Juan Arias

¿Clonar políticos honestos?

Por: | 13 de noviembre de 2012

Me ha parecido genial esa idea de clonar políticos honestos. La ha propuesto en un comentario al reportaje de mi compañero, Francho Barón, sobre la intención de Brasil de clonar animales en extinción.

Aniimales ex extinción en Brasil
El comentario está firmado por Pelinor, cuya identidad desconozco, pero confieso que encontré la idea creativa y actual. En un mundo en el que desde Los Estados Unidos a China, pasando por nuestra querida Europa y por todo el continente de América Latina, la palabra más común, casi ya manida, es la de corrupción, no cabe duda que políticos honestos parecen también en extinción.

Lo difícil, creo yo, sería en el caso de que a algún científico se le ocurriese la idea de clonar a políticos que nunca se hayan manchado las manos de corrupción, activa o pasiva, donde encontrar ejemplares de esa especie en extinción.

Puede parecer una broma, pero es algo mucho más serio. Creo que en todas las encuestas mundiales, como ocurre en Brasil, entre las instituciones peor valoradas, aparecen casi siempre los políticos. Más que la Iglesia o los militares, que ya es decir.

Viñeta de El Roto
En la gran mayoría de los movimientos de indignados surgidos en todo el mundo en la primavera pasada, en el fondo, latía una misma queja: la deshonestidad de la clase política que se apega al poder como un mejillón a la piedra sin querer soltarlo por el simple hecho que es un magnífico lugar para enriquecerse él y los suyos. Y que cierra los ojos para que puedan enriquecerse los bancos, aunque ello suponga que la gente se suicide por los desahucios.

Es tan clara la conciencia de los ciudadanos de que se entra en la política para medrar y ganar dinero y privilegios y para defender a los que más tienen, que en Brasil, el novelista João Ubaldo Ribeiro, escribió una columna con gran sentido de humor en el diario O Globo, en la que sostenía que en este país, era difícil que la gente saliera a la calle para protestar contra la corrupción, porque “el sueño de todo brasileño era el tener un corrupto en familia” para que les resolviera todos los apuros económicos.

Viñeta de Forges (2)
Todo el mundo habla de la crisis de la política, de la crisis de nuestras democracias clásicas, de la crisis de la izquierda y de la derecha, de todos los socialismos del pasado.

Y en el fondo de esa insatisfacción, que lleva a tantos a alejarse de la política, late esa conciencia de que no existen políticos que entren en las salas del poder para mejorar la vida de los ciudadanos, desinteresadamente, por puro amor a esa política que lleva en su etimología el clamor de la calle, de la polis, de la ciudad.

Viñeta sobre corrupción politica
En Brasil, por ejemplo, yacen en el Parlamento 145 proyectos de ley que pretenden acabar con la corrupción política. Deberían haber sido ya aprobados, pero resulta que los que tendrían que hacerlo, son los políticos a los que les cuesta tirar piedras contra su propio tejado.

La importante Ley de Ficha Limpia, que impide a los políticos representarse a las elecciones si han sido condenados ya en alguna instancia aunque no se definitiva, consiguió ser aprobada sólo porque fue presentada al Congreso respaldada por más de un millón de firmas de gente de la calle.

No existe hoy país que no cuente en sus despilfarros de dinero público miles de millones en la cuenta de la corrupción política.

Hace sólo unos días tuvo lugar en Brasilia una Conferencia mundial contra la corrupción con la participación de 160 paíse.Participó a ella, la mandataria brasileña, Dilma Rousseff, que abogó para que la lucha contra la corrupción sea una “política de Estado” y que la lucha contra la corrupción no debe ser una lucha “antipolítica”, ya que la política es esencial para cualquier democracia.

Todo muy justo. Pero será difícil a la gente común separar la crítica a la corrupción de políticos concretos, del rechazo a la política como tal.Y ese es el gran peligro.

Por ello, quizás la idea de clonar- si aún existen- algunos políticos honestos, para que no se extingan, y con ellos no se extinga la política como tal, sea algo más que una broma.

Creo, sin embargo, que en nuestro mundo de hoy sea más fácil encontrar animales salvajes en estado de desaparición en medio de la selva, que políticos honestos a la luz del sol.

Por ello propongo en juego a los lectores:

¿Qué políticos actuales honestos importantes, ustedes clonarían en España, en América Latina y en el mundo? ¿Cabrían en una página de este blog?

A lo mejor me equivoco, y la lista acabe siendo mayor que el listín de teléfonos.

Pues ojalá, que diría nuestro genial Forges que a él y al Roto y a casi todos los humoristas políticos sí que habría que clonarles, para que por lo menos nos quede la válvula de escape de poder reírnos cada mãnana de nuestras propias penas.
Vi~eta de El Roto (3)


 

Hay 29 Comentarios

Clonaria a Dilma. Y a los afiliados a los partidos politicos daneses; porque si clonamos a los que forman los partidos españoles, que impulsan a los peores de entre ellos todo ira mal. Por que la gente protesta ahora con la crisis? es que antes lo que estaba mal daba igual? antes que clonar politicos habria que desarrollar una conciencia mas critica y responsable por parte de quienes formamos la sociedad. Esta de moda desde hace tiempo que a nadie le interesa la politica, y asi nos va ahora, por mirar a otro lado y dejar que se ocupen de ello los menos adecuados. Los detalles importan, porque despues suele ser tarde para arreglar lo que ya se ha convertido en una bola de nieve gigantesca.

De acuerdo, hace falta clonar políticos inmunes a la corrupción, como la oveja Dolly. El problema está en escoger el galeno que haga la clonación, porque deberá tener el laboratorio clonante totalmente aseptico, para que no se contamine el experimento. O a lo mejor, le conviene al supuesto galeno, experimentar con el laboratorio atestado de corruptos, que si bien es dificil que le salga algún clonado inmune, al menos el contacto entre todos los infectados harían que disminuyera la epidemia de la corrupción, por aquello de que la vacunas inmunizan de la enfermedad. Quiero decir con esto que es endémica la corrupción de los políticos ? Si. Pero en el laboratorio de de clonación los políticos (ovejas), que se quieren clonar, son del mismo género de las ovejas que balan por su clonación, la de los políticos, es decir, que visten de corderos y se cardan la lana como todos las demás. Quiero decir con esto que la corrupción es endémica en la naturaleza humana, Pues si. Todo en la vida tiene su contraprestación, El "do ut des" del derecho, en la religión también existe, cielo por bondad infierno por maldad. La solución por tanto no estará tanto en clonar como en la distinción del forraje que alijmenta a las ovejas del mundo. Si el forraje conque se alimenta la corrupción es dinero público, el que comen los politicos, bastaría con estigmatizarlos y dejar fuera del prado político esas ovejas que solo comen forraje público. La corrupción forraje privado es tan sustancial a la humanidad que no tiene solución posible. Lo posible, es que el dinero que se le da a los políticos en el contrato social del estado de derecho, no se lo coman, ni lo empleen en engordarse ellos mismos a costa del erario público. Si todos los electores tuvieran el paladar suficiente para diferenciar el forraje, seguro que habría menos corruptos, porque las ovejas no se tragarían el pasto, que les quitan los políticos. Así que más que una clonación de politicos inmunes a la corrupción, habría que clonar paladares que sepan distinguir entre un forraje podrido, corrupto por tener el virus de lo público, de un forraje podrido y corrupto también, pero privado.

Infelizmente, meu caro Arias, NÃO há políticos honestos e comprometidos com o desenvolvimento do país e de seus cidadãos. Não é exagero, nem inverdade. NENHUM dos que se dizem 'representantes do povo' são DIGNOS de confiança e de valor. Aliás, no Brasil, corrupção, falsidade e demagogia são marcas registradas da nação.

+++◄◄CASO REAL►► Lori PERDIÓ 32KG EN 2 MESES sin maltratar su cuerpo. Este video te explica la DIETA que siguió: http://su.pr/1xuU15

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es periodista y escritor traducido en diez idiomas. Fue corresponsal de EL PAIS 18 años en Italia y en el Vaticano, director de BABELIA y Ombudsman del diario. Recibió en Italia el premio a la Cultura del Gobierno. En España fue condecorado con la Cruz al Mérito Civil por el rey Juan Carlos por el conjunto de su obra. Desde hace 12 años informa desde Brasil para este diario donde colabora tambien en la sección de Opinión.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal