Quién quiere casarse con mi hijo: carne de redes

Por: | 18 de septiembre de 2013

Desde el pasado miércoles hemos podido presenciar la vuelta de "Quién quiere casarse con mi hijo", #qqccmh para los tuiteros. Muchos lo podrán tildar de telebasura y reality barato, pero lo cierto es que es un programa de televisión destinado a triunfar en internet. Antes de llamarme loco o insensato e iniciar otro debate más sobre la decadencia de nuestra televisión, dejadme que me explique.

 

En primer lugar, este programa (pese a autodenominarse como tal), no es un reality, ya que de real tiene muy poco. Ya en su tercera edición, se nota bastante la mano de los guionistas y de algunos personajes que, pese a representar estereotipos reales, "parecen" actores. Llegados a este punto, la audiencia puede adoptar dos posturas: creérselo o no creérselo.

Si optas por la primera, disfrutarás imaginando que todo lo que pasa en el programa es producto de una caprichosa casualidad. Es totalmente respetable, y seguramente la manera más divertida de ver el programa. Da igual que comentario suelte el "hijo de turno" o qué variopinta pretendienta aparezca... te parecerá todo posible. Pero ¡cuidado!, si eres de los incrédulos, no te atrevas a decirle a tu compañero inocente que son actores porque bajará la mirada y empezará a llorar como si los reyes fueran los padres...

Pero hay otro nivel de lectura, en el que muchos disfrutan. Puedes no creértelo pero seguir atentamente en que situaciones han metido los guionistas a los personajes. Es igual que ver una película, pero de cine español (que cada uno interprete si eso es bueno o malo). Chulos, ricos, pijas, homosexuales, bisexuales, travestidos, guapas, feas, españoles, chinas y chonis mezclados en un cóctel de amor. Quien aguanta cinco minutos aguanta media hora, viéndolo mientras retuitea los comentarios más ingeniosos de las redes.

 

Ahí está el éxito: tanto si eres de los que se lo cree, como de los que no, disfrutas viendo y comentando las reacciones de los personajes y las situaciones a las que se exponen. Es el regocijo de lo exagerado. Y eso en twitter gusta. Gusta reírse y bromear de lo ajeno, y sobre todo del ridículo ajeno. Sino que se lo pregunten a Ana Bottle.

Que en su primer capítulo haya tenido un 11% de cuota de pantalla no es nada comparado con su 86% de share social. Esto significa que el próximo capítulo, tiene todas las papeletas para mantener como mínimo este nivel de audiencia, ya que los que están enganchados invitarán a muchos que ven sus tuits a verlo. Y aunque estos sean de los de "yo nunca", acabarán cayendo al menos una vez, un ratito, para ver que basura estarán viendo mis amigos.

BT6juIzCYAA3ePh

Por último, no me gustaría acabar sin destacar uno de los puntos fuertes de este programa: la realización. Una vez asumido que esto no es un reality, y que nos podemos permitir ciertas licencias, las posibilidades de hacernos reír aumentan. De esto se han dado cuenta los creadores de programas como #qqccmh y #unpríncipeparacorina, que buscan constantemente dejar en ridículo a los personajes a través del montaje de vídeo y voz. En este caso el programa pierde en realismo, cosa que ya sabíamos, pero gana en dinamismo.

Un buen ejemplo de este montaje pícaro lo vimos en el primer capítulo, en el que oímos la sintonía del PP mientras repartían los sobres a los padres de los concursantes. Cosas de estas son las que hacen que tenga tanta acogida en internet, ya que todo lo que pasa es susceptible de ser comentado, como este artículo. Por ahora está teniendo mucho éxito en el público joven, pero cada vez hay más adultos, hartos de programas sobre la crisis económica, que se unen.

Tanto si te gusta como si odias #qqccmh o programas similares, no dudes en dejarnos tus comentarios y opiniones o seguirnos en @vidasvirales.

¡Have a good and relaxing semana!

 

Hay 4 Comentarios

Yo me muero de risa con los efectos especiales y tuiteo como una posesa. Con Corinna también me pasó y eso q conocía a alguna de las protas y sabía q era ficción.

Si todos los programas son mentiras ya lo sabemos que tienen ese guion pero igualmente lo vemos y nos reimos igual.

La música y los "efectos especiales" es lo más divertido del programa.

http://areaestudiantis.com

Para mi este tipo de programas es todo un montaje, pero te ríes. Los concursantes tienen tela. No te pierdas a las dos gemelas que entrarán en breve a conquistar: http://xurl.es/lcd5n

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Vidas Virales

Sobre el blog

El blog recoge las últimas tendencias publicitarias y los últimos fenómenos virales de la televisión e internet. Ayudamos a descubrir cuáles son las modas de Youtube y las nuevas maneras de hacer publicidad de forma creativa y líquida. Que no veas la tele no significa que las marcas no lleguen hasta ti.

Sobre los autores

Alfredo SánchezAlfredo Sánchez. Como toda mi generación me paso el día en Youtube y Facebook, y si me sobra tiempo, salgo a la calle. Soy estudiante de publicidad en Barcelona y tengo claro que internet es el presente.

Eloi MuñozEloi Muñoz. De pequeño he querido ser bombero, pizzero, ama de casa y cuidador de jirafas. Mi madre está decepcionada porque al final he acabado estudiando publicidad. Me encantan las ideas simples y efectivas y me fascinan los videos virales. Si son de gatos mejor...

Archivo

octubre 2014

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal