Juan Arias

¿Es justo provocar la fe de los islámicos?

Por: | 29 de octubre de 2012

Dialogo entre las tres religiones del Libro
El tema es casi tabú. Lo sé. Sin embargo, es de la mayor actualidad. Delicado, contrastado. Peligroso incluso,
y que roza derechos sagrados del mundo libre. Me refiero a la libertad de expresión y concretamente de sátira que la mayoría antepone al derecho de los islámicos al respeto a su fe.

El tema lo ha planteado en el diario O Globo, en sus páginas de Opinión, el juez del Tribunal de Justicia del Estado de Rio, Wagner Cinelli.
Titula su artículo “El respeto es bueno” y pregunta: “¿A quién no le gusta ser respetado?”.

Según el juez brasileño, se habla poco de un cierto equívoco europeo que decorre de su “arrogancia cultural”. Y escribe: “Tenemos que repensar la antigua obsesión occidental de tomar sus principios como los mejores y por ello por encima de cualquier otra consideración”.

Y se pregunta aún Cinelli, de origen italiano: “¿Conocemos como deberíamos en un mundo moderno y globalizado la cultura islámica? Y si la conocemos ¿cual es el motivo de una reiterada provocación de la misma?”.

Y concluye: “Los islámicos no son salvajes. Lo que desean es que se respeten sus creencias. Al final de cuentas, el respeto a los demás es algo positivo”.

El Corán (2)
El juez se había antes preguntado si a nosotros los europeos y americanos, nos gustaría por ejemplo que alguien se mofase del Holocausto judío, perpetrado en el corazón de Europa, o de las barbaridades que hemos cometido con los indígenas y con los esclavos negros.

Se puede criticar el exceso de violencia desencadenado por ciertos grupos fundamentalistas islámicos contra las sátiras occidentales sobre Mahoma y la fe en el Coran. Podemos defender el principio indeleble de la libertad de expresión, que es la entraña de todas las libertades, pero nada en nuestro mundo es sagrado. No lo son las religiones, que pueden y deben ser criticadas, pero tampoco es sagrado ni divino, el derecho a la libertad de sátira, como si tratase de un absoluto sin matices ni posibles limitaciones éticas.
A este punto tendría

Homosexual torturado durante la Inquisición españolaHomosexual torturado durante la Inquisición Española

A este punto tendría mucho que hablar el gran filósofo Kant que glosó como pocos las entrañas de lo justo y lo injusto y de los imperativos categóricos.
Justamente, nosotros los cristianos, que hoy nos avergonzamos de las hogueras y cadalsos de la Santa Inquisición que creó miles de víctimas inocentes por motivos religiosos, deberíamos ser más atentos, como apunta el juez brasileño, en nuestras apreciaciones y nuestras sátiras hacia la fe del Corán a cuya cultura Europa debe tanto.

No creo que exista un antagonismo entre libertad de expresión, derecho de sátira y respeto hacia la sensibilidad ajena, aunque esa sensibilidad nos pueda parecer exagerada así como la reacción a la falta de la misma por nuestra parte.

Recuerdo que hace 50 años cuando yo tenía una columna el desaparecido vespertino madrileño PUEBLO, critiqué una pieza ofensiva que se representaba en un teatro madrileño sobre Mahoma.

En aquel tiempo era difícil criticar nada y sonó raro que yo saliera en defensa del líder espiritual de los musulmanes. Eran los tiempos en los que a los católicos se les permitía ir a apedrear las iglesias protestantes, por ejemplo.

Mahoma )3)
Tampoco entonces yo estaba en contra de la sátira y del humor, expresiones literarias de la más alta inteligencia, que sin embargo no debería gozar de impunidades sagradas.

Soy antes que nada periodista y defendí y defenderé hasta morirme el derecho a la libertad de expresión sin la cual la barbarie se nos colaría enseguida por las rendijas de nuestro mundo libre conquistado con tanto dolor y sangre.

Al mismo tiempo, pienso, como el juez brasileño, que un poco de respeto hacia la sensibilidad ajena a nuestra cultura no nos haría mal a nadie. Si a nadie le amarga un dulce, a nadie tampoco le amarga un poco de respeto hacia lo que, acertada o equivocadamente, alguien considera importante y sagrado para él como el respeto que los islámicos exigen hacia sus creencias, nos gusten o no.

Las guerras en el mundo han explotado a veces por nimiedades, por falta de respeto a la sensibilidad ajena. Y nada más dañino para la libertad que una contienda sangrienta entre los humanos.

Nunca es, por lo menos útil ni sabio meter sin motivo el dedo en el avispero. Lo escuchábamos siempre los niños de los mayores y después, de mayores, nos divertimos metiendo el dedo donde sabemos que puede explotar la violencia.

DEDICATORIA

Dedico este blog a los cientos de miles de musulmanes que la semana pasada acudieron en devota peregrinación a la Meca, el sueño de la vida de cada islámico de fe.No todos los islámicos son fundamentalistas, como no lo son todos los cristianos ni  todos los judios. Son siempre minorías las que convierten su fe en un instrumento de violencia.

Algo que no deberíamos nunca olvidar.

Peregrinación a la Meca 2012

Hay 26 Comentarios

Se nota que el que ha escrito el articulo no tiene ni idea de la realidad musulmana.
El islam, los musulmanes en general no tienen el minimo respeto por la religió o la cultura de los demas. En algunos paises musulmanes se tolera minimamente el cristianismo, poniendoles muchas trabas y causandoles muchos problemas y en muchos otros, lamayoria no se tolera atras religiones.
Ccomo te atreves a golpearme en la cabeza y ponerte la venda tú?

Te invito a que vayas a la Meca a ver qué pasa. Pero antes leéte cómo considera el Islam a los infieles o no creyentes... no sea que se te quiten las ganas. A ver si te enteras, el Islam es una religión de dominio, dolor y muerte. Los musulmanes que no son radicales son tan musulmanes como yo cristiano. O sea, nada, a pesar de haber sido educado como tal, celebrar sus fiestas etc... Crees que es casualidad que no haya asesinatos en nombre de la cristiandad, del judaísmo, budismo, hunduismo etc... y sí en noombre dle Islam en pleno siglo XXI? Eres un auténtico memo.

Ese juez...si, ser respetado es bueno, empezando por el derecho a estar equivocado, a cometer errores, a ofender, a hacer el tonto alguna vez, a provocar, si, pero no se debe respetar al que mata, al que se violenta. Una caricatura de Mahoma, o del Rey, o de Cristo, puede ofender. Pero nunca justifica actos de violencia.

Los vaqueros en las chicas, las faldas cortas, el pelo al aire, los escotes...dos hombres juntos...tambien ofenden, pero y que?
si la caricatura de Cristo o del Papa ofende, basta con mirar a otro lado o no comprar la revista. Que cada uno aguante con su vela, la que mas le guste, pero la suya. Y no comparemos ofensas a los muertos(Shoa) con sentimientos particulares, sean hippies o islamicos.

Yo creo que un juez que atiende a la ética y al respeto provoca la reflexión y socializa su trabajo. Personalmente, no me parecieron valientes las sátiras. En primer lugar porque es muy fácil y muy cobarde atacar a quien no puede defenderse y, paralelamente, ocultar los nombres y apellidos de los malvados.
Creo que el tema está en cierto envalentonamiento que se produce en los seres humanos cuando han destruido o atacado lo próximo, lo cercano e incluso lo más íntimo. Entonces se avanza hacia lo ajeno.
Solemos evitar hablar de todas las personas que sostienen con gran esfuerzo lo que perdura, lo que no se ha perdido a todos los niveles. Ellas son el verdadero poder. Personas que en ocasiones son sacrificadas. En la mayoría son silenciadas e invisibilizadas en favor de algún poder. Bien jerárquico, bien de otra índole. Este robo me parece denunciable. Ocurre también con las almas en todas las Iglesias (no me voy del tema). Y por respeto a todas ellas, creo que estoy obligada a no intervenir.

No es lo mismo ofender que matar. Asi pues, por que merecerian respeto quienes estan dispuestos a matar a quien les ofende? Ellos precisamente, que se hartan en sus paises de burlarse de los que llaman "infieles" en sus libros para escolares. Y no es lo mismo la ofensa que la violencia; fea comparacion. (Podrian ofenderse por la corrupcion, por la pobreza, la desigualdad de las mujeres, etc. pero no, se ofenden por la caricaturas de Mahoma, pues bienvenidas sean y que quien se pica ajos come. Es decir, que algo no le huele bien a alguna comunidad. Hay sectas que se prohiben, seria el Islam de ser diminuta considerada secta peligrosa? Son todas las religiones iguales? son todas las costumbres, culturas y religiones, igual de respetables?

Gracias, Jorge, por haber captado tan sutilmente el espíritu del post sobre el respeto a la fe de los musulmanes.
Un gran abrazo amigo

To: juanjosearias@hotmail.com

El pasado sábado experimenté un hecho que expresó lo que sea el respecto al modo de penser, de ser, y de obrar de los otros.
Habia, cuatro sacerdotes, amigos católicos viejos, carismáticos, grupos de base, protestantes de varias tendencias, espiritas fundamentalistas y agnósticos.
El aniversariante antes del banquete hizo colocar un plato pequeño con pan de maiz, un pez lambari ante cada uno de los invitados. El, no los sacerdotes, celebró la eucaristia, justificando su decisión en que cada bautizado o cada ser humano era sacerdote y podria consagrar el pan de maiz y el pez como el mismo Jesus hacia con sus amigos y amigas.Todos los presentes consagraron el pan y el pez y los comieron con religiosidad sin par. Comulgados, el aniversariante dijo: ahora la comunión continua con el banquete del aniversario.
Sentí que todos manifestaron respecto al acto religioso. Nadié se escandalizó.
He preferido colocar este hecho, porque sé que un hecho vale más que mil conceptos sobre respecto.

°°★★Porque 99% de LAS DIETAS NO FUNCIONAN: http://su.pr/1xuU15

"La religión es por definición dogmática, establece verdades absolutas y no quiere coexistir con verdades contradictorias." x

"La verdadera transgresión condena al artista a la marginación, convirtiendolo en una suerte de apestado social. Aspira a remover los cimientos de acatamiento sobrelos que se asienta cualquier forma de dominación."x

"Cuando la religión se convierte en institución que se impone a la sociedad pasa a ser una forma de violencia y se convierte en antihumana" Ali Ahmad Said Esber.

"Qué razones conducena bautizar como culturales aquellas actividades donde el pensamiento está ausente?" Alain Finkielkraut

"El hombre razonable se adapta al mundo; el irrazonable intenta adaptar el mundo a sí mismo. Así pues, el progreso depende del hombre irrazonable" G.Bernard Shaw

"A lo verdadero, a lo bello, a lo bueno". Ant. Opera de Frankfurt.


La palabra clave: RESPETO

Qué pasó a Juan Arias cuando escribió este post en su blog "Vientos de Brasil"?
Bueno, y si yo vuelvo a hablar del tema Brasil, que me dirá Juan Arias? Que salí del tema del post?
Hace unos días el comentarista Ciudadano nos contempló con un bello artículo de Eric Nepomuceno.
Yo quería devolverle con otro:
http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/4-206611-2012-10-29.html

Veo que el periódico argentino "Página|12" consigue nos informar con otro punto de vista, distinto de "El País", lo que pasa en Brasil y en América del Sur.

A quién desee conocer un poco más, como un contrapunto a la visión de este periódico, les dejo dos artículos más:

http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/4-206612-2012-10-29.html

http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/4-206594-2012-10-29.html

Compárenlos con lo que escribe el Señor Arias y con lo que escribe "El País".

No les voy a decir que esos son más u menos exactos que los del periodista.

Los dejo a vosotros y a vuestras consciencias la tarea de discernir donde vienen y como son hechas las informaciones publicadas por los periódicos: en Brasil, en Argentina u en España.


Los periodistas suelen utilizar el derecho a la libertad de expresión como arma arrojadiza. Una reliquia a la que le sacan brillo. Un imperativo categórico, el suyo, con el que quieren hacer comulgar al resto. Pero una sociedad (la que sea), no se define por el derecho a la libertad de expresión, sino por el equilibrio de todos sus derechos. Hay otros derechos menos atractivos y no tan románticos, como el derecho al respeto de los demás. El compromiso con los derechos de unos y de otros, sus respectivos imperativos categóricos, construyen la columna vertebral de una sociedad. En el reino de dios en la tierra, gestionamos los derechos mediante leyes. También los musulmanes tienen leyes, como no podía ser de otra forma. Las leyes son en si mismas, la consecuencia de la pulsión histórica. Las guerras (por cierto), no son caprichosas, no surgen por casualidad, ni por nimiedades. Eso es falso. En el resultado de estas (las guerras), se encuentra la génesis de las leyes. Nos hacen creer, los periodistas listos, que a aquel que se encuentra haciendo uso del derecho a la libertad de expresión, normalmente ellos, no se le puede molestar, por estar haciendo uso de su libertad, que han convertido en rito sagrado. Dentro de la liturgia democrática, la libertad es la eucaristía. Pero resulta que el derecho de libertad de expresión, en ocasiones mas habituales de lo que uno imagina, se utiliza para mentir sistemáticamente. Cuando alguien monopoliza el derecho a la libertad de expresión, puede manejar los hilos de la verdad a su antojo. Para conseguir esto solo hay que tener mucho poder, o arrimarse lo suficiente a él. La mentira sistemática que es inyectada compulsivamente en virtud del derecho a la libertad de expresión, puede provocar violencia y destrucción, muerte y sí, guerras. Tras la guerra los victoriosos construyen las leyes que les legitiman. Desde esta altura magnánima se puede monitorear y dirigir los derechos del pueblo, incluido el derecho a la tan traída y llevada libertad de expresión. Para mi no es tan importante este derecho como el contenido que encierra. Si alguien percibe que los oficiantes de la liturgia están diciendo todos lo mismo, como cotorras, duda de si Kant no tendría razón. Pero la sospecha ya alcanzó hace tiempo al filósofo, de manera que solo puede uno concluir que el derecho a la libertad de expresión ha sido privatizado. Hay muchos periodistas que han sido secuestrados y asesinados en Siria. Es sospecho que nadie o pocos hayan hecho uso del derecho oficial a la libertad de expresión para denunciarlo enérgicamente. Digo oficial porque mi derecho a la libertad de expresión, y el de muchos otros, no vale un duro. Es decir que no forma parte de la verdad. Al contrario, para los que fabrican la verdad en las redacciones de los periódicos, solo somos adornos de su templo particular de libertad.


Portugal, querido Fernando, no sólo es Europa sino que no consigo ver a la Unión Europea sin Portugal, un país rico de historia y de cultura, con gentes acogedoras y tranquilas. Cuando yo vivía en España iba todos los años a Portugal con mi familia de vacacionesl donde era maravillosamente acogido. Amigos mios españoles me decían que también ellos iban en el verano a Portugal para relajarse del estrés de España pues los portugueses son mucho más tranquilos y menos duros en su trato.
Siempre he defendido que una cierta dulzura de los brasileños puede provenir de haber sido los portugueses los que llegaron aquí y semezclaron con la población.
Sólo para tranquilizarle que no solo no tengo nada contra los portugueses sino que les considero europeos de primera categoría y además encantadores. Y con un país cuajado de bellezas.
Un gran abrazo

To: juanjosearias@hotmail.com

O desembargador Wagner Cinelli de Paula Freitas tem origem italiana mas tb portuguesa e já q almejamos tratamento igual para todos independente dos diferentes vezos culturais não fica nem bem realçar somente a parte italiana da mamãe dele olvidando o Y fundamental e decisivo na feitura da obra do papai que comparece no nome do filho com o dobro de sobrenomes, Portugal é pobre mas tb é europeu oras!

sátira

f. Escrito donde se censura o pone en ridículo algo o a alguien:
escribió una sátira contra el clero.
Obra o dicho agudo,picante o mordaz:
su película era una sátira contra la dictadura.

principalmente a mi me parece que a medida que occidentalmente aprendemos a ser más tolerantes y ellos nos lo exigen en nuestros países, por ejemplo en la medida en la que les facilitamos lugares para que practiquen su sagrado derecho a culto, ellos cada vez se muestran en muchos casos más intolerantes a otras culturas, como por ejemplo en sus países de origen, y creo que realmente es una pena viniendo de una cultura tan antigua y tan bonita como dela que vienen.
saludos

¿Cuándo es burla y cuándo es sátira? ¿Dónde está el límite que diferencia a una de la otra, en el grado de reacción del ofendido o el satirizado? La sátira es burlona por naturaleza ¿No se burlan de la religión cristiana satirizando y burlándose del Papa y el mundo no se viene abajo? ¿por qué habría de suceder cuando uno se burla de Mahoma?
La sátira siempre es border-line, siempre es crítica, burlona, ácida, transgresora.
Juan, lo habrá dicho el juez, pero en tu post suena como si lo asumieras como algo propio. Saludetes.

Buena distinción, Ramón, entre la sátira y la burla. Lo que que ocurre es que en las últimas realizaciones satíricas contra el Islán hay quizás más de burla que de sátira ética.
?No le parece?
Un abrazo

To: juanjosearias@hotmail.com

La alusion al Holocausto Judío, querido jarabe, no es mía sino del juez brasileño. Es cierto, sin embargo,que no se trató de un hecho religioso, pero como usted bien sabe, es difícil separar a los judíos de su fe. Hasta por la Iglesia Católica fueron considerados como los responsables de la muerte de Jesús.
Un abrazo

To: juanjosearias@hotmail.com

La sátira y la burla tienen en común la risa. Pero son dos aspectos sociales muy diferentes. En el primero predomina el sentido de la orientación ética, y en el segundo prevalece la ofensa, el desprecio del otro. Está claro que la burla es fuente de violencia y a nada bueno conduce. La sátira es el derecho a opinar. La burla no es ningún derecho y nada tiene que ver con el libre albedrío. Chaplin, en el film "El Gran Dictador" usó la sátira para ridiculizar a Hiltler, uno de los los mayores asesinos de la historia humana. La burla no ridiculiza, simplemente manifiesta la bajeza moral del que la usa.

Perfecto. El respeto al otro, categoría fundamental. Como la propiedad en derecho moderno, el respeto no es absoluto, está subordinado al bien común, al interés general. El derecho real del predio, como el derecho al respeto, categoría fundamental, se podrá litigar ante los jueces y nunca podrá ser desposeido el titular de dicho derecho sin una indemnización. Es la hermenutica del problema de las ofensas, las injurias, la falta de respeto al fin y al cabo, en la sede de las puñetitas. Pero si comenzamos, enfundados en la toga, a tratar o enfocar el respeto, con la casusitica, el buen consejo o la histórica advertencia, no saldremos de la riña de calle, o de taberna....donde la libertad de expresión...no se impide ni se cercena, pero sale hecha añicos.

Las comparaciones son odiosas. La Shoa es crimen y meterse con Cristo o Mahoma o Adonai es NADA. Y vamos a reglamentar legalmente el derecho a no ofender mediante satiras? por que a mi me ofende tremendamente el escote de la vecina o la barba del marido. Y si somos muchos? entonces tendremos razon? y si iniciamos una guerra o la violamos, quien ha metido el dedo en el avispero? ellos o nosotros?

Y no es que "se pueda criticar el exceso de violencia", es que debe ser criticado, y no el "exceso" sino el mero "uso" de dicha violencia.

Brasil no es Occidente? no son Graecia y Roma como lo es Inglaterra? los brasileños no son hijos de Atenas y de Jerusalem? de Platon y de Moises? no son herederos como los europeos de la cultura griega y romana y lo que vino despues para bien o mal? vamos a confundir incultura o cultura popular con Cultura, con mayuscula? (Mozart, Kant, Socrates, Sofocles, Holderlin, Montaigne, Copernico, si, lo se, y el resto de blancos asquerosos que siguen a la lista de grandes de la humanidad..y algunos no solo son blancos sino incluso judios; terrible, quizas se les podria representar negros o morenos para no ofender, o travestidos a la mitad de ellos)

¿Es justo supeditar la libertad de expresión que tanta muerte y lucha llevó para conseguirla en Occidente a una religión intolerante y cuyo característica principal es la cerrazón y el fanatismo?
El islam es la negación del conocimiento de la tolerancia y el progreso en todos los sentidos. Todas las religiones lo son en alguna medida, pero el Islam tiene además el condimento agresivo, bélico y hostil que no tienen el resto de las principales religiones actuales.
Eso la hace peligrosa para el resto de los no musulmanes, y los no creyentes, porque su objetivo máximo es convertir por la fuerza (no conocen otro método más que ese) al resto de la humanidad para sojuzgarla, para transformarla en zombies orantes que no piensen, que acaten y obedezcan la interpretación de un libraco al que llaman Corán.
El odio visceral que sienten por Occidente se basa fundamentalmente en que les contradice sus fundamentos conceptuales y lo detestan porque es diverso, tolerante, disfruta de los placeres, ama la libertad, la vida, el amor, respeta al prójimo y aprendió a convivir con quienes son diferentes. Eso para un musulmán es intolerable, execrable, por esa razón son incompatibles con el modo civilizado de Occidente. Mientras no haya una revisión y una actualización de la interpretación de los dogmas coránicos seguirán perdidos en la oscuridad de los tiempos y sumidos en el primitivismo más básico y vergonzante.

“Tenemos que repensar la antigua obsesión occidental de tomar sus principios como los mejores y por ello por encima de cualquier otra consideración”.
Esa antigua obsesión occidental se actualizó y hoy día convive con el resto de las religiones en pais, en cambio quienes deberían pensar la antigua obsesión por tomar sus principios como los mejores por encima de cualquier otro son los musulmanes. Occidente no tiene inconvenientes ni con los judíos ni con los budistas, ni con los protestantes, es más, con ninguna secta que no cometa delito. Pero sí con los musulmanes, y no es por falta de tolerancia occidental sino a la inversa. El islam se caracteriza por intentar imponer por la fuerza sus creencias, tal como lo hacía el cristianismo hace cinco siglos, lo dramático es que el islam lo intenta hacer en pleno siglo XXI. El Islam mata homosexuales AHORA, lapida AHORA, segrega por género AHORA, somete a la mujer a ser una mascota obediente del hombre AHORA, intenta por métodos violentos imponer su religión y su cosmovisión AHORA.
Los musulmanes no son tolerantes, si no ¿Cómo se se explica que todos los días leemos en los diarios atrocidades cometidas en nombre de esa religión?¿Cómo explicamos las matanzas de cristianos en Egipto (ahora, y no hace 5 siglos). ¿Cómo explicamos que sea peligroso y que implique riesgo de vida ser cristiano en casi todos los países árabes?
PD: como de costumbre Arias mezclándolo todo, el holocausto no fue un hecho religioso sino un genocidio étnico. No hay relación alguna con la religión, y por eso negarlo con fines religiosos o políticos es un delito en casi todos los países civilizados.

Tudo seria mais fácil se o homo sapiens moderno, além do conceito "liberdade de expressão" tivesse em mente outro conceito que é "cuidado com o outro". Sim, isto leva em conta a sensibilidade, o respeito as diferenças. O tema religião é irracional, todas acham que a sua é que está certa e não deveria jamais ser motivo de qualquer peleja, brincadeira, crítica, porque poderia desencadear reações igualmente irracionais. Mas o ego do homo sapiens tem a necessidade de enfrentar, provocar, mostrar poder. Veja ( a meu ver) outro exemplo de "provocação": No lugar das Torres Gemeas destruídas em 11/9/2001, os EUA vão construir torres maiores ainda. Por que não fizeram apenas um gramado imenso? Não seria mais seguro?

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es periodista y escritor traducido en diez idiomas. Fue corresponsal de EL PAIS 18 años en Italia y en el Vaticano, director de BABELIA y Ombudsman del diario. Recibió en Italia el premio a la Cultura del Gobierno. En España fue condecorado con la Cruz al Mérito Civil por el rey Juan Carlos por el conjunto de su obra. Desde hace 12 años informa desde Brasil para este diario donde colabora tambien en la sección de Opinión.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal