Juan Arias

Análisis escalofriante sobre la decadencia de Europa

Por: | 01 de febrero de 2012

Brasil está preocupado con la crisis de identidad y la decadencia de Europa. Quizás por ello, la revista VEJA, ha pedido a Walter Laqueur, alemán, nacionalizado en los Estados Unidos, una radiografía sobre el momento en que se encuentra hoy el viejo continente y las profecía sobre su posible futuro declive.

Laqueur_Teaser_DW_K_912806p
Walter Laqueur

A Laqueur, a sus 90 años cumplidos no le falta experiencia vivida. Con sus 25 libros publicados sobre Europa y Oriente Medio, tampoco le falta conocimiento teórico sobre el tema. Y tiene un punto a su favor, fue él quien en 2007, escribió que Europa estaba sufriendo problemas estructurales graves que la conducirían “a su decadencia en el futuro próximo”. Nadie le creyó entonces y fue tachado de pesimista crónico.


Hoy, Laqueur, que acaba de publicar un libro sobre “El fin del sueño europeo y el declive de un Continente”, pasa por un profeta. Quizás el anciano escritor no sea ni un aguafiestas ni un profeta, pero su análisis sobre el momento que vive Europa, obliga a reflexionar.


He aquí algunas de sus afirmaciones rotundas:

Europa se creyó después de la II Guerra Mundial “maravillosa y con su futuro asegurado”. Con el tiempo, ese impulso se apagó a partir de los años 70 con la crisis del petroleo, que debilitó a las economías europeas.

Debilitada económicamente,en Europa, el famoso estado de bienestar social “empezó a depender de una base económica frágil y explotó la deuda pública”. Al mismo tiempo Europa era dependiente de los Estados Unidos en el campo de la defensa. Y hoy se siente frágil. Y a ello “se unió una inmigración musulmana que Europa no supo asimilar”.

Todo ello junto: pérdida de la auto confianza, dependencia militar e inmigración musulmana eran ingredientes que sólo aparecieron con la actual crisis económica.¿Qué le va a pasar ahora a Europa? El análisis de Laqueur es desconsolador. Según él, a Europa “que ya había dejado de ser el centro del mundo después de la II Guerra Mundial, pero que aún era una reserva de inspiración para los valores de la civilización”, ahora se le hará más difícil incluso “promover la libertad y los derechos humanos para el resto del mundo”. Una afirmación grave.

Last-days1( Laqueur


Más aún, incluso internamente, Europa tendrá dificultades cada día mayores de “preservar la democracia”, ya que la “recesión hace indispensable la austeridad en el gasto público”. Y aún hay más: “La opción para solucionar conflictos externos en base una convivencia pacífica será también puesta a prueba” ya que según el escritor alemán, entre 2020 y 2030, las armas atómicas de destrucción masiva se habrán consolidado en Oriente Medio.


¿Existen algunas medidas para atajar esa catástrofe anunciada por Laqueur? Según él sólo con una “integración total y completa de la Unión Europea”, para lo cual “será indispensable llegar a un sistema como el federativo de los Estados Unidos”, una política de defensa común y una centralización de las decisiones en materia económica, para lo que será indispensable “hacer concesiones radicales de soberanía”.


El pesimismo del escritor va más allá: incluso con esas premisas, no es seguro que Europa, afirma, pueda ya en el futuro “tener un papel relevante en los destinos mundiales”. Su receta vuelve a ser escalofriante: “Sólo una crisis de sobrevivencia llevaría a los europeos a salir del estado colectivo de “abulia” en que se encuentran”.


Para el analista político “los países europeos han perdido, en efecto, el ímpetu de ser emprendedores y de ejercer el poder político, ya que Europa sufre de abulia política y económica”. Los grandes cambios en la Historia se llevan a cabo, según Laqueur por “una nueva generación ambiciosa y optimista”.

¿Existe esa esperanza de una nueva generación con empuje, en Europa? Laqueur cierra hasta esa puerta: “No, no existe, porque Europa está envejeciendo, las personas viven más, y la parcela de población económicamente activa disminuye, lo que hace que el estado bienestar social sea cada día más inviable”. Para él, los jóvenes europeos hoy “no tienen ambiciones ni están preocupados en crear riqueza. Son también abúlicos, quieren vivir bien y que el Estado les resuelva los problemas”.


Sólo cree el escritor en la sobrevivencia del euro como moneda única. Cree que aunque momentáneamente algunos países de la UE puedan recobrar sus monedas nacionales, tarde o temprano se volverá al euro, uno de los mayores aciertos de la UE.


¿Cómo repensar a una Europa que vuelva a lo que era y soñaba? “Sólo con un fuerte sentido de nacionalismo europeo”, que haga sentirse a cada uno como miembro solidario de un mismo proyecto de sociedad. ¿Existe? Una vez más el jarro de agua fría: “No, ya que hoy  solamente el 50% de los miembros de la UE se sienten europeos”.

Union-europea

Y por fin: ¿tiene Europa posibilidades de levantar la cabeza económicamente? Muy pocas, según Laqueur, ya que Europa no tiene materias primas capaz de competir con los países emergentes. La única solución que él ve es un “cambio radical de la economía, basada casi exclusivamente en la invención tecnológica y científica y en un comercio de “bienes de lujo”, para los ricos de los países emergentes, lo que convertiría a Europa, en una especie, según él de “Parque temático” para los nuevos ricos del mundo que ya están dejando en Europa miles de millones de dólares en la compra de “bienes de lujo”.

Muy poco y muy triste para una Europa que tuvo vocación mundial, que se sintió caput Mundis, depositaria de los valores no sólo cristianos sino de democracia, respeto a la dignidad humana y defensora de todas las libertades. Y campeona del estado de bienestar social.


Hay sólo que esperar que el escritor alemán-americano, se equivoque y que sus alarmantes profecías no lleguen a cumplimiento.

Bruselas-turismoBruselas

Hay 13 Comentarios

La desverguenza que estamos viendo en Cataluña, con el separatismo, mal llamado catalán, porque yo que soy catalán me siento muy español y por eso no dejo de amar a mi patria chica. Esta situación que es propia de equizofrènicos y descerebrados, han logrado engañar a una parte del pueblo en esa región y además usando y manipulando a niños, me pregunto ¿Donde está la ONU y la UNICEF y la UE, que no ven esto?. ¿Por qué no se pronuncian?: Esto demuestra que la unión europea es unión por fuera y desunión por dentro, por eso no es un proyecto viable ni tiene futuro.

Si para resolver los problema de Europa hay que intergarse totalmente, esto significaría la creación del estado fascista comunista descrito por George Orwell, en su novela, de ciencia ficción, pero que parece que se va a convertir en realialidad. La integración de Europa es el fin de las libertades en este continente.
Esta es una sociedad que se ocupa mas de la pornografía que de formar ciudadanos útiles, decentes y laborisos, es una falsa libertad, donde poder económico, políticos, banqueros y jueces viven en intima connivencia, que cada cierto periodos de tiempos, originan crisis ficticias con el incremetoel precio del dinero, suben las materias primas se origina recesión, paro , desempleo y ha recoger beneficios de todas los prestamo hipotencarios que dieron en la anterior etapa de bonanza.
En lo que no han reparado estos señores es que la humanidad está despertando y ya no pueden hacernos los cuentos de antaños.

Lo que está ocurriendo en Europa,era previsible hace años: ¿ Que puede usted esperar de personas que solo les interesa pasarlo bien, consumir sin control , idiotizado por la tele basura y los políticos casi todos corruptos sobre todos los de la izquierda.con una población envejecida, con una emigración sin control y aceptada con falsos concepto de tolerancia, discutiendo bobadas y dilapidando el dinero público?. Pues de aquellos polvos estos lodos.

Lo que destruye a Europa no son sus jóvenes. Lo que destruye a Europa son la banca, las ganancias que son en realidad robos, los negocios que son estafas, el egoismo de los ricos y los poderosos que solo ven sus intereses. Si los jóvenes emigran hacen bien. Hay que huir de los países donde los gobiernos le hacen trampa a los ciudadanos.


Es horrible y vergonzoso lo que usted cuenta,Renata. Mi esperanza es que ni todos los españoles, ni todos los catalanes tengan tan poca educación y respeto por las diferencias. yo cono\co a catalanes maravillosos que dan ejemplo de civilización.
Un abrazo


To: juanjosearias@hotmail.com

Estoy de auerdo, Wellington. Si se nos hunde Europa el mundo quedará empobrecido. La Civilización con mayúscula esun fruto germinado en Europa.Tengamos, pues, esperanza, de que algo tan enorme y maravilloso no pueda morir. moririamos un poco todos los hombre libres junto con ella.
un abrazo

To: juanjosearias@hotmail.com

Si se hunde Europa, con todo lo que quiere decir Europa, se hunde la Civilización. Los demás, con su cultura pret-a-porter, barata y superficial, tendrán su momento -fugaz- de falsa gloria. Parece ser que el sueño europeo, producto de siglos de sufrimiento, no es para la Humanidad.

Senhor Arias, gostaria muito que estas coisas não acontecessem por lá, mais me temo muito que as palavras do senhor Walter Laqueur estejam certas. Por experiência própria, fui estudar doutorado em Bacelona há cinco anos atrás. Teniamos que ter um professor brasileiro e um professor catalão. Meu professor do Brasil foi visitar a Universidade, para saber da sua proveniência. Passei uma vergonha tremenda, gritaram com ele, fizeram pouco caso, enfim toda uma má educação.
Um mês depois este mesmo professor catalão, feio para o Brasil apresentar seu trabalho na Universidade deste professor brasileiro como se nada tivesse acontecido. Imagina!!!
Observação: Tudo isso por causa que foi pedido para o professor catalão ser o diretor da tese.

Saludos.

Todos los europeos convencidos, José Manuel, esperamos que Laqueur se equivoque y no acierte dos veces.
Es que no consigo imaginar a nuestro mundo, cada vez más pequeño y cercano por esos malabarismos de la cibernética, sin nuestra Europa, que es más que el euro, es un concepto, es un pedazo del mundo con 50 años sin guerras, queposee la mayor parte del arte del mundo ( sólo Italia el 37%, según la ONU) ysobretodo que enseñó al mundo algunos valores que honran la civiliazación a pesar de que- y en eso estoy de acuerdo con Laqueur- los estemos perdiendo rápidamente. Mii miedo es que las nuevas generaciones que no sufrieron nunca una guerra, ni una dictadura, ni el hambre (yo sí) no acaben de apreciar lo que de mejor tiene la vieja Europa. Hice un post sobre esto y tristemente no tuvo eco en los jóvenes.
Me siento honrado con sus comentarios lúcidos y sobretodo maravillosamente bien escritos en mi pequeño blog.
Un abrazo

To: juanjosearias@hotmail.com

Cuando habla de Europa, ¿a qué Europa se refiere?. Está claro, se refiere a los imperios caducos (español, inglés, francés, alemán, italiano) teniendo como base la esclavitud del llamado tercer mundo. La riqueza de pocos y la miseria de muchos. Todas las culturas, y no solo la europea, han contribuido al avance cultural de la Humanidad, y todas, sin excecpión, han padecido el desenfreno ideológico.

También espero como ud don Juan que el ilustre Laqueur, alemán nacionalizado en US (y de raices francesas ?) se equivoque, más que nada, porque el analisis autorizado (cómo no proviniendo de quien proviene) pueda tener otra salida u otra premonición diferente, que al menos a la puerta del infierno seguirá viva la esperanza aunque la guarde un cancerbero.

Que en esta actitud respetuosa desde luego con los criterios apuntados por el insigne Laqueur, bien se puede observar un resquicio de esperanza mismamente a la luz oscura de la tenebrosa visión analítica que nos desvela. Que si desparece Europa, su isdiosincracia "campeona del estado de bienestar social"sic..social, por "abulia económica y política" sic, Europa seguirá viviendo porque se augura (resquicio emetrópico) "la sobrevivencia del euro como moneda única....., uno de los mayores aciertos de la UE" sic.

Así que en aplicación estricta de la maxima popperiana de que "la excepción no confirma la regla", para el caso, si hay un vinculo identificativo (el euro), la regla o analisis de su desaparación (europa), no vale, por más que se llore y bien que lo van a llorar las gentes, hasta que se imponga de nuevo, tras la idiosincrasia guerrera del toro, el temple demando en la franela crematistica, la misma que en sus origenes solían predicar los quevedianos diciendo aquello de poderosos caballero es don dinero, madre, yo al euro me humillo.........y et cetera.. y ya han pasado cinco siglos.


Triste, realístico, punzante y desgraciadamente evidente ese panorama que usted, Sergio,describe en su comentario y que coincide con el de Laqueur, aunque se que muchos intelectuales y políticos no quieren verlo, como se niegan a ver que paises como Brasil tienen más esperanza y no viven ese desencanto a pesar de que sean aún, mucho más pobres que los pobres de Europa quizás en todo, menos en eso: en humanidad y deseos de superarse.
Un gran abrazo
Juan


To: juanjosearias@hotmail.com

Europa hoy: las ganancias son privatizadas, las pérdidas socializadas. La Democracia? ,se ha convertido en una verdadera piedra en el zapato de los Príncipes del capital y las finanzas, que son quienes hoy gobiernan. Los ricos cada día son más ricos, los pobres cada día son más pobres. El Estado Social…que cosa? : Educación, salud, transportes públicos todo privatizado y monetizado. El extremismo de derecha, el resurgir neonazi, eso nadie lo ve. Nadie! Los intelectuales se cuidan mucho y callan (salvo muy escasas y honrosas excepciones) .Las Universidades callan también. Los medios de prensa e información: parloteo banal ininterrumpido que les impide (lamentablemente) ocuparse de los problemas reales de la gente. La censura es abierta o camuflada. Europa: “o sonho acabou” John Lennon (Liverpool 1940 – Nueva York 1980) sc

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es periodista y escritor traducido en diez idiomas. Fue corresponsal de EL PAIS 18 años en Italia y en el Vaticano, director de BABELIA y Ombudsman del diario. Recibió en Italia el premio a la Cultura del Gobierno. En España fue condecorado con la Cruz al Mérito Civil por el rey Juan Carlos por el conjunto de su obra. Desde hace 12 años informa desde Brasil para este diario donde colabora tambien en la sección de Opinión.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal