Juan Arias

"¿Es que con Franco la Iglesia no fue peor que con Pinochet?"

Por: | 07 de enero de 2012

 

Entre la avalancha de comentarios suscitados por este post sobre la bendición hace 25 años del Papa Juan Pablo II al dictador Pinochet, un joven estudiante chileno me pregunta: "¿Es que con el dictador Franco la Iglesia no fue peor que con Pinochet?".
Lo fue. Mucho peor. En mi post quise sólo recordar, el momento en que Chile intenta borrar de los libros de texto la "dictadura", que 25 años atrás, el papa Wojtyla, había bendecido al entonces dictador Pinochet y rezado juntos. Era un relato histórico, vivido personalmente, dedicado a los jóvenes chilenos para que no pierdan la memoria histórica.
No cabe duda, sin embargo, que las relaciones privilegiadas del Vaticano y de la Iglesia española con el generalísimo, el dictador Franco, fueron aún peores con que con Chile. España gozó desde los años 40, revisado varias veces, de uno de los concordatos con el Vaticano más generosos del mundo, algunos de cuyos privilegios permanecen aún después de la separación entre Iglesia y Estado.
Si las fotos del Papa Wojtyla con Pinochet causan un cierto escalofrío en los creyentes democráticos, las de Franco, sacado en procesión bajo palio, como si fuera el Santísimo Sacramento crean aún hoy, más de 40 años después, un verdadero desasosiego. Casi una profanación.

Montal2

Franco bajo palio. Fotospain-Flickr


No podemos olvidar lo que hoy sabemos del dictador español. Dos episodios me han hecho siempre estremecer: el momento y la forma en que Franco firmaba las sentencias de muerte "como cosas de trámite" y el hecho de que durante el franquismo, se llamara a personas conocidas para torturar en las checas a los republicanos.
Según el mayor historiador del franquismo, Paul Preston, Franco firmaba las sentencias de muerte, indicando hora y modo, mientras comía, en la hora del tomar el café o en el coche. Se cuenta que Franco, en el papel donde estaban los nombres de los que debían ser fusilados al día siguiente, dibuja una flor.


En las checas según me contó un amigo en Madrid solían llamar para colaborar en las torturas a conocidos del torturado que habían tenido alguna pendencia con él. Conocí a una de estas personas que se negó: "Me hizo vomitar sólo la propuesta", me dijo.
Ustedes mismos juzguen si un dictador que se burló de Joaquín Ruiz Jiménez porque le dijo un día que "la inquietud es una dimensión del ser humano", merecía salir en procesión bajo palio, morir envuelto en el manto de la Virgen del Pilar y con la reliquia del brazo de Santa Teresa de Jesús la gran mística española.

Santo
Franco con el Papa- Foto El Pais-1992

POST DE AYER

Fue en su viaje a Chile en 1987. Hace ahora 25 años. Los demócratas chilenos luchaban ya para librarse del dictador que había ahogado la esperanza de Allende, y el Papa Juan Pablo II, bajo protestas y polémicas, se fue a Santiago y allí se encontró con el general Pinochet. Juntos bromearon dentro y fuera del tristemente Palacio de la Moneda y  Pinochet recibió varias veces la bendición papal.

A0153
El Papa Wojtyla escucha el discurso de binevenida del dictador Pinochet


Nadie me lo ha contado. Estaba allí, como enviado de este diario EL PAÍS.  Viajé desde Roma en el avión papal. Es testigo, mi querido compañero y nuestro excelente colaborador en Chile, Manuel Délano, que tanto me ayudó en aquellos días ajetreados y hasta peligrosos, en los que una tarde él se jugó el pellejo por estar al lado de la noticia y de las manifestaciones hostiles a la presencia del Papa polaco.

Se había corrido la noticia de que el Vaticano prefería que Juan Pablo II no se encontrara con Pinochet en el Palacio de la Moneda. Pero el Vaticano es el Papa, y Wojtyla quiso no sólo ir al palacio presidencial, sino que en él bromeó con Pinochet y su hija que estaba embarazada. Observó los objetos de su despacho y con él salió al balcón del palacio desde donde dio la bendición a los presentes.

Image048Foto: aillapen-wordpress.com

Juan Pablo II y el general Pinochet en el balcón del Palacio de la Moneda


Existe una foto, que no he encontrado, en la que mientras el Papa bendice a la muchedumbre, Pinochet, detrás de él, hace también él un remedo de bendición levantando los brazos. Recuerdo perfectamente la escena y los comentarios de rabia de algunos presentes.


Cuando al regreso a Roma, un periodista italiano le preguntó al Papa si se había sentido cómodo “bendiciendo al dictador Pinochet”, Juan Pablo II respondió, entre serio y enfadado: “El Papa tiene que bendecir a todos”.


Ignoro si ahora, a los 25 años de aquel triste y doloroso episodio, una herida a la democracia chilena de entonces, el Vaticano del Papa alemán Ratzinger, ha comentado el cambio que el Ministerio de Educación de Chile, hoy un país democrático, ha pedido que se haga en los libros de texto para cambiar el término de “régimen dictatorial” de Pinochet por “régimen militar”, algo que Juan Cruz ha calificado justamente en su blog de “insulto a la historia y a la Humanidad”. Lo que sí recuerdo es que en años despues de haber bendecido a Pinochet en Chile, el Papa Wojtyla intercedió por su “viejo amigo”, cuando la justicia española ordenó prender al dictador chileno en Londres. En aquella ocasión, el Vaticano alegó haberlo hecho sólo por “razones humanitarias”.

CHILE, Pinochet y el papa_OK
Juan Pablo II y Pinochet en su encuentro en Santiago de Chile en 1987

(papa2.igp- ua.es)


Tras el polémico viaje de Wojtyla a Chile, hace ahora 25 años, el Vaticano, preocupado con las reacciones negativas de las instituciones democráticas de medio mundo, se inventó una historia grotesca. El jesuita Padre Roberto Tucci, organizador entonces de los viajes papales, contó en el diario L´Osservatore Romano, que "Pinochet había engañado al Papa".  Según su historia, la consigna era que el Papa no apareciera en público, en el palacio de la Moneda, junto con el dictador.

 ¿Cómo Pinochet engañó al Papa polaco, nada fácil de engañar? Según Tucci, mientras le mostraba el palacio, lo llevó a una sala donde había una gran cortina. El general, lleno de rabia, la habría descorrido y los dos se encontraron de repente en el balcón, donde abajo, se había concentrado una multitud.
Tanto las fotos como lo que los enviados especiales captamos aquel día no revelan esa tensión entre el papa y el general, contada por el Vaticano. Al revés, aparecían más bien a gusto juntos.


La historia, ciertamente inventada, me recuerda la que también inventara el secretario de Juan Pablo I, Mons. John Magee la mañana que lo encontraron muerto en la cama y cuyo pontificado duró poco más de un mesMons. Magee, contó en Radio Vaticana, que él había encontrado al Papa Luciani muerto en la cama “leyendo el libro piadoso del Kempis”.


Todo falso. Ni lo encontró él, ni estaba rezando el Kempis cuando expiró. Lo encontró la monjita que todas las mañanas dejaba un café al Papa en una repisa a la entrada de su dormitorio. Aquella mañana vio que la luz estaba encendida. Lo llamó, y como no respondía, se atrevió a entrar y lo encontró muerto en la cama, no leyendo el Kempis sino una serie de papeles con los apuntes tomados la tarde anterior en una dura reunión con varios cardenales que no querían aceptar cambios drásticos que el papa pensaba hacer en la Iglesia para hacerla más pobre.


¿Qué quién me contó la historia verdadera? La misma monjita, que no sabía aún que el Mons. Magee, había contado ya en la radio una historia diferente. Veinticinco años más tarde, aquel secretario del papa, ya obispo de Dublín, en Irlanda, confesó que había mentido aquella mañana, pero que lo había hecho “para que los cristianos simples no se extrañaran de que una monja despertara al Papa llevándole un café”.


Este año se cumplen también 25 años de aquel polémico viaje del papa Wojtyla a Chile y de sus bromas y bendiciones al dictador.  Podría el Vaticano ya contar la verdad de los hechos.


He realizado más de cien viajes con el papa Wojtyla, como enviado especial de este diario y una cosa puedo asegurar: el papa se sentía siempre más cómodo y relajado en los países con regímenes dictatoriales, fueran de derechas o de izquierdas, que en los países con Jefes de Estado democráticos, sobretodo si socialistas.

El papa y el comunista
Juan Pablo II y Fidel Castro en su visista a Cuba (Villagrandilo.blogspot.com)


Al final, el Vaticano es una Monarquía absoluta, con un monarca que goza hasta de la infalibilidad personal y puede proclamar verdades como dogmas de fe. Difícil, pues, aceptar las exigencias de una verdadera democracia, dentro de la Iglesia.

DEDICATORIA

Dedico este post de mi blog a los jóvenes trabajadores y estudiantes chilenos que hoy no tienen que luchar contra una dictadura, pero que deben hacerlo para abrir nuevos espacios en el régimen de libertades en el que viven sin permitir que se empañe la democracia de la que disfrutan.

 


.

Hay 119 Comentarios

El Vaticano siempre fue cómplice de los crímenes de las dictaduras fascistas. En España, hasta quisieron hacer santo a Franco. La prueba de ello es que el >Vaticano < nunca condenó los crímenes de Franco ni jamás pidió perdón por sus victimas. Ningún dictador sin juicio. Ni gún pueblo sin justicia. Si no hay justicia para las victimas no hará perdón para los verdugos.

Arias,nada novedoso.Pio XII bendijo las ordas facistas.Algunos de los crimenes mas horrendos de la Humanidad(la Colonizacion en America,las Cruzadas,la Inquisicion)fueron hechas en nombre de la Iglesia Catolica de Roma.Que pasaria si aparece Jesus de Nazareth y ve el lujo,el oro y los millones en las cuentas del Vaticano?....Seguramente volveria a sacar corriendo a los "mercaderes del templo".sc


Sí, Montse, estaba allí. Viajé con el Papa desde Roma en su avión. Mientras el Papa estaba en el Palacio, los periodistas estábamos abajo esprando para saber si iban a salir juntos o no al balcón. Los detalles de lo que courrió dentro nos lo contaron, al salir,losoperadores de la televisión que entraron dentro. Era algo muy comúny solidario entre los periodistas.
Cuando el Papa fue a visistar el campo nazi de concentración de Polonia, yo fui el único periodista que conseguí- casi por casualidad- entrar con él en la terrible celda de la muerte. El Papa estaba acompañado de un señor anciano que llevaba un gran ramo de rosas rojas. Era al que habia salvado la vida el Padre Kholbe que se ofreció voluntariamante por él a ir a morir a la celda de la muerte.
Cuando salimos de allí, junté a mis compañeros y les conté todo lo que allí pasó.
No se emperre en hacer pensar que yo no estaba ese dia en Santiago de Chile, por favor. Sobre lo que sentí personalmente en aquel momento no como periodista sino como cristiano y como demócrata lo he contado despues en algunos de mis libros.
Que el 2012 le traiga, Montse, la bienaventuranza de los limpios de corazón.


To: juanjosearias@hotmail.com

ANNA,pero porque aburrirse?.Vaya y lea el dossier del Banco Ambrosiano,la Logia P2,el caso Gelli...ya todo esta en internet y desclasificado.El tema no es la religion.El tema es el Estado Vaticano.Son dos cosas muy pero muy diferentes.No se trata de hechos historicos...es solo una imagen...una metafora:...yo no puedo imaginar a Jesus caminando a gusto,tranquilo por los pasillos de marmol y los frescos renacentistas de la Sede del Estado Vaticano en Roma...y usted Anna?...Usted si puede?.sc

Anna, ¿por qué le dice esas cosas al...Padre Arias?

ANNA,pero porque aburrirse?.Vaya y lea el dossier del Banco Ambrosiano,la Logia P2,el caso Gelli...ya todo esta en internet y desclasificado.El tema no es la religion.El tema es el Estado Vaticano.Son dos cosas muy pero muy diferentes.No se trata de hechos historicos...es solo una imagen...una metafora:...yo no puedo imaginar a Jesus caminando a gusto,tranquilo por los pasillos de marmol y los frescos renacentistas de la Sede del Estado Vaticano en Roma...y usted Anna?...Usted si puede?.sc


Es que los jóvenes, Luna, son la esperanza como se ha visto en las manifestaciones de los indignados en todo el mundo. Y ellos no deben perder la memoria histórica para no caer en las aberraciones de las dictaduras que esclavizan al ser hunano. Tenemos que ayudarles y estar con ellos cuando se revelan contra la injusticia.


To: juanjosearias@hotmail.com


No creo, Beatriz que ello le quite puntos para canonizarlo. Pinochet era católico, rezó con elPapa Wojtyla en Chile y creo- aunque no lo recuerdo exactamente- que recibióde él la Comunión. Y eso es lo que cuenta para el Vaticano.


To: juanjosearias@hotmail.com


Mi blog, Frank, titulado VIENTOS DE BRASIL es fundamentalmente sobre temas de este país donde soy corresponsal del periódico. El de hoy es una excepción que hice por la axctualidadl del tema en Chile, un país de América Latina. Pero es claro queambos Papaslo ue pretenden es estar preparados para que la Iglesia tenga más juego en aquel país cuando inexorablemente caiga la dictadura fidelista.
Cuando estaba fuerteno tuvieron el coraje de enfrentarla.


To: juanjosearias@hotmail.com

ANNA,pero porque aburrirse?.Vaya y lea el dossier del Banco Ambrosiano,la Logia P2,el caso Gelli...ya todo esta en internet y desclasificado.El tema no es la religion.El tema es el Estado Vaticano.Son dos cosas muy pero muy diferentes.No se trata de hechos historicos...es solo una imagen...una metafora:...yo no puedo imaginar a Jesus caminando a gusto,tranquilo por los pasillos de marmol y los frescos renacentistas de la Sede del Estado Vaticano en Roma...y usted Anna?...Usted si puede?.sc


Curioso que Usted, Anna, nombra como alternativos a los informadores de El Pais sobre cuestiones religiones a Puente Ojeay a Fernando Savater.
Con Savater hice una libro de conversaciones El arte de vivir que fue durante meses el libro más vendido en España. En él dedicamos ambos un capítulo entero a tratar el tema de la religión y él presentó mi libro en la Asociación de la Prensa de Madrid.
Puente Ojea, cuando era embajador de España ante la Santa Sede, prologó mi primer libro sobre el Papa Juan Pablo II ( El enigma Wojtyla) con grandes elogios y lo presentó en Roma.
Y le voy a contar una anécdota para que vea que ciertas críticas mias a la Iglesia oficial tienen su fundamento. El mismo Punete Ojea me contó que cuando decidió vivir con otra mujer, no le permitieron divorciarse. Le costó el puesto de embajador. Desesperado, consultó con un alto prelado del Opus Dei, quién le dijo que sólo Dios podía resolver su problema. ?Cómo ? preguntó el aún embajador, y el alto prelado le confió: Si Dios se llevase con él a su verdadera esposa. ?No le parece, Anna, una aberración?
Siempre me honré de ser amigo de Savater y de Puente Ojea, que por cierto, ambos mucho más duros en sus críticas al Vaticano y a la Iglesia oficial que yo, mucho más.


To: juanjosearias@hotmail.com

La verdad, estoy aburrida de la política que con respecto al tratamiento de la religión, en particular la católica, sigue El País: artículos y más artículos de opinión en los que un grupo de católicos críticos con la jerarquía vaticana nos explican lo malo que es el Papa y lo bueno que es el cristianismo utópico y arcaico que predican. Con la excepción de Savater, cada vez menos ocupado de esta cuestión, la voz cantante la han llevado siempre gente como usted, como Miret Magdalena, como Juan José Tamayo, como Peces Barba y suma y sigue. La voz atea, que abandone la superstición y el recreacionismo histórico cristiano ha quedado siempre arrinconada. Los Puente Ojea y demás intelectuales serios han quedado siempre fuera, sin voz, y han tenido que ir a otros medios. Es una pena. Su opinión pseudocrítica con el Papa me parece vacía si a continuación me cuenta lo de los mercaderes y el templo como si fuera un hecho histórico ¿también cree en la subida de Cristo a los cielos? ¿en la substanciación? ¿en la inmaculada concepción? ¿en el santo prepucio? Basta ya, por favor.

La verdad, estoy aburrida de la política que con respecto al tratamiento de la religión, en particular la católica, sigue El País: artículos y más artículos de opinión en los que un grupo de católicos críticos con la jerarquía vaticana nos explican lo malo que es el Papa y lo bueno que es el cristianismo utópico y arcaico que predican. Con la excepción de Savater, cada vez menos ocupado de esta cuestión, la voz cantante la han llevado siempre gente como usted, como Miret Magdalena, como Juan José Tamayo, como Peces Barba y suma y sigue. La voz atea, que abandone la superstición y el recreacionismo histórico cristiano ha quedado siempre arrinconada. Los Puente Ojea y demás intelectuales serios han quedado siempre fuera, sin voz, y han tenido que ir a otros medios. Es una pena. Su opinión pseudocrítica con el Papa me parece vacía si a continuación me cuenta lo de los mercaderes y el templo como si fuera un hecho histórico ¿también cree en la subida de Cristo a los cielos? ¿en la substanciación? ¿en la inmaculada concepción? ¿en el santo prepucio? Basta ya, por favor.

¿Puede contar cómo surgió la idea de Juan Pablo 2 y de Ratzinger de visitar Cuba? ¿Cuáles son sus intenciones en un país no católico o no típicamente católico?

Arias,nada novedoso.Pio XII bendijo las ordas facistas.Algunos de los crimenes mas horrendos de la Humanidad(la Colonizacion en America,las Cruzadas,la Inquisicion)fueron hechas en nombre de la Iglesia Catolica de Roma.Que pasaria si aparece Jesus de Nazareth y ve el lujo,el oro y los millones en las cuentas del Vaticano?....Seguramente volveria a sacar corriendo a los "mercaderes del templo".sc

La conducta que SIGLO TRAS SIGLO ha regido a la Iglesia Católica es la Historia de la ABERRACIÓN COMPULSIVA Y SISTEMÁTICA. Han bendecido tiranos,asesinos,armas,entronizado el genocidio a través de la INQUISICIÓN. Han extendido su protección sobre multitud de pederastas que han violado y abusado a niños por generaciones. Que Juan Pablo II haya bendecido a Pinochet, le restará puntos para santificarlo? Cordiales saludos.

Me faltó felicitar al autor por su crónica. Aporta datos para una revisión histórica de la dictadura chilena (aunque haya derechistas que quieran llamarla "régimen militar" y brinden homenajes públicos a torturadores). Un tema que divide profundamente a Chile y que se mantendrá durante años. El párrafo dirigido a los jóvenes, que cierra el posteo, me pareció muy tierno y sincero. Saludos.

Los jóvenes chilenos de entonces a quienes Juan Pablo II les dijo "el amor es más fuerte" se habrían tragado cualquier cosa. La frase causó un impacto enorme, sobre todo, porque entonces en la vida cotidiana se imponían el silencio y el temor. Sólo los valientes manifestantes que salían a las calles a clamar por la justicia y a denunciar los atropellos de la dictadura rompían el aire solemne y espeso del ambiente.
En esa época nadie sabía bien quién era el Papa, además de líder de una iglesia que luego se vería cuestionada por escándalos aberrantes y desvergonzados de pedofilia. Antes de que muriera Juan Pablo II (un anticomunista exacerbado), comenzó a hacerse pública otro tipo de información sobre este mediático sacerdote: como que apoyaba incondicionalmente al Opus Dei y a los Legionarios de Cristo.
Ahora que se conocen más detalles de su verdadera persona (después de todo era un hombre como lo son todos los curas), su posible beatificación causa revuelo. Tanto como el que causó el atentado del que fue blanco en 1981. Más allá de este Papa, la iglesia católica está en entredicho en todo el mundo. Y es comprensible que así sea. Es una institución rígida, anquilosada, incongruente, con votos que no se cumplen ni en el propio Vaticano, sinónimo de lujo y ostentación.

Por cierto, lo que publicaba El País no era una alabanza de la Iglesia a la dictadura chilena sino el agradecimiento del obispo porque Juan Pablo II había llamado dictadura al régimen de Pinochet, algo muy interesante por el tema inicial de su artículo.

Ése día no, firman Francesc Valls y Délano, pero usted no firma nada hasta días después. Quizá usted no estaba allí, puesto que no me ha contestado dónde estaba usted cuando Pinochet y Juan Pablo II estaban en La Moneda.
Lo que su periódico publicó sería verdad ¿no? ¿O mintieron?


Consulte bien los archivos deel país y verá queManuel Délano y yo informamos los dias que el papa estuvo en Chile. Mi periódico es una publicación plural, democrática que publica todas las opiniones hasta esa de la Iglesia chilena alabando la dictadura de Pinochet. ?Se olvida, Montse, de que la IglesiaCatólicaespañola llevaba bajo palio al dictador Franco como si fuera la Eucaristía, una aberración teológica concedida como privilegio por el vaticano a Franco?


To: juanjosearias@hotmail.com

Thanks! J. Arias, vergonzoso que la Iglesia Católica apoye dictaduras y bueno... El Vaticano es una dictadura, no hay que olvidarlo... es una lástima que en nombre de Cristo vistan de seda, vivan como reyes y bendigan a Pinochet y sus torutras y bakezas morales, violaciones, etc. bueno ya sabemos que la Iglesia católica viola a muchos niños y se calla qué vergüenza!
Thanks


Ésto es lo que publicó El País en aquel momento. Yo a usted no le veo que firme nada.

Juan Pablo II reza en privado con Pinochet en el palacio de la Moneda

http://www.elpais.com/articulo/portada/Juan/Pablo/II/reza/privado/Pinochet/palacio/Moneda/elpepipri/19870403elpepipor_3/Tes

Obispo Carlos Camus: "El Papa nos ha dado un respaldo muy hermoso"

La Iglesia chilena celebra que Juan Pablo II haya calificado de dictadura al régimen del general Augusto Pinochet

http://www.elpais.com/articulo/internacional/JUAN_PABLO_II/VATICANO/LATINOAMERICA/CHILE/DESAPARECIDOS_Y_DICTADURA_MILITAR_DE_PINOCHET/Obispo/Carlos/Camus/Papa/nos/ha/dado/respaldo/hermoso/elpepiint/19870403elpepiint_9/Tes


Juan Pablo II se solidariza con los pobres en su visita a las barriadas obreras

Los habitantes de las "villas miseria" denuncian su situación ante el jefe de la Iglesia

http://www.elpais.com/articulo/internacional/JUAN_PABLO_II/VATICANO/CHILE/Juan/Pablo/II/solidariza/pobres/visita/barriadas/obreras/elpepiint/19870403elpepiint_7/Tes


Un dia, Fernndo ,abordaré ese tema que se intenta ocultar. Yo era de los pocos periodistas extranjeros que estaba en Roma la mañana que murió Juan Pablo I pues la mayoría se habian ido de vacaciones despues de la muerte de Pablo VI ya que nadie podía imaginarse que 33 dias despues iba morir de nuevo elPapa.Los corresponsales españoles se habían ido todos a Espaãna de vacaciones. Yo tuve que informar aquella mañana a más de una radio además de miperiódico EL PAIS


To: juanjosearias@hotmail.com


Gracias,Carlos, pero no aspiro a tanto.El mio es sólo el post a un blog personalen el que intento esclarecer la verdad de las cosas ya que es el mismo Evangelio el que asegura que sólo la verdad nos hará libres.
Un abrazo


To: juanjosearias@hotmail.com

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es periodista y escritor traducido en diez idiomas. Fue corresponsal de EL PAIS 18 años en Italia y en el Vaticano, director de BABELIA y Ombudsman del diario. Recibió en Italia el premio a la Cultura del Gobierno. En España fue condecorado con la Cruz al Mérito Civil por el rey Juan Carlos por el conjunto de su obra. Desde hace 12 años informa desde Brasil para este diario donde colabora tambien en la sección de Opinión.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal