Juan Arias

¿Debe un juez ganar en un mes lo que un maestro de escuela en doce años?

Por: | 26 de enero de 2012

En Brasil un juez puede ganar en un mes lo que un maestro de primaria en una escuela pública en doce años, y lo que un trabajador con sueldo base, en 20 años. La noticia la dan hoy los grandes diarios y ha creado perplejidad. Enseguida ha habido quien ha afirmado que se explica así el que Brasil sea quizás el país del mundo con mayor carga tributaria (36%), que se come cuatro meses de salario de un trabajador, y con tanta deuda pública.

Image_preview(Pal.Brasilia)


Palacio de Justicia en Brasil


Una de las asignaturas pendientes en Brasil es , sin duda, el de los sueldos de los funcionarios públicos de ciertas categorías. No es posible, por ejemplo, que un juez llegue a ganar cifras tan astronómicas, como describe hoy la prensa nacional, con datos oficiales del Consejo Nacional de Justicia (CNJ)

 
Sobretodo si comparamos esos sueldos a los de los otros trabajadores, incluso públicos, como los maestros. Según esos datos, por ejemplo, en Rio, un juez puede llegar a ganar en un mes 150.000 reales ( 65.000 euros). La mayoría consigue ganar 50.000 reales , cuando el sueldo oficial debería ser de 24.117 reales. Más aún, hay jueces que además de esos sueldos astronómicos, reciben de repente en su cuenta cantidades de 400.000 reales (180.000 euros) extras en un año. Hubo algún juez que recibió hasta 1,600.000 reales (730.000 euros)


En 2010, en Rio, 112 jueces recibieron más de 100.000 reales por mes y nueve más de 150.000. Y lo mismo en Brasilia donde hasta un técnico judicial, sin estudios universitarios, recibe 39.000 reales (17.000 euros).
En el Consejo Nacional Judicial justifican esos súper sueldos de los jueces y funcionarios de justicia porque, por ejemplo el Tribunal de Rio, cuenta con un fondo propio para administrar y que muchos jueces “venden parte de sus vacaciones” o acumulan varios cargos.

Tribunaldojuri4_1310581670(Rio)
Antigüo Palacio de Justicia de Rio

Según la ley, ningún funcionario del Estado podría superar el techo del sueldo oficial de un magistrado del Supremo que es de 27.000 reales (12.000 euros). Sin embargo, en la práctica eso no se cumple. Los mismos diputados y senadores, acaban costando al Estado, por mes, 120.000 reales (50.000 euros) cuando sus
sueldos no deberían superar el techo del sueldo mayor de un funcionario público. Un diputado puede tener hasta 20 asesores pagados por el Estado mas innumerables otros privilegios que ellos mismos se van regalando.


Siempre tuve un gran respeto por la justicia, desde que mi padre, maestro rural en Galicia, al igual que mi madre, nos infundía el respeto por dicha institución, sin la cual, nos decía, un país nunca será libre y equitativo. Y nos ponía el ejemplo de la balanza, símbolo de equilibrio y de la justicia. Y viviamos, entonces,  tiempos de dictadura.


Sin duda, que un juez o un magistrado deben ganar bien pues su responsabilidad es fundamental en el marco de una democracia. Es, por hacer una redundancia, una tema de “justicia”. Y no me parece mal que un juez pueda ganar hasta diez veces más que un maestro de primaria en una escuela del Estado. En España creo que ni ganan en esa proporción.

JUSTIA~1

Ahora, lo que sí parece “injusto”, es que un maestro, cuya responsabilidad social, sin ser como la de un juez, es también muy importante ya que está formando con su trabajo y dedicación a las nuevas generaciones, y que es un suplemento esencial de la educación que los niños reciben en la familia, necesite, como aquí en Brasil, trabajar veinte años, para ganar lo que un juez de Rio en un mes. Es totalmente desorbitado.


O que un juez pueda llegar a ganar en un mes doscientas veces más que un trabajador con un sueldo base, que para comprarse, por ejemplo un piso del valor de lo que gana un juez en un año, necesita pagar la mitad de todo lo que gana en una hipoteca durante treinta años.

 
Brasil ha mejorado mucho en estos últimos veinte años. Antes, el 80% de la gente vivía en la pobreza o en la miseria. Hoy,  de diez brasileños, seis son considerados como de clase media, aunque muchos de esa esa clase media ganen hoy 140 veces menos al mes que un juez o un magistrado. Sin contar que un maestro se jubila con poco más de mil reales (400 euros), mientras que un juez o un alto funcionario del estado lo hace con el sueldo completo de 10.000 euros, al mismo tiempo que puede acumular varias jubilaciones, algo que se está ahora debatiendo. Por ejemplo, un diputado puede usufruir a veces hasta de tres jubilaciones: la de diputado, la que le queda si fue también gobernador o la que le pertenece por algún otro cargo que haya podido tener en una empresa pública pudiendo llegar hasta a 30.000 euros. 


Hay quienes se preguntan por qué entonces los brasileños no salen a la calle para protestar por esas injusticias tan patentes. La respuesta es que de alguna forma todos han mejorado un poco en relación a años atrás, que todos o casi todos tienen trabajo aunque ganen en él doscientas veces menos que un alto funcionario público, sobretodo porque es un país, al igual que en muchos de América Latina, en el que los ciudadanos están acostumbrados desde antaño, a que unos, los privilegiados, puedan ganar infinitamente más que los otros, los de a pie, los sin privilegios. “Siempre fue así”, dicen entre resignados e impotentes.


Hay también quien recuerda que en la empresa privada hay ejecutivos que ganan también en esa proporción . La diferencia sin embargo es que los sueldos de los jueces o diputados o gobernadores no los paga la empresa privada, los pagan los impuestos de todos los trabajadores brasileños, lo que es totalmente diferente y claramente injusto.

Deputado


( Fue un error.Cambiaron el cheque del diputado por uno de maestro. Y no resistió)

Hay 48 Comentarios

Obviamente no debe, Los recursos presupuestarios son finitos y Brasil tiene ENORMES carencias en las áreas de la educación, salud, infraestructuras, seguridad ciudadana. No hay margen ninguno para subir más los ya elevados impuestos y la propia dinámica del crecimiento del gasto público corriente limitan enormemente cortar gastos en otras parcelas.

En serio, no creo que haga falta ser economista para darse cuenta de que si Brasil sigue así, no tardará en irse pra pqp...

Juan,
Perdoe-me, mas só consegui postar um comentário sobre seu artigo Maria das Graças Foster- presidenta da Petrobrás, aqui, deslocado do contexto. Marina

Juan,
Li seu artigo sobre a nova presidenta da Petrobras Maria das Graças Foster, uma funcionária de carreira da empresa (32 anos de serviços prestados) e trabalhou com Dilma quando a presidenta era Ministra das Minas e Energia e explicava aos brasileiros que, apesar de termos petróleo em nosso território, termos outras fontes limpas e alternativas (hidrelétrica, nosso mais forte potencial e base da matriz energética), NOSSA GASOLINA ERA A MAIS CARA DO MUNDO PORQUE PRECISAVA CUMPRIR UM PACTO DE “REFINAMENTO” COM OS ESTADOS UNIDOS! Nosso óleo tinha que viajar para o exterior, porque era “grosseiro” e as refinarias do país “foram” construídas para óleo fino! Que Graça Foster não só está em estado de graça com Dilma e afinada com sua política, dispensa comentários! Ressaltar sua origem humilde também é dispensável num país que tem a população da Alemanha na classe C, D, E, (90 milhões de cidadãos); 11 milhões de famílias morando em favelas; uns 30 milhões de pobres miseráveis. Pobreza, violência, desigualdade de gênero é nossa marca registrada! Graça Foster se diz contra a “cota” para mulheres... só pode ser uma brincadeira! Em 2011 um dos principais temas debatidos na Europa (França e Alemanha) versava sobre o “O LUGAR DAS MULHERES NA SOCIEDADE” e afirma o Le monde : "O relatório atual é implacável" : as mulheres na França são "82,2% dos trabalhadores a tempo parcial" e "a diferença salarial entre homens e mulheres ainda são 19 %....,; na Alemanha a situação não é das melhores e ambos países discutiam a questão /resolução do problema via cotas! Mulheres ocupando altos cargos em grandes empresas ou postos políticos é quase um milagre no mundo! Camuflar a realidade brasileira pode servir para criar a imagem de paraíso, nação de povo mais feliz e alegre do planeta! Graça Foster seguirá a orientação atual de colocar o país no centro das discussões sobre a partilha do poder mundial. Provavelmente “sentaremos” estrategicamente sobre os barris de petróleo: uma poderosa arma para manter os preços do produto em alta; fortalecer a nossa hegemonia na América Latina; melhorar nossa relação geopolítica com os norte-americanos que temem não somente a intromissão de europeus no continente como necessitam barrar o avanço chinês por estas bandas! Infelizmente há um descompasso histórico entre fazer política/ administrar a nação! Tanto Fernando Henrique, social democrata (um mico político) como Lula/Dilma pecam por manter um distanciamento terrível, absurdo, incongruente entre desenvolvimento econômico e desenvolvimento social ( E pagaram caro por este erro primário).Sei que o comentário ficou extenso, perdoe-me. Abraço. Marina da silva

Ese tema de la corrupción, Pasmao, es aún más cruel, ya que dados los altos sueldos de los que gozan los jueces, por lo menos deberían exigírseles, lealtad a la verdad, que hicieron justicia a la justicia y que jamás se corrompieran. Por las acusaciones que algún miembro del Supremo está haciendo sobre ellos mismos, parece que realmente no es así. Y es muy triste ,aunque hay que suponer que existen tambien jueces honrados que no se dejen corromper.


To: juanjosearias@hotmail.com


También yo creo,Márcia, que la Monarquía es una cosa del pasado que no tiene ningún sentido en el mundo moderno, democrático y tecnologizado de hoy. Son cosas de museo. Lo único que en España el rey Juan Carlos, por lo menos fue garante de la democracia cuando el militar Tejero quiso dar el golpe de Estado ocupando el Parlamento. Hoy, sin embargo, repito, la monarquía no tiene razón de ser. Esa es mi opinión. Mantenerla con el dinero de nuestros impuestos me parece injusto.
Un abrazo


To: juanjosearias@hotmail.com


Es que esa diferencia en Brasil, Barth, es realmente abismal e injusta. Sobretodo lo poco que gana un maestro que como usted dice tiene una enorme responsabilidad con la formación de la infancia. Con lo que ganan no pueden ni comprarse un libro ni ir a un comgreso para reclicarse, ni vivir dignamenmte. y eso es injusto


To: juanjosearias@hotmail.com


Todo maestro, Modin, como todo trabajador honrado tiene el derecho de vivir con dignidad y ofrecerle a sus hijos lo mejor, aunque sea sin lujos. Sobretodo una buena preparación cultural. Todo el resto es mantener las sombras de la antig6ua esclavitud


To: juanjosearias@hotmail.com

Siempre el poder, Arnold, y en todos los lugares tiene medio a la educación y a la información de la gente. Recuerdo en Italia que a la Democracia Cristiana que gobernó 40 años le interesaba que todo el sur pobre tuviera muy instrucción para manipular mejor sus votos.
por eso la verdadera revolución democrática debe comenzar por la escuela y en Brasil los maestros son un verdadero proletariado.


To: juanjosearias@hotmail.com

El sistema de "castas" que opera en Brasil desde la colonia, dificilmente se modificará, o por lo menos tardará muchos años. Las partes beneficiadas, obviamente no tienen ningún interés en que se produzcan los cambios, y en el otro extremo, las grandes masas de semi-analfabetos no son conscientes del tamaño de la injusticia.
En un reciente estudio publicado en Brasil por el IPEA, se constató que 27 millones viven con 134 reales de media mensuales, 55 euros y que otros 85 millones viven con renta media que oscila entre los 134 y 465 reales por mes, entre 55 y 186 euros mensuales. Es decir que de los 190 millones de brasileños, aproximadamente unos 110-120 millones son considerados pobres en términos del IPEA. Todo ello en un país con un coste de vida igual o superior que en España. Y volviendo al asunto de los jueces, resulta todavía más insultante, que a pesar de los sueldos que reciben, buena parte sean corruptos y reciban "propinas" por las sentencias que emiten.

Gracias, Felipe. Tendré en cuenta sus sugerencias. Son temas candentes que Brasil tiene que tener el coraje de abordar un dia.
Yo pasé mi infancia en Galicia y me siento medio gallego
Un abrazo


To: juanjosearias@hotmail.com

Es una total inmoralidad ! En Brasil, los maestros son tratados por total desprecio, mientras éstos señoritos (como dice mi abuela gallega) gozan y disfrutan de muchas regalías. Este es el Brasil de las verguenzas, y ésta es apenas una más. Enhorabuena por el coraje en que tu abordas el tema. Te hago, estimado Juan, la siguiente sugerencia, divulgues hacia el mundo las reacciones de estos señoritos pudridos, a las investigaciones del Consejo Nacional de Justicia (CNJ) sobre las inmoralidades en el seno del Poder Judiciario Brasileño, y las reacciones de estos mismos podridos en contra de su corregedora, la jueza Eliana Calmon. Deberías explotar más este tema en tus reportajes. Un gran saludo, desde São Paulo.

Felipe Pousada Prado

Creo que se trata de una cuestión cultural, un vicio todavía muy arraigado en el espíritu de los brasileños. Aunque se diga que el gigante del sur se está despertando, gran parte de la población brasileña se la puede considerar analfabeta. No es raro todavía encontrar por la calle a personas que no sepan leer ni escribir. Eso se usa muchas veces como "plataforma política" para la elección de muchos candidatos a gobernador o presidente o incluso a miembros del Legislativo. Sin embargo, todo esto no pasa de una simple y cruel propaganda sin más, cuya falsedad se revela ya en el primer mes de mandato. La educación es "peligrosa" para los diputados, senadores, gobernadores, alcaldes, concejales y presidentes, esos que vienen del peor sector de la sociedad europea, (hasta principios del siglo XX los que cometían crímenes hediondos en Italia, por ejemplo, eran apenados con el destierro a los países de América Latina, véase por ejemplo el famoso caso de Gino Meneghetti) sobre todo portuguesa ancestral que fueron consiguiendo a fuerza e ilícitamente una posición social. Está claro que estos malos elementos no se infiltraron solamente en los más altos rangos de la sociedad, que también los hay en los de peor situación socioeconómica, pero ese proceso parece haber provocado una corrida ciega hacia el poder cueste lo que cueste. Por eso es tan presente la hipocresía entre la sociedad brasileña en todos sus niveles. Pero eso ya es otro cuento...

me olvide detalle Argentina es el record de auto

En un país vecino a Brasil, mi abuelo que era maestro hace 100 años, pudo mantener sin problemas a 3 hijos, esposa, comprar casa propia, y casa de playa propia, terminó siendo inspector, igual habla a las claras la diferencia abismal. Hablamos de cuando esos países eran países y no republiquetas bananeras. Sus gobernantes dan asco, trabajan exclusivamente para hacer más ricos a los ricos y recibir su sueldo directamente de ellos en forma de prebendas de todo tipo por debajo de la mesa, al pueblo, hambre

La responsabilidad de un maestro es casi superior a la de un juez. El maestro es formador de generaciones y si no gana bien y no recibe capacitación permanente, pobre de los ciudadanos. La educación es la base fundamental para el desarrollo de un país y la justicia es la que da soporte a ese crecimiento. Me llama mucho la atención la diferencia insultante entre el sueldo de un maestro y un juez. En Argentina nos quejamos también, porque los jueces están exentos del pago de impuestos, pero nunca se dá una diferencia tan extrema.

Sociedad de privilegios en AL? Es una gran verdad, adivinen de quién aprendieron. Por cierto en España un Registrador Público también gana mucho , mucho dinero comparativamente, sino pregúntenle al sr. Rajoy.

Sim, Sr. Arias, a diferença do salário é realemente abismal, talvez se diminuisse um pouco de um (o salário do juiz) e o aumentasse o do outro ( o salário do professor), estariamos falando de algo mais justo. Mas sabe de uma coisa que me veio a cabeça ao reler o seu artigo novamente? quanto ao tema do conformismo brasileiro, mencionado pelo senhor, (em ñ ir às ruas p/protestar pelas desigualdades reinantes no país), eu tbm acho muito estranho que os espanhóis se conformem ainda na atualidade em "manter o luxo" de uma familia real... uma familia real (que prefiro chamar um ninho de parasitas) que além de viver neste luxo ao que me refiro, está manchada agora com temas de corrupção... pq os espanhóis e outros europeus se conformam em pagar o luxo de reis e rainhas em pleno século XXI? ñ seria tbm uma forma de se conformar tão fácil? bem, desculpa se fui tão longe quanto ao assunto...é que justo discutia este tema hj com um amigo e gostaria de saber a opinião de uma pessoa tão conhecedora do mundo e ilustre como o senhor. um abraço desde Madrid.

Tiene toda la razón, Marcia, que es mucho más difícil y más duro llegar a ser juez o magistrado que maestro de escuela, lo que no creo que sea justo es esa diferencia abismal de sueldos. Que un juez o quien sea, gane en un mes lo que un maestro- que tambien tiene mucha responsabilidad- en doce años, creo que es inadmisible. Ni un Presidente de los Estados Unidos gana tanto y allí los maestros ganan mucho más. Y en España tambien.
Muchas gracias por su sereno y sentido comentario.

To: juanjosearias@hotmail.com

Bueno, pero hay que ver también que para uno ejercer el cargo de juez en Brasil hay que estudiar mucho: para ser aprobado en una oposición hay miles de candidatos para una sola plaza, en cambio ser maestro en una escuela no exige tanto de conocimientos en Brasil, tampoco las oposiciones para el cargo es tan competitivo... no estoy a favor de que los profesores tengan sueldos miserables, pero comparar la trayectoria académica y profesional de un juez a un licenciado en el área de educación no me parece de lo más coherente. Bueno, esta es solamente mi opinión, lo cierto es que no pretendo ofender a nadie, sino expresar mi opinión .


Sí, Miguel, una reforma política seria y radical es fundamental y urgente en Brasil donde los partidos (demasiados) son casi todos sin ideología que buscan estar en el gobierno sólo para conseguir cargos y privilegios. Y con una oposición casi inexistente.
Pero ? quien puede hacer esa reforma que deberían hacerla los mismos políticos que no tienen interés en ello?Ese es el gran escollo.


To: juanjosearias@hotmail.com

Prezado Sr Juan Arias:
Faça uma enquete indagando dos eleitores brasileiros se eles se lembram em que voltaram nas últimas eleições: seja para senador, deputado ou vereador.A maioria com certeza, não se lembra; não há cobrança do eleitor, nem compromisso do eleito.Isso é que precisa mudar!
Abraços.
Miguel


Enhorabuena, Dorival, por su español. Ojalálos españoles se decidieran también a estudiar la preciosa lengua de Pessoa y de Chico Buarque con sus maravillosas canciones que son poemas.


To: juanjosearias@hotmail.com

La respuesta es que aquí, en Brasil, sólo hay políticos ladrones y, también, que los brasileños son muy resignados y non se interesan por política. Solo hacen votar cada dos años y piensan que eso es democracia. No lo es. Y también los brasileños creen más en modas que en sus propias inteligencias. (Los pocos que la tienen, es verdad...) No protestan. No se indignan. Trabajamos hasta mayo para pagar 700.000 euros de sueldo a unos jueces, a unos políticos, a montones de diputados e gobernadores jubilados que ganan altísimas pensiones. Y las personas no hablan de esas cuestiones. No se indignan. No quedan nerviosas... E eso sólo porque ahora pueden comprar a cuente cochecitos nuevos y pagarlos en 60 pagos mensuales... Piensan que desarrollo es eso. Somos muy estúpidos en Brasil, es la verdad.
Ustedes españoles están verdaderamente MUY BIEN con sus políticos, que hicieran muy rápidos cambios tras la crisis. En Brasil, las primeras reuniones para eso tardarían AÑOS hasta ocurrieran.
[Disculpad mi malo español. Lo estoy estudiando todavía.]

Pues a mi no me parece mal. En todo caso, es lo que tiene cuando las valoraciones de lo que se tiene que ganar en una u otra profesión son teóricas. Como no estamos en condiciones de saber lo que la gente está dispuesta a pagar por esos trabajos, esto es, a que parte de su renta están dispuestos a renunciar para tener esos servicios judiciales o educativos, me parece que discutir si una relacióbn 10 a 1 es más o menos injusta que una relación 2 a 1 o 20 a 1 es una mera discusión bizantina.
Y no vale con encuestas, pues es sabido que cuando se pregunta, p. ej,, a la gente si está dispuesta a pagar más por alimentos o ropa ecológica, la gente dice mayoritariamente que sí. Luego, cuando esos productos se ofrecen a la venta, la gente pasa de ellos y los compra en una proporción muy inferior a la que se deduciría de la encuesta.
Con esto es lo mismo,como no sabemos lo que la gente está dispuesta a pagar por un juez (pues está claro que la justicia no es privatizable y ha de ser dictada por funcionarios públicos) y tampoco por un profesor (pues la educación básica ha de ser gratuita, sea gestionada por entes públicos o privados) creo que una discusión sobre estos temas es muy o totalmente bizantina.

Pues a mi no me parece mal. En todo caso, es lo que tiene cuando las valoraciones de lo que se tiene que ganar en una u otra profesión son teóricas. Como no estamos en condiciones de saber lo que la gente está dispuesta a pagar por esos trabajos, esto es, a que parte de su renta están dispuestos a renunciar para tener esos servicios judiciales o educativos, me parece que discutir si una relacióbn 10 a 1 es más o menos injusta que una relación 2 a 1 o 20 a 1 es una mera discusión bizantina.
Y no vale con encuestas, pues es sabido que cuando se pregunta, p. ej,, a la gente si está dispuesta a pagar más por alimentos o ropa ecológica, la gente dice mayoritariamente que sí. Luego, cuando esos productos se ofrecen a la venta, la gente pasa de ellos y los compra en una proporción muy inferior a la que se deduciría de la subasta.
Con esto es lo mismo,como no sabemos lo que la gente está dispuesta a pagar por un juez (pues está claro que la justicia no es privatizable y ha de ser dictada por funcionarios públicos) y tampoco por un profesor (pues la educación básica ha de ser gratuita, sea gestionada por entes públicos o privados) creo que una discusión sobre estos temas es muy o totalmente bizantina.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es periodista y escritor traducido en diez idiomas. Fue corresponsal de EL PAIS 18 años en Italia y en el Vaticano, director de BABELIA y Ombudsman del diario. Recibió en Italia el premio a la Cultura del Gobierno. En España fue condecorado con la Cruz al Mérito Civil por el rey Juan Carlos por el conjunto de su obra. Desde hace 12 años informa desde Brasil para este diario donde colabora tambien en la sección de Opinión.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal