Juan Arias

Rocinha: una pregunta inquietante

Por: | 15 de noviembre de 2011

Policía y Ejército han ocupado, la madrugada del sábado, con una operación cinematográfica,  la mítica favela de la Rocinha, una de las más pobladas de Rio, con 60.000 habitantes, levantada entre los barrios nobles de Rio, Gávea, Leblón y Sâo Corrado y a dos pasos de las famosas playas de Ipanema y Copacabana.

Blinda_leblon2__
El Ejército en la favela

Los habitantes de la Rocinha habían recibido al Ejército libertador entre aplausos y preocupaciones y con un cartel que pedía Paz con justicia social”. Los medios de comunicación se volcaron en elogios a una operación realizada “sin sangre”. Anunciada desde hacía semanas, los narcotraficantes impotentes para enfrentarse a comandos de guerra del Estado habían huido.

La pacificación de la Rocinha que se suma al par de docenas de otras favelas tambien liberadas de los narcotraficantes, propone sin embargo una pregunta inquietante que se ha formulado ayer el columnista de Folha de Sâo Paulo, Fernando Canzian: ¿Por qué sólo ahora? ¿Por qué no hace cinco, diez, quince, veinte años atrás si dicha pacificación está resultando tan fácil con los narcos huyendo como ratas de los tanques de guerra subiendo a las favelas donde antes el Estado no conseguía entrar? ¿O quizás antes no quería?

Si los traficantes de droga que han martirizado a los dos millones de habitantes de las favelas de Rio y amedrentado a los otros ocho millones de cariocas de la ciudad de abajo se espantan hoy ante el aparato militar cuando se decide a entrar en una favela, ¿Por qué no se espantaban antes?

Rocinha (3)
En la favela de Rocinha, esperando al Ejército

 Una pregunta inquietante es tambien la siguiente: ¿Sin el Mundial de futbol, que tendrá su finalísima en la capital carioca y las Olimpiadas de Rio a la puerta ¿se hubiesen pacificado las favelas? Y otra: ¿Y cuando pasen el Mundial y se apaguen las luces de las Olimpiadas no volverán los narcos a sus antiguas guaridas?

Hay aún más preguntas inquietantes: ¿Necesitarán tambien las favelas de  ciudades donde la violencia del tráfico de drogas genera tanta o más violencia que las de Rio, como las de Sâo Paulo o Recife por ejemplo, de otros tantos Mundiales de Futbol y  Olimpiadas para que las autoridades se deciden a pacificarlas?Y una última pregunta difícil: ¿Dónde van esos miles de narcos que hasta ahora han convertido las favelas en un infierno y a los que en vez de encarcelárseles se les avisa antes de la operación militar para que puedan escapar? Un hecho es claro: desde que esas docenas de favelas ( entre más de mil) han sido pacificadas, la violencia se ha recrudecido, abajo, en el asfalto, en las calles de Rio y hasta en sus hoteles turísticos.

 El tema de la violencia de las favelas, debido no a sus habitantes, gentes honestísimas, sacrificadas y ejemplares, sino a los intereses muchas veces bastardos de los políticos locales en connivencia con policías y jueces corruptos, viene de lejos. En los años 80, el izquierdista Leonel Brizola, veía aún a la policía como encarnación de la dictadura militar y a los habitantes de las favelas como el proletariado que debía defenderse de la violencia policial y se llegó al extremo de impedir a las fuerzas del orden del Estado de intervenir en las favelas dejándoles el campo libre a los traficantes de droga que levantaron en ellas su imperio y su fortaleza.

 Más tarde, otros políticos locales llegaron, según informaciones de la prensa, a pactar con los narcos a cambio de que dejaran de  realizar secuestros abajo en la ciudad y de asegurarse los votos de sus víctimas. Y así, paso a paso, las favelas fueron quedándose en manos de la delincuencia, perdidas para el Estado, tras haberse creado en ellas un estado paralelo.

Alguien podrá decir: “mejor tarde que nunca”. Es cierto. Y nadie puede dejar de alegrarse de que algunas favelas puedan convertirse en otros tantos barrios de la ciudad rescatados al Estado de derecho. Y los cariocas se sienten sin duda felices con la incitiva  más que elogiable de las actuales autoridades de Rio.

 La pregunta sin embargo sigue flotando en el aire, inquietante, afilada como un cuchillo: ¿ Por qué sólo ahora y no antes?  Alguien debería un día  explicárnoslo

Crianças nas favelas

Hay 11 Comentarios


Gracias, Diego.


To: juanjosearias@hotmail.com

Interesantes cuestiones.
Un saludo desde Río

Lo dicho: se estiende. Tal vez, se extiende?

La pregunta no es por qué han ido ahora, la pregunta es por qué sabiendo lo que había desde hace mucho han dejado que creciera de esa forma.
Todos los secretos para seducir mujeres haciendo click sobre mi nombre.

Su larga análisis, Jacques, indica la importancia que hoy tiene la voz de los lectores, antes mudos en los periódicoso censurados.
Por eso, se lo agradezco. En cuanto a Lula he escrito cientos de artículos positivos sobre él . Acabó de enviar las respuestas a un francés que está haciendo una tesis de doctorado sobre Lula en París y que quería mi opinión por lo mucho y positivo que he escrito sobre él. Lula fue quién colocó a Brasil -despues de perder el complejo de perro callejero- en el candelero del mundo. Tuvo el mérito de colocar a los pobres- invisibles- en la atención del país dándoles dignidad, como el poder tener una cuenta en banco, una tarjeta de crédito y un crédito que antes les era negado.
Los favelados son las personas que más han sufrido las injusticias políticas. Se merecen por fin vivir en paz, como todos los ciudadanos de la ciudad. Si acaso mi pregunta inquietante iba dirigida a los que habrían podido llevar a cabo antes esa pacificación- poco importa si eran de izquierdas o derechas- y no lo hicieron por intereses bastardos.
De cualquier forma, gracias por su apasionado comentario.

To: juanjosearias@hotmail.com

Eso del POPE (Partido de la Opinión Pública Exigente) es genial. Ojalá lo recojan en Brasil y empiece a haber gente que se inscriba ese partido, aunque veo- quizás por los motivos que Usted bien analiza- que los seguidores de ese POPE aún son pocos dado que los grandes movimientos sociales de una vez hoy están absorvidos y anastesiados por el poder. Pero algo se ha empezado a mover. Esa es la esperanza dentro y fuera de Brasil.

To: juanjosearias@hotmail.com

con la visión que algunos tienen de Lula, no tengo seguridad si un dia de estos va a ser cruzificado, o van a crucificar a su hijo...

Como usted ya sin duda sabe, existe una tendencia entre la izquierda de Brasil de acusar a élites abstractas de todos los males del país, y a una menos abstracta, a la Prensa, o como se conoce en algunos medios, al PIG (Partido da Imprensa Golpista), no sé muy bien culpabilizándola de qué, exactamente. La realidad, como usted comenta, no es tan simple. La derecha, como tal, no existe en Brasil, ya que, a la salida de la dictadura, cualquier cosa que oliera a conservadurismo era descalificada sistemáticamente. Y la izquierda, se ha movido entre el populismo moderado y el extremado. Como consecuencia, la vinculación de la imagen de la policía, sistema judicial y sistema penal a la represión de la dictadura, y asociado a una visión muy naif del comportamiento humano (“la sociedad es culpable de que existan los criminales”), nos ha llevado a la situación actual.
La realidad es compleja, pero al final, todo converge en que hay muy pocos políticos (tanto en Brasil como en cualquier otro lugar, pero aquí es más grave), dispuestos a actuar a favor de los intereses del país y contra los intereses propios (reelección). Y ahora, hay tanto que hacer...
La suerte es que parece que surgen brotes de inconformidad en la nueva clase media emergente. Entonces, tal vez, podremos cambiar el nombre del PIG por el de POPE (Partido de la Opinión Pública Exigente).

Sim. Vossa mercê se equivoca...e como se diz no Brasil, você se erquivoca redondamente!

Não bastam apenas polícia e armamento pesado, acima de tudo é necessária uma GRANDE, IMENSA,GIGANTESCA vontade política... Coisa que não se encontra em qualquer panfleto (seja da esquerda ou da direita!).

Do seu argumento salva-se o fato de que nem tudo é negro ou branco. Com toda certeza o caminho do meio é o mais verdadeiro, mas o problema da favelas não é,e jamais foi, fácil de se resolver.

A pacificação das favelas do Rio nada tem a ver com partidos políticos e suas bandeiras... Tem, outrossim, a ver com a ENORME FORÇA MORAL moral de uma gente sofrida e escravizada por séculos que finalmente se apercebeu que os bem nascidos não lhe são superiores, que os doutores não são quem lhes dita o destino, que os poderosos não são donos de suas vidas.

O PMDB faz no Rio de Janeiro apenas o que sempre fez, flutuar no topo da onda (como os dejetos fazem, alguns diriam!) para não ser tragado pela torrente dos fatos.

Não digo que o governador Sérgio Cabral não seja um homem horando, nem digo que o prefeito Eduardo Paes seja mais uma marionete dos poderosos.

Digo apenas que seus cacifes políticos não eram suficientes para as ações que hoje tomam.
Assim como não foram suficientes os cacifes políticos dos "esquerdidatas" que você cita.

Foi necessária a ação do mais notável Presidente que esta República já conheceu para criar os fatos políticos que tornam inevitável, irreversível e inadiável a pacificação de todas as favelas do Rio, e deste país.

Ou você acredita que tudo o LULA consquistou nos últimos 8 anos ele o fez por "pura sorte"? Incluo aqui, com fatos políticos, não só nosso status de CREDORES internacionais, mas também as Olimpiadas, a Copa do Mundo e a descoberta e manutençãodos nossos campos de óleo no Pré-Sal atlântico.

Talvez a descoberta desta riqueza tenha sido um ato divino, mas sua manutenção e exploração são, antes de qualquer análise, uma MANIFESTAÇÂO DA VONTADE POLÌTICA de um Estadista em um Estado Soberano!

Você crê, como tanto advoga a grande imprensa brasileira, que o "apedeuta ex-metalúrgio" conduziu este País à posição que hoje ocupa no contexto das nações apenas por que o país a loteria das "commodities" no mercado global?

Este argumentos são um exemplo de como as familias que comandam as maiores empresas jornalísticas deste país estão tentando minimizar os feitos que hoje conquistamos... Feitos que são resultado de décadas (senão séculos) da luta de brasileiros contra escravidão, a opressão colonialista.

Luta que é muito mais ampla que os esteriótipos de "esquerdista" ou "direitista" que você usa com tanta desenvoltura.

Você sabe que incomoda tanto os que se hipocritamente se inquietam com a libertação da gente favelada do julgo da opressão dos criminosos?

A REALIDADE lhes esbofeteou! O que antes eles apreogoavam como impossível está sendo feito. Às duras penas, com sofrimentoe, com erros, com reveses... MAS ESTÁ SENDO FEITO!

O que mais lhes inquieta é a percepeção de suas teorias falharam, que seus doutos mestres estão errados, que suas análises revelaram-se sectárias e que seus dogmas desnudaram-se em puro "preconceito de classes".

E quando as análises lhes falham, quando os seus argumentos destoam da realidade, apenas o recurso do SOFISMA sobra aos empregados da velha midia dominada pelos poderosos caquéticos!

O Senhor sabe disto! O autor do artigo original também, mas este úlitmo na falta do que dizer, falou muito e disse nada!

RespetoSr. Jacques su razonamiento, pero creo que las cosas no son tan simples. Rio estuvo gobernado por la izquierda de Brizola a la que pertenecía la Presidenta Dilma, el PDT. El PT tuvo siempre mucha fuerza en Rio. Garotinho ya militó en la izquierda y Lula estuvo ocho años en el gobierno. El problema de la pacificación de las favelas es muy reciente y coincide, sea conciedencia o no, con el Mundial y las Olimpiadas. La pregunta sigue en pie: ?Por qué la izquierda no quiso resolver antes un problema que se está revelando tan fácil?
Las cosas nunca son blancas o negras. Existen responsabilkidades a todos los niveles. Lo que sí no podemos dejar de aplaudir es que se haga ahora algo tan importante. Y quién lo está haciendo es el PMDB, un partido conservador y no de izquierdas ?O me equivoco?

To: juanjosearias@hotmail.com

Escrevo em português para não martirizar o idioma de Cervantes, mas minha mesagem é curta e grossa, ou se preferem uma expressão mais amena: minha mensagem é simples e direta.

O articulista Canzian, e o senhor Arias, sabe muito bem a a resposta à sua pergunta inquitante.

Nunca antes de 01 de Janeiro de 2002 no Brasil esteve no poder quem tivesse VONTADE POLÍTICA de resolver a questão das favelas, e da miséria.

Inquietante em meu país é acão dos revisionistas patrocianados pelas Famílias Frias (Folha de São Paulo), Marinho (O Globo) e Mesquita (O Estado de São Paulo) que querem a todo custo minimizar um feito por si só assombroso: O Estado Brasileiro pela primeira vez em 500 anos serve ao Povo Brasileiro, e não as interesses de meia dúzia de famílias que se pretendem o quarto (e absoluto) poder da nossa incipiente democracia

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es periodista y escritor traducido en diez idiomas. Fue corresponsal de EL PAIS 18 años en Italia y en el Vaticano, director de BABELIA y Ombudsman del diario. Recibió en Italia el premio a la Cultura del Gobierno. En España fue condecorado con la Cruz al Mérito Civil por el rey Juan Carlos por el conjunto de su obra. Desde hace 12 años informa desde Brasil para este diario donde colabora tambien en la sección de Opinión.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal