Juan Arias

Carta de un elefante al Rey de España- Los tristes precios de la muerte

Por: | 18 de abril de 2012

 Juan Carlos en la caza del elefante

 

LOS PRECIOS DE LA MUERTE

Entre los comentarios recibidos en este post, un lector me envía los precios de la Agencia de Viajes del Corte Inglés, para darse el gusto de matar en algunos países de África, a toda una lista de animales como lo ha hecho el Rey Juan Carlos con los elefantes.

Además de la repugnancia personal que tales ofertas me merecen, algo que me ha tocado particularmente la atención  es la frialdad con la que se presentan los precios para matarles, así como algunas particularidades del contrato. Por ejemplo, en caso de no conseguir matar a un elefante o a un león o a un babuino o a una pobre y bella jirafa dejándolos sólo heridos “con sangre” hay que pagar una multa.

Me han dado un cierto escalofrío los precios para matar elefantes. A uno pequeñito se le puede matar hasta por 9.000 euros. Y al mayor de todos, como los del Rey , por 70.000 euros.

Jirafa
Matar una jirafa vale 2.200 euros

Matar una esbelta jirafa vale sólo 2.200 euros y lo que considero más increíble es que el animal más barato de sacrificar a tiros es justamente, el más cercano a los humanos, del que según la teoría de la evolución vendríamos nosotros los inteligentes Homo Sapiens. Me refiero al babuino, cuya muerte vale sólo 350 euros.

Babuino en Uganda 9Africa)Matar un babuino vale sólo 350 euros

Para los leones, al parecer el precio varía si se prefiere matar un macho o una hembra. No dicen los que valen esas muertes. Debe ser un precio alto.

Mientras la agencia presenta los precios de los animales según el peso y la medida, lo que no indica en ningún lugar es el precio del dolor inútil infligido caprichosamente a esos maravillosos e inocentes animales.

A LOS LECTORES

Aunque cuando el tiempo me lo permite, suelo participar al debate de los temas de mi blog con los comentaristas dado el volumen de comentarios me ha sido imposible hacerlo, salvo para responder a alguno que me había interpelado.

Los he leido todos ayer y hoy  con atención y respeto. La mayoría se han mantenido en un tono de discusión respetuoso aunque dolorido al saber que el Rey Juan Carlos, que siempre ha tenido el respeto incluso de los no monárquicos por su defensa de los valores democráticos y de la unión de todos los españoles, se vaya de vacaciones a matar elefantes, mientras España sufre las garras de la crisis.

No comparto los insultos que hacia su persona aparecen en algunos comentarios que no he querido censurar porque yo sufrí ya  en mi carne la censura franquista que decidía arbitrarimente lo que yo podía o no podía publicar. Por ello no elimino ni los insultos a mi persona.

Una cosa sin embargo me ha agradado positivamente del tono de los comentarios de mis lectores: la casi unanimidad en la defensa de los animales y en el disgusto de que se puedan matar por puro gusto a seres como los elefantes que existían en la Tierra antes que nosotros y que están en exticción. 

Quizás no nos demos cuenta, pero ello supone un salto en la conquista de nuestra civilización. Es casi un cambio de paradigma. Existe  un consenso de que tenemos que respetar a los animales porque ellos también  aman y sufren como nosotros. Es el mismo cambio de paradigma que se está abriendo paso en relación con la guerra. 

Hace aún pocos anos, hacer la guerra era un honor. Los hombres exhibían sus medallas y trofeos ganadas en el frente. Hoy no conozco a una familia que se sienta orgullosa de que un hijo suyo vaya a combatir en una guerra. Algo parecido está pasando con la caza, que de ser un deporte de lujo, exhibiéndose los cazadores frente a sus animales sacrificados, pocos se atreven ya a defenderla. Es que ha crecido el consenso del amor por los animales que conlleva un cierto disgusto por la caza como puro deporte, así como crece el consenso contra las corridas de toros.

Quizás se deba a esa conciencia nueva que está creciendo,  el que haya sido mal recibido el hecho del Rey irse a África a matar elefantes, un animal que goza además de la simpatía de grandes y pequeños porque se ha convertido en un símbolo de la defensa de nuestro Planeta amenazado por todas los costados, desde las selvas a los rios, desde el aire que respiramos a nuestros  animales a los que vinimos a acorrarles en lo que era su verdadero territorio cuando nosotros llegamos a él.

Un abrazo a todos.

Majestad, acabo de recibir una carta de un elefante de Botsuana con el ruego de que se la haga llegar.
No sé aún por qué escogió a este periodista para dicho trámite. Quizás porque los elefantes son uno de los animales con mayor memoria y él recuerde que cuando su Majestad era aún Príncipe y yo trabajaba en los servicios culturales de la RAI-TV en Italia, después de haber prometido no seguir escribiendo para España en protesta contra el proceso de Burgos, durante la dictadura franquista, me pidió para ir a conversar con Usted y su esposa la entonces Princesa Sofía.

Su Majestad nació en Roma y siempre se había interesado por la política italiana. Quería entonces saber cómo estaban las relaciones entre el Partido Comunista (PC) y la Democracia Cristiana.

El elefante quizás se recuerde que yo pasé una tarde con sus Majestades los Príncipes en Madrid. Y quizás recuerde algunas cosas que me dijeron entonces. Por ejemplo lo que pensaban del Opus Dei y de los comunistas y de la derecha franquista. Lo que me dijo acerca de que quería ser “Rey de todos los españoles” y que una persona como su Majestad que había recorrido el mundo sólo podría ser un “Rey democrático”. Ah, y también que de lo que más iba a sufrir cuando llegara al trono era de perder su vida privada. Y elogió el que yo hubiera interrumpido mis lazos con la España franquista, para “preservar mi imagen cuando llegara la democracia”.

Quizás se acuerde el elefante, con su prodigiosa memoria, que yo le contaba a su Majestad que el entonces anciano y popular Presidente de la República de Italia, Sandro Pertini, con quien yo tenía buenas relaciones, me decía: “Yo soy socialista y republicano, pero amo a su rey como a un hijo y lo admiro porque ha salvado a España de un golpe militar (el de Tejero)”.
 
Quizás recuerde que su esposa ya Reina, concedió en España su primera entrevista para Babelia, el suplemento cultural de este diario del que yo era entonces responsable. Y quizás se recuerde también el elefante de que a mano izquierda de donde escribo, tengo en un cuadro el diploma que su Majestad me concedió de la Cruz Militar al Mérito Civil, por el conjunto de mi obra y que mis amigos brasileños, cuando lo ven aprovechan para hacer elogios de su Majestad a quién se le admira en Brasil.

De cualquier modo, con el respeto que me merece su Majestad y lo que ha representado y representa para la consolidación de la democracia en mi país, a pesar de no ser ni monárquico ni republicano, me atrevo a enviarle esta carta del anónimo elefante de Botswana que ha llegado a mis manos.


Elefante con su cría
CARTA DEL ELEFANTE

Señor Rey de España:

Soy un elefante de Botsuana, el país africano en el que me dicen que su Majestad ha estado recientemente para descansar de sus fatigas, cazándonos en un safari. Los elefantes somos mansos, aunque fieros cuando nos atacan. También nuestros dioses, los de la sabana, son dioses buenos, no vengativos, aunque sí celosos de sus habitantes.

Quizás por ello, han querido preservar su vida, importante para su país,  aunque han querido advertirle con su caída y sus fracturas en el campamento desde donde salía para cazarnos, que sería mejor ya para su Majestad que ha  vivido ya más de lo que vivimos uno de nosotros, dedicase su tiempo a otras cosas, en vez de venir a matarnos.
 
Por ejemplo a seguir a esa España que se está desmoronando económicamente, a ese 52% de jóvenes que sufren el aguijón del paro después de tantos años de estudios, o simplemente a disfrutar de ver a los animales correr y divertirse en su habitad natural, pero sin escopetas, con las manos vacías o llenas de flores.

Nosotros sabemos que no ha hecho nada ilegal viniendo y pagando muchos miles de euros para matar a uno de los nuestros. Se lo permiten las leyes de mi país. Para muchos, matar gratuitamente animales es como lo era antiguamente cazar a lazo a los negros o indios para esclavizarlos.

 ¿Pero basta que algo sea legal para realizarlo? Existen también las leyes del corazón, no escritas, las de los sentimientos humanos, que dicen por cierto que son superiores a los nuestros y existen ciertos ejemplos que un Rey debe ofrecer de su vida incluso privada.

Su Majestad, desde su primer discurso como Rey, afirmó que quería serlo de todos los españoles. Yo sé que en España hay aún mucha gente que no se importa de ver sufrir o morir a los animales y que hasta se divierte observándolo. Pero existen también millones, sobretodo de jóvenes, que aman a los animales, que quieren protegerles y conviven con ellos. A esos millones de españoles, no creo que les guste especialmente la imagen de su Rey llegando a esta África, que es nuestro territorio, escopeta al hombro, para distraerse disparándonos sin que podamos defendernos.

 Nos han dicho, Majestad, que posee una de las mejores colecciones de escopetas de caza que existen. ¿Podemos hacerle una sugerencia? Haga de ellas un museo y anuncie a los españoles, que su Rey ya no va a matar a ningún animal y que los años que aún le queden de existencia- que le deseamos sean aún muchos más de los que nosotros vivimos, los va a dedicar a distraerse a favor de la vida y no de la muerte.

  Elefantes con su cría
Sabemos que nosotros, los elefantes, como el resto de los animales, no tenemos derechos. Nacemos para ser cazados y muertos. Pero queremos recordarle que nosotros no hacemos mal a nadie. Somos sensibles y humildes y hasta nos parecemos a ustedes los Homo Sapiens. Dicen los zoólogos que somos de los pocos animales que respetamos a nuestros difuntos y de los pocos que saben reconocerse, como los humanos, en un espejo.

    Es verdad que quizás para ustedes los humanos los elefantes seamos inútiles, no somos indispensables para nada, pero, no por ello deben tener el derecho de matarnos. También las monarquías hoy- y lo digo con todo el respeto- aparecen inútiles para muchos y no por eso se hace la caza a los reyes y reinas.
   
Y hablando de reinas, nos gustaría saber qué piensa su discreta y querida reina Sofía de su amor por la caza de elefantes. Ella como mujer y como madre, debe saber que en nuestra organización en la sabana, vivimos un reino matriarcal. Ellas, las elefantas, organizan y dirigen nuestra comunidad. Son madres amorosas, dan de mamar a sus hijos durante tres y hasta cinco años y sufren como ustedes los humanos cuando se los matan por capricho.
 
Por último nos gustaría que sus nietos y biznietos, Majestades, un día consiguieran divertirse sin necesidad de venir a África a cazarnos y arrancar nuestros colmillos de marfil para adornar los palacios reales con sus trofeos de muerte.

Quizás, ni queriendo podrán ya hacerlo porque quedamos sólo 30.000 elefantes en todo el mundo y al ritmo con el que nos matan, sus nietos ya no tendrán como hacerlo, porque habremos sido extintos. Tendrán que conformarse con cazar cucarachas que al parecer tienen un millón de años y resisten hasta a las radiaciones atómicas. Nosotros, no. Somos más grandes, pero más frágiles. Quizás por ello nos amen tanto los niños a los que les gusta divertirse con nosotros. Vivos, no muertos.
 
Sólo desearle, Majestad, en nombre de nuestros dioses, que se recupere pronto del susto que le hemos dado, que no era para matarle, sino para hacerle pensar que sería mejor para su Majestad, que a la hora de dejar este Planeta, los elefantes que aún estemos vivos, podamos llorar por usted en vez de alegrarnos por haber perdido a un verdugo.

Los vientos de la selva son misteriosos, Majestad. ¿ Por qué no nos regala sus escopetas en vida?

Con respeto y en nombre de todos los elefantes de Botsuana.

Niña con elefante




Hay 499 Comentarios

SImplemente DELEZNABLE con todas las letras !

Es muy molesto que tanta chusma ruín arme tal alaraca porque Su Majestad practique su deporte favorito. Desde siempre el hombre a practicado la caza. Os estais igualando irrespetuosamente. Mantened vuestra distancia gleba ordinaria.

Que fortuna tengo como ser “viviente” de este Planeta (el cual pertenece a todas las especies que en el habitan), el haber recibido su escrito, Licenciado Juan Arias. Muy inteligente nuestro amado Elefante de Botsuana, haber pensado en Usted, para decirle al mundo y al “Rey”, cuan triste y deplorable es que los “humanos” vean en la vida de un “hermano Primario” (mal llamados animales), una forma de diversion criminal y goce para los espiritus pocos elevados que aun transitan este mundo. Agradezco como pobladora del Planeta Tierra, la oportunidad de sensibilidad que sus palabras proporcionan. En el Espacio Cosmico, somos un TODO y las mentes de los SERES en su conjunto, se comunican....Usted ha oido perfectamente el lamento de nuestro hermano llamado por el humano: ELEFANTE.

Eukarys Colmenares-Leal
Whitehorse (Yukon Territory), Canada.

No entiendo como alguien tan supuestamente educado puede cazar animales y hacer de esto un pasa tiempo o tomarlo como un relax, que vergüenza señor, las caserías deberían ser prohibidas y penadas con pena de muerte, que lastima la nobleza no es parte de su vocabulario ni de su persona

No entiendo como alguien tan supuestamente educado puede cazar animales y hacer de esto un pasa tiempo o tomarlo como un relax, que vergüenza señor, las caserías deberían ser prohibidas y penadas con pena de muerte, que lastima la nobleza no es parte de su vocabulario ni de su persona

chinga tu puta madre su majestad de mierda asesino hijo de puta ve a mata al esposo de tu hija por corrupto eso ayuda mas al planeta

que lastima que allá gente todavia asi..de ignorante en pleno siglo 21 ,como que estas personas no saben que los animales tienen sentimientos igual que las gente lo único malo es que no tienen raciocinio como los humanos

I-N-C-R-E-I-B-L-E... y después nos preguntamos "a donde vamos a ir a parar"... Sencillo: De donde vinimos!
Este comentario tan.. "candido" (a falta de una palabra mejor para definirlo) me transporto a mi segundo año de secundaria, fue un verdadero flash, cuando nuestra maestra de Civismo nos dijo: Los animales N-O tienen alma, veo que no fui el único en oir semejante barbarie, lastima que fui de los pocos? en DESOIRLA!

Que vergüenza personas matando elefantes incluyendo un Rey o sea que la cagaste, mas sinvergüenzas son las autoridades de ese País que permiten esa barbarie.

los ciudadanos llamados comunes , tenemos la culpa de participar, de todas sus fiestas pomposas mirandolas por la ventana , y desde la vereda de enfrente, porque ni siquiera se puede entrar . seguramente podemos llegar a contaminar el ambiente , ese tan puro que a ellos les rodea . pobre gente realmente dan lastima . espero que nos demos cuenta en algun momento y dejemos de darles esa categoria de realeza y dejarlos solos en el mundo para que asi bajen al llano como corresponde y dejemonos de joder con darles categorias de seres superiores que no tienen . vivan las personas como la madre TERESA DE CALCUTA esas son las personas que deberian tener categorias superiores

INCREIBLEMENTE ESPECTACULAR LA CARTA... SIN PALABRAS... NO HAY MAS NADA Q DECIR...

ESPEREMOS POR UN ARREPENTIMIENTO SINCERO DEL "REY" Y NO EL DISCURSO BARATO Y FALSO QUE DIO, QUE DE VERDAD DEMUESTRE CON HECHOS Y NO CON PALABRAS QUE ESTA REALMENTE ARREPENTIDO... PERO NO ARREPENTIDO POR SU FRACTURA DE CADERA Y SI MALESTAR, SINO ARREPENTIDO DE SER TAN CRUEL, VIL Y MISERABLE, ARREPENTIDO DE MATAR A ESAS HERMOSAS CRIATURAS Y A CUALQUIER OTRA, QUE ENTREGUE SUS ARMAS COMO SE LE PIDE EN ESTA HERMOSA CARTA Y QUE DE EL EJEMPLO A SUS HIJOS, NIETOS, A TODA LA MONARQUIA INUTIL Y AUN EXISTENTE EN MUCHOS PAISES, Y AL RESTO, LOS UNICOS ANIMALES DEL MUNDO QUE SOLO MATAN POR PURO PLACER "EL HOMBRE"... ES MAS YO DIRIA Q MAS QUE ENTREGAR SUS ARMAS, EL COMO "REY" ES UNA DE LA POCAS PERSONAS DEL MUNDO QUE TIENE TANTO PODER E INFLUENCIAS COMO PARA AYUDAR A CAMBIAR ESTA TRISTE REALIDAD Y SOLICITAR LEGALMENTE SE PROHIBAN LAS MATANZAS INJUSTIFICADAS DEL CUALQUIER ANIMAL Y SER VIVIENTE, Q AYUDE A CAMBIAR ESTAS ABSURDAS LEYES QUE NO BENEFICIAN, NI AYUDAN, NI RESPETAN EN NADA LA VIDA DE TODOS LOS ANIMALES EN GENERAL... Sr. "REY" REIVINDÍQUESE DE CORAZON Y HAGA ALGO PARA QUE SE RESPETE LA VIDA DE TODO LOS ANIMALES, XQ ELLOS TAMBIEN TIENEN DERECHOS... DEMUESTRE CON HECHOS SU ARREPENTIMIENTO Y LIMPIE SU NOMBRE Y EL DE SU FAMILIA DEJANDO ALGO BONITO Y POSITIVO EN SU PAIS Y EN EL MUNDO ENTERO, DE EL EJEMPLO DEL BIEN Y NUNCA DEL MAL, YA QUE USTED DEBERIA DE SER UN BUEN EJEMPLO A SEGUIR, NO ALGUIEN POR EL CUAL DEBERIAMOS DE SENTIR VERGUENZA Y REPULSIÓN, COMO ES LO QUE YO SIENTO EN ESTE MOMENTO POR SERES COMO USTED....

No comprendo como nos sorprende esto y no podemos asociar a este señor al que se dice Rey con la extinción de la mayoría de los indigenas de nuestras tierras. Sus antepasados hicieron lo mismo solo que con nuestros pueblos originarios. Practicamente exterminados.
No nos asustemos por un elefante, aunque esto lo considero de una bajesa infinita. Solo refresquemos nuestra memoria histórica.
Ademas pensemos como nos tratan cuando llegamos a un aeropuerto español y darnos cuenta del nivel de ignorantes, racistas y clasistas que son la mayoría de los españoles.
La llamada realeza es retrógada, pobre de espíritu, sinverguenzas que viven gracias a los impuestos de los ciudadanos.

realmente es un sin verguenza , tomarse el tiempo para matar , q satifaccion sentira este hdp , se sentira como un heroe conquistador ? con todos los problemas q tiene españa , saben no queda dudas es un bruto bestia hijo de una buena puta y q ojala no pueda cagar por un año asi explota con toda su mierda

Si no se hubiera caído, esto no hubiera salido a la luz, ni se hubiera dado cuenta de que se había equivocado, ni hubiera pedido disculpas. ¿Qué más esconde la Familia Real?

La verdad una verguenza, habla muy mal de su persona, deja mucho que desear, DE REY NO TIENE NADA, TENDRIA QUE APRENDER MAS DE LOS ANIMALES,

QUE VERGUENZA DEBEN SENTIR LOS ESPAÑOLES POR TENER COMO REY A UN TIPO COMO ESTE, EN MI CASO SIENTO VERGUENZA AJENA. HASTA CUANDO DIOS MIO TENDREMOS QUE VER ESTAS COSAS.

QUE VERGUENZA DEBEN SENTIR LOS ESPAÑOLES POR TENER COMO REY A UN TIPO COMO ESTE, EN MI CASO SIENTO VERGUENZA AJENA. HASTA CUANDO DIOS MIO TENDREMOS QUE VER ESTAS COSAS.

los seres humanos no pasará mucho tiempo en este mundo. ustedes tienen los reyes? majestades?
Argentina va a chupar también majestades?
esa escoria!
Aquí en Brasil los llamamos los políticos ...
¡Qué tragedia que el destino ... sacudir el mundo! simplemente sacude a la vez!

mas en que cabeza cabe? como los gobernantes de ese país y la realeza usan los recursos de sus ciudadanos? será que el sacrificio de elefantes genera mejores condiciones de vida de sus ninos? y que esto será sostenible? quien lucra mas la agencia de viajes? con seguridad nosotros la mayoría de los humanos, los animales de la sabana y todo el planeta, no!

Me parece insòlito y triste que un mal llamado rey haga èsto en complicidad con un empresario que se llena los bolsillos a costas de èstos animales, aunque gigantes pero indefensos. Al que està quieto se le deja quieto. Esto me causa llanto, repudio y todos los sentimientos. Estos animales tambièn tienen familia y les duele, que les hagan lo mismo a sus familias, haber si les gusta. Verdugos, dementes, ignorantes y disque civilizados. Deberìan caer en manos de hienas haber què les paga, pero sin armas. Todos los que partidciparon son unos degenerados, còmplices y sin oficio, mejor ocùpense del planeta para ayudarlo, porque miren donde va por la avaricia, el poder y el dinero, que barbarie. DIOS SI LES VA A COBRAR TODO TODO.

Los Reyes con clase y estilo, existieron, hace mucho tiempo.... estos son Pura M....., jamas los he conciderado como una autoridad.... soy de Costa Rica.... los Reyes me importan un comino... los Elefantes.... haria todo por ellos.... Que foto mas triste.....

Los que debieran estar en extición son los reyes, parásitos humanos, sin oficio ni beneficio, sólo las estupidez humana los sostiene. Sí el que en algunos paises aun existan estos parásitos suntuarios por demás inútiles ya es difícil de entender, lo es más que, al ser insignia de un país cometa tal atrocidad, los es más, que existan cazadores furtivos y mercenarios que maten animales por dinero tiene cierta lógica, pero que un rey, mate animales por "descansar" o por "diversión" es inaudito, descabellado, escandaloso e insultante.

Ojo por ojo, que maten al rey y a su descendencia. Eso no se hace con ningún animal, no saben lo que les sucede. Los animales matan por comida o por defenderse. Con eso se acaban los mantenidos que no sirven para nada (si sirven para algo los reyes que alguien me lo diga!) y les aseguro que muchos millones de euros dejarán de desviarse a sus bolsillos.

Me pone enfermo....con qué derecho hace este Rey caza a elefantes....tiene aburrimiento de su familia? Es estúpido o que?????

Dios! Si era necesario que un Rey matara un elefante para que todos viremos la conciencia hacia la realidad! Más perturbador que el mismisimo Rey,son las agencias de viaje que promocionan turismo de caza y gobiernos que admitan esta asquerosidad, perturbados mentales.. solo ir a la agencia del corte ingles y por curiosidad pregunten.... más de uno no volveria a compras .Tenemos que hacer algo, no podemos dejar que sigamos aniquilando la vida de esta forma.

¿Por qué no mejor se pica el culo con su escopeta? ojalá el pueblo español lleve a cabo una manifestación a través de cualquier medio -el internet me parece perfecto y sin que tengan que desembolsar un peso o un euro- para, después de mentarle su reputísima madre al rey, le hagan patente su descontento e inconformidad por asesinar animales. Bonito ejemplo este de los europeos primermundistas. ja!

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es periodista y escritor traducido en diez idiomas. Fue corresponsal de EL PAIS 18 años en Italia y en el Vaticano, director de BABELIA y Ombudsman del diario. Recibió en Italia el premio a la Cultura del Gobierno. En España fue condecorado con la Cruz al Mérito Civil por el rey Juan Carlos por el conjunto de su obra. Desde hace 12 años informa desde Brasil para este diario donde colabora tambien en la sección de Opinión.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal