15 oct 2015

Diez timos viajeros

Por: Isidoro Merino

Mono ladrón
No todo el mundo es bueno. Mecachis…


1.-El timo de la salchicha traicionera
Se suele dar cerca de los puestos de hot-dogs en los aeropuertos: alguien simula echar mostaza en el perrito y como sin querer te salpica. Tras deshacerse en excusas, se ofrece a limpiarte la mancha con un pañuelo, momento que aprovechan él o su cómplice para aligerarte de equipaje o limpiarte la cartera. En Buenos Aires también existe la versión “caca de paloma”.
Cómo evitarlo: no dejes que nadie te toque con la excusa de limpiarte, aunque te defeque encima un cóndor de los Andes.

2.- El timo de la ceremonia del té
El escenario: la calle Nanjing, una larga avenida comercial en el centro de Shanghái. O la vecina Plaza del Pueblo. Con cualquier excusa, un simpático joven o una atractiva pareja abordan a un turista despistado. No tardan en proponerle un plan alternativo: ¿Conoces la ceremonia china del té?, ¿Te gustaría cantar en un karaoke? ¿Qué tal un masaje shiatsu (con final feliz)? Tras el ‘servicio’, al incauto viajero se le exige el pago de una suma desorbitada. La factura llega acompañada de un par de matones con muchas horas en el gimnasio. Si queréis conocer más detalles, podéis leer este artículo de Zigor Aldama publicado en El Viajero. A la sombra del floreciente mercado de arte contemporáneo en China y de ferias como Art Shanghái crece también la picaresca. En Pekín y Shanghái, falsos estudiantes de arte abordan a los turistas para invitarlos a visitar su ‘galería’ y ver y comprar ‘su obra’, de estilo todo a cien, pero a precios de Sotheby’s. Algunos pican.
Cómo evitarlo: haz caso a tu madre y no hables con desconocidos. Y cultiva tus gustos artísticos.

3.- Las amistades peligrosas
En los viajes se conoce gente, aunque a veces hay personas que se muestran excesivamente solícitas o zalameras al poco de haberlas conocido. Ponte en guardia.
Cómo evitarlo: si quieren saberlo todo sobre ti y no estás seguro de sus intenciones, miente. No des información personal, y cuando te pregunten cuándo vas a partir del lugar donde te encuentras, di siempre dos o tres días después de la fecha en la que realmente piensas hacerlo. No te harán o quitarán nada hasta entonces, y tú ya no estarás allí.

4.- El timo del falso turista
Muchos cacos se camuflan de turistas, y con un plano en la mano y una chaqueta doblada en el antebrazo hacen verdaderos estragos entre los de verdad, sobre todo en las aglomeraciones.
Cómo evitarlo: lleva encima solo el dinero que tengas previsto gastar; aparte, ocultas, las tarjetas de crédito y el pasaporte (o lleva contigo una copia del pasaporte y deja el original en la caja fuerte del hotel).

5.- El veloz correcaminos
Su territorio, las terrazas. Su objetivo, tú. Algunos ladrones pasan a la carrera al lado de una mesa, cogen el bolso, el móvil o la cámara de fotos al descuido y salen pitando sin darte tiempo para reaccionar ¡Beep, beep!
Cómo evitarlo: no dejes nada de valor sobre la mesa o colgando de la silla. Ten tus pertenencias a la vista.

6.- El mono carterista
En algunos templos de Asia, en especial en el de Uluwatu, en la isla de Bali (Indonesia), los macacos son expertos en arrebatar las pertenencias a los visitantes y salir pitando para la jungla. Al rato aparece  un ‘guardián del templo’ que reclama algo de ‘banana money’, dinero para plátanos, a cambio de su devolución.
Cómo evitarlo: no pierdas de vista las manos de los monos.

7.-Nada por aquí, nada por allá
En la estación Termini de Roma las cosas a veces desaparecen como por arte de magia. ¿El truco? Alguien pasa a tu lado con una maleta sin fondo, la coloca disimuladamente sobre el objeto a sustraer y sujetándolo mediante un mecanismo oculto de pinzas se lo lleva delante de tus narices. Ni el gran Houdini lo haría mejor. También son frecuentes los escamoteos en estaciones de trenes y aeropuertos.
Cómo evitarlo: sigue el consejo de la megafonía de los aeropuertos: no pierdas de vista tus pertenencias en ningún momento.

8.- Pesos pesados
Un timo muy frecuente en Cuba: hacer pasar por pesos convertibles (CUC, con un cambio a la par con el dólar; 1 euro=1,2 CUC), pesos cubanos (1 euro= unos 30 CUP). Ambas son monedas oficiales, pero con el peso cubano solo se pueden comprar productos de primera necesidad y los de la cartilla de racionamiento.
Cómo evitarlo: fíjate bien en los billetes. Y no te dejes engatusar por amigos recién hechos en la calle.

9.- La mordida
Un ritual encaminado a la anulación de la multa previo pago al policía de una suma de dinero cuya cuantía depende de la habilidad negociadora de la víctima. Todo un arte en México.
Cómo evitarlo: no te expongas a situaciones que puedan proporcionar una excusa a los policías corruptos, como beber en la calle.

10.- Taxis para salir corriendo
Taxímetros trucados, taxis piratas, conductores que te llevan por la scenic route (el camino más largo), robo de maletas... ¿A que da mucho miedo?
Cómo evitarlo: no subas al taxi si el conductor se niega a poner el taxímetro en marcha o si no hay un acuerdo previo sobre el precio. Evita a quienes te abordan en las salidas de los aeropuertos y usa solo taxis con licencia, sobre todo en ciudades con zonas inseguras, como México D.F. o Caracas.

 
¿Has sido víctima de alguno de estos robos o timos? ¿Conoces otros similares?

Hay 23 Comentarios

Increible lo del banana money y que despues un ‘guardián del templo’ le pide el dinero para plátanos. Eso si que es evolucion pura.

Una cosa que tenemos que aprender tambien és torear otros turistas. Ej: en los principais sitios turisticos del mundo hay grupos de chinos y grupos de brasileños (Hoy menos, porque los brasileños se volvieran pobres otra vez). Cuando hay una cola, los brasileños respetan; los chinos no respetan. Nuestro guia de viajes en nos enseñó a pelearse con los chinos en la cola. Se ellos están al frente: respetar. Se ellos no están pelear. Esto ha sido muy entretenido en museos y iglesias en Viena, Praga, Berlin. Cada brasileño empujando un chino transgresor. Y nuestro guia empujando tambien el guia chino :) :) :)
Vean la falta que hace un guia turistico!!!

Jaja Muy buen post y muy útil para nuestros viajes! Algunos ya los conocíamos, el de México o el de los pesos cubanos por ejemplo.. pero no con esos nombres "el timo de la salchicha traicionera"?? jaja


Además justo esta semana hicimos recopilación de anécdotas viajeras y salió la del timo del té, las víctimas en este caso aprendieron rápido y a los siguientes intentos del mismo timo respondían hablando en idiomas inventados dejando todo locos a los chinos timadores! ;D

No puedes aceptar nunca que te inviten aunque te aseguren que es gratis porque después te quieren cobrar un dineral.

Paula, no cierres la mente. Una vez aprendes a lidiar con toda esa gente, verás que tienes capacidades que ni tú misma sabías. Aprenderás a sobrevivir en prácticamente cualquier entorno social, tu conocimiento sobre la vida se expandirá, cambiarás para siempre, a mejor. Y por supuesto conocerás a personas increíbles que te marcarán para el resto de tu vida.

Viajar es como cualquier otra droga, es adictivo y caro. Pero a diferencia de las demás, esta solo tiene efectos secundarios beneficiosos.

Y no, los que se van dos semanas a las islas fiesteras de Tailandia no van de viaje. Esos van a otra cosa.
Y lo más tailandés que van a ver es la camarera que les trae los cócteles y el tuktukero que presumiblemente los va a estafar (vaya imagen de un país se van a traer).

Por supuesto, esto es sólo mi opinión. Salud y buenos viajes!

Juancho Tacorta, que Dios tenga misericordia de me, pero a Kuala Lampur, Camboja, Vietnan y otros sitios muy pobres y corruptos no iré nunca, nunca. Soy poco curiosa y limitada intelectual y espiritualmente. Muchas gracias por las enseñanzas.
Haga una buena viaje hasta tu casa. Un saludo! :)

Bueno, pues mientras "duermo" en el aeropuerto de KL, ahí van algunas más para que paséis el rato.
En muchos sitios, cuando estás sacando alguna foto se te acerca algún fiera a pedirte el "camera fee".
A veces se te acercan en las estaciones de autobuses/trenes/barcos a venderte tickets por el doble o triple de lo que cuesta en el mostrador oficial de la compañía. Otras te dicen que el autobús está lleno y no hay más ese día, pero ellos pueden llevarte por un módico precio.
Los niños te abrazan por la calle, y mientras te están registrando los bolsillos.
Un hombre mayor alimenta los pájaros en un parque. Muy amablemente te invita a alimentarlos tú también. Cuando lo haces te pide dinero por la comida y si te niegas monta una escena.
En Hanoi las vendedoras que van con la vara y los dos canastos colgando te ofrecen hacerte una foto con ellas o agarrando la vara tú mismo. Luego te piden que les compres algo. Cuando pagas te ponen mas fruta en las manos y se van corriendo sin darte el cambio.
Cuidado con los tours a Ha Long Bay (Vietnam). Es más probable que salga mal que bien. La cantidad de estafadores es astronómica.
Cruces de fronteras por tierra, adorables:
El del autobús que os lleva os contará alguna patraña diciendo que no hay tiempo para esperaros si hacéis el trámite vosotros mismos, o que el lo hace por el mismo precio. Si le pagáis él lo hará por vosotros. hacedlo vosotros, es fácil, sobra tiempo y os ahorraréis guita.

Algunas fronteras son especialmente corruptas. Por ejemplo en Camboya. Os pedirán algún soborno u os inflarán el precio con excusas tipo "late fee", "weekend fee", o simplemente "págame" (totalmente ilegal). No hay mucho que podamos hacer. Pagas o no te sellan el pasaporte...

En países donde los billetes de diferentes denominaciones se parecen muchos os darán el cambiazo al pagar, u os meterán la mano en la cartera directamente y os dirán que no es suficiente.

NUNCA NUNCA deis dinero a los niños que piden en la calle. Si generan beneficio sus padres los tendrán en la calle pidiendo en lugar de mandarlos a la escuela, que es donde deben estar.

Y por supuesto la lista sigue hasta donde podáis imaginar.

En la estación de ferrocarril de Bolonia (IT) una mujer se acerca a un hombre mayor (danés) con un niño en brazos. Le pide que le sujete al niño y mientras lo sostiene los acompañantes de la madre le limpian la cartera y la mochila. La única defensa es soltar al niño, cosa que no va a ocurrir, por supuesto.

La verdad es que uno cuando viaja, debe poner la máxima atención en advertir todas estas situaciones que por desgracia están a la orden del día en muchos destinos turísticos.
Los viajeros debemos tener siempre los cinco sentidos alerta!! y disfrutar del viaje claro!! ;)

Yo viví mi timo en Bangkok. Ibamos por una calle paseando con la intención de tomar un taxi e ir al rio a dar un paseo con los barcos públicos (tienen muy buen precio), en ese momento se nos acerca un tuc tuc y nos dice que no lleva al rio por un precio ridiculo. Aceptamos (mal) y nos llevó, pero nos llevo a la zona donde estaban los barcos privados (tenia un "convenio de colaboración") con un precio desorbitado. Cuando nos dimos cuenta, le dimos el dinero que nos había pedido y salimos por patas, la zona era un callejón lleno de coches, música altas y tailandeses fuertes que no dejaban de mirarnos.

Tengo varias anecdotas:
Una en Praga con un taximetro en que le borraron el punto decimal y me cobraron diez veces la tarifa marcada.
Otra los gitanos que se hacen pasar por sordomudos para sacarte tus datos para una sociedad caritativa y luego te piden dinero en Paris.
En Londres un tipo se hace pasar por turista perdido y los complices se presentan como policias antidrogas que arrestan al "turista" y te dicen que tu eres su complice.
En fin no hay que confiarse de situaciones raras, ni hacerle la platica a desconocidos.

cuidado con los tasis de Paga al aeropuerto: pidan siempre precio por adelantado.

En 2001 cogia muchos taxis en Bruselas , los del aeropuerto al centro ningún problema, pero a la inversa casi siempre me timaban. Como pagaba la empresa tampoco me importaba demasiado. Un taxista de origen español me dijo que todos los magrebies lo hacían, curiosamente el también lo hizo.

Me ocurrió en Termini, cogimos un taxi para ir al hotel, al llegar le pagué con un billete de 20 euros y el taxista me dio el cambiazo por uno de 5 euros. Me negué a darle otros 20 euros y se hizo el loco. Hubiera perdido 15 euros.

Pues lo de la India es para darles de comer aparte... empezando ya dentro del mismo aeropuerto. Embalando las maletas en el puesto oficial y el tío diciendo que no tenía cambio... y fue a buscar cambio (ni tres minutos le costó conseguirlo en la cafetería) porque le monté una buena. Pero un buen sobresueldo se debe de sacar al día si casi todos los viajeros pican con el tema ¬¬

Lo de la mordida no lo veo un timo. Mas bien corrupcion a saco..Punto.

Juancho Tacorta, viajero, hay miles más, cuentanos! Esto és un aprendizaje para nosotros, los turistas. Y me hizo gracia :) :) :)

Si empiezo no termino:
París: Mujeres de cierta etnia de cierto país te esperan en las bocas de metro para pegarte un tirón de lo que puedan.
Un tipo en un parque tira un anillo al suelo y te sugiere que se te ha caído. Tu picas pensando que vale una fortuna y le das una propina. Acabas de llevarte un anillo de 0,50€ y él tu billete de 20€.
Los de la bolita y los tres vasos en el London Bridge. Misma casta que las del metro.
El Sudeste asiático, paraíso de los estafadores: El templo está cerrado, te llevo a otro mejor por sólo 10THB. Por el camino nos vamos parando por las tiendas de mis amigos, y si no compras, pues te pido para gasolina.
Un simpático transeúnte se te acerca, descubre de donde eres y te dice que su hija/prima/abuela se casó con uno de tu país y te invita a su casa. Allí te incita a jugar una partida de cartas que vas a perder. O bien te pide dinero para el tratamiento de X enfermedad. Se rumorea que han llegado a drogar a los que se negaban a colaborar.
Dos tipos se te acercan diciendo que son la policía turística buscando drogas o dinero falso. Cuando abres la mochila meten algo y fingen que han encontrado algo sospechoso. Luego te piden un escandaloso soborno para evitar la cárcel.
Restaurantes que traen postres, arroz extra o bebidas sin que las pidas. Al final la factura es astronómica.
La típica confusión del thirty/thirteen en los precios. Algunos olvidan devolver el cambio...
Precio local vs precio turista.

Bueno pues para estar entretenido durante tu viaje ya vas arreglado. Aún así es muy divertido torearlos y vale la pena viajar a pesar de esto.

Por cierto, esto es sólo una introducción. Hay miles más. Ojos bien abiertos y ante todo mucho sentido del humor.

Cansado, ¿conoces Adblock? Búscalo en Google.

a mi me cazaron en estambul por ser amable. Ibamos andando y llevabamos delante a un limpia zapaos con su equipo, cuando de repente se le cayo un cepillo. Yo amablemente lo recogi y le avise para darselo. El, muy agradecido se ofrecio por gratitud a limpiarme los zapatos, y por condescendencia y eso de no renegar de un regalo dije que si, despues automaticamente lo hizo con los de mi novia. Al acabar, por caridad decidimosque le dariamos algo, pero de pronto el empezo a exigirnos que el coste era mayor, queria 10 euros por cada uno! tras haberle soltado casi 10 euros y seguir pidiendo, hice como que vi a un policia y grite "police! police! help!!" y el tipo se asusto y se largo por patas. Me quede con ganas de partirle el gepeto, pero como dice mi novia, piensa que esos 10 euros para mi no eran nada, y para el, le van a dar para 2 dias de comer. En fin...

Na Alemanha, para usar o banheiro de um bar de estrada, temos que para 0,50 euros, muito justo. Pegamos o recibo e em alguns bares podemos pagar e abater os 0,50 euros. Um dia, em fila, fomos mostrar o recibo a um senhor do Caixa e ele começou a gritar e a gesticular feito um louco em alemāo, enfurecido. Nāo entendiamos nada. Na fila...Mas uma turista do grupo de brasileiros, natural de Pernambuco, nordeste do Brasil, encarou o velho, rasgou o recibo em pedacinhos em cima de seu caixa e disse assim: "Seu alemāo filho duma égua, limpe o seu cu com estes pedacinhos de recibo, nazista de merda, vá gritar com a puta que te pariu." O alemāo entendeu o português!!!! Calou a boca, saiu caladinho pros fundos da loja e chamou outro para seu lugar.

Es una vergüenza los anuncios... Uno cada quince segundos prácticamente.
De verdad, se os debería caer la cara por ello.

En Dresden los comerciantes de una calle de pietones, tienen la cara dura de te devolver el troco muy rapido y errado. Tu tienes que pedir rapido, ellos te dan un hot dog rapido e manusean lo dinero rapido. Todo esto con muy mala cara y con muchos gritos en alemán, nunca en el inglés.
En Berlin igual. A nuestro Guia de viagens le quitaran el dinero que levaba en el bolsillo de tras de los pantalones. 5 euros para un capuccino, que el restante el levaba dentro de los calzoncillos. En la ilha de los museos.
Como puede una crema de cuerpo custar 10 euros en Lisboa, 12 en Paris, 15 en Praga y 29 euros en Berlin?? La avaricia tiene limites. No vas a Alemania. Ellos son muy ricos, no
precisan de turistas y están todos furiosos con Angela Merkel y con cualcuiera que no és ciudadano aleman. Algo va a explodir en Alemania.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

El Viajero Astuto va dirigido a todos aquellos que han pagado el doble que su vecino de asiento. Un blog práctico donde lo que importa es no perder el tiempo a la hora de encontrar los chollos y la inspiración. Pistas para conocer los pequeños secretos del mundo de los viajes.

Sobre el autor

Isidoro Merino

Isidoro Merino es el especialista de El Viajero para ofertas y temas prácticos. Ha nadado con leones marinos en las islas Galápagos y desayunado con Mickey Mouse en Disneyland París. Trotamundos, fotógrafo y periodista, colabora con el suplemento desde su lanzamiento en 1998.

Consultorio

No te cortes. Envía aquí tus dudas viajeras: elviajeroastuto@gmail.com

Nuevo libro

Mil maneras estupidas de morir por culpa de un animal

1000 maneras estúpidas de morir por culpa de un animal

Como cantaba Louis Armstrong, el mundo es un lugar maravilloso, lleno de pajaritos y florecillas, pero también de criaturas terribles.

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal