Juan Arias

Tengo apenas dos manos y el sentimiento del mundo

Por: | 31 de octubre de 2011

Los poetas son los que mejor saben anticipar las auroras y los ocasos del mundo. Nunca son complacientes, porque consiguen ver las cosas por dentro y descubrir los infiernos más oscuros y secretos del alma.

Carlos Drummond de Andrade (2)

Así lo fue el poeta brasileño Carlos Drummond de Andrade, que hoy 31 de octubre,  cumpliría 109 años. Los millones de brasileños que se han alimentado y lo siguen haciendo, de su poesía, han creado para él el Dia D de Drummond que arranca hoy en Brasil y Portugal y que pretende, cada año, celebrar su memoria, como lo hacen los irlandeses con su James Joyce.

La poesía brasileña es fecunda como su suelo. Nombres como Manuel Bandeira, João Cabral de Melo Neto, Cecelia Meirelles y hoy un Ferreira Gullar, candidato al Nobel de Literatura, cuyo Poema Sujo, escrito en el exilio en Buenos Aires- cuando estaba seguro que iba a ser asesinado- justifica  él sólo la consagración el poeta como inmortal.

Sin embargo, Drummond es Drummond, como Lorca es Lorca  y Borges es Borges. Son poetas que no necesitan adjetivos. Son eternos, y por haber tocado el genio de los dioses, sus versos parecen esculpidos en piedra, con la fuerza bíblica de lo universal y la clarividencia de los brujos.

Cada amante de la poesía guarda en su alma un verso del poeta que ama, que nutre sus horas de soledad o angustia, de amor o desaliento. Para mi, el verso de Drummond que escribiría sobre las palmas de mis manos es aquel que reza:

TENGO APENAS DOS MANOS Y EL SENTIMIENTO DEL MUNDO

Poema duro en el que Drummond, de alma minera, tímido, enigmático, poeta de la memoria y del modernismo, de la individualidad, del todo y de lo insignificante, del dolor y del amor (también el erótico), obsesionado por "la piedra en el camino",  acaba intuyendo un mundo negro en el que el día se cubre de oscuridad ,y termina  con estos versos:

ESE AMANECER

MÁS NOCHE QUE NOCHE

Leyendo hoy al gran poeta brasileño y analizando los periódicos con su guerras, sus incógnitas económicas, su rechazo al diferente, su futuro sin horizontes risueños, podriamos decir que él fue profeta, ya que el amanecer del mundo en gestación aparece sombrío como el de sus versos.

A pesar de ello, como los poetas tienen algo de divino, pero no son aún  dioses y también se equivocan, mi mejor homenaje hoy a Drummond, es que haya podido equivocarse y que el mundo de nuestros hijos y nietos pueda ser en vez de "amaneceres con más noche que noche", un "alba con más luz que luz"

Como el poeta minero, también nosotros tenemos apenas "dos manos". Lo que no sé si tenemos, como lo tuvo él, ese "sentimiento del mundo", que abraza de una vez todo el dolor y toda la gloria del Planeta, y no sólo el minúsculo territorio de nuestro egoísmo.

 

Sombrío o risueño, dolorido o alegre, el sentimiento universal del mundo y cada una de sus criaturas nos pertenece y de él somos responsables. Drummond, en aquel su sentimiento universal del mundo,abrazó toda su totalidad, aunque le doliera, sin olvidarse hasta de los animales sobre cuya defensa escribió -ya entonces- páginas clarividentes.

Drummond-e-quintana
Dummond y Quintana

 

 

 

 

 

 

 

Hay 6 Comentarios

Tiene razón, Wellington,que minero pudo confundir a los lectores no brasileños. Lo que ocurre es que llevo aquí 12 años y ya tengo inyeriorizado que minero sólo puede ser álguien originario de Minas, que como usted dice muy bienes un estado de espíritu. Muchas gracias por su inteligente puntualización.

To: juanjosearias@hotmail.com

Es un "approach" interesante sobre el modo de pensar del nuestro Drummond, muy inteligente.
Para comprender a los poetas hace falta ser sensible, lo que no es para cualquiera, además cuando se es estranjero, que la lengua es territorio peligroso y hace falta toda una vida para dominarla y comprenderla - lo que es la gracia del proceso.
Por eso, llamarlo de "minero", para los hispanohablantes puede que no indique su región de nacimiento, ¿no?
Para algunos eso es un estado del espíritu, o también modo de ver la vida y el mundo.
Cosas de la lengua, cosas de Brasil. Pero da gusto leer al Señor Arias.

Precioso poeta brasileño.

Me gusta la poesía y me gusta la música que se completan porque un poema es una pieza musical y un música es un poema con notas en vez que con palabras.
La música es además fundamental en los niños. Con ella aprenden todo mejor porque abre el cerebro y enriquece todo el conocimiento.
He colocado su blog, que considero magnífico y lo aconsejo a mis lectores, en en mis favoritos.


To: juanjosearias@hotmail.com

Te invito a que visites mi blog, si te gusta la música tanto como a mí.

http://www.pianistasdelmundo.blogspot.com

Espero tus comentarios, me gustaría saber qué te parece, además puedes hacerte seguidor, ponerlo entre tus favoritos o suscribirte por email, porque casi a diario voy incluyendo nuevos pianistas.


Gracias por tu preciado tiempo.

Sé feliz.

Te invito a que visites mi blog, si te gusta la música tanto como a mí.

www.pianistasdelmundo.blogspot.com

Espero tus comentarios, me gustaría saber qué te parece, además puedes hacerte seguidor, ponerlo entre tus favoritos o suscribirte por email, porque casi a diario voy incluyendo nuevos pianistas.


Gracias por tu preciado tiempo.

Sé feliz.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es periodista y escritor traducido en diez idiomas. Fue corresponsal de EL PAIS 18 años en Italia y en el Vaticano, director de BABELIA y Ombudsman del diario. Recibió en Italia el premio a la Cultura del Gobierno. En España fue condecorado con la Cruz al Mérito Civil por el rey Juan Carlos por el conjunto de su obra. Desde hace 12 años informa desde Brasil para este diario donde colabora tambien en la sección de Opinión.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal