Juan Arias

Así asesinamos a la democracia

Por: | 08 de noviembre de 2011

Brasil, en algunos aspectos, sobretodo en la pujanza de su economía y en la inteligencia en poner diques para protegerse de las crisis que le llegan de los paises a los que un día admiraba, es un país que crea envidia. En otros aspectos,  desgraciadamente, como por ejemplo en la política, vive aún a veces  un retraso bien visible y  en algunos casos escandaloso, lo que hace urgente una profunda reforma de ese sector. En las encuestas, los políticos son siempre los peor valorizados. Les ganan la Iglesia y hasta el Ejército.

Carlos-Lupi1
Ministro de Trabajo Carlos Lupi

 Otro ministro, el de Trabajo, el izquierdista Carlos Lupi,  del gobierno de Dilma Rousseff, del Partido Democrático del Trabajo (PDT)  está a punto de salir, acusado tambien de corrupción. Sería el séptimo ministro dimitido en diez meses y el sexto por ilegalidades y abuso de dinero público.

 Algunos casos son emblemáticos de la fragilidad de la joven democracia brsaileña. Vamos al último de hace sólo unos dias. Para entenderlo hay que recordar que en 2005, durante el primer gobierno del popular exsindicalista, Lula da Silva, con la mayoría del gobierno de la izquierda del país, aunque aliado con los partidos más de derechas, se produjo el que ha sido considerado el mayor escándalo de corrupción política de la democracia conquistada tras la dictadura militar de los años 60.

 En aquel 2005, el Partido del gobierno, el Partido de los Trabajadores (PT), cometió dos crímenes de los que están acusados ante el Supremo 27 personas, la mayoría políticos, en espera de sentencia. Los crímenes eran: sobornar a diputados aliados con una cantidad mensual ( de ahí el nombre de “mensalão”) y financiación ilegal del Partido de los Trabajadores, un partido que habia sido siempre considerado como la “reserva ética” de la política brasileña.

 El escándalo costó la salida en pleno de la cúpúla del partido, desde su presidente al tesorero, y Lula no tuvo que abandonar su cargo sólo  porque consiguió convencer a la opinión pública de que habia sido “traicionado” por sus compañeros, sobretodo por su ministro de entonces de la Casa Civil, José Dirceu, que era su brazo derecho al que retiró del gobierno y quién el Congreso le quitó su escaño de diputado.

Dirceu-e-palocci
Los exministros José Dirceu y Antonio Palocci, que salieron

por corrupción del gobierno de Lula


 Pues bien, el dia 3 de este mes, el Presidente de la Comisión de Constitución y Justicia (CCJ) de la Cámara, el diputado João Paulo Cunha intentó hacer aprobar un proyecto de ley para amnistiar a los diputados que habían perdido su mandato en aquel escándalo y que están bajo proceso, ya muy avanzado, en el Supremo.

 Lo increible de aquel intento de amnistía  consiste además en el hecho de que haya sido propuesto nada menos que  por uno de los reos bajo proceso. Más aún, ya fue increible que la Cámara nombrara Presidente de la Comisión más importante del Congreso a álguien  como él,  acusado de crimen de corrupción en  el Supremo Tribunal Federal .

JOO_PA~1
Diputado João Paulo Cunha

 Ni una semana antes, tuvo lugar otra escena que fue considerada por muchos ciudadanos de a pié no sólo incomprensible sino tambien, como el anterior, una herida a la misma democracia. Se dio durante el relevo del Ministro de Deportes, el comunista, Orlando Silva a quién la Presidenta Dilma Rousseff, obligó a entregar el cargo, ante las graves acusaciones de haber creado en el Ministerio un esquema de corrupción a través de ONGs subencionadas por dicho Ministerio para financiar ilegalmente a su partido, el PC do B (Partido Comunista de Brasil), aliado del gobierno.

Orlando_silva
Exministro Orlando Silva

 

 En su lugar fue nombrado para la importante cartera de Deportes, en vísperas del Mundial y de las Olimpiadas de Rio, a otro correligionario suyo, Aldo Rebelo, que ya había sido Presidente del Congreso. A la ceremonia de toma de posesión del nuevo ministro estuvo presente, sonriente, el exministro, a quién su sucesor colmó de elogios y al que ofrecieron, al parecer, hasta flores. Fue incluso desagraviado como una “víctima”. ¿Víctima de quién? ¿ Acaso de la Presidenta Rousseff que, ante las graves acusaciones contra el ministro le obligó a dejar el cargo a pesar de sus declaraciones de inocencia?

 Un joven diputado, que aún no ha debido  perder su inocencia política  y que se sentía como espantado ante estos dos casos, cuya gravedad política, no corresponde a lo que Brsil representa hoy de esperanza por el mundo, me comentó en voz baja, avergonzado:

“ASÍ ASESINAMOS A LA DEMOCRACIA”

¿Le faltaba razón?

Hay 10 Comentarios

Gracias, Miguel Angel. Entre todos vamos intentando crear una democracia más limpia.

To: juanjosearias@hotmail.com

Corrigindo, o link para a página MENSALEIROS NA CADEIA é https://www.facebook.com/pages/Mensaleiros-na-Cadeia/241204522564230

Parabéns pelo artigo, que já incluímos na nossa página do facebook, MENSALEIROS NA CADEIA (https://www.facebook.com/pages/Mensaleiros-na-Cadeia/241204522564230). Continue escrevendo sobre os escândalos políticos deste governo corrupto. Aos poucos, os brasileiros estão perdendo o medo de sair às ruas, para protestar. Para isso, precisamos de uma imprensa que fale a verdade.


Y el bloguero lo hace, querido Wellington,doliéndole el alma, porque me gusta mucho más hablar de las cosas positivas de este país que amo y que escogí para vivir y trabajar. Pero al igual que en familia, tambien hay que poner a la luz las llagas, para que puedan ser curadas mejor. Mi amor por Brasil me hace ser sincero tambien con sus sombrasque, por lo demás, las tienen políticamente todos los paises, pues la democracia siempre es una flor delicada y frágil que necesita ser cuidada y fortalecida.


To: juanjosearias@hotmail.com

Es cierto, Ramón. Brasil y su democracia tienen ese mérito. Sus llagas acaban apareciendo y más ahora con la Presidenta Dilma. Ojalá tambien la impunidad fuera menor. En eso sí que creo que nos ganan los europeos y americanos. Cuandopescan a los políticos con ilegalidades son juzgados y condenados.

To: juanjosearias@hotmail.com

Al menos, en Brasil, los trapos sucios de la democracia se ponen al descubierto, no hay hipocresías ni fanfarronadas de las que padece la cacareada democracia en otros países como España. Italia, etc., etc. En España, ni el PP ni el PSOE son capaces de limpiar sus filas, lo único que hacen es TAPAR a sus corruptos y corruptores. ¿Por qué? por algo será...

La corrupción en Brasil resuma por doquier y, al parecer, es algo que hace parte del carácter nacional.
Hemos perdido la capacidad de indignación, antídoto para el mal mayor, que es la pérdida de la auto estima y el empezar de la derrocada final, cuando todo ya se va al garete.
Estamos en Brasil en tal situación límite que hasta en este blog, dónde la prudencia mantiene a rayas los ímpetus que todos tenemos vemos, entre atónitos y maravillados, la toma de posición del articulista que empresta su voz y prestígio para decir lo que deberíamos hacerlo nosotros, pero brillamos por nuestra ausencia.
Al contrario de Europa, dónde la xenofobia se hace fuerte, necesitamos de voces así aunque ajenas, que sean como un "alter ego" a decirnos lo feo y malo que actuamos, el extranjero tomando para si, por pura indignación, el rol que cabe a los nacionales que de él abdican, por pura desídia.

Puede mandarme ese texto para leerlo. Aún no he escrito sobre lo que pasa en la Universidad de Sâo Paulo porque ni yo he entendido bien la cuestión, aunque me gustaría que los estudiantes de aquella gran Universidad se movilizaran por otras causas como la lucha contra la corrupción. Siempre, en el mundo, son los universitarios los primeros en salir a la calle junto con la sociedad contra los abusos del poder. En Brasil es triste que los universitarios se preocupen más con la maconha que con los escándalos de los políticos corruptos.
Un abrazo

To: juanjosearias@hotmail.com

Caro señor Juan Arias. Peço desculpas por mi portuñol mal escrito, pero que hablado es mucho mejor.

Me facina algumas críticas que el señor tien hecho de algunos pobremas breasileños. Yo soy un estudiante de la universidade de São Paulo, y estoy estarcenido, perplexo con la manera como la midia vien tratando la question.

Acabo de esrever un texto sobre el assunto, gostaria de saber si vos poderias ajudar en la divulgacion do que se pasa en la Cidade Unviersitária.

Muchas gracias,

Fábio

http://paralaxecultural.blogspot.com/2011/11/um-blog-tragico-e-nada-comico.html

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es periodista y escritor traducido en diez idiomas. Fue corresponsal de EL PAIS 18 años en Italia y en el Vaticano, director de BABELIA y Ombudsman del diario. Recibió en Italia el premio a la Cultura del Gobierno. En España fue condecorado con la Cruz al Mérito Civil por el rey Juan Carlos por el conjunto de su obra. Desde hace 12 años informa desde Brasil para este diario donde colabora tambien en la sección de Opinión.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal