Juan Arias

Pensión para las amantes

Por: | 22 de noviembre de 2011

Parece un guión de cine, pero es una historia real. El Tribunal de Justicia de Santa Catarina, uno de los Estados más ricos de Brasil, sancionó que la pensión de un funcionario público, del que no se revela la identidad, sea dividida, tras el fallecimiento de su esposa legítima, entres sus dos amantes.

129_1620-Amantes( 2)

Las amantes de la casa del té de Marcelo Accarini

La decisión fue tomada el día 10 de este mes. Todo comenzó cuando a la muerte de la viuda del funcionario que cobraba 15.000 reales de pensión ( unos 7.000 euros) dos amantes del funcionario presentaron una nutrida documentación demostrando su condición de amantes  incluso en vida de su esposa.

Ambas amantes vivían en ciudades separadas y no se conocían. El Tribunal de Justicia ha sentenciado salomónicamente dividiendo la pensión entre las dos.

Según los jueces, el “cuadrilátero amoroso” creó curiosidad en el tribunal. Según uno de ellos, Eladio Torret Rocha, relator del caso, “Los meandros folletinescos de la historia rivalizan a veces con las más admirables y creativas historias de ficción de la literatura mundial, del teatro, de la televisión y del cine, demostrando una vez más que el arte imita a la vida, ¿o no será el contrario?”.

El relator admitió que “aún siendo inadmisible el reconocimiento de uniones estables concomitantes”, era necesario, en este caso concreto, “dar protección jurídica a ambas compañeras” y que ello había sido posible después del fallecimiento de la viuda del funcionario.

La sentencia del Tribunal de Justicia de Santa Catarina, que podría crear jurisprudencia, es menos jocosa de lo que puede aparecer a primera vista. Plantea un problema que toca temas delicados de la institución familiar. No sabemos si el funcionario en cuestión tenía hijos o no. En el caso positivo ¿Qué pensarán de que la pensión de la que gozaba su madre pase ahora para las dos amantes de su padre?

El caso de las dos amantes que sin conocerse se precipitaron enseguida a pedir para cada una de ellas el derecho a la pensión, seguramente se dio dada la codiciada pensión del funcionario, unos 25 salarios base de un trabajador.

Justamente, la reforma de las pensiones en una de las asignaturas pendientes en Brasil, donde existen aún pensiones millonarias y pensiones de hambre. Sobretodo ahora que la media de vida ha crecido de 43 años en los años 30 a los 70 de hoy y de seis trabajadores por pensionado a una media de 1,5 trabajador por jubilado. El mismo ex presidente de la República, Lula da Silva pudo jubilarse legalmente a los 40 y pico años y hoy cobra 4.508 reales de pensión. 

Hay 4 Comentarios

Celebro, Ramón, su sentido del humor que es la sal de la vida.

To: juanjosearias@hotmail.com

Alguno sultanes del antiguo Imperio Otomano llegaron a tener cerca mil concubinas (nombre dado a la multitud de esposas de un mismo soberano). En este caso, una sentencia similar sería suficiente para provocar una pequeñita guerra civil entre clanes rivales, ya que cada una de esas concubinas tenía sus respectivas familias y todas aspiraban a lo mismo, a chupar del bote. Suerte que Brasil no es el imperio turco. Ahora bien, con independencia de este comentario jocoso, considero correcta la sentencia.

Nada más injusto y absurdo a veces que esa señora Justicia que debería ser ejemplo, de eso, de justicia y equidad,? verdad?

To: juanjosearias@hotmail.com

Sería de risa si no fuese de patente descalabro, no sólo el valor inmoral de la pensión, la espera de la muerte de la titular - por decirlo de algún modo - la división salomónica perpetrada por el Tribunal que así reconoce la concomitancia de dos relaciones generadoras de derechos, el misterio de la ciencia del Derecho - a veces dogma repartido por unos pocos - y el hecho de que atiran con pólvora ajena.
La Justicia, ésa señora ciega - nunca mejor dicho - que no ve lo que debería de verlo, es además tonta, por permitir esas situaciones que claman a los cielos por el que encierra de injusto ante otras situaciones similares.
Pero es una Ciencia, el Derecho, ¿no?

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es periodista y escritor traducido en diez idiomas. Fue corresponsal de EL PAIS 18 años en Italia y en el Vaticano, director de BABELIA y Ombudsman del diario. Recibió en Italia el premio a la Cultura del Gobierno. En España fue condecorado con la Cruz al Mérito Civil por el rey Juan Carlos por el conjunto de su obra. Desde hace 12 años informa desde Brasil para este diario donde colabora tambien en la sección de Opinión.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal