Juan Arias

El estupro de una niña de 12 años en un autobús de Rio replantea la violencia contra la mujer

Por: | 18 de febrero de 2012

En Brasil una mujer es estuprada cada 12 segundos. A pesar de ello, el caso de la niña de 12 años violentada en un autobús público en Rio por un hombre pistola en mano, además de crear indignación general, ha replanteado el drama de la violencia a la mujer en el país, sexta economía del mundo, y al mismo tiempo con uno de los más altos índices de violencia de este tipo.

Estuprador (2)



Según datos de solvencia, como los de la Fundación Perseu Abramo, en Brasil, diez mujeres son asesinadas cada día por mano de sus maridos, compañeros o enamorados, mientras cada dos minutos cinco mujeres reciben agresiones graves. Según los analistas estos datos, de estupros, agresiones y asesinatos podrían ser el doble ya que existe la llamada “vergüenza familiar” que lleva a casi la mitad de las víctimas a ocultar su caso.

En muchos casos, sobretodo de agresión, una de las causas por las que la mujer vuelve muchas veces al lado del agresor es su falta de independencia económica o la salvaguardia de la unión familiar. El 75% de los hombres defiende que la mujer con hijos pequeños “no debe trabajar”.

La niña de 12 años estuprada en la linea de autobuses 162 que cubra el trayecto de la zona noble de Rio, del barrio Gloria al de Leblón, es hija única. En el autobús había solo cuatro personas. El estuprador que entró con un vaso de bebida en la mano, amenazó a la niña con una pistola obligándola a ir al final de autobús. Allí le exigió desprenderse de su ropa interior para abusar de ella.

Después aún intentó abordar a otra mujer del autobús que al ponerse a gritar, lo obligó a salir corriendo La niña fue llevada enseguida al hospital donde le inyectaron un anti HIV y fue atendida por psicólogos. El caso que ha indignado a los cariocas y dejado a la madre de la niña en estado de shock, llega conjuntamente con la noticia de que en Rio en enero el número de estupros ha crecido alarmantemente un 23% al igual que en Sâo Paulo.

En Brasil son los estados pobres del Nordeste los que presentan el mayor número de casos de violencia perpetrados contra la mujer. A pesar de que la Ley Maria da Penha aumentó las penas a los agresores a las mujeres de uno a tres años de cárcel y que permite que el agresor pueda ser castigado independientemente de la denuncia de la víctima, la violencia llamada de género continúa a aumentar y preocupa seriamente a las autoridades.
 
Desde 1998 a 2009, 42.000 mujeres fueron asesinadas dentro del ámbito familiar. Y lo peor de dichas agresiones, acaben o no con la muerte de la víctima, es que según un sondeo realizado a nivel nacional entre hombres y mujeres, aparece que el 78% de las mujeres y el 57% de los varones que fueron golpeados durante la infancia tienden a minimizar los castigos a los hijos.

En el trabajo realizado por la Fundación Perseu, aparece que un número alto de varones sostiene tranquilamente que “hay mujeres que sólo aprenden cuando son golpeadas”. El 14% de los agresores creen que "hicieron bien golpeando a sus mujeres" y el 15% aseguran que “volverían a hacerlo”. Los que llegan a matar a la mujer o compañera aseguran, las más de las veces, que lo han hecho “para vengarse”.
 
A pesar de que la agresión a veces hasta la muerte de la mujer por parte del varón es universal, los que han realizado estudios sobre el tema están convencidos de que Brasil es uno de los países con un índice mayor de violencia contra la mujer. Y apuntan como causa las desigualdades aún sangrantes existentes en el país, las grandes injusticias sociales, la falta de educación (el 70% de los brasileños apenas si sabe escribir su nombre y leer un texto con letras grandes y existen aún 12 millones de analfabetos totales) y una atávica resignación de la mujer que piensa debe sumisión a su marido o compañero que es el “que da de comer a la familia”.

Ayer salió la sentencia condenatoria a 98 años de cárcel al joven Linderberg Alves que había matado a tiros a su ex novia, Eloá Pimentel hace tres años. Todo Brasil ha permanecido cuatro días en vilo esperando el resultado del jurado, de un caso que se hizo emblemático.Lo que más ha impresionado a los abogados de la víctima es que el agresor en ningún momento “demostró que no tenía derecho a quitarle la vida a su ex novia”, como destacó, María Amélia de Almeida, de la Unión Mujeres de Sâo Paulo.

Lindenberg
Linderberg Alves condenado a 98 años de cárcel

Sigue aún latente, de hecho, la vieja idea de que si el varón castiga a la mujer “alguna razón tendrá”.



 

 

 

 

5b58c4448495a8c50517025e24910042eloa pimentel_2

La joven Eloá Pimentel, asesinada por Linderberg

Hay 11 Comentarios

Ya, gracias lo he visto. Pero que tres de los comentaristas no se pusieran de acuerdo no significa que el término estupro esté correctamente utilizado en su entrada. En español y a efectos legales es reelevante, los términos estupro y violación son diferentes. Cuando la relación sexual no es consentida siempre es violación, un crimen extremadamente grave. Cuando la relación es consentida pero se realiza con un/a menor de mas de 12 años se trata de estupro. Por lo demás su confusión proviene de utilizar la palabra portuguesa estupro que debe traducirse al castellano por violación. Ya sabe usted las malas pasadas que causan de los false friends...


Ya tuvimos,Cichillero, una larga discusión en este blog, sobre la diferencia entre estupro y violación sin que los lectores se pusieran de acuerdo
Feliz domingo


To: juanjosearias@hotmail.com

Es violación, no estupro.


Interesante reflexión, Belén, aunquecreo que además de moral es un asunto también cultural. Vivimos desde siglos una cultura del poder masculino que ha impregnado nuestra civilización. Ya fue diferente en las civilizaciones matriarcales. Recuerde que la primra divinidad : la diosa de la Historia era femenina: la diosa Tierra o Gea. Fue cuando los griegos hicieron a Dios masculino cuando las mujeres perdieron su poder contodas sus consecuencias posteriores.
Feliz domingo


To: juanjosearias@hotmail.com

Yo pienso como los maestros de la sospecha, y en concreto, el asunto me parece una manifestación de la voluntad de poder. Las sociedades, en general, no ayudan mucho a la convivencia en este sentido; puesto que toda la moral se encamina a cierta organización basada en ciertos núcleos que facilitan el orden y que económicamente son rentables. Por lo tanto, todos estos casos se analizan como accidentes inevitables. De la misma forma que para mantener la presión en una olla se necesita una válvula de escape.
Lo que me parece intolerable es que los sistemas educativos no insistan en que el derecho a la legítima defensa es también un deber (Deber/Derecho o Derecho/Deber). Porque de ser así, muchos "accidentes inevitables" podrían evitarse por bloqueo.
No me parece un tema o asunto cultural, sino moral.


Es cierto, Elenis, como ya he dicho a otro lector, que no será fácil acabar con esa mentalidad machistasea latina o nórdica. Va a depender mucho de la fuerza de la mujer de no aceptar esa situación y subordinación y de defender su libertad e independecia. Algunas, desgraciadamente, lo pagan hasta con la propia vida.
Feliz fin de semana


To: juanjosearias@hotmail.com

La fama de algunos hombres latinos en relación a lo tratamiento a sus parejas no es buena, pero no sé donde proviene, ya he leído que proviene de costumbres, herencia cultural, si es así, me parece que dificilmente tendra cura, es algo que está arraigado, pero para mí es una enfermedad . Es triste leer noticias como esta, una vez que tales hechos reflejan en la imágen del país en la midia internacional, incluso en las cuestiones de seguridad pública, una de las más importantes para el bien - estar de los ciudadanos. Hay mucho que hacer para que el Gigante Sudamericano sea merecedor de los títulos de desarollo como una das principales economías mundiales.

Creo, querido Miguel, que el tema es más de fondo. El sexo es también una fuente justa de placer. Hace parte de la fuerza de la naturaleza, humana y no sólo humana. Brasil, es cierto, vive la sexualidad con mucha libertad, sin las hipocresías de otros paises. El tema de que los hombres martircen de esa forma a las mujeres se debe más bien a esa filosfíaarcaica, de que, como dice Farah, se creen dueños de la mujer, comolospadres, en la época de Roma se sentía dueño sobre la vida y la muerte de sus hijos. Cuando nacía, si le gustaba lo levantava en sus brazos en alto y podía vivir. De lo contrario lo llevaban a una roca y de allí loestrellaban. Eran dueños absolutos de ellos.
Es un tema muy complejo. La Humanidad ha crecido y mejorado en el camino de los derechos humanos, hoy aplicados hasta a los animales. y sin embargo, con la mujer, a pesar de todas las leyes que la protegen, seguimos teniendo muchos prejuicios y no acabamos de considerarla con la misma dignidad y libertad que el hombre. Su cuerpo y menos su vida no nos pertenece. Es de ella.

To: juanjosearias@hotmail.com

Y ese machismo, querida Farah, será duro a morir porque la mujer, como dices, cada vez está tomando más poder en nuestra sociedad y los hombres tienen cada vez más miedo a aceptar esa mitad mujer que todos llevan dentro.
Me dicen que las muertes de mujeres en España son debidas en su mayoría porque los hombres no aceptan la emancipación de la mujerque les da miedo. Así, las matan y se acabó. Lo que ocurre es que ellas resicitan con más fuerza.
Feliz fin de semana

To: juanjosearias@hotmail.com

Prezado Sr Juan Arias:
Aqui vai o comentário de um brasileiro comum que não é estudioso em nenhuma dessas áreas que podem explicar o comportamento humano.
O que se pode esperar de uma sociedade que apela tanto para o sexo como uma forma unicamente de prazer: nas letras das músicas de sentido duplo, nas novelas - infidelidade e traição é uma constante - nas praias, no carnaval?
Abraços!
Miguel

Unos hombres que viven aterrorizados porque el verdadero poder de su "gran nación machista" está en manos de las mujeres, como en todos los países del Planeta, les lleva a este pseudofascismo que considera a la mujer una "propiedad privada del macho". Dilma: ¡Ponte las pilas!

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es periodista y escritor traducido en diez idiomas. Fue corresponsal de EL PAIS 18 años en Italia y en el Vaticano, director de BABELIA y Ombudsman del diario. Recibió en Italia el premio a la Cultura del Gobierno. En España fue condecorado con la Cruz al Mérito Civil por el rey Juan Carlos por el conjunto de su obra. Desde hace 12 años informa desde Brasil para este diario donde colabora tambien en la sección de Opinión.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal