Juan Arias

Expulsada de la escuela por pintar el pelo de azul

Por: | 20 de febrero de 2012

La expulsión de la escuela de una estudiante de 16 años por pintar su pelo de azul, ha indignado a sus compañeros de clase y ha hecho arder las redes sociales.

Cbelo azul (2)



El padre de la alumna de segundo año de bachillerato, el abogado Guilhermo Diamantino, ha matriculado ya a su hija en otra escuela y ha decidido procesar a Danival Roberto Alves, director del Colegio Cinetista José Ferreira de la ciudad minera de Uberaba.
 
Según Mário Lucio Quintão Soares, consejero de la Orden de Abogados de Brasil (OAB) la decisión de la escuela “hiere el derecho básico a la dignidad de la persona humana”. Para él “de ningún modo un educador puede prohibir el comportamiento de la alumna de pintar su pelo de azul” y se ha tratado de una decisión “conservadora, atrasada y anacrónica”.

El padre de la joven intentó dialogar con la escuela para convencerla del absurdo de la decisión, pero su director Alves, “fue inamovible” alegando que “o su hija se sometía a la disciplina del colegio o lo abandonaba”.
 
Lo curioso del caso es que no se trata de una escuela perdida en el mundo rural del norte pobre del país. El Colegio está en la rica ciudad industrial y ganadera de Uberaba, en el famoso triángulo de Minas Gerais el tercer Estado más importante del país, famoso por su dinamismo moderno y su fuerte cultura.

Uberaba

Ciudad de Uberaba en Minas Gerais

Sin contar que Brasil posee aún una gran componente y tradicción indígena. Y en la cultura de todas las tribus indígenas la pintura no sólo del pelo sino de todo el cuerpo hace parte de su idiosincrasia como confirman los antropólogos.

Indigenas (2)Jóvenes indigenas brasileñas



La joven a la que su padre le ha pedido que no de entrevistas, afirmó sólo en sus primeras declaraciones en Facebook, que se trató de una situación “humillante, frente a los otros alumnos y colegas”.

El caso podría parecer anecdótico, pero no lo es. De ahí que hasta los grandes diarios nacionales se hayan interesado de él. Con los graves problemas que tiene hoy la enseñanza en general y concretamente en Brasil que aparece con los índices de calidad escolar de los más bajos del mundo, expulsar a una estudiante por ir a clase con el pelo pintado de azul, resulta como mínimo chocante o “anacrónico”, es decir fuera del tiempo en el que vivimos, como ha dicho el abogado Soares.
 
Esa absurda prohibición a la joven, reviste una importancia de fondo porque acecha al recorte de las libertades individuales. Y como dicen juristas y piscólogos, “no existen heridas pequeñas a la libertad”. Se empieza por prohibir pintar el pelo y se acaba prohibiendo hasta el pensar con el propio cerebro.

 Hay quien ha recordado que todos los fascismos y todos los dictadores han comenzado por prohibir cosas que parecen casi anécdotas y acaban matando la democracia y la libertad.    A mi me recuerdan las prohibiciones durante el franquismo en España, cuando estaba prohibido a las mujeres ir en bikini a la playa. No podían ir, decían, en traje de baño de “dos piezas”. Y mandaban a los guardias a las playas a vigilar a las mujeres.

 Me acuerdo del chiste que surgió al respecto. Un guardia encuentra en bikini a una turista extranjera, que no conocía la prohibición y le espeta en la cara: “Señorita usted no puede llevar un traje de baño de dos piezas”. Y la turista le responde: “Pues entonces, señor guardia, me diga cual de las dos me quito”.

 La joven brasileña ante el director reaccionario que le prohibía pintar el pelo de azul, podía haberle respondido: “Director, ?de qué color le gustaría que me lo pintase, de verde, de naranja, de oro o de betún?”

Alumna con su padre
La alumna expulsada con su padre, el abogado Guilhermo Diamantino





    Se empezó, durante el franquismo prohibiendo a las mujeres vestir el biquini y el régimen dictatorial  acabó prohibiéndolas cosas más graves e importantes como divorciarse o abortar.Se empezaba prohibiendo publicar los suicidios en la prensa y se acababa con los censores dentro de las redacciones de los periódicos decidiendo por su cuenta lo que los periódicos podían o no podían publicar.

La libertad individual y colectiva es el gozne de toda democracia que se digne de serla. Cualquier brecha en ella es una semilla autoritaria de la que suelen brotar todas las dictaduras de la Historia.

Alumnos de chica cabelos azules

Alumnos de la escuela Cinetista José Ferreira en solidariedad con su colega

Hay 24 Comentarios

Buenas tardes, yo tengo el pelo teñido de color rojo y rosa y constantemente mis preceptoras me exigen que me lo pinte de mi color natural. ¿Debería hacerles caso?¿ O pelear hasta que me dejen tener el color que me plazca? Me podrían poner amonestaciones, y por eso no estoy segura. Tengo 13 años y voy a un colegio industrial, cualquier consejo es bienvenido.

Buenas tardes, yo tengo el pelo teñido de color rojo y rosa y constantemente mis preceptoras me exigen que me lo pinte de mi color natural. ¿Debería hacerles caso?¿ O pelear hasta que me dejen tener el color que me plazca? Me podrían poner amonestaciones, y por eso no estoy segura. Tengo 13 años y voy a un colegio industrial, cualquier consejo es bienvenido.

La verdad, Carlos, es que es cierto que he mezclado dos episodios diferentes. No los he seguido mucho por considerarlos muy de la políticae típicamente paulista en un momento de gran tensión política entre el PT y el PSDBen la lucha por la conquista o reconquista del poder en el mayor estado del país. Era difícil explicar para mis lectores esos dos episosodios de los que yo mismo no llegué a hacerme un juicio claro y me gusta informar de lo que entiendo en todos sus detalles.
En cuanto a Azevedo lo podemos criticar a veces por su radicalidad en los juicios, pero no podemos negar su agudeza en los análisis, el adelantarse a veces a lo que ocurrirá mañana y a su gran libertad de espíritu, sin concesiones a la galería ni afáciles diplomacias que, desgraciadamente abundan en nuestro difícil oficio de informadores y analistas políticos.
Un abrazo

To: juanjosearias@hotmail.com

Juan, si es así pido disculpas a Márcia pues ahora he comprendido lo que realmente quería decir su frase. Sólo me resta insistir en abandonar ese lenguaje del pasado, enterrado con cal viva, como los mendigos que llenaban los barcos que Getúlio Vargas cargaba con ellos en Río de Janeiro para después hundir la nave cargada de cal viva y así librarse de una población molesta que le generaba un país desigual que empañaba su falacia. Empecemos a cosntruir un nuevo Brasil sin tópicos, una nación moderna, en la que no " se necesita ser graduado para ser presidente". Es cierto que el cambio real comenzó en 1994 y hay mucho que agradecerle a Fernando Henrique Cardozo, que acabó sus días en la política empañados, cual Zapatero, tomando decisiones impopulares y cercanas a los Neo-Conservadores.

Estimada compatriota Márcia,
Muy adecuada tu observación que podemos decir que es
válida para todos los pueblos "You can take the boy out of the country but you cannot take the country out of the boy".
El IDH - Informe sobre Desarrollo Humano apunta Brasil
en el puesto 84 y España en el 23,y adelante de nuestro país están Chile,Argentina,Uruguay,Cuba,Venezuela,Peru
y Ecuador,para mencionar solo los de nuestro continente.
Vivo en España y siempre digo a los españoles que el
Brasil de hoy viene desde 1994 y no del año 2003, como
quieren divulgar al mundo los de PT.
No te olvides del discurso de Lula de Enero 2003 cuando
dijo "no me hace falta tener una licenciatura ni tampoco
hablar inglés para ser Presidente".

Arsenio Juan está confundiendo el episodio de Cracolandia con el del Pinheirinho. El primero fue un barbaridad cometida por el PSDB expulsando adictos que se juntan en una parte de la ciudad y donde el PSDB pretendía involucrar a Lula, recuperandose de un cancer, rumoreando que iban a abrir un instituto. Al final no servirá para nada como no sirvió en su tiempo la mano dura contra la boca do lixo y el segundo es una deuda que un ladrón llamado Naji Nahas ha conseguido saldar con el alcalde de Sâo José dos Campos dando un pelotazo de antología. La policía del PSDB no dejó siquiera a los moradores recoger sus pocos enseres. Aun hoy están penando. Supongo que cuando te informas con el Reynaldo pasan estas cosas. Un saludo.

Sra. Farah y los clones. Gracias por sus comentarios. Me ayudan un poco más a conocer los entresijos de la política brasileira. Empiezo a darme cuenta que algo de cierto debe haber en el salvaje, brutal e inhumano desalojo ocurrido en São José dos Campos, al parecer una de las grandes ciudades del Estado de São Paulo y una muy importante de Brasil. Desde España me dicen que fue horroroso, pero aquí no he conseguido un relato de los hechos que merezca confianza. Dicen que todo acontenció para favorecer los intereses de un discutido terrateniente de muy dudosa reputación y de total amistad con los gobernantes de São Paulo. También dicen que fueron cientos de agentes de orden público que actuaron en cumplimiento de órdenes estaduales y que dotados de las más sofisticadas armas cargaron contra 1500 personas indefensas sin distinción de edad y sexo quienes sufrieron los rigores desproporcionados de la policía, produciéndose escenas de grandísimo dramatismo. No he podido confirmar detalles de lo sucedido porque las pocas noticias que han dejado filtrar no son fiables.
En cuanto a Marcia solo felicitarla por su realismo, valentía y claridad de pensamiento que, igualmente, me ayudan a entender más y más la manera de ser de gran parte de la población de este bello y grande país, donde no todo se reduce a la maravillosa ciudad de Río de Janeiro y sus espectaculares y únicos Carnavales.


Creo, querida Farah, que has interpretado mal el comentario de Márcia. Ella confirma que muchos brasileños, aún habiendo conquistado un cierto nivel económico continúan con los viejos prejuicios. Ejemplo ese director carvernícola de Uberabia, que expulsa de la escuela a una chica por pintar el pelo de azul. Lee otros comentarios pasados de Márcia y verás, Farah, que ella no es como tu la has visto en este comentario. Como brasileña sufre de que el Brasil rico no consiga caminar a la par con la modernidad de una democracia real que respetelos derechos individuales y colectivos.
Gracias, de todos modos, por la preciosa aportación que haces a los debates de este blog.Sin ser brasileña eres una de las más entusiastas dmiradoras de los verdaderos valores de estas gentes y una crítica sin concesiones a los abusos de poder de los que siguen dominando con nostalgias de los tiempos de los esclavos y de los coroneles.
Que seas feliz

To: juanjosearias@hotmail.com

André V Martín ¿Recuerda el caso del indio que fue quemado vivo en Brasília cuando fue a reclamar al gobierno federal asistencia sanitaria para su reserva que había sido pactada con la FUNAI? Yo lo recuerdo perfectamente. No mienta, el indio no vive en la ciudad porque si sale de su reserva inmediatamente la Ley le prohibe regresar, convirtiéndolo en un ciudadano brasileño de tercera clase, indocumentado y que no domina el idioma portugués. La ley dice que el indígena es usufructuario de la reserva y jamás ostenta la propiedad de su tierra, con lo cual extinguiendo a la población, la mafia se queda con sus terrenos. No se haga el despistado y si no conoce Brasil profundamente, la injusticia de un sistema heredado de la colonia, dictadura Imperio que arrastra a los indios por la miseria durante cinco siglos calle. Le hará un favor a su país.

Arsenio si le sirve de algo el 2% de la clase política brasileña es de orígen sirio-libanés, como el ex-alcalde-super-corrupto Maaluf de la Ciudad de Sâo Paulo, un cóctel racial con la colonia japonesa más grande del mundo fuera de Japón, inmigrantes del interior de Brasil que llegan en busca de una oportunidad a una megalópolis de 18 millones de habitantes. Evidentemente los descendientes de emigrantes europeos, árabes u orientales tienen sus propios barrios de lujo, no favelas, además del poder político, convirtiendo el área denominada "Grande Sào Paulo" en su feudo privado de especulación y mafia. ¿Como podrían ellos permitir un barrio auto-construido, lleno de gente pobre en busca de una oportunidad económica que les saque de la miseria, bloqueada en si misma ante la falta de cualificación?

Marcia, es usted una racista y una verdadera ignorante, que ha provocado que la gente que vive en las chabolas como usted dice, sea hoy mucho más digna y tenga proyectos más interesantes que su triste vida hecha con retazos de refranes fascistas, souvenir de épocas pasadas que la relegan al ostracismo. ¿Siente nostalgia de la Casa grande y la Senzala? ¿Desearía tener cuatro esclavas para que le peinen y le atusen? Pues trabaje y déje de decir memeces.


Se trata, Arsenio, de un episodio muy complejo y lleno de contradicciones. Las posiciones frente a ese desalojo son totalmente opuestas y además han metido por medio al expresidente Lula, al que querrían crearle allí un instituto o algo semejante. No he querido escribir porque ni para mi es claro lo que ha ocurrido, aunque es verdad que ha tenido mucha repercusión en la prensa. Lo que ocurre es que semezcla un tema muy humano con la política hoy muy caliente enSáo Paulo donde sabe que existe una lucha abierta por la conquista de la alcaldía entre el PT con el candidato de Lula, Haddad y el PSDB que quiere sacar de nuevo a Serra como candidato.
Quien ha escrito mucho de esto en su blog de VEJA es Reinaldo Azevedo, pero ya sabe que sus posturas siempre lúcidas y radicales no siempre gustan a todos.
Un gran abrazo


To: juanjosearias@hotmail.com

Quise decir: si puede contestarme. Lo enmiendo y salvo.

J.Arias: Le agradecería muchísimo me facilitara noticias con sus apropiados comentarios de lo ocurrido en el Estado de São Paulo, en la ciudad de São José dos Campos, hace muy pocas fechas que, le repito, desde España me dicen aconteció y que consistió de acuerdo con tales "decires" en una atroz invasión y brutal desalojo de 1.500 personas que malvivian en unas/ unos "ranchitos/favelas" de un terreno que se rumorea pertenecen a un discutido e inapreciado terrateniente afín a los intereses de los gobernantes de São Paulo. Por favor: si puede constarme se lo agradeceré ya que se trata de un lamentable y censurable episodio ocurrido -al parecer- en el riquísimo Estado de São Paulo. Su interés está fuera de toda duda aunque los medios de comunicación escrito lo haya silenciado sin saber el por qué. Ha trascendido fuera de las fronteras brasileiras y paulista.


Me gusta, Márcia, que sen las brasileñas y brasileños los que tomen conciencia de los problemas de su país. Tiene razón que si Brsil se limiatara a crecer sólo económicamente, sin profundizar en sus raices mejores y en sus tradiciones tan ricas de cultura y creatividad, se quedaría muy por debajo de sus posibilidaes reales, que son muchas.
Un fuerte abrazo


To: juanjosearias@hotmail.com


Es cierto, José, que la intransigencia es universal, por desgracia. Pero debemos desenmascararla donde la encontremos. Los fascismos y los dictadores empiezan siempre así, apropiándose de nuestras libertades individuales para despues prohibir las colectivas.
Un abrazo


To: juanjosearias@hotmail.com


Sabía, Farh, que te iba a indignaresa prohibición absurda de pintar la chica su pelo de azul. Los estudiantes deberían pintar el pelo del director de rojo. Parecen anécdotas, pero como digo en el post, son reveladores de cómo el fascismo se anida aún en las instituciones que, como la escuela, deberían promover la creatividad y la libertad.
Mi hija que hoy es estilista de moda, pintaba su pelo de tres colores y quedaba preciosa. Y siempre me encantaron como los indígeneas pintan todo su cuerpo y con qué fuerza de estética.
Un gran abrazo


To: juanjosearias@hotmail.com


Los indígenas, Andre, eran los habitantes de lo que hoy llamos Brasil. Cuando aquí llegaron los colinizadores, no los descubridores porque no había nada que descrubir, porque yaexistían, los indígenas eran cinco millones. Hoy son poco más de medio millón. Y son el verdadero proletariado. Usted no los ve porque se les esconde. En las grandes urbesconviven ya muchos indígenas que trabajan y son muy vivos en la defensa de sus comunidades y de su causa.
En una encuesta resultó que el 90% de los brasileños tienen de alguna forma raices indígenas, ya que los portugueses se mezclaron enseguida con las indias.
Yo síles he visto en sus comunidades indígenas, con sus atiendos típicos y coloridos. Por ejemplo visité a los tapirapés de Mato Grosso, después de haber recibido del jefe de la tribu permiso para acercarme a ellos. Son de una inteligencia aguda, hablan poco y piensan mucho y conocen y respetan como nadie la Naturaleza que es como su dios.
Un abrazo


To: juanjosearias@hotmail.com

Garça Torta. Este correitor automático Nào da pra escrever em portugues, favor de fazerem alguma coisa....

Fe de erros: Gara Torta.Poderíam. entâo

Andre V Martin da pra ver que mora na urbanidade mais absoluta. Eu moraba em Maceió e vía indios entraren no bus e fazer rituais de danza em um bairro marinheiro chamado Gara Torta, o Brasil é muito grande e no é só a urbanidade sulista que esiste em esse país, afortunadamente...
Em fin querido Joâo Arias aqui prohibem as moças de levarem veu islámico enquanto podem pintar o cabelo de azul o verde e no brasil, podríam ir vestidas de mâe de santo mais nâo com cabelo azul. Tratase enâo de impedir que os jovens saiam do padrâo do jeans e chapeu de rodeo de bois, pra continuar a imitar o vizinho fascista do Nord....

Los pueblos siempre se ven obligados a avanzar arrastrando el yugo conservador que ha modo de ancla va impidiendo y entorpeciendo sus necesidades de evolución.
La intransigencia campa a sus anchas en Brasil, en España, en Rusia, en EE.UU o donde quiera que sea.

Juan, ¿ya escuchaste algo en Brasil semejante a "el individuo sale de la chabola, pero la chabola no sale de él"?, pues esto resume la cultura de la mayor parte de este pueblo que teniendo claras mejorías de vida económica y social en los últimos años, aún quiere vivir a base de prejuicios, ignorancia, supersticiones, etc. Soy brasileña y realista.

Perdon, pero el Brasil urbano no tiene nada de tradicion indigena. Los indios estan en lo suyo y los demas casi ni se dan cuenta de que ellos existen. Yo por lo menos nunca he visto un indio en su estado selvage. Y he nacido e siempre vivido en este pais.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es periodista y escritor traducido en diez idiomas. Fue corresponsal de EL PAIS 18 años en Italia y en el Vaticano, director de BABELIA y Ombudsman del diario. Recibió en Italia el premio a la Cultura del Gobierno. En España fue condecorado con la Cruz al Mérito Civil por el rey Juan Carlos por el conjunto de su obra. Desde hace 12 años informa desde Brasil para este diario donde colabora tambien en la sección de Opinión.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal