugares del norte de Noruega para ver -a comienzos del verano- el sol de medianoche. La foto fue tomada a mediados de septiembre, cuando un otoño precoz pinta de rojo y salvajes colores el suelo de la tundra: musgos, líquenes y arbustos rastreros como la Salix arctica . Participa en un juego llamado Ti på topp (los 10 más altos), una gincana que consiste en subir a una serie de vértices geodésicos (los puntos más altos del terreno) a lo largo de una ruta. En cada cima hay un buzón de color rojo con un código que los participantes han de presentar al final de la prueba. Los que demuestran haber subido más de siete cimas reciben como premio una gran taza de café caliente.  /  GONZALO AZUMENDI 

12 Un premio para las golondrinas

Golondrinas  / GERARDO COLALEO

Hay pocas aves tan ligadas a los humanos como las golondrinas (en la foto, un adulto alimentando a sus tres crías). Construyen sus nidos con bolitas de barro y paja en los aleros y balcones de las casas, y su rápido vuelo y sus hábitos migratorios -recorren 3.500 kilómetros en 30 días- han inspirado cuentos, poemas y canciones. La Sociedad Española de Ornitología (SEO/BirdLife) ha declarado a la golondrina común (Hirundo rustica) Ave del Año 2014 para resaltar el peligro que supone el descenso de sus poblaciones, que en solo una década han perdido 10 millones de ejemplares en España (hasta quedar en unos veinte millones). La desaparición de la arquitectura tradicional y el uso de fertilizantes en agricultura están detrás de esta caída, pero como dice un personaje de Ricardo III , de Shakespeare, "la auténtica esperanza es veloz, y vuela con alas de golondrina". / GERARDO COLALEO

13 Córcega, la isla bonita de Obélix

Córcega Italia  / CLAUDIO CASSAROMed

"Un soplo imperceptible de pino, un toque de artemisa, una pizca de romero y de lavanda". Así resume René Goscinny, el guionista de Astérix, la esencia de Córcega por boca de uno de sus personajes. Para descubrir el Mediterráneo más salvaje hay que viajar a esta isla francesa de crestas montañosas y calas que miran por el Este a la Toscana y por el Oeste hacia la Costa Azul. Los antiguos griegos la llamaron Kallisté, que significa "la más sublime". La fotografía está tomada en la playa de la Roya, en Saint-Florent, un puerto deportivo entre el Cap Corse y el desierto de los Agriates, una de las reservas naturales más grandes del Mediterráneo, donde se organizan rutas a caballo y en bicicleta de montaña. Vueling vuela a Bastia, a 23 kilómetros de Saint-Florent, desde 85 euros.  / CLAUDIO CASSARO

14 El beso azul de las belugas

Belugas en Harbin, China  /  LINTAO ZHANG

La foto, tomada el 7 de enero en el acuario de Harbin, ciudad de casi 11 millones de habitantes en el noreste de China, es preciosa: dos belugas se besan con sus cuidadores mientras dibujan con sus cuerpos un corazón. Sin embargo, organizaciones defensoras de los animales como la fundación FAADA (turismo-responsable.com) son muy críticas con los espectáculos y atracciones turísticas con delfines, belugas y orcas. Argumentan que son animales muy inteligentes a los que se les provoca trastornos de conducta y estrés. Las ballenas blancas o belugas (del ruso biely, que significa blanco) también son conocidas como los canarios del mar, por cantarinas: emiten hasta 32 sonidos distintos con los que se comunican y orientan por ecolocalización, un sistema similar al del sónar. Viven (se calcula que unas 100.000) en los mares árticos.  /  LINTAO ZHANG

15 La cascada de Ridley Scott

Cascada Islandia   / OLIMPIO FANTUZ
El director Ridley Scott escogió la imponente cascada de la foto -Dettifoss, al noreste de Islandia- para desintegrar a un humanoide musculoso y calvo en la secuencia inicial de Prometheus, la precuela de Alien que estrenó en 2012. Por la catarata de Dettifoss caen cada segundo 500 metros cúbicos de agua, lo que la convierte en la más caudalosa de Europa. La experiencia de acercarse a ella resulta sobrecogedora. Su anchura es de más de cien metros, y por ella se desborda el río Jökulsá, alimentado por el deshielo del glaciar Vatnajökull, desde una altura de 44 metros. / OLIMPIO FANTUZ

16 El dragón de la casa Batlló

Casa Batlló Barcelona  / SYLVAIN SONNET
En 2011, el fotógrafo Josep Martínez publicó un libro titulado Drakcelona (Ediciones Arola). En él se recogían imágenes de los cerca de cuatrocientos dragones que pueblan las calles de Barcelona, desde el monstruo de Sant Celoni esculpido en una de las puertas de la catedral al del tejado de la casa Batlló de Gaudí -en la foto-, en el paseo de Gracia. El edificio modernista cobra vida en el vídeo Love Casa Batlló (www.casabatllo.es), un corto realizado por Mariona Omedes y Carles Mora, con música de Luis Miguel Cobo, que ganó en Riga (Letonia) el Gran Premio del Festival Internacional de Filmes Turísticos y el premio a la mejor película cultural 2014: apliques modernistas que se transforman en tortugas marinas, picaportes que se repliegan al tocarlos como las hojas de una mimosa y tejas metamorfoseadas en escamas de dragón.  / SYLVAIN SONNET

17 Misterios del pozo de la pólvora

Kyat Cave
En la foto  se puede ver a un joven monje budista alumbrando con su linterna el techo de la cueva de Kyat Khayon, a 14 kilómetros y medio de Loikaw, capital del Estado de Kayar (Myanmar, la antigua Birmania), una región que se abre ahora al turismo tras años de conflicto entre el Gobierno birmano y grupos étnicos armados. La gruta, de medio kilómetro de profundidad, alberga en su interior un monasterio budista, y las leyendas cuentan que en lo más profundo habitan demonios y fantasmas capaces de conceder milagros o lanzar terribles maleficios. También se la conoce como Yarsu Ku, el pozo de la pólvora, porque tradicionalmente se ha utilizado el guano de los murciélagos que viven en ella, muy rico en nitrato de potasio, para fabricar cohetes y tracas pirotécnicos.  / YE AUNG THU

18 Canción jipi en la isla de Wight

 Isla de Wight /  ALESSANDRO SAFFO

"Todos los veranos alquilaremos una casita en la isla de Wight", cantaban los Beatles en When I'm sixty four ( Cuando tenga 64 años), sobre un joven que le cuenta a su novia sus planes para envejecer juntos. Desde la isla de Wight, la pareja de la foto, sentada en una mesa de The Gossips Café, en el muelle de Yarmouth, contempla cómo se aleja un ferri por el estrecho de Solent, que separa esta isla, de 348 kilómetros cuadrados, de la costa inglesa. Además de por sus fósiles de dinosaurios (es uno de los mayores yacimientos del cretácico) y por los veranos que pasaba allí la reina Victoria, la isla de Wight es famosa por el festival de música que se celebró entre 1968 y 1970, donde actuaron, entre otros, Joan Baez, Jimi Hendrix y The Doors. En 2002, el festival se recuperó.  /  ALESSANDRO SAFFO

19 Un millón al mejor trino

Trinos Tailandia   / MADAREE TOHLALA
Suspendidos en sus engalanadas jaulas de bambú, cientos de pajaritos compiten por el mejor trino durante el concurso anual de aves canoras que se celebró el domingo 23 de marzo en la provincia tailandesa de Narathiwat, al sur del país (esta práctica, conocida en España como silvestrismo, es muy criticada por ecologistas y defensores de la libertad de las aves). Los participantes, tailandeses pero también malayos y de Singapur, acuden con la esperanza de hacerse ricos: el canto ganador se lleva un millón de baths, más de 22.000 euros. Casi todos los concursantes son de la especie bulbul orfeo (Pycnonotus jocosus), un bonito paseriforme de cresta negra y bigotes rojos difícil de encontrar en estado salvaje en sus países de origen, aunque desde hace siete años figura en la lista de especies invasoras en España, por ejemplo en Valencia.  / MADAREE TOHLALA

20 Y el buen tiempo llegó a Burdeos

Burdeos Francia /  REGIS DUVIGNAUM
Un sol de final de invierno luce en la plaza de la Bolsa, uno de los lugares más bonitos de Burdeos, con su forma de luna creciente que se abraza al río Garona y sus chorros y láminas de agua.   Stendhal dijo de Burdeos que era la ciudad más bella de Francia. Aristócrata venida a menos, el gaullista Jacques Chaban-Delmas ocupó la alcaldía durante casi medio siglo, de 1947 a 1995. Su sucesor, Alain Juppé, impulsó una renovación urbana que ha permitido a la altiva capital de Aquitania, al suroeste de Francia, recuperar su porte. Desde 2007 es patrimonio mundial de la Unesco y el principal destino dentro de Francia para las escapadas cortas (www.bordeaux-tourisme.com).  /  REGIS DUVIGNAU

21 Desayuno con jirafas

Giraffe Manor  / PATRICK CHAUVEL
Esta mansión de los años treinta no se encuentra en la campiña inglesa (aunque el desayuno sea típicamente british), sino a una media hora en coche de Nairobi (Kenia). Convertida en el Giraffe Manor, un hotel de lujo de precios astronómicos, el turista de a pie hará bien en visitar por unos cuatro euros el centro dedicado a las jirafas que se encuentra en la misma finca, donde podrá alimentarlas con sus manos con bolas de hierba seca. Jock y Betty Leslie-Melville, antiguos propietarios, abrieron este centro para la conservación de las elegantísimas jirafas rothschild, una subespecie amenazada del África del Este. Los privilegiados huéspedes del hotel reciben la visita de las jirafas con toquecitos en los cristales de las habitaciones de arriba a modo de despertador. Luego ellas meten sus largos cuellos por las ventanas del piso inferior: es la hora del desayuno y no quieren perdérselo. / PATRICK CHAUVEL

22 Los azules de Klimt en la vieja mina

Klimt Provenza / BERTRAND LANGLOIS

Los colores azules y dorados de Gustav Klimt se suben por las paredes, de 14 metros de altura. Se alternan con la Salomé o las figuras simbolistas de El friso de Beethoven en las canteras de Les Baux-de-Provence (http://carrieres-lumieres.com), convertidas en una inmensa sala de proyección con 6.000 metros cuadrados de pantalla de piedra. Un espectáculo multimedia de 35 minutos de duración creado por Gianfranco Lannuzzi, Renato Gatto y Massimiliano Siccardi que utiliza imágenes en alta resolución y un centenar de proyectores sincronizados para convertir la roca en lienzo. Entre pase y pase se proyecta Las ciudades invisibles, un corto de ocho minutos sobre el mundo utópico de Italo Calvino.  /  BERTRAND LANGLOIS

23 Las islas salvajes de Orwell

Hébridas / FANTUZ OLIMPIO
"Era un día frío a primeros de abril, y un millón de radios daban las trece", escribía (y tachaba) hace 66 años el novelista George Orwell en una casa de la isla de Jura, en las Hébridas Interiores. Un año después, en 1948, terminó allí la que sería su última novela: 1984, una oscura fábula sobre los totalitarismos. La ruta por el archipiélago escocés de las Hébridas empieza en la isla de Skye (en la foto, faro de Neist Point). Se puede llegar por carretera desde Fort William o en barco desde el puerto de Mallaig.  / FANTUZ OLIMPIO

24 Los mil colores de Jaipur

Jaipur India / MARTIN HARVEY
Las lluvias del verano han barrido el polvo de las llanuras resecas del Thar, en el Rajastán; tras el monzón, las noches son frescas en el norte de India; es tiempo de ferias y fiestas como el Diwali, el festival de las luces, que llena las ciudades de velas y rangoli: diseños geométricos hechos con granos de arroz y pigmentos de colores. Con el otoño llega la mejor época para viajar al Rajastán, el reino de los guerreros rajput donde los hombres lucen turbantes de color fucsia y las mujeres van descalzas y tienen porte de princesas. Las dos de la foto venden sombrillas multicolores a los turistas en Jaipur, la ciudad rosa que fundó en 1727 Sawai Jai Singh, maharajá de Amber, no lejos del Hawa Mahal, el Palacio de los Vientos, donde hace más de 200 años las cortesanas disfrutaban de la brisa en las calurosas tardes de verano / MARTIN HARVEY

25  ¿Y el fantasma?

Castillo Elian Donan Escocia / CARLOS ZAPATA
El espectro que habita el castillo de Eilean Donan (www.eileandonancastle.com), que se alza sobre un islote a orillas del lago Duich, en el noroeste de Escocia, es un fantasma discreto. Aunque la fortaleza, propiedad del clan McRae, sea uno de los lugares más retratados de Escocia, él nunca sale en la foto. Según la leyenda, se trata de uno de los 39 soldados españoles -parte de una expedición de 300 enviada por el rey Felipe V para alzar a los jacobitas escoceses contra Inglaterra- que en 1719 se atrincheraron en Eilean Donan. La cosa acabó mal: los refuerzos -una flota de 27 naves que tuvo que regresar a España por culpa de una tormenta- nunca llegaron, pero sí una escuadra inglesa que atacó el castillo y capturó o mató a sus ocupantes. Entre ellos, el fantasma, que en 294 años seguro que ya habrá aprendido a asustar en inglés. / CARLOS R. ZAPATA


Y tú, ¿dónde te perderías? ¿Con quién?

 

Hay 9 Comentarios

Sugiero www.booktocuba.com si quieren viajar a un lugar realmente asombroso y con muchísimos matices

Buena colección y buena selección de fotos, lugares impresionantes que no suelen aparecer en este tipo de listas.

Cuanto me falta por descubrir, solo 2 de 25 :(

Si os pasais por este lugar desde luego que os asombrará, parece un museo de los años 70, 80 y 90. Es una pasada http://www.45revoluciones.es

Ojalá pueda algún día descubrir todos esos impresionantes lugares!! Gracias por compartirlo con nosotros y por esas espectaculares fotos! Enhorabuena.

Fotografías extraordinarias e increíbles lugares del mundo. En options industry nos fascinaron, nos encataria viajar a muchos de estos lugares

Yo sin dudarlo me perdería ahora mismo en Sudáfrica. La tengo puesta en el punto de mira y creo que tiene que ser un país espectacular!

Preciosas fotos y preciosa Disko Bay, en Groenlandia. Sin duda alguna, uno de los lugares más bonitos del mundo.

unos lugares y unas fotografías preciosas, el mundo está lleno de maravillas

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

El Viajero Astuto va dirigido a todos aquellos que han pagado el doble que su vecino de asiento. Un blog práctico donde lo que importa es no perder el tiempo a la hora de encontrar los chollos y la inspiración. Pistas para conocer los pequeños secretos del mundo de los viajes.

Sobre el autor

Isidoro Merino

Isidoro Merino es el especialista de El Viajero para ofertas y temas prácticos. Ha nadado con leones marinos en las islas Galápagos y desayunado con Mickey Mouse en Disneyland París. Trotamundos, fotógrafo y periodista, colabora con el suplemento desde su lanzamiento en 1998.

Consultorio

No te cortes. Envía aquí tus dudas viajeras: elviajeroastuto@gmail.com

Nuevo libro

Mil maneras estupidas de morir por culpa de un animal

1000 maneras estúpidas de morir por culpa de un animal

Como cantaba Louis Armstrong, el mundo es un lugar maravilloso, lleno de pajaritos y florecillas, pero también de criaturas terribles.

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal