Juan Arias

La gratitud de Titã nos interroga a los humanos - Mi "gracias" a los lectores

Por: | 04 de febrero de 2012

MI "GRACIAS" A LOS LECTORES POR EL DEBATE SOBRE LA  HISTORIA DE GRATITUD DE TITÃ

Mi blog se convirtió ayer en foro de debate a favor y en contra de los animales y de su capacidad o menos de demostrar gratitud. Tengo como costumbre, cuando el tiempo me lo permite responder a la mayoría de los comentarios de mi blog. Ayer, dado el volumen de los mismos no me fue posible.
Quiero hoy responder con un GRACIAS a todos y cada uno. No voy a nombrar a nadie para no ofender a ninguno de los que han participado. Mi gracias va a todos: a los que se han emocionado con mi texto sobre el tema de la gratitud humana y animal, y a los que se han burlado del tema. Hago un esfuerzo por entender lo que algunos temas, que parecen menores, pueden provocar en ese complejo mundo de las emociones, sobre el que algunos lectores han dejado en el blog verdaderos tratados científicos.
Cuando algo nos revuelve demasiado el alma y las tripas es porque no nos es indiferente, nos emocione o nos irrite. Por ello, agradezco a todos el trabajo que se han dado en participar al debate. No comparto, porque creo que ofenden a la dignidad humana, insultos gratuitos y a veces hasta groseros. Descalifican solo a quienes los hacen. La crítica, la polémica, los puntos de vista diferentes, presentados con respeto, son siempre productivas y nos ayudan a todos a reflexionar. A mi me han ayudado.
Sobre el tema de fondo, les agradecería a algunos lectores que releyeran mi texto. La tesis es muy simple: los humanos tenemos a veces, en general, claro que no siempre, una cierta dificultad a la hora de “saber ser agradecidos”, al igual que nos cuesta manifestar la compasión o el perdón.
Ante esa dificultad, la historia de Titã, que es solo un símbolo, me sirvió para subrayar como a veces, los animales, a los que consideramos inferiores al no tener nuestra inteligencia, pueden ser capaces de darnos una lección de gratitud.
No era mi intención discutir si los que tienen animales son mejores o peores que los que no los tienen, o al revés. O como decía un lector o lectora si el amor entre humanos tiene que ser excluyente de otros amores. Claro que no lo debe ser. El amor escomo el sol que calienta y abarca a todo lo que se pone bajo su luz.
Conozco bien los mecanismos de la psique humana por mis estudios de Psicología en la Universidad de Roma. Conozco bastante el punto al que ha llegado la ciencia en el estudio del comportamiento animal y estoy convencido que en ese campo, tenemos aún muchas cosas por descubrir. Sabemos mucho ya, aunque no todo, del comportamiento del Homo Sapiens, pero muy poco todavía de los seres que llamamos animales. Existen, por ejemplo teorías muy interesantes sobre la posibilidad de que los animales comprendan el lenguaje humano. Muchos menos sabemos del mundo afectivo de ellos, sobretodo de los mamíferos, que no puede ser muy diferente del nuestro en cuanto a los sentimientos básicos, de dolor, de afecto, de celos, de soledad y de abandono. Un día los científicos nos lo descubrirán.
Agradezco el que una idea tan simple como una discusión sobre la gratitud, haya tenido tanta repercusión en un simple blog periodístico recogido por más de dos mil Facebook. Es un síntoma positivo de que al final los humanos, quizás seamos menos insensibles y desagradecidos de lo que a veces aparecemos.

QUE PASEN UN FELIZ DOMINGO

¿Se acuerdan del caso de Titã, el perro de cuatro meses enterrado vivo, salvado por el amor y la competencia profesional de la joven veterinaria Viviane? Tras haberse convertido en Brasil en el emblema de la crueldad contra los animales, los mejores amigos del hombre, ahora Titã aparece como “ejemplo de gratitud” capaz de interrogarnos a los humanos.

4ee267f3542735664e88611898534a291d82a9b4e04c6


Si el horror de ver a un perro de cuatro meses, enterrado vivo, había removido los sentimientos no sólo de condena sino hasta de odio y venganza de millones de personas hacia el verdugo, dentro y fuera de Brasil (en mi blog lo recomendaron en 31.000 Facebook con más de 400 comentarios), hoy el ejemplo que Titã está dando de agradecimiento a quién no sólo le salvó la vida sino que lo rodeó de afecto, ha despertado una ola de sentimientos opuestos: de admiración y emoción.


Ha sido en uno de los programas de la red Globo con mayor audiencia en todo el país, que ocupa toda la mañana, dirigido por Ana María Braga, muy querida por los brasileños, en el que la veterinaria Viviane, ha contado esta nueva historia, esta vez, feliz, de Titã.


Según la veterinaria, el perro salvado en extremis, aunque no ha sido posible recuperarle uno de sus ojos, ha desarrollado un sentimiento tan fuerte de agradecimiento hacia ella, que no es posible separarlo un minuto de su presencia. “Ni un humano hubiese sido tan consciente de haber sido salvado de la muerte ni de demostrar un grado tan alto de gratitud”, contó en la televisión. Y ha explicado que tiene que llevarlo todos los días a su trabajo, pues según su experiencia profesional, moriría si se separase de ella. Mientras ella trabaja en la clínica veterinaria, Titã, juega solito, sin crear el menor problema. Le basta sentir cerca la presencia de su salvadora que se ha convertido en su razón de vivir.

4tita_fusca_ok
Titã acompaña  a Viviane a la clínica


Generalmente, acostumbro a pensar la materia de mis posts para este blog cuando cada mañana camino dos horas por recomendación médica, pero que hoy se ha convertido en un verdadero placer. Antes de haber visto el programa de televisión había decidido escribir hoy precisamente sobre la enorme dificultad que los humanos tenemos de ser agradecidos y de serlo desinteresadamente, sólo por ese sentimiento caliente de palpar la amistad que alguien nos ofrece gratuitamente. Ese “gracias, amigo” sin que siga petición alguna de favores.


Se me había ocurrido, porque hace dos días, mientras paseaba, se me acercó un perro callejero, grande, con mordidas antiguas, seguramente de haber peleado en la disputa de alguna hembra. Como no tengo miedo a los perros, cuando lo miré debió entender que tampoco él debía tener miedo de mi y desde ese momento me acompañó durante las dos horas del paseo hasta casa.


Hacía calor, aquí es pleno verano y yo llevaba una botella de agua mineral. Mi médico me dice que a una cierta edad es muy fácil deshidratarse. Vi después de una hora de paseo, que mi perro callejero también tenía sed. No tenía donde ponerle un poco de agua y se la di a beber en el cuenco de mis manos. Bebió varias veces hasta saciarse. Después, de repente, casi en movimiento de danza, se acercó más a mi y empezó a lamerme la parte superior de mis manos. Era un gesto inequívoco de gratitud, que me ayudó a reflexionar.


Me pregunté a mi mismo: si hasta un perro callejero es capaz de sentir espontáneamente ese sentimiento, uno de los más nobles que existen, como lo es el del agradecimiento, por qué nos cuesta tanto a los supuestamente desarrollados en la escala animal, orgullosos tantas veces de nuestra inteligencia racional, ese sentimiento de gratitud, cada vez más raro en nuestro mundo, quizás porque nos parezca poco humano, demasiado primitivo, más fácil de encontrar entre los animales que entre las personas.


Entre los animales racionales predominan y visten más otros sentimientos, como los de superar al otro, a costo de lo que sea, aunque sea a costa de pisar sobre su cuello. Ser agradecido, es debilidad para algunos. Lo que nos hace respetables, se piensa, son otros sentimientos, como los de venganza, de arribismo, de envidia o de capacidad para poner zancadillas o de olvido de lo que un día recibimos


Hablamos cada día de la crisis económica y de valores que zarandean a nuestra civilización. Si preguntáramos a los expertos políticos si la crisis tendrá a qué ver con la falta de ese sentimiento de gratitud tan escaso hoy en el mundo, se nos echarían a reír .


En este blog no nos reímos de ello y hasta pensamos que la gratitud incontenible de Titã podría ajudarnos a interrogarnos sobre la aridez de nuestra vida que abordamos cada día con mayores miedos y temblores porque no sabemos hacia donde vamos y a donde llegaremos. “Gracias a la vida, que me ha dado tanto”, cantaba la inmortal Violeta Parra. Aún bajo las cenizas que queman de la crisis, podemos encontrar siempre un motivo para repetir ese “gracias a la vida”, o a quien amamos, o a nuestro perro. Sí, también a nuestro perro, que los animales nos dan mucho y nos ayudan a recordarnos lo que es el afecto y el agradecimiento.

Basta que yo pase  un solo día fuera de casa, para que mi gata Nana, que había sido abandonada con días en una calle lleno de tráfico, en Rio, con asma y muerta de hambre, me reciba con tales gestos de felicidad y agradecimiento que no sabe como expresar: salta por los muebles, me provoca, me llama, hace piruetas y no se calma hasta que lo tomo en brazos y más que abrazarla la estrujo con todas mis fuerzas. Mi mujer me dice: "Juan, ya puedes sentirse feliz con ese amor desbordante de Nana por ti. Ni las personas son capaces de amar tanto.

DSC06155-790184

Agradecimiento

Porque la vida es una fiesta
trágica, alegre, triste,
porque la vida es un regalo,
no importa de qué esté hecha,
porque el tiempo es caudaloso,
y apaga el propio tiempo,
porque siempre hay alguien a quien se ama,
porque el universo es inmenso,
y somos apenas una leve pisada,
porque estamos hechos de sangre
huesos, lágrimas y poesía,
porque cada día es absurdamente único,
porque en todo lo que tocamos,
piel, objeto, corazón,
dejamos nuestro tatuaje,
tenemos que agradecer.

(Poema de Roseana Murray, premio de la Academia Brasileña de las Letras, en el libro Diario de la Montaña en curso de publicación en la editorial Manati-Rio de Janeiro)

000165(perro y gato)

Hay 160 Comentarios

No cabe duda. El perro es el mejor amigo del hombre. Mucho mejor amigo que el propio hombre.

la gratitud y la belleza de la exposición del texto donde caben todos los que tienen esa vida que es afecto, el afecto no cuesta dinero! Gracias pues por ese texto y el afecto que demuestra
Thanks por el texto tan bello y lleno de aprecio y sensibilidad humana hacia la naturaleza, me fascina la vida entera!!! el fútbol no me gusta , m

Recomiendo encarecidamente tanto al autor de este blog como a los comentaristas espontáneos, para poder tener una idea más acertada al respecto en este tema, los libros del genial biólogo y primatólogo Frans de Waal, titulados: El mono que llevamos dentro y La edad de la empatía, que os ayudaran a entender nuestra especie y las demás, y a constatar que no somos mejores en absoluto, tampoco peores y ni siquiera muy diferentes...

Recomiendo encarecidamente tanto al autor de este blog como a los comentaristas espontáneos, para poder tener una idea más acertada al respecto en este tema, los libros del genial biólogo y primatólogo Frans de Waal, titulados: El mono que llevamos dentro y La edad de la empatía, que os ayudaran a entender nuestra especie y las demás, y a constatar que no somos mejores en absoluto, tampoco peores y ni siquiera muy diferentes...

Claaaro, los medios nos manipula para que tengamos pena de un perrito, pero lo del cuerno de África no es manipulación, noooo, es rigor informativo. Cada año mueren cientos de millones de personas de hambre, no de enfermedades incurables, sino simplemente de hambre. El 99% nacen, viven, sufren y mueren anónimos sin que nadie derrame una lágrima por ellos y ¿porque los ponen por televisión 10 minutos y os indignais, o porque dais 20 euros a un ONG os creéis superiores que la señora del quinto que recoge un gato abandona en la calle? ¡Menos cuentos! ¡solidarios de salón! ¡os importan un bledo los habitantes del cuerno de África, los niños que os hacen los muebles de IKEA o los chinos que fabrican vuestros teléfonos! ¡no deis lecciones de moralina a los que se preocupan por algo real! La gente que ayuda a los demás de verdad no se ofende lo más mínimo por la empatía y el cariño que algunos seres humanos demuestran hacia los animales, de hecho la mayoría de las veces combinan esa ayuda desprendida hacia todos los seres vivos, porque el sentimiento que subyace de fondo es el mismo. Que lastima da alguna gente.

entendemos que no les gusten los animales y no les importe si les maltratan, historicamente son inferiores no, y entonces podemos darles patadas? entendenmos que no les gusten los animales, las plantas y que les guste el fútbol y entonces no piensan en el cuerno de África, en fin que absurdo defender la maldad y el maltrato diciendo que hay pobres, sí no deben ir ustedes al fútbol y esa entrada al cuerno de África. Es la iferencia entre no separar la maldad se trate de un animal o de una persona... ustedes lo separan y eso hizo la esclavitud, es una lástima pero ya aprender a amar la naturaleza y no solo utilizar palabras de prefiero a lso africanos y ver el fútbol...
Me encanta y me fascinan las plantas y les compro abono, y están bellisimas y herramientas para asear la tierra es tan bello, el fútbol no me gusta aunque dicen mis amigos que debería dejar las plantas que es más importante el fútbol m
Es una lástima que utilizan a los pobres adopta a un pobre , prefiero cambiar el sistema y luchar contra personas que prefieren adopción de pobres en lugvar de enseñárles a que no deben haber y c a cuidar a los animales.
Prefiero cuidar a un animal o a dos y las plantas y tú adopta a un pobre si lo prefieres, debes adoptar a un pobre si crees que es un valor mayor hacer eso

Creo que no debe existir el fútbol y dar el dinero a los pobres

Hay días que me levanto con optimismo y pienso que el genero humano tiene arreglo, que soy demasiado pesimista en mi juicio sobre las actitudes del prójimo. Luego leo comentarios como los que aquí sueltan una caterva de primates arrogantes con ínfulas de grandeza y me reafirmo en mi opinión; nuestra especie en los dos últimos siglos se ha convertido en una plaga parasitaria. Embrutecidos y deshumanizados hemos perdido la empatía y la sensibilidad más básicas. El 100% de las personas que se molestan porque hay gente que demuestra cariño y sensibilidad hacia los animales son acomplejados, frustrados emocionalmente, con relaciones vacías y deprimentes que no soportan que se les recuerde lo miserable de su existencia a través de un sentimiento tan básico y simple como es la empatía y la compasión hacia seres más débiles. En otras palabras nazis descastados sin arreglo que encubren sus traumas y carencias afectivas en una supuesta defensa del genero humano como algo único y majestuoso. Que ridículos sois.

Quien alguna vez a querido a un animal entiende perfectamente este blog....No es que se quiera más a un animal que a una persona, sino que el cariño y afecto que demuestra un animal es incondicional;mientras, los seres humanos nos pisamos y matamos unos a otros por cuestiones, no de supervicencia, si no politica, religión...en definitiva, por esa capacidad de raciocinio que nos caracteriza....¿evolución......?

Es lamentable como cada dia los medios nos manipulan mas,nos emocionamos,reflexionamos,y filosofamos sobre la gartitud y el rescate en el ultimo segundo como en las peliculas del pobre perrito,de verddad no hay otras cosas que destacar en la humanida,varios millones de seres humanos estan muriendo en el cuerno de africa,pero el perrito nos emociona..

los humanos se creen superiores, m? es bien belo el texto, y es bello cuidar y mimar la naturaleza ya sea flores, con alimentos adecuados o a animales, todo es belísimo que el hombre sea capaz de ofrecer vestido y abrigo a los animales, tener plantas en casa y cuidarlas me encanta que siquieren les pongan paragüas, m? es que quieres tú para decir que debe hacer alguien con su plata, si queiren ponerles sombrero que se lo pongan, quien eres tú para decirle a alguien que se debe gastar el dinero en lo que tú digas.... belo, belo belo la crueldad no es bella.. mi vecina tiene cuatro peines distintos para su perrita m y ? m , contra el maltrato siempre, contra la voluntad de peinarles, abrigarles etc. no hay contra si no te gustan los animales no los mires, son de la naturaleza... igual le tengo que decir que tu dices que lo mande a áfrica? qué verguenza de comentario querer defender la crueldad diciendo que no hay que abrigar a los animales...
a partir de ahora dinos que normas quieres que acatemos para que no grites tanto, lo haremos o no ok!

a partir de ahora el dinero de los conciertos para los pobres que te parece, y el que gastas en internet también, es tanta la absurdidad de las personas que dicen que no pueden peinar o poner zapatos a los animales? pobres caballos!!!!!

ZHU DE: ¿LOs animales son seres puros? Pues yo soy un ser cigarrillo. El pitbull que casi mata a mi vecina, de puro, tiene poco. En cambio mi prima Ana que "malgasta su vida" yéndose a Centroamérica todos los años, a ayudar a la gente que ahí vive (llegó a pedir una excedencia de dos años en su trabajo para irse ahí) es un demonio. En fin, cuestión de gustos.

Aqui no se trata de querer más a unos que a otros. Se refiere a que muchas veces nos olvidamos de expresar sentimientos básicos como la gratitud.
Lo que cada uno opine es válido. Al menos yo reconozco que muchas veces, por esta vertiginosa aventura llamada "vivir en el siglo XXI", voy demasiado pendiente de mirar hacia adelante y olvido mirar hacia el lado.

Es paradójico cómo muchos de estos comentarios no hacen más que reforzar el mensaje del artículo.

Loa animales son seres puros, los humanos somos demonios.

Por los "comentarios" que leo parece que la gente tenga envidia a la gente que quiere más a un animal que a una persona. Quizás os deberíais preguntar el por qué, en vez de tanto criticar. Yo tuve un perro que se murió hace 5 años, y lo quise y lo quiero exactamente igual que a cualquier miembro de mi familia.
Y venga!! A quien le moleste... 2 piedras ;) Cuanta ignorancia hay que leer...

A un perro, un gato, le das una galletita, un trocito de chorizo, o incluso unos mimos, y el animal se desvive, y lo agradece, quizás a veces demasiado (como el perro de mi amigo Juan), aunque sea solo para que le des más. El caso de Tita, es un ejemplo más de gratitud, solo que Viviane le salvó de la muerte, lo cual es mucho más trágico. Ahora bien, en mi humilde opinión eso de que Titã aparece como “ejemplo de gratitud” capaz de interrogarnos a los humanos (cito textualmente) me parece una hipérbole, o es que el ser humano anda por derroteros muy bajos. Un servidor, observa a diario otros ejemplos de gratitud, que sí que consiguen interrogarme, de gente venida de fuera, gente enferma, con todo tipo de dificultades, que con su mirada, su sonrisa y su afecto te dan todo un ejemplo de gratitud, difícil de contemplar en nuestra sociedad. No pongamos como ejemplo divino a un pobre animalito, cuando en el mundo hay, a diario, miles y miles de casos de gratitud por parte de seres humanos, hacia otros seres humanos que altruistamente dan lo mejor de sí mismos por hacer de este planeta un mundo mejor.

Una persona que siente más respeto hacia los animales que hacia sus semejantes, es un fracasado en todos los órdenes o un animal, una de dos. Habrá much@s, como se desprende de muchos comentarios, que no han sabido ganarse el cariño y la comprensión de sus semejantes. No será por que no hay humanos en el mundo. Y como alguien apunta por ahi se escudan en un supuesto amor incondicional hacia un animal para ocultar sus limitaciones. Triste bagaje, sin duda.

Parece esto una pelea de perros, nadie ha comentado la profundidad del texto que escoge a Titâ como ejemplo de agradecimiento frente a la insidia que demostráis, no sólo con el señor Arias sino entre vosotros mismos, que si las cacas, que si adopta un pobre. Decididamente hay gente que no es "gente" y por lo tanto debería abstenerse de opinar. Me podéis calificar de fascista, autoritaria y decir toda la basura que os venga a la boca ya que sólo os viene eso. El Gas Ziklón lo ponía yo de moda de nuevo, para exterminar a tanto energúmeno....

Iscas75, es por no caer tan bajo como esta gente. Ya ves que ni aciertan a poner los nombres de los replicados y meten boberías de facebook con las que querrán aleccionar a algún incauto o incaluta.

iscar75, resume claramente el talante de los amantes de los animales. Nada más que decir. Por cierto mi trabajo es limpiar los jardines, las plantas, no la mierda de los animales, pero bueno..., se ve que para este energúmeno vale más la mierda de su perrito que mi dignidad humana. Si es que ellos mismos se delatan.

Vaya! las últimas 4 líneas de mi anterior comentario, se me han colado, evidentemente... (es que no se puede estar a 2 cosas a la vez, está claro)

Ahora han sacado una linea de ropa para perritos, que es un primor.Incluso hay paraguas para ellos. Existen grandes superficies exclusivamente dedicadas a nuestras mascotas, donde podemos encontrar de todo lo imaginable para ellos. Mientras tanto, un desgraciado insensato declara que él prefiere no gastar su dinero en estas particularidades, y prefiere ayudar a la gente con este dinero que fatalmente no va a dedicar a un animal. ¡Habrase visto desalmado! Creo que nos estamos volviendo todos un poquito locos, y que la crisis nos está afectando más de lo que creíamos. Por cierto señorita lola, si cree usted que es mejor dar trabajo a los inmigrantes, en vez de limosna, contrate a alguno para que le saque la mascota. Quizás así, con todas las que hay, se acabe el paro en este país.

Lola, es que me da una rabia..........

Milú, respecto a esto que has dicho: "Querer más a un animal que a una persona dice bien poquito de esa supuesta persona.", yo me pregunto ¿y a ti qué narices te importa? Si tanto te molesta como para entrar aquí y hacer un comentario tan absurdo y simple, es que debes de ser una persona envidiosa y amargada. Al menos lo das a entender.
Y esto VA PARA TODOS LOS QUE SE DEDICAN A CRITICAR a los que valoramos, COMO SE MERECE, la vida de un animal: Si veis algo que no encaja en vuestra escala de valores o que no compartís, tener más educación y respeto y CALLAROS.
De lo contrario, vosotros mismos os estáis delatando como los típicos amargados que se dedican a criticar a diestro y siniestro a todo lo que les rodea.
Lo que a mi me dice bien poquito de vosotros como personas, es que tengáis que escupir veneno sobre algo que no influye en vuestras vidas.

<<<

Dar un alimento más proteico o más graso, o más cantidad de la que recomiendan
las etiquetas, es contraproducente para un animal sedentario: le causa obesidad.

Enrique, yo no tengo animales en casa. ¿Consideras esto suficiente para desmontar tu argumento, o en una doble pirueta con triple tirabuzón crees que me estoy censurando también a mí misma? Y no he tergiversado nada, lo entrecomillado lo has escrito tú. Tal cual. Por muy mal que te suene ahora. Y por favor, no adivines, yo no le doy más importancia a un animal que a un ser humano. Eso lo dices porque necesitas justificar tu ataque hacia mí sin conocerme, porque te duele que algunos hayamos sentido vergüenza leyendo cómo te expresas con tanta magnanimidad hacia ti mismo, presumiendo de tus obras de caridad y lamentando de paso que los demás no estemos a la altura de tu catadura moral. Somos los demás los que impedimos que el mundo avance, si todos fuéramos como tú todo iría mejor. Desde luego, con esa autoestima tuya, no hay quien te pare.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es periodista y escritor traducido en diez idiomas. Fue corresponsal de EL PAIS 18 años en Italia y en el Vaticano, director de BABELIA y Ombudsman del diario. Recibió en Italia el premio a la Cultura del Gobierno. En España fue condecorado con la Cruz al Mérito Civil por el rey Juan Carlos por el conjunto de su obra. Desde hace 12 años informa desde Brasil para este diario donde colabora tambien en la sección de Opinión.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal