Juan Arias

Una pregunta inquietante sobre los animales

Por: | 30 de mayo de 2012

Maltrato (1)

UNA PREGUNTA INQUIETANTE SOBRE LOS ANIMALES

No he abordado una sola vez el tema de los malos tratos a los animales sin que se haya desencadenado una avalancha de comentarios y miles de lectores hayan recomendado el texto en los Facebook.

También la noticia de ayer de que la Comisión de Juristas del Senado de Brasil ha aprobado que maltratar o abandonar a un animal pase a ser crimen castigado hasta con cuatro años de cárcel, ha suscitado una marea de consenso y de gratitud a Brasil que, según la mayoría de los comentaristas habría dado un gran ejemplo de civilización.

Algunos lectores, sin embargo, se preguntan porqué conmueven tanto los malos tratos a los animales cuando, dentro mismo de Brasil, son asesinados niños de la calle y a veces mendigos son quemados vivos .

La pregunta es más que pertinente. El mundo está lleno de violencia perpetrada contra los humanos por mano de los humanos. Son torturados y asesinados, blancos y negros, hombres, mujeres y niños. Son maltratados y perseguidos los diferentes y existen holocaustos de indios y negros.  O los 49 niños y 34 mujeres que acaban de ser asesinados en Siria. Y ahí viene la pregunta inquietante: ¿por qué los malos tratos a los animales despiertan si cabe mayor indignación?

He releído los comentarios de los lectores a este y otros posts semejantes y he hallado dos palabras claves referidas a los animales: son indefensos y son víctimas inocentes.

He ido a desempolvar mis libros de la facultad de psicología y he revisado dos procesos clásicos: el de identificación y el de proyección.

El adulto, aún el que se siente más fuerte y realizado, arrastra consigo miedos ancestrales, algunos de ellos provenientes de la infancia. ¿Quien no recuerda la desesperación de un niño que se siente perdido en un parque o en una plaza? Ese animal abandonado: “No me abandones, yo no lo haría”, he leído en carteles en las carreteras españolas, sería el espejo inconsciente de nuestros abandonos reales o imaginarios.

Y a pesar de que podamos sentirnos hombres o mujeres justos, llevamos siempre encima una carga de sentido de culpa, de pérdida de inocencia, de oscuras zonas de sombra, de las que hablaba el apóstol Pablo. Tomando parte de la inocencia proverbial de los animales que no conocerían el pecado, nos sentimos como redimidos.

Descubrimos el niño inocente que fuimos y que ya no somos. Paulo Coelho suele decir que uno de los éxitos de sus libros es porque llevan una llamada implícita a “ese niño que nunca muere dentro de nosotros”, que nos recuerda un paraíso sin culpas.

Salí hoy a la calle para hacer a la gente que pasaba esa pregunta inquietante. Las respuestas fueron unánimes: “Los animales no se pueden defender y son inocentes”. ¿Y los niños? Una mujer me dijo: “Los niños tienen mayores defensas. Y de hecho, sentimos el dolor infligido a un niño en la medida en que es más pequeño, más bebé, porque lo vemos también indefenso e inocente. Cuando crecen lo son menos, se parecen ya más a nosotros”. Era una mujer de la limpieza.

Sin duda cada lector debe tener una respuesta a esa pregunta que no deja de inquietarnos. Sería grato si quisiera compartirla con nosotros en este blog.

Niño con perro============

Hasta a cuatro años de cárcel puede ser ahora condenado en Brasil quien maltrate o abandone a un animal doméstico. Lo que hasta ahora era considerado una simple contravención , no prevista en el Código penal, ahora pasa a ser crimen con todas las de la ley.

Lo acaba de aprobar la Comisión de juristas que discute la reforma del Código Penal en el Senado y ahora deberá ser ratificado por el pleno del Congreso donde no encontrará problemas ya que ha sido enorme la presión de la sociedad ante la Comisión del Senado.

Según uno de los senadores, ningún otro punto concerniente la reforma del Código Penal motivó tantas manifestaciones públicas y tantas peticiones como la de castigar severamente los malos tratos a los animales o su abandono en cualquier lugar público.

Maltratar animalesEllo se debe no sólo el proverbial amor que los brasileños profesan a los animales sino también a una serie de casos graves de malos tratos a perros y gatos que tuvieron lugar hace unos meses y que conmovieron a la opinión pública, como el hombre que enterró vivo a su perro de cuatro meses, que fue milagrosamente salvado por una sacrificada veterinaria que acabó adoptándolo.

O el caso de la enfermera que martirizó durante tres días frente a una hija de cuatro años a su perro porque ladraba mucho, lanzándolo repetidamente con fuerza contra la pared hasta que acabó expirando. O el que quemó vivo a su perro de 20 dias

O la señora que tenía decenas de gatos en su casa a los que dejaba morir de hambre y de sed y después los iba arrojando a la basura.

En el nuevo crimen que será introducido en el Código Penal, figura también como tal el tráfico ilegal de animales salvajes o protegidos. O también los que trafican, por ejemplo con pieles de serpiente que pueden recibir hasta diez años de cárcel.

Además de haber cuadruplicado las penas contra la crueldad con los animales, ellas serán aumentadas hasta un tercio más, pasando hasta a seis años de cárcel, si el animal maltratado ha sufrido una lesión irreparable para toda la vida.

Perro quemado vivo (4)Las mismas penas serán infligidas a quienes existiendo alguna alternativa usen a animales vivos para experimentos aunque sea con fines didácticos.

Según los expertos, la decisión de Brasil de convertir en crimen con varios años de cárcel los malos trataos a los animales es una de las más valientes del mundo civilizado.

Ni qué decir que todas las asociaciones que se dedican a rescatar animales abandonados o a vigilar para que no sean abandonados o sacrificados gratuitamente, han aplaudido las medidas del Senado.

En verdad ellas han contribuido con sus campañas callejeras y a través de las redes sociales para convertir en crimen, lo que cualquier persona mínimamente sensible, considera como tal: hacer sufrir a un animal inocente y más después de habernos dado a veces años de compañia y de cariño, como a menudo ni los humanos somos capaces de dar.

Bebé abrazado con un perro





 
 

Hay 100 Comentarios

Los animales al igual que los niños son los seres mas vulnerables que existen ya que estan expuestos constantemente a maltartos y abusos por parte de perversos y enfermos, aplaudo de igual manera a quienes defiendan los derechos de estos inocentes de diferente especie, sin embargo la diferencia entre unos y otros es que los animales conservaran esa inocecencia y esa vulnerabilidad durante toda su vida mientras que los niños podran defenderse solos en algun momento de su vida y quizas si no fueron educados correctamente perteneceran a ese grupo de desadaptados que maltratan a los animales.

Todo se resume en una frase....

UN PAÍS, UNA CIVILIZACIÓN SE PUEDE JUZGAR POR LA FORMA EN QUE TRATA A SUS ANIMALES.

Mahatma Gandhi...

BRAVO BRASIL!!! ♥

Definitivamente hay mucha gente ignorante entre los que se hacen llamar "defensores de los animales". Si no entendieron que el artículo aplaude la decisión del gobierno brasileño, se cuestiona por qué nos importa más el dolor y el sufrimiento de un inocente animalito que el de un también inocente ser humano que puede estar tan indefenso con ellos y que por encima de todo es un ser humano como nosotros.
No sé hasta dónde una persona que reniegue de su condición humana y se sientas más un animal sea de provecho incluso para la misma causa de conseguir derechos para los animales. Reflexionemos, bien con preocuparnos por animales, plantas y la tierra misma, pero un ser humano debería ser nuestra prioridad, buenos hombres, mejor planeta.
Saludos para todos.

Carlos Miranda, cuando llegue a tu comentario, simplemente no pude seguir leyendo. Cada una de tus opiniones refleja tu ignorancia y tu necesidad de sentirte superior porque simplemente no aceptas ser igual. Millones de palabras te escribiria, perono a un necio como vos porque seriauna perdida de tiempo. Lamentablemente muchos opinan como vos, lo cual me convierte en un misantropo. Suerte en tu vida creyendote Superman, ignorante.

Cuando se habla de "mal trato" hablamos de Uso...Sin Uso no existe "mal trato, ni crueldad"...Debemos aprender que el resto de los animales ( también somos animales ), no existe para nosotros/as...
Ellos no son comida, entretenimiento, vestimenta, seres sobre los cuales experimentar...Podemos (debemos) hacer el cambio desde cada uno de nosotros...miremos que encontramos dentro de nuestros refrigeradores por ej...

Me alegro y recibo como una maravillosa noticia la aplicación de esta nueva ley en Brasil. Me reconforta y emociona saber del amor que los brasileños sienten hacia los animales. Quisiera de verdad que en España nos pareciéramos mucho a ellos. Siempre, desde hace mucho tiempo, he pensado que las criaturas mas dignas de protección y compasión son los animales y los niños muy pequeños, porque son absolutamente indefensos y absolutamente inocentes. Cada historia, cada imagen del sufrimiento desesperado de una de estas criaturas me rompe el corazón.

Para el Sr. CARLOS MIRANDA

No estamos por encima de nada ni de nadie, hacer caso omiso a eso nos a llevado a alterar el orden natural de todo, prolongando nuestra existencia y destrucción total de lo que creemos ser dueños.

Yo creo que todo el maltrato que se infringe a un ser vivo, independientemente de su especie, debe indignar y merece acciones inmediatas para detener el maltrato, evitar que continúe, y castigar al agresor. La vida, según yo, se trata de eso: de evitar el sufrimiento de todos los seres capaces de sentirlo y fomentar la felicidad a nuestro alrededor.

Hola a todos, me hace mucha gracia este tipo de pensamientos que tannnntas veces me toca oir, yo voy a dar mi oponion desde mi postura como voluntaria de una protectora de animales y tengo una pregunta a la pregunta expuesta, poruqe cada vez que se habla de derechos a los animales sale tema niños, ancianos, hambre, humanos????!,, acaso el que un animal tenga derechos resta los mismos a un niño? Porque tiene que estar reñido???, acaso el maltrato a un ser humano no esta penalizado?, me estas diciendo que en Brasil puedes matar niños, mujeres humanos en definitiva y no pasar nada?, por favorrrr......no termino de entender muy bien esta exposicion y mucho menos la logica aplastante de la respuesta que busca en los libros de psicologia, no somos capaces de ver que los humanos sacamos a estos animales de su habitat y naturaleza para compartir nuestras vidas con ellos como siempre lo hemos derivado en un grannnn problema, nos encaprichamos del chucho de turno les dAmos todas las comodidades forma parte de nuestra familia hasta que nos cansamos los abandonamos o intentamos algo peor lo dejo ahi, eso es cuanto menos preocupante a mi me dice que esa persona no tiene escrupulos ninguno hoy es un animal, mañana puede ser otro tipo de capricho....en las protectorAs vemos verdaderas aberraciones os lo aseguro. Quizas no he terminado de entender pero te invito a que pases una sola mañana en una protectora, quizas no te harian falta libros de psicologia para entender

Yo no sólo, Paula,no entiendo la tourada sino que la detesto. Si fuera a verla creo que estaría a favor del toro que lo martirizan antes desalir al ruedo para que entre sin fuerzas. Me gustaría ver al torero frente a frente con él en el campo al estado bravo.
Un abrazo.

To: juanjosearias@hotmail.com

Juan, lindo o seu post. Ele me fez lembrar o filme japonês"Primavera, verão, outono, inverno", que fala sobre os ciclos da vida num monastério budista. Em uma cena o o jovem aprendiz tortura uma ranha amarrando uma pedra em seu corpo e se extaziando com a dificuldade da aranha para se locomover. O mestre então amarra uma pedra no corpo do menino e o mostra como é dificil andar com uma pedra. com todo o respeito que tenho a cultura espanhola, nunca entendi as touradas...Um beijo


Le he enviado, Victor, tu escrito a mi hijo que es chef de cocina. Le va a encantar. Mi mujer hizo una libro de poesíasy sobrecada poema nuestro hijo hizo una receta. Se llama Poemas e comindinhas. Tiene mucho éxito. Hay hasta enslada alarcoiris y arroz con flores. Más poético imposible.
Un abrazo


To: juanjosearias@hotmail.com

Hasta donde puede llevarnos la necedad de subir a los animales en el orden natural. Los animales no tienen derechos y la razón es sencilla, ellos no tienen deberes. Un animal no tiene conciencia ni raciocinio, hecho fundamental para tener deberes y derechos. Ese mamarracho de ley contempla que quien maltrate a un animal o lo abandone va preso, entonces la lógica del derecho mundial debería agregar por defecto que animal que abandone su casa o agreda a sus criadores debería ir preso también, eso sin duda constituiría el disparate más grande de la historia. Es preciso re establecer el orden hombre-bestia, sin que esto signifique que los humanos tengamos carta libre para maltratar a especie alguna pero crear legislación a partir de los supuestos derechos de las mascotas finalmente nos va llevar a crearlas para otras especies, desde las ballenas hasta las bacterias más simples, ya que el razonamiento es que "si todos son seres vivos indefensos entonces tienen derechos también". La conservación de las especies es una labor fundamental pero no olvidemos que nace a partir de una percepción absolutamente humana y racional. En todo caso y si se quiere evitar el abandono y maltrato de mascotas pues simplemente se debería regular la tenencia de las mismas. El sufrimiento es un hecho excluyente de la naturaleza humana y en tal sentido pretender salvar un animal antes que un ser humano es un error muy grueso y torpe.

¡Felicitaciones Brasil!!!
por fin un país con leyes de verdad que tristeza que en Colombia no coloquen esas leyes y que solo tengamos un gobierno que se preocupa por lamerle el culo a los gringos para hacer lo que ellos desean implementando leyes estúpidas solo para tener contentos a los malditos gringos...................que mierda de gobierno de este país...................ojala algún dia podamos tener leyes como esas que si benefician y no perjudican.......

y la gente sigue defediendo solo a los perritos y gatitos, olvidandose así, de las vacas, cierdos, gallinas, peces y demas animales considerados "comestibles". Esta leye es una chorrada. O se defiende a todos o pasamos de todos. O unos son mas dignos que otros?

Adán nació adulto: nunca tuvo miedo del oscuro: nunca jugó con saltamontes o luciérnagas: nunca se tiró al barro: nunca lloró por estar perdido: nunca alborotó a llantos el paraíso por hambre, sed o necesidades: siempre tuvo todo: fue un adulto mal criado que por tener de todo, hasta a Eva lo tuvo.
Gastronomia, el arte del disfrute. Standhal simultáneos a cada cucharada. Es poesía al leer la receta. Es música rítmica entre platos y cubiertos. Es una danza al comer. Puede ser pintura, hasta escultura y es la más bella dramaturgia entre familiares y amigos.
Que linda poesía, sinestésica: Retire a pele do frango, lave e regue com suco de limão: Reserve: Lave os quiabos e escorra-os bem: Seque-os e corte-os em pedaços com cerca de 2 cm: Aqueça uma colher (sopa) de óleo e refogue bem os quiabos: Retire-os da panela e reserve: À seguir, na mesma panela, aqueça o restante do óleo e frite os pedaços de frango por cerca de 15 minutos: Junte a cebola, o tomate e refogue um pouco mais: Adicione uma xícara (chá) de água fervente, os tabletes de Caldo Maggi, mexendo bem para dissolvê-los: Deixe cozinhar com a panela destampada, por aproximadamente 10 minutos: Diminua o fogo, acrescente o quiabo reservado e deixe cozinhar por cerca de mais 5 minutos, sacudindo a panela de vez em quando: Pingue um pouco de água, se necessário: Sirva a seguir: Com Arroz feijão e Angú.
Digna de Goytisolo. De cualquiera de los hermanos.

Adán nació adulto: nunca tuvo miedo del oscuro: nunca jugó con saltamontes o luciérnagas: nunca se tiró al barro: nunca lloró por estar perdido: nunca alborotó a llantos el paraíso por hambre, sed o necesidades: siempre tuvo todo: fue un adulto mal criado que por tener de todo, hasta a Eva lo tuvo.
Gastronomia, el arte del disfrute. Standhal simultáneos a cada cucharada. Es poesía al leer la receta. Es música rítmica entre platos y cubiertos. Es una danza al comer. Puede ser pintura, hasta escultura y es la más bella dramaturgia entre familiares y amigos.
Que linda poesía, sinestésica: Retire a pele do frango, lave e regue com suco de limão. Reserve. Lave os quiabos e escorra-os bem. Seque-os e corte-os em pedaços com cerca de 2 cm. Aqueça uma colher (sopa) de óleo e refogue bem os quiabos. Retire-os da panela e reserve. À seguir, na mesma panela, aqueça o restante do óleo e frite os pedaços de frango por cerca de 15 minutos. Junte a cebola, o tomate e refogue um pouco mais. Adicione uma xícara (chá) de água fervente, os tabletes de Caldo Maggi, mexendo bem para dissolvê-los. Deixe cozinhar com a panela destampada, por aproximadamente 10 minutos. Diminua o fogo, acrescente o quiabo reservado e deixe cozinhar por cerca de mais 5 minutos, sacudindo a panela de vez em quando. Pingue um pouco de água, se necessário. Sirva a seguir. Com angú, arroz e feijão

Entiendo, Victor, tu angustia literaria que imagino es también existencial. Saramago pensaba como tu. Discutimos mucho sobre ello. Al final era como un niño grande y su pesimismo se deshacía cuando cada noche se sentaba en una silla, hacía rodajas de un plátano y se las iba colocando en la boca a sus tres perritos que se acercaban a él como si fueran a recibr la comunión de sus manos, como yo le bromeaba. Después recogía piedras de la calle y se las llevaba a su despacho. Eran como talismanes para él, ateo, pesimista existencial que al mismo tiempo disfrutaba como pocos de la buena gastronomía. Recuerdo un bacalao al horno con ajos en el restaurante de Lisboa en el que Pilar y él habían celebrado su comida de bodas. Disfrutaba como debíó disfrutar Adán en el paraiso antes de querer entrar en política.
Eso de que Adán no tuvo infancia es muy sutil. Me ha gustado. Quizás por eso todas las infancias son tenebrosas. Nacemos ya adultos, con los mismos miedos, las mismas angustias y la misma capacidad de sorpresa.
Un gran abrazo


To: juanjosearias@hotmail.com

Soy Adán y me miro al espejo y me veo sólo. Sé mis pensamientos y mis arrugas. Sé mis defectos y mis consideraciones que no son pocas. Sé de todo y de nada. Soy imagen de quien me creó. Eva se acerca a mí, desnuda y la veo a ella y solo a sus arrugas, no sé más de ella y de sus pensamientos, estoy ajeno a quien es ella: miro a su naturaleza y la disfruto: sus olores; sabores; colores; cánticos; picores: pero no la conozco. Soy único como todos los demás, mi consciencia es interna, individual e inmóvil. No comparto quien soy, ni quien son los demás. No tengo ninguna cultura, no busco ninguna acción, no tengo principios ni fines. Vivo por el disfrute y para él. Si me libera endorfinas comprar: compro; comer: como; correr, saltar, maltratar, matar: eso hago. Zarpas, colmillos, astas, picos, venenos. Más fuertes: más rápidos: más listos. No son como yo. No sé sus arrugas. Puedo quererlos hoy y odiarlos mañana. Así también a Eva, a David, a Goliat, o a cualquiera. Mi amor es por mí.
Mi ego: mi ápeiron.
El gen de Adán, el mismo gen egoísta tan comentado, determina que nuestra consciencia es interna, única, individual e inmóvil. Pero también determina que la consciencia colectiva es Utopía. Nunca tendremos la misma consciencia. Pero sí, podemos hacer la misma acción, porque tenemos los mismos principios y fines, que hacen parte de la CULTURA: externa, plural, colectiva y móvil. ¿Pero qué acción buscamos? ¿Qué acciones nos prometen? ¿Qué acciones cumplen? ¿Qué principios tenemos? ¿Qué fin queremos? Siempre hemos vivido en sociedades nihilistas que se acercaban al hedonismo. No sabemos las arrugas de los animales, como mucho sus cicatrices. Adán no tuvo infancia y su gen, por lo tanto, a quien lo posee: predispone a la ausencia de empatía. Lo que nos hace escondernos detrás de pseudo ideologías embutidas en partidos políticos, ongs, asociaciones, que pregonan como fariseos en el desierto una verdad colectiva, para que en el final el Yo prevalezca sobre el Nosotros. Disfrutamos el logro colectivo como individual y rechazamos el malogro individual como colectivo. Solo ver la dualidad de la nota de Juan. UNO, conmemora como si fuera Gaya, una simple, pero útil, ley de maltrato. Si la ley no se cumple, la culpa es de OTROS. ¿Es eso lo que queremos? No lo sé, pero como mínimo aceptamos eso, pues vivimos en este mundo. Está claro que queremos algo más. Eso se aplica a esta cultura hedonista casi uniforme que existe en el mundo occidental de hoy. Pero, ¿queremos cambiar? ¿Seguiremos soportando el gen de Adán o por el contrario creceremos hacia lo único que lo remedia: la Cultura?

Gracias, Sapo, por su reflexión que seguro va a ayudar a muchos lectores. Tiene toda la razón de que de nada sirven las leyes si después no se aplican. Lo que ocurre es que es peor cuando no existen. La civilización, aunque a trompicones, se ha ido formando a través de legislaciones cada vez más democráticas y más a favor del respeto a los derechos de los demás. Como recordará no hace aún mucho que un padre podía impunemente castigar hasta con sangre a su hijo que consideraba su propiedad. Y nadie podía prohibírselo porque no existía leyes contra ello. Hoy, por lo menos, puede ser llevado a un tribunal. Es poco. Las leyes acaban siendo burladas, pero es todo lo que se puede hacer. Por ello creo que es un paso positivo el que se considere crimen en un Código Penal los malos tratos a los animales. Es un avance en nuestra civilización. La misma democracia se ha ido forjando paso a paso con leyes cada vez más cercanas a la libertad.
Tiene razón cuando dice que lo importante es que cada uno ponga su grano de arena. Que peor que hacer el mal es dejar de hacer el bien cuando podríamos hacerlo. Si cada persona del Planeta se encargase de hacer feliz y ayudar a una sóla persona de su alfrededor, el mundo cambiaría en 24 horas. Lo que ocurre es lo contrario: cada uno intentamos, con ese egoismo que usted bien subraya, hacer el mundo un poco más invivible.
Un gran abrazo


To: juanjosearias@hotmail.com

Juan: Tras leer la nota, me di cuenta que es la anterior reformada (cambiado el título y añadido algo al comienzo, si no me equivoco). Corroborado (creo) porque entre los 51 comentarios hallé a uno mío anterior, intentando reflexiones complementarias e improvisadas (flojamente argumentadas, lo reconozco).
En primer lugar, quiero felicitarte y agradecerte que hayas respondido tan rápido y bien a los comentarios que suscitó la “primera edición” de la presente. En segundo (esperando no molestar por lo extenso que suelo ser intentando claridad), yo también quiero ampliar un poco más al tema (como sano debate o tertulia escrita).
Es verdaderamente un gran avance que se hayan dictado esas leyes. Pero AÚN FALTAN MUCHAS MÁS, complementarias de éstas.
¿A qué me refiero? Toda clase de maltrato (tanto a humanos como a animales) suelen tener un par de raíces en común y parecidas. Una de ellas es la alevosa desconsideración hacia los demás seres vivos, al dar por obvio (egoísmo exagerado) que nada es “importante” aparte del propio sentir y pensar. Primitivismo del más absoluto y peor que animal; el pensar sólo en sí mismos y sus intereses personales, sin importarles casi nada lo demás y sus posibles consecuencias. Viviendo cerrados en sus mundillos psíquicos, convencidos que hacen bien y "normal" o mejor que los demás a todo. Lo cual no tiene relación con el nivel académico, ya que demasiados “universitarios” y “poderosos” son verdaderos bestiómanos en las desgracias que provocan por satisfacer estúpidas ambiciones. O sea: La primera raíz más común de toda clase de maltrato, es el primitivismo espiritual, que se reconoce en egoísmo exagerado, con moral de lo más dudosa o capciosa, porque avasallan y manipulan conceptos éticos a su gusto y conveniencia. Son los más peligrosos y dañinos en lo masivo. Y suelen tener terrible desidia (justificándose que "no pueden hacer nada", o que "no les corresponde" ante casi todo lo que "esté mal"; porque es una forma de apaño. Como bien popularizó Einstein: “La vida es muy peligrosa; no tanto por los que hacen el mal, si no por todos los que se sientan a ver lo que pasa” (o que no hacen nada por evitarlo).
La otra raíz principal de maltratos y violencias de toda índole, es la FRUSTRACIÓN (de toda clase) que provoca impotencia, resentimientos y deseo de DESAHOGO de tanta furia. Esta segunda raíz, se halla prácticamente en todo estrato humano, tardando más en surgir o ser expresada como violencia y maltrato, según cúmulo de presiones y circunstancias de cada caso en particular. En otras palabras: es CONSECUENCIA de experiencias de vida muy limitadas y “tóxicas” para un natural desarrollo y desenvolvimiento de la propia naturaleza, a lo cual se suele sumar la falta de oportunidades para poder corregir tales problemáticas.
En conclusión: Las dos raíces principales y básicas en toda clase de violencias y maltratos, surgen de un bajísimo nivel evolutivo espiritual (primates intelectuales e inmorales, con perdón de los primates); y la otra, diferente, surge de cuestiones múltiples que suelen encadenarse varias entre sí, producto de negligencias, egoísmos y desamor del entorno íntimo en la primera infancia (generalmente progenitores), más incumplimiento de la responsabilidad social, tanto por parte de funcionarios públicos como del resto de la comunidad que “mira para otro lado” por considerar que “no puede” o “no debe” “entrometerse” en los asuntos ajenos, más allá de una tímida y generalmente tardía denuncia de “haber observado irregularidades” (cuando de algún modo se educa mal a los niños, se los desatiende en cuestiones que les son imperiosas, o directamente maltrata y hasta abusa).
Por estas dos razones considero que hacen falta MUCHAS otras leyes complementarias, para evitar que las personas resulten formadas con demasiadas carencias, acumulando frustraciones que les llenan de sentimientos negativos y nocivos, tanto para sí mismas como para el entorno. Pero también para evitar y minimizar al máximo posible que seres de escasa o mínima evolución (capacidad ética moral) puedan lograr posiciones de influencia o poder desde la cual se potencia terriblemente su capacidad de daño (como poner una ametralladora, cargada con balas de verdad, en manos de un simio tonto, en un centro comercial en hora pico). Ya sé que muchos pensarán “nadie es capaz de tal disparate”. Sin embargo, a la crisis económica y educativa planetaria… ¿quiénes la crearon, si no “simios con ametralladoras intelectuales cargadas con balas económicas”?
Con muchos de esos “simios” hemos cometido el horror ortográfico (o de tecleado) de Votarlos, en lugar de Botarlos al lugar donde menos daño puedan hacer, pero cumpliendo alguna función útil que justifique su existencia o vida.
Bueno, el tema DA PARA MUCHO, pero intenté ser de lo más breve (quizá inexacto, porque además espontáneamente improvisé el comentario, sin releerlo lo necesario como acostumbro).
Por último, respecto a las nuevas leyes, brindo alegre no sólo porque se han dictado, sino también con la esperanza de que ¡SE LAS HAGA CUMPLIR y respetar! Y porque éstas sólo sean EL COMIENZO de una larga serie de más, bien sensatas, para corregir malas costumbres históricas. Porque de poco sirven las legislaciones que luego parecen ser ignoradas por los más groseros; y bien lo expresó José Hernández, en su libro Martín Fierro, por boca del Moreno, en una payada de la que pongo la tercera estrofa sobre la ley:
La ley es tela de araña,
en mi inorancia lo esplico:
no la tema el hombre rico,
nunca la tema el que mande,
pues la ruempe el bicho grande
y sólo enrieda a los chicos.
O sea: Mientras siga TAN VIGENTE en casi todo el planeta la letra del tango “Cambalache” de Discépolo, es para DUDAR que las buenas noticias realmente lo sean en la medida que debieran serlo ¡Ojalá me equivoque en ser escéptico con las expectativas! Pero la experiencia me enseñó lo válida que es la máxima latina: “Res, non verba” (Hechos, no palabras).

MIERDAAAA YA ERA HORAAAA .....!!!!!!!

CADA DIA SE REFLEJA MAS LA INDOLENCIA Y APATIA HACIA LA RESPONSABILIDAD QUE TENEMOS DE PRESERVAR LA VIDA...DIOS CREO AL MUNDO Y CON ELLO A CADA UNO DE LOS SERES VIVOS ..QUE POR CIERTO AUNQUE ALGUNOS NO SE HAYAN ENTERADO "NO SOMOS SERES VIVOS SOLAMENTE LOS HOMBRES, MUJERES Y NIÑOS QUE VIVEN EN ESTE PLANETA" ANIMALES PLANTAS TAMBIEN LO SON...PONGAMOS DE NUESTRA PARTE... MI FAMILIA ADOPTO DE LA CALLE UNA PERRITA QUE HOY ES PARTE DE NUESTRA FAMILIA Y NUESTRA VIDA Y ADEMAS VINO A HACERLE COMPAÑIA A LA QUE YA TENIAMOS EN CASA.

Muy bueno el articulo!! además muy buena noticia...siempre me pregunto,que le pasa a esta sociedad que no se moviliza ante tantas aberraciones contra los indefensos..Alguien que es capaz de tal abuso,no tendría escrúpulos con un ser humano..y lo más decadente es que es muy fácil lastimar a un ser indefenso..PORQUE NO SE METEN CON UNO DE SU TAMAÑO??? COBARDES...En fin..decir pobrecito no ayuda,pero como dijo el Dalai Lama si no puedes ayudar...no hagas daño!!! Que lejos estamos de eso.....

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es periodista y escritor traducido en diez idiomas. Fue corresponsal de EL PAIS 18 años en Italia y en el Vaticano, director de BABELIA y Ombudsman del diario. Recibió en Italia el premio a la Cultura del Gobierno. En España fue condecorado con la Cruz al Mérito Civil por el rey Juan Carlos por el conjunto de su obra. Desde hace 12 años informa desde Brasil para este diario donde colabora tambien en la sección de Opinión.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal